viernes, noviembre 17, 2017

La muñeca de Galilea

Me miro en un espejo nuevo que es en 3D (tercera dimensión?) y veo el rostro de Galilea Montijo. Después la vuelvo a ver bailando en un escenario con lo que al principio creí sería un monigote frente a ella, como esos con los que bailan en las calles, pero no, era otra persona. 

Otras personas también bailaban con sus muñecas pero a diferencia de la imagen, aquí le daban la espalda a quienes las movían (cuchara).

jueves, noviembre 16, 2017

Monstruos

Me acomodo para dormir pero el catre o el sofá es muy estrecho y el perro quiere dormir conmigo y no cabemos. Tengo que ajustar unos cartones junto con el cobertor para cubrirnos, pero me siento incómodo.

Unos monstruos verdes como triceratops han regresado de nuevo y tenemos que protegernos y/o aniquilarlos. Si ya sobrevivimos a ellos una vez podemos volver a hacerlo.
Huímos hacia donde haya luz porque aparentemente no soportan el sol y llego hasta un lugar donde hay que saltar y temo caer pero alguien me dice que si me agarro de algo que sobresale de la pared podré flotar para poder saltar con seguridad.
Yo me escondo en unas grietas pero pierdo la ropa, por lo que tengo que usar unas barbitas como de artisela para cubrirme adelante, pero no sé cómo sujetarlas en su lugar.

Doña Eva y su hijo me acompañan por un parque que tiene el suelo completamente nevado o con una espuma blanca para limpiarlo pues huele muy mal. Me asomo y veo lo que podría ser un lago, pero no se puede saltar pues está congelado y tampoco quiero saltar hacia la parte de abajo por otra parte de donde hay que descolgarse, pues aunque es seguro, se me complica. Su muchacho sí lo hizo y ya anda por allá. Seguramente con su papá.
En unas jardineras, de donde tenemos que descolgarnos, hay unas iguras de barro que no se como nadie se ha robado, pues son pequeñas y tienen una inscripción o sello atrás que dice "hecho en México".

miércoles, noviembre 15, 2017

Espantasuegras

En lo que llega John Larroquette, me dispongo a reparar un espantasuegras de plástico porque no pude inventar el mío propio. Esa era la idea original. Y mientras meto y saco algo como un popote con una liguita en la punta, por atrás del pito para extraer y acomodar las lenguetitas de colores que deben salir cada vez que le soplen, mi tía Concha me pregunta qué pasó, y si ya quedó bien. Yo creo que no, pero es lo más que puedo hacer.

martes, noviembre 14, 2017

El conejo negro

No sé que tengo en la cabeza, pues sabiendo que una vecina vive más cerca de mí ahora que donde vivía antes, cuando tengo que regresarle algo (una escalera creo), voy hasta donde pensé que vivía y ella me sigue quizás creyendo que estoy loco o quizás no me dice nada porque la loca es ella, el caso es que una vez allá, recuerdo y regreso a donde debo ir, que es cerca de mi casa. Ella ríe.

Fowler

Un niño está en peligro de caer en manos de una red y me infiltro tratando de ayudar. Allí me dan un cheque que yo lleno con el nombre de Fowler y después pienso cómo le haré para cambiarlo. Me topo con alguien que me conoce y podría delatarme.  Escucho a alguien decirle a otra persona que busque dinero en una caja de zapatos bajo la cama y esa persona susurra, "así es como nos encuentran". Se referirá a la policía? Volteo a ver el rostro de quien me descubrió y con la mirada le digo, "no, a él no", y se me escapa una lágrima. Me refiero al niño.

Al caminar hacia afuera de la casa, veo que entre este terreno y el contiguo hay un espacio como de un metro, y veo un gatito negro acercarse, pero después veo que no es gato, pues un conejo negro también, lo acompaña. Posiblemente sea su padre. Nunca había visto un conejo así, con unas orejas tan grandes.

lunes, noviembre 13, 2017

Mercancía

Estoy en un lugar lleno de cajas organizando mercancía y viendo que es lo que me toca llevarme a mi casa.
Afuera, en la banqueta, también hay cosas, y no quisiera que alguien se las llevara.

domingo, noviembre 12, 2017

Ropa limpia

Estoy en casa de las Guidrys ayudándoles en sus tareas domésticas y me llevo unas playeras y blusas que después que las saqué debo regresar sin que nadie se de cuenta. No se si tenía que lavarlas o porqué las tomé, pero ahora las doblo cuidadosamente después de olerlas y verificar que estén limpias, para meterlas a la casa escondidas entre mi ropa sin que hagan demasiado bulto.

viernes, noviembre 10, 2017

Anteojos

Ayudo a mover unas cosas en casa de la tía Julia, que al parecer se va a otra parte. Al mover unas cajas, escucho el grito de una mujer, que está en una caja y le han caído otras encima, y como tienen papeles, seguramente se ha lastimado.

También les paso la muñeca en su estuche, para que se la lleven. El estuche es grande, como un veliz de cuero.

Afuera, mientras caminamos por una calle muy transitada, mi tía Julia platica muy animadamente con alguien que trae una playera a rayas horizontales y al acercarme, veo que es el esposo de Irma, y les pregunto si están separados o enojados, pues cuando lo veo a él nunca veo a Irma y cuando la veo a ella, no veo a su esposo. No sé si soy imprudente pero veo que me ignoran, por lo que volteo buscando a la persona que nos acompañaba y advierto que se ha quedado atrás, admirando unas figuras de bronce y voy a verlas también. Yo lo hago desde afuera, a través del vidrio de las ventanitas de la puerta. La escultura es enorme, de piso a techo y gira lentamente. Se compone de muchas figuras humanas entrelazadas, y me quedo un rato para ver a la figura principal (que es un hombre desnudo) varias veces. Qusiera ver mejor pero olvidé mis lentes y en su lugar uso las tijeritas de cortar los pelos de la nariz, viendo a través de sus ojos, que por supuesto ni cristales tienen y no veo bien después de todo.

jueves, noviembre 09, 2017

Boda

No sé quien se está casando, pero Olga Laura y Lety traen ropa del mismo color, fucsia o melón muy subido. La cosa es que una trae un  traje sastre y la otra vestido, pero ambas ensayan una coreografía.

Yo tengo que cambiarme con un traje negro, y para eso entro a un cuartito metálico que parece que podría moverse de lugar como si fuera de esos contenedores que rentan para echar basura, y al final, me falta un zapato.

Dentro del local donde tendrá lugar la boda, todos los invitados están en sus asientos, y detrás de una mámpara están los lugares para los novios, a quienes nunca veo, y otra pantalla más grande frente a ellos, donde pasan un video. Me imagino que quien hizo el video tomó fragmentos de internet, porque en una de las imágenes puede leerse el nombre de un sitio.com

Quisiera terminar de arreglarme, pero allí no hay baños, sino unas especies de estéticas donde cobran 34 dólares y yo no traigo dinero. Entro a cerciorarme y hay debajo de un lavabo unas telarañas que quito con el pie donde no traigo zapato y es tal cantidad, que termino como con un algodón de azúcar y temo me pique la araña.

Afuera, veo que ya llegó la india María, pero después la vuelvo a ver ya sin su disfraz, platicando con otra mujer. Tiene muy buen cuerpo y trae un vestido entallado. Entro y quiero volver a cambiarme, aunque esté allí una mujer que no quiere salirse y que después desaparece. Yo les cuento que un vestidor como este fue rentado por Ninel Conde y lo tenía cerca de la escuela donde yo trabajo, porque en ese tiempo ella tenía muchas presentaciones ahí y le resutlaba mejor estar cerca, ahorita no se porque viene el frío y quizás ya no la contraten tanto como antes.

Regreso al salón donde todavía no llegan los novios, o el padre, alguien, por lo que no puede empezar la boda

martes, noviembre 07, 2017

Artritis canina

A mitad de unas escaleras está conmigo una niña que dos mujeres deberían recoger en su auto blanco y desde donde estamos, vemos que ellas no la esperan lo suficiente y se van. Después tienen que regresar por ella.

...
Mi casa está hecha de madera que podría estar podrida, por lo que necesito un aparatito que podría detectarla. Como un scanner, y así poder reemplazarla por madera buena. Está conmigo un hombre a quien devolví unas herramientas y el flexómetro, pues hace juego con otras de sus cosas.

...
Me preocupa mi perro, pues parece tener artritis, se le engarruñan las patas de atrás.

domingo, noviembre 05, 2017

Cometa de celofán

Voy en bicicleta a un lugar que s eencuentra al otro lado de la ciudad, en línea recta. En ocasiones caminando junto a ella y en otras montado. Cuando regreso a casa, mis tías me recuerdan que llegué a pie y ahora tengo que regresar a buscarla. Como es roja (marrón, color vino) con amarillo, será fácil de distinguir. No se cómo fue que pude olvidarla y después la encuentro en un techo, como si alguien hubiera querido ocultarla bajo unos pedazos de alfombra y cartón. Hay por allí unos muchachos, pero no evitan que la tome y siga mi camino.

...
Tengo un juguete que es un pequeño circulito de plástico con marco de metal del tamaño de una moneda de 1 centavo y que si le aplicas un trozo de celofán vuela como un cometa. Para eso, hay que usar un aditamento donde se escriben palabras y entre más escribas, más alto vuela.
Alec Baldwin juega y para ello necesita una rondana pero utiliza una moneda de esas que tienen dos metales retirando la parte del centro, pero es muy grande y ahora necesita otra rondana pequeña dentro, ojalá que no le quede muy pesado y no pueda volar.
La turba se va contra su mujer y él deja de jugar, porque un muchacho se molesta cuando le dicen que vaya a ponerse calzones y él responde que no porque entonces no puede usar sus pantalones con el encuarte a la rodilla.

sábado, noviembre 04, 2017

Televisión pantalla gigante

Voy pasando por la calle y veo que alguien vende una televisión enorme, y sólo cuesta 1,500 dólares. Se que no puedo comprarla, pero me maravilla su tecnología.

...
Corto la orilla del zacate de una casa en la esquina mientras llovizna y saludo a un vecino que llega. Afortunadamente, ya había avanazado y casi termino, así que no estorbaré.

viernes, noviembre 03, 2017

Pepa Pig

Estoy platicando con una pareja cuando llega un muchacho a preguntar o a buscar un video que al principio no dice cual es pero que termina siendo algo de Pepa Pig.

Como no recuerdo haber hablado con nadie ni del título, le pido me diga con quien habló, pues aquí viven 4 personas y si no fue conmigo o con mi mamá, tuvo que haber sido cualquiera de los otros dos hombres que también se dedican a lo mismo.

El insiste y yo sospecho, así que cuando se va, reviso mis cosas para ver si en realidad no fui yo mismo quien le dijo que pasara por ese video, o quizás sea de lo que tengo en VHS. Sin etiqueta.

El hombre regresa diciendo que ya se acordo y le pido que entonces marque el número de la persona con la que habló a ver si me timbra a mí el teléfono, y que les diga a los niños a quienes prometió el video de Pepa Pig que no lo tiene, y la pareja que está conmigo se ríe.

El hombre se quita la cachucha y se la presta a la muchacha (de la pareja), mientras el muchacho y yo buscamos en otra habitación a ver si tenemos algo parecido.

Dentro de la cachucha se pueden ver videos (por dentro es como un panal) y hay uno de un beisbolista que hace una declaración amorosa y entonces su cachucha se empieza a elevar y de abajo salen muchas cachuchas más, pero en realidad son sus compañeros que estaban escondidos detrás de él partcipando de su broma.

jueves, noviembre 02, 2017

Traje de baño

Gary y Roy tienen un huésped y Gary me pide que le traiga un traje de baño para él.
Le pregunto donde están y me dice que en su recámara, en uno de los muebles y voy a buscarlo.
No lo encuentro. Veo que tienen todo muy bien organizado con los calcetines y la ropa interior y toallas y demás en cada cajón y todo, pero por más que busco los trajes de baño no los veo y cuando por fin el hombre se desespera y Gary me reprocha, le digo la razón y va él y sacando todo lo que estaba en un cajón, hasta el fondo me avienta varios calzones y se los muestro al invitado para que elija uno de ellos. 
Cómo iba yo a saber donde estaban las prendas si no se veían a simple vista?

miércoles, noviembre 01, 2017

Salud y nutrición

Estoy con un grupo de muchachos que me recuerdan a los alumnos de la academia de TvAzteca. Tengo unos muñecos como de 10 pulgadas vestidos de algo romano, con capas rojas y pecheras metálicas y con ellos jugueteo con las muchachas, enredando su cabello en los brazos de los muñecos y ellas se molestan.

Escucho de algunos de sus proyectos de ciencia y le digo a uno de los muchachos que si ya se les ocurrió hacer un scanner de esos como los del super que pasan por las cosas muy grandes que no sacan del carrito, pero que en lugar de leer el precio del artículo, informen a las personas acerca del contenido de nutrientes y beneficios que eso provee al consumidor, como por ejemplo la cantidad de fosfato, bitaminas B12, etc. justo y como lo haría un médico. El dice que no, que eso no lo han hecho, y yo creo que es una buena idea, por lo que hasta se las doy para que la hagan, pero él seguramente piensa que esa información ya viene en la lata, para qué inventar algo que te la repita, verdad?

martes, octubre 31, 2017

Tren flotante

Estoy en el super eligiendo algunas cosas que necesito como tortillas de harina, baguettes, etc. Mientras Vincent revisa otros anaqueles, llego a la caja, donde me doy cuenta que la tarjeta que el vecino iba a prestarme no está en mi cartera, así que se lo explico a la muchacha y le aviso a Vincent que saldré afuera para volver a pedírsela, pero al salir, lo veo con una anciana y su carrito y me dirijo a él.

Yo creo que nunca llego, pues se me atraviesan unos camiones urbanos y como uno de ellos está abierto de un lado, veo a dos señoras como del campo sentadas mientras suben a él algunos niños sin camisa, debe ser por el calor.

Nosotros (quizás mi vecino también) subimos a una especie de tren ligero que flota, pues a pesar de que la vía no muestra imperfecciones, el viaje es muy terso. De cualquier forma, se han olvidado de subir a dos pasajeros y el tren regresa por otro lado, por dentro de la tienda y hay que mover cosas para que pase, después vemos que para que suba más pasaje no tiene que detenerse, sino que si la persona trae su boleto, el tren simplemente la absorbe y la persona automáticamente entra. Así seguimos por un rato hasta que debemos transbordar y caminar por unas líneas (puentes?) muy largas y angostitas a mucha altura lo que me produce vértigo y me niego a hacerlo, pues temo caer. La cosa es que otro tren que viene nos absorberá, por lo que a cierto punto debemos saltar al vacío para que nos detecte. Yo estoy molesto poprque esto no estaba en el plan y no quiero hacerlo, sobre todo cuando una persona muy exhibicionista, utiliza el momento en que está siendo elevado por la luz que lo absorbe, para hacer piruetas y ser chistosito, evita que otras personas logren ser detectadas, y dos de ellas caen al vacío sin remedio y van y se estrellan en el fondo, que es muy profundo. Total, que yo espero que así como la tecnología ha avanazdo para que el tren transfiera a las personas así, también curen a las que fueron a dar al fondo y parecen muertas.

Después hay que pasar por otra parte donde hay un acertijo y yo logro descifrarlo y evitar que el agua suba de nivel moviendo ciertas palancas para alinear algunos mecanismos.

lunes, octubre 30, 2017

Perrito parlanchín

Joachim, El jefe de la compañía donde trabajo, reeditó algunos de mis textos con dibujos animados y se ve muy bien, no dudo que tenga éxito. Me dirijo a darle la gracias pero después me desanimo y le digo al muchacho que me acompaña que regresaré a mi casa y que mejor le llamaré. Tengo su tarjeta y veo que el número de teléfono tiene varios unos (51-111, por ejemplo). Ya le he llamado antes.  En el camino de regreso me entero de un grupo de jóvenes que han sido rechazados y no podrán construir un set de filmación para su película y tienen que demoler lo que ya habían hecho. Veo a las personas derribando en edificio de madera y en el mapa descubro como esta calle es la que va a dar hasta la playa. Tratando de ayudarles, voy a verlos para preguntarles qué necesitan, y me entero que la película trata de la vida de un muchacho que vive con el vih desde hace mucho tiempo. Me recuerda a Javier Cámara. El último sobreviviente, podría llamarse, y el hombre, trata de darme un beso, pero lo rechazo y no se porqué, si miedo al contagio no tengo. Me dan su tarjeta y es metálica y un rompecabezas que tengo que armar y me desespero. Yo creo que pueden continuar la filmación en alguna casa particular, pero dicen ser exiliados. No siento que eso sea un problema.

...
Soy de las personas que piensan que todo debe hacerse al menos una vez en la vida y acepto ir a bailar, pero sólo llevo 40 pesos a Monterrey y ya me gasté 20. La persona que me llevaría de regreso a casa no lo hace, pues prefiere llevar primero al otro muchacho que iba en el auto con nosotros y a mí me baja y me dice que regrese mañana a las 3 pm a este mismo lugar y ahora no sé qué hacer ni donde quedarme con 20 pesos en la bolsa. Tampoco llamaré a nadie de mi familia, así que después de memorizar el lugar donde me encuentro para poder volver mañana, camino hasta encontrar a alguien a quien prguntarle donde queda la calle Ruperto Martínez, y así por lo menos tendré una idea de donde estoy, pues no tengo GPS. Una señora de un negocito de comida se burla de mí, pues primero me dice que esa calle está en otro sentido del que yo señalaba, y después cuando ya me voy me dice, y qué, no me va a dar las gracias? Thank you, le respondo, y empiezo a caminar.

Alguien me pide que le cuide su cachorrito y yo lo saco a caminar mientras el mío juguetea con él. Escucho que el perrito dice, sí lo puedo hacer, sí lo puedo hacer, cuando repetidamente lo hago subir y bajar las escaleras del pórtico.

domingo, octubre 29, 2017

Frío invernal

Hace mucho frío y Vincent me pregunta si el calentador se enciende automáticamente y le digo que sí. Se supone. El de todos modos se acerca a ver porqué no está encendido.

Yo le pregunto si vió a David S. Pumpkins y si no le pareció similar a Brian Fellows.

sábado, octubre 28, 2017

Asuntos pendientes

Cuando escucho a alguien cantar, yo también canto con mi voz más fina.

...
Estoy cortando césped y recuerdo que debo ir a otras casas después que termine de enjuagar los bordes de las jardineras con la manguera. Preparando mis cosas, lleno el pequeño tanque y se me tira la gasolina de la máquina al tratar de transportarla.

...
En un sillón de mi casa encuentro algo que es de Martha (una maleta de cuero con papeles dentro) y quiero regresárselo pero no sé donde encontrarla porque se cambió de casa con sus hijas y desconozco la dirección. Tengo una idea y algunos datos, pero no quiero arriesgarme, así que se la dejaré en un lugar donde ella la encuentre.

...
Subo a la litera donde están Vincent (que no se parece) y uno de los perros. El otro, Rusty, está en otra litera y salta a donde estamos de manera juguetona. En eso, sentimos que se apaga el aire, y Vincent, sintiéndose sofocado se desmaya. Bajo para revisar y no tenemos luz, así que la reseteo presionando un botón rojo en forma de triangulito de esos de "play" que está en algo como un retrato o será una pantallita y al hacerlo Vincent se molesta. Pero ya está, y él casi se cae al tropezarse con uno de los perros juguetones y se vuelve a molestar, aunque el perro está apenado y corre a esconderse.

viernes, octubre 27, 2017

Abuso

Es de noche, pero desde donde estoy y a través de unos lentes o algo que me permite ver las siluetas fosforescentes en la oscuridad, me doy cuenta de lo que unos muchachos hacen con una mujer en silla de ruedas, a la que obligan a caminar por no subirla con todo y silla varios escalones en una explanada. Me acerco a ellos y les hago un escándalo que hasta me lastima al romper una botella de cerveza que arrojo a lo lejos. Yo creí haber lanzado a uno de los muchachos y al hacerlo me arrepiento, pero después descubro con alivio que sólo lancé la botella, y miro mi mano ensangrentada porque me corté.

jueves, octubre 26, 2017

Mansión palaciega

Aunque quiero hacer otras cosas, debo ayudar a mi ex-vecina Nuria, pues a donde se cambió ahora, tiene muchísimos jardines. Su marido me pide que le ayude cortando el pasto.
Aparentemente no ha crecido, pero en la parte de atrás es donde más grande está, y en algunas áreas hasta parece zacate de limón.

Su hijo mayor les cuenta a sus primos algunas cosas mientras yo, con una máquinita pequeña y sienciosa, corto las orillas, y también los arbustos que deben ser recortrados para darles formas esféricas, etc.

Yo quería ver algo en televisión, pero mientras llega la hora, cortaré es pasto

En el cielo hay tres pantallas, no sé si en alguna torre que casi no se ve o suspendidas en el aire, y allí se ven algunos familiares que nosotros creíamos andaban en otra parte o haciendo otras cosas, y están allí, platicando. 

miércoles, octubre 25, 2017

Un toque de locura

Mientras busco la forma de ayudar a unas personas con asuntos de la oficina, hay un muchacho a quien le quiero hacer el favor pero alguien se me adelanta. Cuando voy a ver qué está haciendo, lo primero que veo es su pene siendo succionado, por una mujer que al alzar la vista, me mira fijamente. El hombre hace su cabeza hacia atrás y también me ve. La máquina copiadora sigue descompuesta.

...
Me molesto y digo a tía Laura cosas que sé que le duelen, de otras personas. Hablo con maldiciones solamente para que ella se sienta mal de lo que digo de los demás.

..
Angélica se vuelve loca y como me ataca y temo por mi vida, la encierro todo un día. Después no sé a quien llamar, primero porque no tengo teléfono, y además no se me ocurre nada, Al final llamo a Ricardo con un teléfono prestado y juntos vamos a sacarla de donde está. Ahora no se donde quedarme pero no importa, si es por mi seguridad. Ya platicando con ella, aunque está llorosa y nerviosa, parece calmada, pero sé que es violenta y buscará venganza. Algunas de sus figuritas que parecen de coral, algo así como yeso pero porosito, cayeron cuando se remojó un estante de madera. Ella dice que si ya se secó podríamos volverlo a usar, pero yo creo que no resiste.
En el piso encuentro unos artes de filigrana como de plata muy oscura, rotos y que eran unos pavos o algo con alas y se los entrego.

martes, octubre 24, 2017

El circo

Estoy trabajando en un circo o algo similar y nos han quedado muchas palomitas que ahora tenemos que vender, o regalar, pero yo les digo que no hay problema, que en los días que vienen las sacaremos.

Mientras alguien sale a promover el espectáculo a la redonda, un grupo de personas comen y al anochecer, les enciendo unas lucecitas que están en una extensión, como si fueran navideñas, pero ellos dicen que no, que están bien y que esta iluminación les molesta

Alguien olvidó algo cerca de la caja registradora. Al regresar de donde anda le diré que se lo lleve a su casa cuando se vaya.

lunes, octubre 23, 2017

Medianoche

Es de noche y hace frío, así que buscando, encuentro las cobijitas y otros edredones entre el colchón y el respaldo, donde nunca se me habría ocurrido buscar. Ahora sí puedo cubrir al perro y a mí mismo para seguir durmiendo.

viernes, octubre 20, 2017

Inundación

Mi vecino (el amigo de Dani) hizo un porche muy parecido al mío y allá ando viendo y tratando de ayudar. Después venimos a mi casa y está totalmentre inundado, con borbotones de agua corriendo hacia la calle. No sabía que estuvo lloviendo.
La diferencia entre los dos porches es que el mío tiene una escalerita que esconde algo como un boiler o un contenedor de agua.
Presiono un botón y entra el clima artificial y él dice que bajará la palanca de la electricidad para ver si presionándolo otra vez, vuelve a encender. Sí funciona, pero yo temo que se descomponga y preferiría que no lo hubiera hecho.

..
Estoy en un lugar donde hay un baile y veo a un hombre que reconozco, bailando  sin pantalones y con una pierna arriba como esa posición de calentamiento de bailarina de ballet donde la pierna es elevada en paralelo al cuerpo. Tres mujeres salen de allí y los hombres afuera les piropean.

...
Visito a una señora y cuando ya voy de salida, me encuentro con otra que va llegando. No se si me ignora o deveras no me vió, pero no me saluda.

jueves, octubre 19, 2017

Salidas, visitas y viajes

Vincent sale y hay un montón de perros afuera. El toma una escoba para espantarlos y cuidando de que los míos no se salgan, cierro la puerta mosquitera, bajo la escalerita y voy a ayudarle. El está revisando a a uno de ellos y en eso llega una vecina a decirnos que ese es su perro y que alguien lo apuñaló recientemente. Le grito diciéndole que lo que debería hacer es tenerlo amarrado y sacarlo a pasear con su correa. ¿Nunca lo va a amarrar? le pregunto. Ella está muy molesta, y yo también.

Cuando llego a casa de Martha Sagástegui, la encuentro disfrazada.

Regreso a casa de Juaniguis en México acompañándolo, pues consiguió un camión, de esos autobuses como los de los músicos. Va a una velocidad muy alta y le digo que tenga cuidado, pues esto no es un auto, y temo que no pueda controlarlo por las calles estrechas.

Cuando llegamos a su casa, su familia nos espera y empezamos a bajar cosas. Yo sigo hasta la parte más angosta, porque el terreno es de medida irregular, y termina casi en pico, y allí la casa tiene unas ventanas que dan a la taquería, también de su propiedad. Tal vez lo hizo para poder monitorear a sus empleados desde acá. Hay otras ventanitas en el suelo desde donde se ven las mesas y quien coma en ellas. Todo el trabajo de marcos y molduras está hecho minuciosamente a mano, con triplay lijado de los bordes para evitar lastimar a alguien que se asome.

Yo traigo unos muñecos y otras cosas que alguien les mandó, y les pido que los guarden hasta que sea momento de entregarlos a quien van destinados.

miércoles, octubre 18, 2017

Cocina insalubre

Viajo a otro lugar y bajo del transporte junto a muchas personas, cargando mi pequeña maleta. Yo reconocí el destino pues creo haber estado aquí en ocasiones anteriores.

Después, junto a dos mujeres, recorremos lugares y llegamos a uno donde comeremos y como no tenemos mucho dinero, decidimos ordenar para dos personas y ellas compartirán uno de los platillos.
La mujer que vende los taquitos fritos tiene una de sus piernas dentro de uno de los cazos de aceite, y sólo la saca antes de ponerlo a calentar. 
Aunque no me gusta la idea, comemos allí y en lo que regresa la otra muchacha, la mujer pone a calentar el aceite y echa un montón de taquitos, muchos deformes y que me imagino son de frijoles, al cazo.
Cuando están listos comparto una de las charolitas con mis dos acompañantes y vemos qué más podemos comprar para comer.

Cerca de allí son los funerales de Stephen Colbert. No puedo creer que haya muerto. O quizás lo mataron...

lunes, octubre 16, 2017

En el cine

Acabo de terminar un trabajo por el que me pagaron un poco más de 1,000 dólares y estoy en mi casa tratando de acomodar unas puertas corredizas que ahora ya no quedan más que en las ventanas, y eso si doblo las partes de aluminio con la mano.

Necesito salir pero no tengo dinero y mi mamá me da únicamente para el camión de ida y vuelta y yo quiero más.

Las personas para quienes trabajé regresan por mí y no les digo que en su trabajo me gasté casi todo lo que me pagaron, pero de todas formas vuelvo a ir con ellos.
Nos detenemos en un lugar y después, en lugar de regresar a donde me tienen trabajando, Angélica me lleva por unas calles hasta que encontramos un cine hispano, donde además de las películas prestan otros servicios, como el de videntes y cosas así.
El hombre de la taquilla cobra y te da unas monedas que después tú usas como quieras.
Angélica quiere una cita con el vidente cualquier día después de las 5pm, pero parece que ya está muy ocupado.
Entonces veo allí sentado al profesor Tano, y Angélica ahora es Lety. Mira, le digo, mi profesor de 4to año, es pariente tuyo!
Por parte de madre, dice él, (será de la suya, porque de Lety es por parte de padre). Junto a él está un niño muy mono parecido al hijo que canta de Pepe Aguilar. Quiero preguntarle, pero reacciono y recuerdo que el profesor no es Aguilar.
El niño se va con Lety a ver otros familiares y yo me quedo platicando con el profesor, de lo alto que era y de cuando me regañaba y pegaba con una regla por andar de travieso y pintando "viejas encueradas" en lugar de hacer la tarea.
Lety regresa por la guitarra porque el niño quiere cantar y todos nos vamos a donde está y yo por el camino hasta toco una música tenebrosa pasando mis dedos al azar por las cuerdas.
Allí en el escenario hay una vedette vieja vestida con grandes plumas que espera que las personas se acerquen a ella pero nadie lo hace, seguramente ni saben quien es. Yo sí, pero ando acá con toda esta gente y la ignoro.

domingo, octubre 15, 2017

Por la calle

Aunque me parece ya muy noche para salir a caminar con el perro, salgo, y una vez fuera, temo haberme ido demasiado lejos y cuando vamos de regreso, veo un perro que a lo lejos se aparece por la derecha y corre, cruzando la calle, hacia donde está alguien sentado en una silla en la banqueta. Rápidamente, trepo a la caja de una camioneta pero el perro llega hasta donde estamos y salta ágilmente, bajamos y él baja y es un lío, pues la persona que estaba afuera ya se metió. 

...
Camino por la calle y veo cosas en unos botes de basura, y saco algunas que me interesan, como una pieza verde de plástico que creo puede servirme en mi jardín y la guardo allí entre los árboles antes de irme. Justo enfrente, en el camellón, veo a un par personas esperando el camión a mitad de la cuadra. No creo que se detenga.

viernes, octubre 13, 2017

Aguas negras

Algo pasa dentro de mi cuarto, pues como tengo ahí mismo el inodoro, por alguna razón se empieza a derramar y el agua sucia del drenaje me moja los colchones de mis dos camitas. Primero ví una y creí poder salvar la otra pero para cuando acordé, ya el agua las había inundado a las dos. Cuando uso el destapador, rápidamente se va toda el agua pero ahora tengo que poner a secar las cosas y no se si seguirán sirviendo.

-
Me encuentro en la esquina a los nuevos vecinos y empezamos a platicar. Les comento que aquí aumentan la renta cada año y ahora con más razón, pues no se inundó. Yo pago 520 dólares y uno de los vecinos me pregunta cuanto empecé pagando. Le digo que yo vivo aquí desde hace 14 años y no le digo cuánto pagaba cuando entré porque él se va y después regresa, pero para entonces yo ya estoy hablando con los otros muchachos de otras cosas.

En mi casa, corro para cerrar la puerta antes de que unos perros que van pasando por la calle puedan entrar y como tengo afuera un espejo, ellos creen que están viendo a otros perros y ladran.
Después arreglo una persiana hechiza pero no logro que se acople a las rejas que ya tengo. Mi perro está a los pies de Vincent, echado y ajeno a todo mi alboroto.

jueves, octubre 12, 2017

Figuritas coleccionables

Estoy en un lugar lleno de gente y quisiera ir a otro (como un bar) pero lo dudo, pues después no tendré quien vaya por mí y de aquí puedo irme a mi casa hasta caminando.

Compré unas cosas y entre ellas venía una revista de luchadores antigua, grandota, pero con las fotos muy mal iluminadas, pues están muy oscuras y aunque los luchadores están desnudos no se ve nada. LLega Juan Reyes y se la muestro. El está interesado en otras cosas y quedamos de ir a mi casa más tarde para que vea lo que yo tengo. Son en su mayoría juguetitos de plástico y similares.

En eso estamos cuando empieza a llover y corro a guardar todo y lo coloco sobre un escritorio de madera, que trato de cargar aunque los juguetitos puedan caerse, pero que ahora no puedo cargar, afortunadamente, veo que tiene rueditas y lo saco de donde está para llevarlo a mi casa, que está como dentro del mismo patio. Entre los artículos está un esqueleto y otra figura completa, como simulando el antes y el después.

Juan aprovechó y se metió a otro edificio allí cerca y lo veo leyendo algo mientras corro a mi casa, la cual encuentro llena de huellas de lodo en todo el piso de mosaicos blancos. Ahora el problema será trapear.

miércoles, octubre 11, 2017

Sorpresas

Accidentalmente, veo en la basura de una vecina, dinero y fotografías. Seguramente lo tiró porque son billetes mexicanos y no puede usarlos, pero a mí me sirven y los tomo. Cuando alguien se me acerca rápidamente los escondo en la bolsa de mi pantalón.

Sigo buscando en la basura de otros vecinos, y es cuando me encuentro una carterita, o monedero, que contiene también billetes, entre otras cosas, dólares y algunas fotografías. Lo guardo para mí.

Algo pasa en mi casa que no puedo salir, y una vecinita me regala una fruta. No se si un plátano o una manzana, porque después la veo a ella saltando juguetona por la calle rumbo a la escuela mordiendo una fruta como la que me dió.

Llego a casa de Anne Marie y la encuentro afuera trabajando en su jardín. Está embarazada y creo que no quería que nadie supiera. Yo le digo que he ido a retirar un poco de yerba de la que crece entre las piedras y que no sabía que ella estaba allí.

martes, octubre 10, 2017

Explosiones y destrucción

Entro a un lugar que parece un taller o una refaccionaria, de donde quiero llevarme algo, pero no me decido. Finalmente, al salir, me encuentro con la recepcionista y no recuerdo haberla visto al entrar. Lo que sí recuerdo, es la puerta de madera cubierta por una sábana y los escalones empinados que tengo que bajar hasta llegar a la calle. Pienso que seguramente no estaban así al principio, sino que se han movido por algún temblor o asentamiento de tierra o algo. 

En la calle, paso por un lugar que parece una plaza y veo a un grupo de jovencitos jugando a lo que parecen piratas, escondiéndose en un hueco al centro, que podría ser un pasillo donde las personas pueden sentarse a los bordes. Ellos advierten algo, y me escondo. 

Acompañado de otros dos muchachos, corto el zacate de pequeñas islas y decido hacerlo solamente en las que están más cerca entre sí, evitando las que quedan más lejos, pensando que quien me contrató no objetará. Posiblemente ni sean suyas. A insistencia de mis compañeros, corto un poco de una que se encuentra muy cerca del borde y como casi caigo, me agarro a la rama de un árbol viendo qué tan profundo es. Abajo es otra parte del lugar, y uno de mis amigos cae y se golpea la cabeza. Grito hasta que el otro muchacho va en su auxilio.

De regreso dentro de un local, regresa la pareja que nos había dejado allí cuidando de sus niños o algo y descubre hicimos algo equivocado. Quien debía ser mujer, veo que es en realidad un hombre, pero no digo nada. Desde allí, tratando de reparar el error, usando un soplete trato de incendiar algo, pero le quemo el brazo a una señora gorda que está platicando con alguien en el piso de arriba. Ella, al sentir el calor del soplete, reacciona, y yo temo que con la explosión, haya más daño que beneficio.

Entonces vemos entrar al edificio un volkswagen ardiendo que al quedar calcinado parece una calavera, y recuerdo una imagen igual vista en un poster. Con esa explosión, el piso se derrumbó y ahora hay un hombre colgando al vacío, agarrado de una piedra del borde con una sola mano.

lunes, octubre 09, 2017

Cacahuates

Me encuentro en la casa de la Sra Ruby. 
Tiene un enorme salón recibidor y dos escaleras que dan al piso superior, donde se encuentran las recámaras. En un lado están las habitaciones de las mujeres y en el otro, el ala oeste, como le digo de broma, las de los hombres.
Ella me muestra todo y cuando tratamos de organizar el interior de un closet, se caen unos anaqueles de esos de metal revestidos en plástico blanco con todo y lo que tienen encima.
Afuera, yo trato de robarme unos cacahuates metiéndolos en las bolsas de un short verde pistache que no me cierra y no tengo playera, pero me da pena pedirle una a la Sra Ruby y además si entro ahora verá las bolsas de cacahuates, asi que decido robar una playera de una tendederos que están por ahí cerca, pues hay un lago enorme y un cementerio
pero también hay mucha gente y una mujer que no es Regina Orozco pero podría ser su hermana pues se parecen mucho y esta vendiendo algo en un cubículo, donde después se pone a ver la tele.

...
Traigo una máquina engrapadora de construcción y al terminar lo que ando haciendo le tiro todas las grapas que no usé, aunque se desperdicien.

domingo, octubre 08, 2017

Mudanzas

Estoy en un lugar a donde fuí a recoger algunas cosas y veo que por allí anda Lucía Méndez, con quien salí durante un tiempo y ahora me incomoda volver a ver.

Mientras yo guardo mis cosas en una caja, por inservibles que parezcan, como piezas transparentes de plástico que alguna vez protegieron algo en una carpeta o algo así, escucho a un muchacho hablar de "su esposo", sin temor a que los demás hombres le recriminen nada. ¿Será el hermano de la lesbiana? Aquel que dijo que cumplía años el día de las madres, pero en agosto como se festeja en Costa Rica? 

Como sea. Mientras empaco veo la colchoneta de snoopy y espero que después de haberme ido, me permitan regresar a seguir llevando cosas porque no puedo ni llevarme todo ni dejarlas todas en otro lugar de donde pueda recuperarlas cuando llegue el momento.

sábado, octubre 07, 2017

Pasando el rato

Paso junto a un grupo de muchachos que se divierten y en donde está uno que me recuerda mucho a Arath de la Torre cuando empezaba a trabajar. Seguramente ese es quien se está haciendo el chistoso. Yo quiero quedarme allí con ellos, pero mi tía Concha no me deja y muy a mi pesar, le hago caso.

viernes, octubre 06, 2017

Paseando perros

Ozzie, el perro de mi vecino Marco, se ha estado viniendo a orinar a mi patio y cuando hablo con él, nos la pasamos viendo revistas que tienen fotos de artistas y no hablamos del perro.
Después le platico a Juaniguis que yo a mi perro lo llevo a pasear y a que haga sus necesidades lejos de mi casa y del barrio, pero no le puedo explicar hacia donde, porque trato de decirle que es rumbo a la tienda de Alvaro Palacios, pero él no conoce Linares.


miércoles, octubre 04, 2017

La perrera

Platico con unas viejitas que parecen estar muy abandonadas. Comentamos de cómo hay personas ya mayores a quienes les cambia la voz (y empiezo a hablar entrecortadamente, como el adolescente que trabaja en la pizzería en el programa de LOS SIMPSONS, pero no me sale).
Llega la otra señora y después se vuelve a ir, mientras yo sigo platicando con la otra.

Después, todo esto se lo platico a Vincent.

...
Afuera, en la calle, llegó la perrera y les ayudo a llevarse a un perrito. Otro más grande ni falta hace, porque corre y se mete sólo a la camioneta. Otro, también grande y lanudo pero que se ve muy enfermo, quiere irse también, pero al despedirme del conductor del vehículo, vemos que la dueña de la casa de donde salió el animal, les dice con la mano que este no y como que se encamina a recogerlo. De su casa salen otros dos perritos de tamaño mediano, uno blanco y otro medio beige, peludos, a jugar en su patio.

lunes, octubre 02, 2017

Por aire, tierra y mar

Estoy con un hombre que debería pagarme, pero primero me pregunta mi apellido (tiene en sus manos un papel o un recibo donde leo "Villarreal") y cuando se lo digo, en lugar de pagarme me persigue con un grupo de hombres vestidos de negro y huyo a través de patios, saltando bardas, donde hay borregos y un perro. Fácilmente coloco una mano en la barda y salto, pero en una de esas agarro la cabeza de un borrego. El único perro que veo está lejos y no me sigue. 

...
Estoy dentro de un barco que al parecer está dentro de otro barco, pues navego por los pasillos tratando de esquivar a otra persona porque son angostos y quiero pasar yo primero. Me escondo tras una ropa colgada esperando que nadie me vea, porque otros anaqueles están vacíos y allí no puedo esconderme.

...
Estoy en un avión que sobrevuela la ciudad a la orilla del mar muy cerca del suelo y no me da miedo porque sé que está grabado y es sólo para hacernos sentir la emoción de volar.

domingo, octubre 01, 2017

El camión de la basura

Rusty camina sobre un basurero y me preocupa que le pase algo, y por lo visto a él también, pues de repente grita "fuck!" y me imagino que se habrá cortado una pata con un vidrio o algo, pero también me sorprende que haya hablado.

...
En un lugar lleno de maquinitas como para jugar videos, uso mi llave para encenderlas, a ver si arrancan como autos. O tal vez sean autos o prototipos con solamente el motor. El caso es que llego a una que tiene una especie de "pín ball" con pelotas de esponja que deberé lanzar a ver si con ella golpeo a otras que están adentro de la cámara de cristal y las hago caer para que de se modo salgan y yo me las lleve. Al lado hay un cesto con pelotas mucho más grandes que quisiera, pero no se como llevarme. Cuando la que yo lanzo se atora, veo que es fácil jorgunear la máquina para que salgan todas las pelotas que yo quiera, pero eso no ha de estar permitido.

...
En casa de BJ le ayudo a limpiar y a sacudir todos los muebles de madera, en los que tiene miles de figuritas y hasta piedritas muy pulidas. También paso la aspiradora por la alfombra, por lo que tengo que mover pequeñas mesitas también. Tiene en el refrigerador imanes con figuritas, entre ellas la de la escuela donde estudia su nieta, y me platica un poco de ella. En unas habitaciones donde no hay alfombra, la madera laminada se ha despintado o se ha descarapelado, y en toda una orilla de la pared, hay una zanja que no debería estar ahí. Ella dice que reclamará.
Yo, mientras, sigo con la aspiradora viendo qué cuartos me faltan y encuentro una nota donde menciono dos películas, seguramente quiero conseguirlas. Llega su nieta y yo trato de aspirar otra parte adyacente a una pared, donde hay mucha tierra de otra pequeña abertura como la que ella vió en el piso de madera, pero la manguera de la aspiradora es larguísima y en eso estoy batallando cuando ella grita que el camión de la basura está por llegar, pues de alguna forma se ve, desde adentro, venir por la calle perpendicular y dará vuelta a la derecha. Yo corro con unas bolsas, lo que alcanzo a agarrar, y ella corre también, sin nada, seguramente sólo para decirles a los del camión que me esperen.

jueves, septiembre 28, 2017

Ayudo y me ayudan

Le ayudo a mi tía Concha limpiándole y organizando su cuarto. Antes sólo podía desplazarse de la entrada a su cama, y ahora ya se puede caminar de un área a otra y hasta encuentro y pongo en orden una cama que está en la parte de atrás, donde podría dormir yo cuando lo necesite. Ella no tiene cocina, pero hay un fregaderito, donde pienso acondicionarle algo donde se prepare sus alimentos. Como esto está en el centro de la habitación, corto unas tiras de madera pero después veo que ese no es el tamaño correcto y que además ella tiene que tener libertad de caminar alrededor del fregadero. 
Tiene varias cajas negras de plástico con cosas y se las acomodo de forma que ocupen menos espacio. También cerca del techo coloco anaqueles para cosas ligeras y le trato de arreglar una fuga de agua que parece salir del excusado y que tiene heces fecales.

...
Un hombre parecido a James Franco, pero muy flaco, que ya ha hecho lo mismo con otros vecinos, viene y me ayuda a recoger el pasto después del corte. Yo le digo que no podré pagarle porque eso lo iba a hacer yo, pues hasta lo había cubierto con una lona y todo, pero él lo laza con una reata y le jala, formando una bola grande que ahora será más fácil de retirar. Hablamos de contacto físico y de como yo no tolero que nadie se me acerque y mucho menos me abrace, y entonces para ponerle un ejemplo, lo abrazo a él y noto que está muy huesudo. El como que se resiste, pero quiero que sienta lo que siento yo cuando no quiero estar cerca de nadie. No puedo expresar my afecto, le digo, no soy efusivo.

miércoles, septiembre 27, 2017

Caminito al trabajo

Puedo ir al trabajo caminando porque vivimos cerca, y recorro las calles para ver qué tan lejos está y cuanto me voy a tardar.

Aunque quiero llevar a pasear a mami en el auto, dudo, pues si bien uno puede ir manejando correctamente, hay personas que no, y ahí suceden los accidentes.
Cuando regreso a la casa, veo que ella ha colocado papel aluminio en la puerta, pues entre el nivel del marco de la puerta y la calle hay un espacio inclinado y no hay escalones. Temo resbalarme, pero lo peor es que cuando pasan personas como el aluminio es frágil, se rompe donde ella lo clavó, y así rasgándose, será difícil que dure mucho tiempo.

martes, septiembre 26, 2017

Serpientes y cucarachas

Encuentro, en un lugar que parecen ser sábanas o colchonetas, un conejo. Debajo, veo que hay muchos más y esos conejitos podrían ser suyos. Ahora temo que los gatos puedan hacerles daño. Junto a ese nido hay un montón de huevos que yo creí estaban siendo empollados por uno de los conejos, pero por lo menos dos están siendo devorados por lagartijos o serpientes pequeñas o algo, pues sólo veo sus colitas saliendo de un hoyo. Me pregunto cuantos huevos ya no sirven.

..
Estoy en una oficina acompañado por varias personas más haciendo relajo. Camino por todas partes, me quito los zapatos y hasta abro la puerta y me salgo. Al regresar, como abajo no hay espacio, al abrir de nuevo se arruga el tapete que es empujado y tampoco lo arreglo ni me disculpo. Traigo una carta con las fotos de un hombre feo que desprecio quizás porque creo que me merezco algo mejor. El personal de esta oficina seguramente ya quieren que nos vayamos pero yo alego que tenemos derechos como usuarios.

...
Dentro de unas cajas de acrílico transparente empotradas en la pared, veo algunas cucarachas y traigo el insecticida para rociarles a través de las rendijas. Al hacerlo, me voy dando cuenta de la enorme cantidad de cucarachas hay y se me pone la piel chinita. Esa pieza de acrílico transparente tiene muchas cavidades. Lo bueno es que pueden verse.

lunes, septiembre 25, 2017

Cambios

Veo en una bolsa de plástico unas cosas y después viene alguien por ellas. Creo que es un rompevientos y una sombrilla, pues el hombre se pone la chaqueta y trata de abrir el paraguas sin bajarse del auto y por fin empieza a irse. Yo veo que en la bolsa quedaron cosas y se las acerco pero dice que no son suyas. Seguramente son mías y no recuerdo. Al ver su rostro veo que es el actor Julian McMahon, de Nip/Tuck, y trae las uñas muy largas y muy bien cuidadas, pero sin pintar. El auto empieza a andar e instintivamente,  le jalo una de las uñas para agarrarme y no se le arranca, pero él me ve algo molesto. Muy apenado me bajo a varias cuadras de mi casa y después ya no sé para donde ir, confundido.

Estoy cortando pasto y una vecina me consiguió otras casas pero oscurece y le digo que ya no veo, que será hasta mañana. Ella me lleva hacia donde están caminando adelante.

..
Quedo de cenar con dos amigos pero son casi las 10 pm y prefieren mejor irse cada quien a su casa a ver un programa de tv aunque yo opino que también podríamos cenar en la calle mientras lo vemos. Como no se resuelve nada, yo guardo la morralla que uno de ellos me dio para usarla en otra ocasión. Como también me cambio de casa mañana, dicen que vendrán a ayudarnos. Al irse, empiezo a quitar adornos de un árbol y a lanzar ramas hacia la banqueta, mientras ellos andan en la acera de enfrente arrojando un cuerpo desnudo inerte al medio de la calle. Pensaba que era un hombre, pero es una muchacha que les había pedido lo hicieran, como parte de un experimento, pues después de dejarla caer y un niño casi arrollarla con su bicicleta, ella se levanta y se sacude. Otras personas se acercan molestas por la irresponsabilidad del acto.

sábado, septiembre 23, 2017

De negocios

Llevo a reparar mi tablet con un amigo que repara computadoras y le pregunto cual es la diferencia entre esa que él tiene y a la que le extrae ciertas piezas con un desarmador usándolo como palanca para que boten hacia afuera, y una laptop o una tablet.
Que no tienen teclado? Le pregunto. No, que tienen una pantallita horizontal como las calculadoras, que es independiente de la pantalla grande, y que seguramente funciona como buscador. Como  la mía no tiene remedio, dice que me modificó otra que él ya tenía y en eso llegan unas personas a preguntar por la suya y les digo que como llegaron después que yo y la mía todavía no está lista, la de ellos tardará un poco más. Quedamos en que deben llamar durante el fin de semana o presentarse el lunes a recogerla.

...
No sé si trabajo aquí o sólo soy amigo de la encargada o dueña de un pequeño salón de belleza, pero le ayudo a hacer algunos cambios en el mobiliario y le cambio de lugar la cafetera. Una mesita rectangular de mimbre, que coloco en el sentido opuesto de donde estaba, ella me dice que tiene frente y como yo la estaba viendo de lado, la había colocado mal. Recorro una cortina para formar nuevos espacios y quiero hacer otras cosas pero tenemos que salir. Cuando regresamos, vemos a un muchacho esperando afuera y que parece haber estado llorando. Entra con nosotros y como yo estoy tomando café, ahora todos quieren uno y no se si haya suficientes tazas (somos 4 personas), por lo que planeo acabarme pronto el mío y lavar las taza para que tome otra persona en ella. Una mujer ofrece cierto servicio a mi amiga a cambio de que le alacien el cabello y después de negociar dice, "estoy sentada, no veo que alguien me esté alaciando el cabello"

viernes, septiembre 22, 2017

Bodas

Como próximamente me caso, algunos de mis familiares han llegado de visita. Yo estoy con dos muchachas que coincidentemente se llaman igual que mis dos primas, y las presento, pero aunque quienes llegan hasta nosotros son Lety y Olga Laura, menciono el nombre de Angélica.

Por cierto, mi mamá también se casa, pero con una mujer, y eso causa cierto revuelo en la familia.

...
Entro a una tienda que tiene una parte a la cual subo y que es como una torrecita porque al subir únicamente hay un breve espacio para caminar alrededor de la entrada que ahora está en el suelo y que tengo que cuidarme de no caer en ella por accidente, pues la alfombra como que la disimula. Allí trato de comprarle un recuerdito a Gerardo, que lleve el nombre de Lampreave porque ella tiene una línea de figuritas, pero son algo caras y salgo de allí sin nada. Las figuritas como de yeso están decoradas con escarcha, como una de Marilyn, con su vestido blanco, que tiene escarcha rosada en los senos. Ojalá que al salir no suene la alarma.

...
Vincent y otras personas me llevan en la camioneta, pues busco algunas direcciones donde trabajaré, entre ellas el número 823 porque debo cortar el pasto y no lo encuentro. Mientras yo camino buscando el número los veo pasar por la calle, y como nos estamos comunicando, les digo que he visto el trasero de mamá en un vestido rojo empujando algo como un carrito del super y de inmediato los veo regresar de nuevo hacia la izquierda. Es cuando voltean y me ven. Aquí los terrenos son enormes y no valdrá la pena lo que cobro. Cuando encuentro la calle que busco y veo que me pasé, por la numeración, vuelvo a tomar mi rumbo y al ir caminando por la calle, de pronto ya voy caminando dentro de las casas, pues hasta veo sus jardines. Siento algo que me roza las piernas y es un perro amistoso y cuando vuelvo el rostro hacia arriba frente a mí está una mujer que me pregunta qué hago ahí. Le explico y aunque se sorprende, me cree, pero aún duda quien pidió mi servicio, busca a su marido que está en un cuarto, tirado en el suelo como que no se puede mover y a otra mujer para preguntarles.

jueves, septiembre 21, 2017

Aparición o coincidencia?

De un lugar que parece ser una casa de empeño o un museo, robo cosas valiosas de una cajita de madera, aunque se que nunca podré venderlas, pues tienen un código o clave que lo impedirá. Me escondo algunas y dejo otras en la caja que regreso a su lugar y trato de salir. Las puertas no abren completamente y unas hasta tienen tela de mosquitero, pero otras personas y yo, logramos salir. Afuera, alguien me regala un prendedorcito muy bonito que parece antiguo y de valor, como tarjeta de presentación en caso de que quiera yo hacer negocios con ellos. Lo pensaré. Huyo tratando de que nadie me encuentre.

...
Consuelo a alguien que llora diciéndole que yo sé por lo que pasa y lloro con ella. No sé si me crea, pero es verdad. 
Después acompaño a una muchacha a ver unos apartamentos que construyó mi amigo y que son 20, todos juntos divididos solamente por algunas piezas de gabinetes y estantes, como un panal de abeja. Tienen pisos de mármol cuya veta parece asemejar el rostro de Jesucristo (santo sudario). Le digo a la muchacha que debería pensar en vivir aquí, pues estaría a tres pasos de su trabajo. Ella no lo puede creer y grita emocionada!

De regreso a donde nos esperan los demás, disfrutamos el pastel que me hizo un muchacho, quien dice también saber hacer el de tres leches.

miércoles, septiembre 20, 2017

Todo me molesta

Timbra el teléfono y al contestar digo la hora y saludo:
Buenos días, son las 7 y cuarto de la mañana y mi nombre es Pablo, que se le ofrece?
Y le digo a Saúl o a quien sea, que ya me había despertado pero que me había vuelto a dormir, porque estoy molesto con mi mamá, que trae a un nuevo novio y me da pena que él vea el desorden de su habitación o quizás desconfío de que pueda llevarse algo mal puesto, como joyería y cosas así. Mi hermanito me sigue, pues yo con el teléfono recorro toda la casa mientras hablo.
Saúl quiere saber si mañana, que se celebra labor day, yo me uniré a la celebración, y le digo que no se si haya que salir o la gente se quede en casa. Como ya llegué a donde está la puerta y la encontré abierta de par en par, y hasta con algunas cosas deteniéndola para que no se cerrara accidentalmente, volteo a la derecha y veo que mi mamá aún está dormida y la despierto, regañándola por haber hecho eso, pues estoy seguro lo hizo para el hombre entrara a verla sin problema.
En lo que cierro salgo a la calle y veo un gran alboroto. Han atropellado a una señora de edad, que está tirada boca abajo en la banqueta de la calle perpendicular a la nuestra, a la vuelta, con una mancha húmeda en el trasero. Seguramente se hizo del susto, pues se está convulsionando. El hombre que la atropelló con su carrito de tacos, se dirige hacia acá a esconderlo, y un grupo de mujeres, entre ellas mi mamá, le ayudan a meter el carrito dentro de la casa al lado de la nuestra. Yo me molesto y arremedo a las mujeres, pues quiero que el hombre se haga responsable de lo que hizo.

...
En la parte de abajo de mi casa tengo un inquilino, quien tiene un problema con la compañía de seguros y les digo a él que eso es un fraude. Que tanto él y su hermana pueden asegurar a otras personas, total, con lo que les cobren a quienes nunca lo usen, pueden pagarle a quienes sí lo necesiten. Ellos tienen un perrito, pero llega su cuñado y él trae dos muy bravos que me dan miedo. Hasta parece que a propósito quiere usarlos para lastimarnos. Cuando vamos al parque quiero proteger a otros perritos de los suyos pero no puedo adoptar a ninguno. La escalera que comunica su espacio con el mío, se está desprendiendo y busco algo para asegurarla, algo como ménsulas metálicas o similares.

No se si después de lo que pasó en el parque empiezo a correr, pero la gorda "bodoquito" (Dolores Salomón) corre tras de mí y me cae encima, o puede ser la otra gorda del Hospital el Paisa (Claudia Bollat), el caso es que le digo, ahora ya se lo que es que me caiga una gorda encima, y ella dice, yo también, ¿Se referirá a que ahora ya sabe lo que es caerle ella encima a alguien?

martes, septiembre 19, 2017

Concurso

A donde ando trabajando llegan Roderick y el nuevo ayudante a preguntarme si les puedo cortar el pasto en una casa. Quieren que sea hoy pero no ahorita, después de esta, pues Roderick, pasando uno de sus pies por el zacate, dice que todavía no está lo suficientemente crecido. Les propongo que sea mañana, pero los siento incrédulos, así que les aseguro de que estará listo antes de que ellos lleguen a trabajar, que es a las 8:30am.
Le doy las gracias por no haber tirado mis bolsas, pues quiero volver a revisar lo que hay en ellas y el dice algo de la transparencia. Su ayudante encontró una pistola plateada de juguete.
Sí, yo soy muy transparente, le digo.
Más tarde Vincent y yo lo vemos desde nuestra ventana con su ayudante y otros muchachos viendo a ver quien tiene el pene mas grande.
Mientras ellos hacen eso, un grupo de muchachas están viendo como repartírselos, pues al concurso se han agregado otros dos muchachos. Cuando todos se van, las escuchamos decir, mira, tú  y yo con fulanito y aquellas con zutano, etc.
Una de ellas, en su loca carrera, se tropieza y cae, y una mujer ya adulta, que seguramente anda de representante de los muchachos o trabaja para ellos, pero que tiene un cuerpo muy bien formado y trae una minifaldita que revela el elástico de su tanga por arriba de la cintura, regresa a ayudarla a levantarse, mientras mueve la cabeza en señal de negación como no pudiendo creer lo tontas que son estas muchachas.

lunes, septiembre 18, 2017

Mudanzas

A la casa de mi vecina le falta una de las paredes exteriores. Tiene sólo una cortina y no se si se sepa, pero corre peligro de que alguien se le meta o cuando haya balazos. Yo le presté algo en una caja y no lo ha usado, así que no me la puede devolver aún. Subo a su techo, pero insiste en que todavía no la revisa. Un conejito blanco corre por unas tablas (esa parte tampoco tiene techo) y cae desde el 2do piso, pero no le pasa nada, abajo está otro conejo café y otro animalito.


Ahora ayudo a alguien a cambiarse o a mover cosas y Sergio Zurita (o alguien parecido) me regala unas barajitas de artistas que son algunas cuadraditas y otras rectangulares, como si hubiesen sido recortadas, con la parte de arriba más grande que la de abajo, como si fueran vidrios de lentes. Son artistas viejos como José Alfredo Jiménez y todas en blanco y negro, pero entre ellas vienen algunas fotos reales de familia y me da gusto que me las hayan dado. Leo los nombres a ver si los reconozco.


Cargo muchas cajas al mismo tiempo con videos VHS o cosas no muy pesadas, arriesgándome a que se me caigan por formar una torre muy alta pero las balanceo y no se caen. No puedo bajar porque alguien se llevó las escaleras y busco la forma de hacerlo. La mamá de Chuy Leal (o alguien parecida), dice que encontró unas cintas de VHS donde aparece Martha de cuando trabajaba en Miami y quiero verla, y como no puedo bajar, lo haré desde acá arriba. Llega otra persona abajo que también verá el video. En el video, está tronando afuera y hay relámpagos, mientras dos parejas se besan en la penumbra. Martha es una de ellas y trae el cabello muy cortito y como en corona, con sólo una hilera de cabellos engomados muy duros alrededor, como estilo cepillo, pero con menos pelo (ver foto). Me río al verla y digo, Mira Martha pelona! Todos ríen.

Alguien deja correr a su perrito blanco lanudo sobre el techo (tapizado de césped artificial) y temo se caiga, pero el animalito sólo se asoma y después, sin acercarse mucho a la orilla, se echa.

domingo, septiembre 17, 2017

Sacando a pasear a los perros

Tengo que llevar a los perros a caminar y hacer del baño y los llevo a donde yo viví, a que hagan dentro de la casa. Para eso, destapo una parte de la pared para que entren por ese agujero pero al mover piezas de madera que lo disimulan, temo escuchen el ruido y decido mejor ir a otra parte. Corro, pues si los perros ladran por cualquier motivo, las personas dentro de la casa los escucharán y seré descubierto.

Por la calle, hay muchas personas y uno que otro perro defecando, así que los dejo hacer allí, pues parece que nadie trae bolsitas para levantar las heces. Tengo miedo que mis perros se emocionen viendo a otros perros y como los traigo amarrados con un mecatito muy delgado, podría romperse a la menor provocación, Tengo que caminar con ellos con cuidado sin que se alteren.

sábado, septiembre 16, 2017

Mesa para dos

Mi jefe y yo llevamos a tía Pepa con nosotros al centro, prometiéndole regresarla a este mismo lugar cuando vengamos a recoger los carros, anda otra señora por allí, tía Pepa trae su cabello muy cortito y blanco, plateado.

...
Trabajo en un restaurante y debo acomodar una mesa para dos personas donde ya no cabe. Muevo otras y hasta trato de cambiar de lugar un receptáculo de basura, pero allí hay una columna y es inútil. Al final, creo que las personas mejor se van.

...
Estoy en casa de alguien como Lidia, y unas muchachas están molestas porque alguien les dijo algo y yo trato de ayudar, pero empeoro las cosas. Como yo no vivo allí, se me hace fácil enfrentarme a esta otra mujer, pero debí haberlas dejado arreglar sus líos solas.

jueves, septiembre 14, 2017

Agua de horchata

Hay una reunión en mi casa exclusivamente de hombres y todos nos vamos a mi cuarto a hacer una orgía. Yo quiero participar pero dudo, y como afuera está mi familia, trato de mantener las cosas en silencio. Mientras ellos siguen en lo que están, yo trato de limpiar el semen que está en el piso y alguien me dice que use unos guantes de látex en los pies para que no me resbale, pues tengo que saltar a las personas, o saltar las manchas, o algo.

...
Afuera, reviso debajo de la casa y veo que donde guardo la máquina de cortar zacate podría guardar otras cosas. O no, porque allí se moja y lo que tengo son revistas y otras cosas que correrían peligro.

Me encuentro un patito y le doy de comer granos de arroz. Unos niños vienen a verlo y quieren tocarlo, pero yo les digo que a su mamá le molestaría, y lo bueno es que aquí anda una pata y llevo con ella al patito para que estén juntos.

Por la madera de su pórtico, trepo a saludar a una amiga y después, cuando ya estoy abajo y ellos no saben, me entero de cosas que me ocultaban. Veo hacia la acera de enfrente y recuerdo que acabo de perder una cita con otra persona que seguramente vino y no me encontró.

miércoles, septiembre 13, 2017

Esa pared

Acompaño a otras personas en un recorrido por las cercanías a un bosque, y veo algo que se mueve en los matorrales. Son como cuernos diminutos de venado y sí, tras ellos vienen unos venados grandes. No se si anden juntos o si huyan los pequeños de los otros, el caso es que dicen que los dejaron ahí unas monjas. 

Una vez adentrados en el bosque encontramos una pared muy gruesa, pero que está hueca y tiene un mecanismo que cierra sus enormes compuertas de acero automáticamente. Antes de que pasemos nosotros, veo unos gatos cruzando y me dicen que hay quienes usan sus pieles. Un hombre parecido a Willem Dafoe nos advierte de ese error mientras apenas logramos pasar la pared, sólo para jalar varios tapetes viejos hacia nuestro lado antes de quedar aislados, pues los necesitamos para señales de humo.

Cuando ya vamos en una camioneta, varias personas que limpian el área sostienen en su mano unos recipientes plásticos de color negro pequeños (como el rojo de los chocolates M&Ms), vacíos, y la jeringa que yo tiré. Ahora nos preguntan si sabemos de quien son y como ya también me los encontré y después volví a tirar, me pregunto si tomarán huellas y sepan que fui yo...

martes, septiembre 12, 2017

Centro del mundo

Estoy invitado a una entrega de premios en algún estado del sur de México como Chiapas o Oaxaca y me extraña no ver a los artistas que viven allí, entre el público. Menciono a varios (entre ellos Eric del Castillo, Silvia Pinal) pero a Joaquín Cordero no porque ya está muerto. Otra artista, que sí asistió, los disculpa. No se si sea de disfraces, pero yo me siento en la primera fila y tomo un programa, que es como una revista antigua de esas como Familia, sólo que en tamaño pequeño, tipo colibrí. Tienen varias versiones, pero yo tomo una que tiene en la portada a una mujer como María Félix.

Después me llevan a donde es el centro del mundo, según ellos y el mapa (como a la mitad del istmo de Tehuantepec) y sí, allí se ve algo como el ojo de un huracán. Desde allí veo el mar, aunque la ciudad en que estamos no de al mar.

lunes, septiembre 11, 2017

Inundación o mudanza

Mi abanico de techo se cayó sobre mí mientras dormía y no me doy cuenta hasta que siento que un pedazo de una de las aspas me molesta en la espalda y me doy vuelta. Ahora tendré que volver a colocar otro.

...
Estoy tratando de sacar mis cosas para salvarlas de una inundación o porque ya nos vamos, el caso es que yo acarreo y en ocasiones está muy oscuro y en otras puedo ver lo que hay en el fondo del agua claramente, como mis pequeñas esculturas griegas de resina que están en el fondo y que se ven preciosas, iluminadas, las cuales tomo y llevo a la orilla, aunque me da pena que otras personas las vean, pues los monos están desnudos. 
Hay cosas aquí que también me gustaría llevarme aunque no sean mías, y mientras la tía Julia nos ve desde su lugar en la orilla, yo encuentro, entre las cosas de tía Concha, su monedero y pienso dárselo a tía Julia para que lo cuide. Es bueno que ella esté aquí pues cuando vayamos de regreso, entre más personas seamos, mejor podemos justificar la cantidad de bolsas y maletas que llevamos.

Ya no quiero meterme al agua e intento saltar por un pequeño bordecito en uno de los lados, pero está muy débil y alguien seguramente ya lo rompió, pues tiene un pedazo de madera y clavos uniéndolo. No me arriesgaré.

domingo, septiembre 10, 2017

Mi casa es mi casa

Mientras andamos en la calle, mi mamá me dice que antes de regresar, pase por donde hay unos puestos de comida o algo, pero que no encuentro. Entro a casa y subo hasta el 2do. o 3er piso y descubro que saliendo por una de la ventanas, puedo descolgarme por unos bustos de piedra (pareja) que tienen un reloj o algo y que saltando de ahí a un patio ajeno, puedo llegar a la plaza del centro más rápido que si camino por las calles de siempre. Salgo y me encuentro con unos vecinos que van llegando y corro a través del portón, llevándome de encuentro en mi carrera a una niña que empieza a gritar: Ata, Ata, me imagino que llamando a Atala. Yo sigo corriendo esperando perderme entre la gente para que no me culpen y veo que los servidores públicos han estado trabajando, pues dejaron algunas herramientas y otras cosas, que no tomo, aunque estén mal puestas, y como no encuentro lo que buscaba, regreso a casa, volviendo a entrar por los bustos, y me acuerdo de Resident Evil. Adentro, me encuentro a tía Concha trapeando o limpiando la alfombra, pues parece tener manchas de excremento. Yo ya las había visto cuando estuve antes, pero pensé que sería alguna mascota, pero ella dice que no, que es de una persona que seguramente no alcanzó a llegar al baño y se hizo en todo el trayecto desde la entrada hasta aquí. Subo a mi cuarto y alguien me pide que consiga unas bolsitas de plástico pequeñas ya usadas para reciclar, porque en ellas caben cuentitas o cositas que tenemos y vuelvo a salir. Cuando regreso, veo que alguien tira una de esas bolsitas y la quiero levantar sin que se entere, pero él se da cuenta y tengo que decirle para lo que la quiero. Ya lo sabía. Ahora solo tengo que colgarme de los bustos, que parecen empezar a aflojarse y temo se desprendan, y volver a entrar por la ventana.

...
Ahora vivo en el correo y lo asaltan. Mi casa está hasta atrás, pasando algunas de las oficinas del frente. Cuando entro, veo que hay mucho desorden y cosas en el piso, por lo que de inmediato, aunque temiendo estén todavía allí los ladrones, con el mismo teléfono del escritorio, llamo al 911. En eso escucho ruidos y corro hacia afuera, para volver a llamar desde mi teléfono celular. Del correo salen algunas personas a quienes detengo hasta que llegue la policía, pero cuando llegan discuto, peleo y hasta me golpeo con la policía, a quienes acuso de estar coludidos con los ladrones. Después llegan otras autoridades y me calmo. Cuando entro de nuevo a mi casa, lo hago con cautela pues quiero asegurarme que no hay nadie escondido, principalmente en los baños, y sí, en uno de ellos hay alguien de piel morena que grita cuando le abro la puerta, es Gering. Ahora recuerdo haberlo visto entrar pero ya ni me acordaba de él.

...
Ahora debo hacer a una pareja un favor de ir a cierto lugar y como no hay quien me acompañe, tengo que manejar. Como es de noche, puede ser más fácil. La muchacha dice que tengo que irme dos cuadras derecho y después doblar a la izquierda y avanzar 4 más que dan al entronque con las autopistas, donde agarraría la 27 y ya de ahí, pues todo derecho. El muchacho cree que lo de la carretera es lo más peligroso y se ofrece a ir conmigo. A mí (que aprovechando el viaje se me vienen los malos pensamientos) me conviene porque así estaremos a solas, pero ya habiendo bajado al estacionamiento, se nos aparece Rodolfo, o alguien más y me arruina los planes. El muchacho que estaba con su mujer se baja los pantalones y el otro saca su pene, largo y flaco como un dedo, ya enfundado en un condón y empiezan a tener relaciones. Vaya, y yo que pensaba que el muchacho era inocente. El caso es que en eso llegan dos muchachos más y separan a los que ya están en el chaca chaca y se sirven con la cuchara grande ellos mismos mientras yo como el chinito, nomás milando. Nadie sabe para quien trabaja.

sábado, septiembre 09, 2017

Enfermo

A Vincent le dieron unos ataques (convulsiones) que lo dejaron casi cuadraplégico y me dió mucho miedo, pues yo creí que se había muerto. Tonya me ayudó con él y como no podía moverse lo sentamos en una silla. Estaba allí, desmadejado. Nadie podía ayudarnos, no se donde estaban los médicos.

Nota: No se si esto fue continuación o un sueño ininterrumpido, aunque yo siento que sí me levanté a sacar al perro a hacer del baño y estuve pensando en este sueño, pero después soñé que

Vincent seguía igual, pero ahora unas señoras estaban conmigo y cuando regreso al cuarto a ver como está, se mueve, pero está como Don Felo, como si tuviera distrofia muscular, no habla, pero sí ve, aunque muy poco. Tiene que acercarse las cosas a la nariz. No tiene iris, sólo pupilas, y está tratando de ver un calendario para no se que fecha. Corro a mi cuarto y busco entre mis calendarios uno que que sea de este año y que tenga las letras grandes. Uno que no tenga fotografías de personas semidesnudas. Cuando regreso veo que le pusieron unos tubos como de respaldo de una cuna frente al pecho, que lo mantendrán erguido y que no se doble hacia abajo, pero yo les digo que hay que conseguirle mejor una silla como las de los automóviles, que pueda reclinarse hacia atrás, y así no se caiga hacia el frente. Todo esto me preocupa mucho.