jueves, junio 15, 2017

El mesero y el chofer

En compañía de Angélica, reviso una de mis propiedades y veo que parte de la estructura de madera se ha podrido y ahora la tengo que reemplazar y pintar de verde. Tendré que tomar medidas, pues podría aprovechar piezas que ya tengo y así ahorrar. 

...
Después de comer, intento colocar unas revistas de chismes en algún lado para que alguien más las lea, pero unas niñas jugando en una de las mesas me ven con disgusto. Pregunto en el restaurante donde quedan los baños y un empleado me dirige a ellos. Lo raro es que entra detrás de mí y como ve que no estoy seguro de donde hacer del uno, me indica los mingitorios,  que según él, también necesita usar. Aunque extrae su miembro semi erecto, no creo que sea cierto, y sólo lo está haciendo por exhibicionista. Lo piropeo no tanto por su miembro promedio sin circuncidar, sino porque se recortó el vello y se ve limpio y agradable. Quedo de regresar después para concretar algo entre nosotros.

Afuera, en el coche, me espera Vincent, y para asegurarme de volver a ver a este mesero coqueto, busco afuera el nombre del restaurante y se llama Arteaga, Vincent y yo empezamos a platicar y yo no veo la hora en que se ponga a manejar pero el auto camina solo, lo que me hace pensar que traemos chofer.

No hay comentarios.: