sábado, julio 15, 2017

Perro no come perro

Ando en la calle mi tía julia y tomamos un camión. Después de un rato veo que llegamos y nos bajamos. Ella me regaña porque nos sentamos adelante. Le digo que es que no ví otros asientos. Después de bajarnos del camión tenemos que cruzar la avenida. Ella ve que vienen los autos porque hay mucho tráfico y justo cuando están cerca de nosotros corre. Es audaz, pero yo no me animo. Al ver que no cruzo, mi tía regresa a donde estoy y vuelve a cruzar. Y lo hace tan bien, que hasta tiene tiempo de levantar algunas prendas que están en la calle tiradas y que no se para qué las quiere, quizás para venderlas más adelante.  

Una vez en su casa, Olga Laura y yo criticamos su fregadero pues el resumidero tiene como una manga de hule y está muy sucia. Yo agarro un cepillo y voltéandola al revés le tallo y tallo pero sigue muy cochambrosa. yo creo que ni con agua hirviendo va a quedar bien. 
...

Saco a mis perros afuera y Rusty hace como que va a vomitar, pero sin ruido, y en silencio empiezo a ver como mi perro se comió al perro del vecino  ahora lo está vomitando. Entero. Lo reconozco por el color café. Después de echar afuera la cabeza, parece que también está haciendo del baño, pero veo tripas y me da tanto asco que ya no quiero ver.
Nunca pensé que un perro pudiera comerse a otro y mucho menos así, casi entero.

No hay comentarios.: