jueves, abril 20, 2017

Huyendo

No se que pasó con un asunto pero cuando no se hizo, un muchacho asiático nos mete a mi y a otra persona (mujer) en un auto junto con una maqueta de unos edificios, doblándolos para que entre plana mientras yo pienso en Godzilla y ya en el auto nos dicen que nos salvamos de que nos cortaran en pedacitos, como han hecho con otras personas. A ver como hace el muchacho cuando tenga que rendir cuentas con sus superiores, pues lo podrían matar a él. Yo trataba de entrar al auto por la puerta trasera derecha pero estaba muy cerca de la pared y no abriría, así que entro por la que está detrás del conductor. La maqueta no entraba de ninguna manera, así que hubo que presionar los edificios hasta que quedaran al ras del cartón donde estaban, para después meterla con cuidado al coche. Creo que aquí la costumbre es cortar a las personas en pedacitos para demostrar algo, pues los mezclan después y manda uno o dos pedacitos de cada una de las personas que fueron cortadas de esa forma. No se como los identifiquen.

Mónica y su marido me muestran una inscripción en la pared, muy colonial, que dice PO y me explican que significa peso urbano (moneda)

Seguimos huyendo.

No hay comentarios.: