miércoles, marzo 01, 2017

Problemas laborales

Llegamos juntos a trabajar Vincent y yo, pero yo no encuentro o mi tarjeta o el lugar donde debo insertarla después de checarla.

El caso es que tardo allí mucho tiempo y ya estoy a punto de reclamarle a alguien cuando una muchacha llega a ayudarme. Por lo menos tengo la coartada de que llegué con alguien, y así sepan exactamente la hora en que debí haber checado.
El tarjetero es muy confuso y no hay forma de encontrar nada. Esta muchacha trae la tarjeta con ella y se disculpa. 
Ahora necesito que alguien me diga lo que tengo que hacer y en eso, corto con un zerrucho un pedazo de madera como si fuera mantequilla. Que buen zerrucho, pienso, mientras sigo buscando cosas que hacer por las diferentes areas.

...
Después de la filmación, llego a ver a Don Mario Almada y a su asistente con un maletín lleno de cosas que al principio pensé quedarme con ellas, como tornillos, tuercas y otras cosas que no se que son y un par de máscaras. Ellos colocan todo sobre una mesa y me dan el maletín vacío. Bueno, yo tampoco necesitaba nada de eso en realidad. En fin. Ahora me quede sin aventón a mi casa porque ya todos se fueron.

Llegan unas personas a visitar a unos vecinos suyos y veo que los conozco pues son vecinos míos aunque no me saluden y la asistente se acerca quizás a preguntarles si ellos me pueden dar un aventón a mí cuando se vayan, pero les pregunta si no traen un perro. Tal vez para ver si quepo o no con ellos en el auto. Esas personas no encuentran a quienes andan buscando.

No hay comentarios.: