viernes, septiembre 30, 2016

Enséñame tu ropero

En la casa de Linares reviso el ropero que era de mami y veo mi bicicleta que dejé de usar de niño porque le faltaba una rueda y otros juguetes.
Pienso que ahora que ando acá podré revisar las cosas de atrás de la cortina de la cocina
después vuelvo a entrar al cuarto y descubro que ese no era el ropero de mami sino el de tía Concha, y ella está dormida en su cama. Como tengo la llave, abro con mucho cuidado el otro ropero y en eso ella se despierta asustada. La tranquilizo diciéndole que sólo he venido a ver los roperos.

Visito a unos amigos de Gerardo, pero tienen visita. Está con ellos un muchacho flaco y medio feo que me recuerda a Germán Garmendia y con quien uno de ellos ya tiene planes. Me retiro, les digo, creo que iré a casa de Gerardo (que aunque estoy distanciado sé que me recibirá) y me voy caminando.
Más tarde me alcanza uno de sus amigos mientras el otro nos ve molesto desde la casa.

Caminamos y llegamos a un lugar al que le hacen reparaciones y además hay como una exhibición. Allí anda Gerardo y se lleva a su amigo, por lo que yo recibo un folleto de un muchacho que está pintando allí cerca del piso y sigo a unas enfermeras que caminan por todo el recinto. Miro hacia abajo desde algo que parece un puente y veo a unos perros. Uno de ellos es tan viejo que ya no puede ni moverse, pero llega hasta una especie de almohada y al echarse allí y ver hacia donde estoy me doy cuenta de que es una mujer.
Siento mucho dolor.

jueves, septiembre 29, 2016

Atrapados sin salida

Estoy atrapado con un grupo de personas y tenemos que hacer algunas tareas para poder ser liberados. Como en una especie de experimento.
En alguna ocasión paso por debajo de unas teclas enormes y alzando la mano hago sonar algunas como un piano gigante.

Después bailamos música disco y yo discuto con una mujer el nombre del grupo y ella no me cree, por lo que se lo tengo que demostrar. Está escrito por allí en una orilla.

De allí nos pasan a la casa de alguien desde donde se ven las calles y demás casas y me pregunto porqué a nadie se le ha ocurrido escaparse por una de las ventanas.

Más tarde platico con el matrimonio que fui a ver una película acerca de personas que eran víctimas de un experimento y lo que debían hacer para salir de ellí, riendo para mí pues seguramente estoy contando mi propia experiencia.

Salgo rumbo a mi casa y veo que el semáforo ya va a cambiar pues parpadea, así que corro para llegar al lado de enfrente y a mi izquierda veo a muchos estudiantes caminando hacia su escuela. Debe ser aún muy temprano. Sigo mi Camino esperando ver algún camión urbano o algo, mientras pienso que el matrimonio y los niños me pueden estar viendo desde su ventana y volteo hacia donde están sonriendo

martes, septiembre 27, 2016

20 años no es nada

En Linares, camino por la calle Libertad y una mujer me ve desde adentro de un negocio como de dentistas y creo reconocerla. Cruzo la calle para saludarla pues al principio creo que es Olga, la hermana del arquitecto pero no, resulta ser otra persona que no recuerdo su nombre o de donde la conozco. ¿Cómo supiste que era yo, le pregunto, han pasado 20 años!

Platicamos y echo un vistazo al interior, pero tampoco reconozco o recuerdo a nadie allí.

Ella toma un sobre que traigo con bastante dinero y empieza a escribir sus datos (el sobre tiene otras cosas escritas allí), pero le digo que no lo haga, porque ese es un dinero que tengo que llevar al banco por encargo. Mejor le doy otro donde le digo hay 20 dólares.

Le digo que yo vivo allí a la vuelta, y le señalo hacia donde está mi casa, y le digo que no es esa pared azul, pero la otra gris más alta tampoco,es la que está enmedio, y desde aquí podemos ver el patio. Sí llega hasta media cuadra le digo.

Una vez en casa, encuentro unas tarjetas, una de presentación y otra como de descuento de un lugar llamado "Central Services" y entonces como que recuerdo a Scott, alguien que trabajó con nosotros y a quien seguramente nunca le llamé.

lunes, septiembre 26, 2016

Un hombre llamado Teresa

Como tengo otras cosas que hacer, mando a otras personas a ayudarme a limpiar la casa de Gary y Roy. Después voy a cobrar o a disculparme, pues no se como habrán hecho el trabajo y encuentro que Gary ahora es toda una mujer y se hace llamar Teresa. 
No se ve mal. Tiene el cabello lacio muy largo y me dice que no hay problema. Veo que aún hay algunas manchas en la alfombra como de café que se debieron haber limpiado y que hay una especie de cráter seguramente hecho con la aspiradora. 
Yo quisiera hacerlo pero tengo que irme a la escuela de alemán y ni libros traigo porque los olvidé y no tengo tiempo de ir por ellos. 
Gary se quita el cabello y me confiesa que es él. Le digo que jamás lo hubiera creído porque no se parece. La verdad es que se ve muy bien.

Me regala algunas cosas y me dice por donde tengo que salir. Camino entre pacientes y enfermeras y ellas me indican una pequeña puerta que al entrar tiene un panel acrílico transparente en el piso y debajo de él algo que al principio creo son arañas muy grandes, pero que después veo son gatitos. Sigo gateando por lo que parece arena y al fin salgo a la calle y una vez allá, recuerdo que dejé mis cosas y tengo que regresar por ellas. Qué lío!
La entradita es angosta y hay una escalinata muy difícil antes de entrar al área de la arena, que ahora creo hasta tiene caca de gato.
Después de tomar mis cosas y salir, las enfermeras me alcanzan para darme unos zapatos y otras cosas que no están a mi nombre, pero como ellas no saben, yo las tomo.

Le comento a Vincent lo de la equivocación que no pienso corregir y sigo mi camino.

domingo, septiembre 25, 2016

Robo a mano armada

Estoy en una parada de autobús con Jorge y otro muchacho, ellos sentados en la banqueta recargados en la pared mientras muchas personas pasan y hablamos de viajes en el tiempo o de viajes a otros lugares en instantes.

Pasa un camión con trabajadores sucios como si fueran mineros y entre ellos está un gordito que jugando jugando abraza a otro y empieza a besarlo. Quizás para provocar el otro lo agarra y después el gordito le chupa todo un pie. Es asqueroso. Si lo hacen sólo para ver como reacciona la gente, lo están logrando.

Yo bromeo y hablo de desnudarnos, total, Jorge ya nos conoce a todos sin ropa.

Frente a nosotros llega una pareja y el muchacho trae unos shorts negros, así que me acerco y veo que los dejó en el suelo pero tienen una mancha como que se orinó.

Cuando empieza a llover regreso corriendo a casa y a medio camino recuerdo que no cerré la puerta, ojalá no se haya metido nadie a robar y sí, en la oscuridad abro la puerta que está sin llave, la cierro y una vez dentro escucho maullar a un gato, lo que ma cierta seguridad y después veo a mi mamá aún dormida  y se despierta. Entonces aparece un hombre que me apunta con una pistola y yo me abalanzo hacia él para que no me dispare pero cuando agarro su arma, él con la otra mano saca otra y forcejeamos. Mi mamá piensa que debe haber más personas dentro, porque llamaron un Romeo y menciona a varias personas más. Entonces veo hacia la puerta y hay más gente entrando.
Como, si tenía llave? Y me acerco a ellos a preguntarles que hacen allí.

sábado, septiembre 24, 2016

Casas en mal estado

Snoopy se está haciendo del baño dentro de la casa y lo saco a que termine. Me tardo en reaccionar y deja todo manchado ode excremento. Ahora tendré que limpiar y afuera también dejó todo empapado. Hasta parece que llovió de tanto líquido que se ve sobre el patio. A ver como hago para que no apeste.

Mi casa está deteriorada, el porche se está despegando de la casa y se tambalea, habrá que repararlo antes de que se caiga con todo y las personas que están arriba. Me pregunto si será posible arreglarlo sin tener que deshacerlo y volverlo a armar.

No hay escalera para bajar o la que hay está colgando como las de cuerda y temo bajar. Traigo a Rusty conmigo cargado y corro por vigas muy angostas que después hasta tengo que saltar y no creo poder llegar al suelo sin daños con todo y perro. Creo que ahí despierto.

Alguien se va y Olga Laura la despide, ahora yo tendré tiempo de investigar el asunto de los baños. En esta casa hay 15 piezas y me dicen que sólo tiene 12 baños, aunque una de las habitaciones tiene dos, uno es sólo el excusado y el otro es completo.
En uno de los cuartos tomo un pedacito de la pantalla de una lámpara y escribo "red room", para saber de donde lo tomé. Espero que nadie note que a la pantallita le falta un pedacito.
Olga habla de manera muy sexy con el papá de mi amigo y me da pena, pues le promete que irán o él dice algo de venir.

Sentado en la taza del baño veo que la pared de enfrente se trasluce en las uniones de los páneles y la claridad de afuera es notoria, ahí no hay que apoyarse, lo bueno es que mientras el piso no se hunda, todo está bien.

viernes, septiembre 23, 2016

La hermana de Rigoberto

Salgo de la casa y me despido a través de la puerta de cristal, a señas, de una mujer que desayuna. Se parece a Ruby Jones. Le digo desde afuera que voy a ir a ver  su esposo y ella me dice que le diga que lo quiere mucho.

Ya viene el camión y me apresuro, pero ella sale para seguir dándome instrucciones y hasta recorre un buen tramo conmigo mientras yo estoy aún afuera del camión en el estribo. No se como vaya a hacer ella para regresarse.

Dentro del camión, me encuentro con una muchacha que platica con otra persona y después le digo que yo a ella la conozco. Tendría qué, unos cinco o seis años y era muy pispireta. Más grande, se puso muy bonita, tenía las cejas gruesas como Salma Hayek. Le recuerdo de su hermana mayor de tez muy blanca como la seda (cera?) y dos hermanos mayores también. Aunque esta niña Rocha era morenita y muy graciosa, todavía conserva algo de su infancia.

Ella sonríe y parece recordarlo también, aunque ahora ya casi no se parece.

martes, septiembre 20, 2016

Dos fajos de dinero

Vivo en el mismo lugar donde estudio y cuando voy a la oficina a buscar algo, me llevo todo mi dinero en dos fajos muy gruesos, que después dejo al igual que una gran cantidad de CDs o DVDs grabados, escondidos en el escritorio mientras voy a otro lugar por un momento.

Entre tantos pasillos me pierdo y hasta entro por error a una de las habitaciones, causando que quienes viven allí me griten y les ofrezco disculpas.

Cuando llego de nuevo a la oficina ya todos los muebles han sido cambiados de lugar y no encuentro mi dinero, así que les pregunto, y una de las recepcionistas me lo guardó pero ahora no lo encuentra.
Cuando por fin lo hace, el dinero ya está amarrado con unas ligas y hasta pienso que seguramente tomó un  billete o dos de 100 dólares creyendo que yo no notaría la diferencia. Yo le digo que ese dinero es para pagar dos meses de renta (o colegiatura), pero al final tomo mis cosas y me regreso a casa. Tomo también un montón de fotografías que están en una mesita, donde aparece alguien como Kitty de Hoyos o Margarita Gralia, pero después me entero de que es uno de mis compañeros imitándola. Como no veo bien, me llevo todo a mi casa para buscar mis lentes, pero una vez allá resulta que ya los traía puestos.

Ahora quiero ir al Museo y me voy a México, guardando el dinero en una bolsa de plástico del super dentro de una sudadera que me coloco al revés para que nadie sospeche. 
Como no se dar por mí mismo, pregunto a una pareja que están cavando o buscando algo en un pozo ya hecho como para una construción y me dicen hacia donde tengo que irme.

Me dirijo hacia allá y desde donde están me corrigen el rumbo, pues el puente peatonal por donde yo creí que debía ir, estaba cerrado. Cruzo por el otro y es una fila para abordar un ferry, al que tengo que pagar al llegar, pero como es una cooperación voluntaria que debo echar en una pecera y para no sacar allí todo el dinero, prefiero no pagar. 

Resulta que no llego a donde quería y pregunto de nuevo, y varias personas me dicen que esto es... Xochimilco? les pregunto, y riéndose de mi ignorancia me dicen que no. Entonces les digo que yo lo único que conozco es el castillo de Chapultepec, porque estuve en él en una ocasión anterior, así que al tratar de regresar por donde vine, caigo al suelo y se me abre la bolsa, afortunadamente, nadie vio el dinero dentro y lo recojo, volviéndolo a guardar.

Como ando en un lugar que no conozco, me da miedo que me quieran asaltar.

lunes, septiembre 19, 2016

Barajitas de luchadores

Encuentro piezas de mi juego exin castillos y me pongo a jugar.
Quiero pasar toda la noche jugando y hasta estoy estorbando a mis tías, quienes quieren pasar por donde estoy. Encuentro más piezas y ahora quiero utilizarlas todas y vuelvo a empezar el juego. Además de las piezas de color beige hay unas negras y quiero hacer el castillo lo más grande que se pueda sin que se caiga.

Estoy afuera y llega un borracho y me asusto, guardo todo pero no puedo cerrar la puerta y resulta que el hombre ya está adentro. Cuando se sale lo dejo afuera y meto todo lo que se podría perder, máquina de coser, otro mueblecito, un contenedor grande con otra cosa dentro, etc.
Llegan otras personas familiares o conocidos mías y hablan con él. a mí me recuerda a un luchador y saco unas barajitas que tengo, para mostrarles la estampa para ver si es el mismo, rubio, de cabello larguito y con bigotes, pero después veo que hay varios parecidos. El no admite ser alguno de ellos, y en los años 80s muchas personas se parecían.

Después me sale un muchacho (flaco, que me recuerda a uno de los green brothers) con una navaja muy grande y afilada con la que me araña un dedo y un brazo para que vea su filo y me pregunta si no me acuerdo de él. Le digo que sí, pero que al principio no porque se ve diferente. El quiere dinero y se corta un poco el pecho. Me da miedo que se haga daño o me lo haga a mí y en eso ve venir a un grupo de personas como artistas y otras con micrófonos que las entrevistan y se dirige hacia allá. Yo corro a la casa y se los cuento a quienes estaban preocupados por mí.

sábado, septiembre 17, 2016

Huyendo

Estoy huyendo de alguien que no debería estarme siguiendo porque la causa de mi huída fue un accidente o algo no intencional.
Esta persona, acompañada por alguien más, siempre está a escasa distancia de mí por más que lo intento. Me pisa los talones.
Hasta trato de treparme a un frágil ventilador de techo pero sus dueños lo encienden y empieza a girar, después trato de mimetizarme con un montón de telas vestido de tul y gasas, pero me delato aunque trato de taparme el bigote con un dedo, etc.
Qué difícil es huir aún y cuando corro varias calles en un sentido y varias en otro tratando de despistar a quien me sigue.

viernes, septiembre 16, 2016

Animales de adorno

No se quien me recomendó con ella, pero ayudo a esta mujer muy amable a limpiar su casa.
Ella tiene varios niños y de momentos sale y en momentos regresa mientras yo barro y trapeo.
Después de limpiar los mostradores de la cocina llega uno de sus hijos grandes, tipo Polo Morín, y como estoy limpiando todos los espejos, alcanzo a verlo cambiarse de ropa mientras habla con ella y aunque nunca le veo nada crucial, sí veo su pubis y trasero.

Cuando ella se va me voy con ella sin que se de cuenta, pero a unas cuadras de allí recuerdo que no terminé y me bajo del auto, dejo la mecedora de madera en esa esquina esperando que nadie se la robe y regreso a terminar de limpiar los muebles y las cosas que hay sobre ellos, una colección de diferentes animales en diferentes materiales y entonces veo que allí anda el marido de ella, que también llegó del trabajo.

jueves, septiembre 15, 2016

Cd's vírgenes

En lo que pasa algo, y Vincent me espera, yo trato de llevarme algunas cosas de plástico que creo pueden servirme en un futuro, hay unas que son demasiado grandes y sólo opto por dos, una transparente y otra gris, que despues veo tiene varios compartimentos y puedo guardar alli más cosas.

Saco al Rusty a hacer del dos y en eso está cuando llega otro perrito negro y rápidamente levanto al mío, entonces llega snoopy muy juguetón pero también lo levanto y con uno bajo cada brazo, me voy.

Una muchacha tiene que revisar 1,000 discos en blanco porque alguien los compró y hay que ver que ninguno tenga alguna falla. Yo creí que vendrían en paquetes sellados, pero aún así, ella los coloca en una máquina que expulsa uno y a la izquierda varios más como tortillas. Por allí pasa un hombre que se detiene a hablar con ella.

miércoles, septiembre 14, 2016

Pandita hipocampo

Tengo un montón de canicas y no se si jugando o accidentalmente todas van a dar al suelo a hoyos y me pongo a jugar, pero es como arena y no es fácil. No puedo ni pintar la raya.

Después las veo dentro de una computadora pero después ya no están, sino que brillan en color verde y son cables que tengo que desenchufar y me pregunto si más tarde podré volver a colocar todo en su sitio sin que se descomponga.

Unas vecinas me adulan diciendo que nadie como yo las trata con amabilidad y esto y lo otro y llega Vincent con un frasco lleno de agua y un embrión dentro, ligeramente más grande que un grano de arroz y dice que es un pandita, que estaba en unas leguminosas y veo que es rosita con algo verde en la cabeza (se sostiene verticalmente como un caballito de mar).
Ojalá en agua puede desarrollarse.

martes, septiembre 13, 2016

Me gustan los altos y los chaparritos

Me encuentro en un lugar como una cabaña acompañado por varias personas, entre ellas un par de hombres y una mujer.
Mientras cocino reviso una revista o algo (una tablet?) donde veo el mismo título varias veces, podría ser un catálogo.
Yo le echo los perros al hombre más alto y al ver que no reacciona, bromeando les pregunto, y donde están las noches de lujuria y placer que me prometieron?
A tí, le digo a la mujer, como eres chaparrita, ni te conviene andar con él, mejor agarra al otro que es más bajo y dejame el alto a mí.

Ella se ríe y me ignora.

lunes, septiembre 12, 2016

Camión asesino

Antes de salir de mi trabajo me llevo en las bolsas tuercas, tornillos y otros saldos que ya no se necesitan. En dos pequeñas toallitas envuelvo otras cosas y trato a como de lugar de que me quepan en las bolsas del pantalón y por último unos tubos o fierros grandes me los llevo en la mano, esperando pasar desapercibido cuando cruce la puerta hacia la calle.

Al salir corro y veo que estoy en la macroplaza, lo que no me explico, pues esta ferretería está en un extremo de la ciudad y no en el centro, pero sigo corriendo esperando no desorientarme y ver algún punto conocido de referencia.

Un par de muchachos vinieron por mí y a uno le vendo una caja vacía de un CD por 25 dólares. El quiere que el CD sea uno que él vió en un puesto de por aquí, así que con ese mismo dinero se lo tengo que comprar.

Subimos a un camión enorme que pasa por entre los puestos interiores del mercado lleno de gente y me da miedo que vaya a atropellar a alguien, pues desde donde estamos (la cabina) no se aprecia quien se movió de donde estaba y quien no tuvo tiempo de hacerlo. Recrimino a la mujer que manejaba y ella me dice que no hay problema. Yo había visto a varia ancianas sentadas muy juntas y temo que no hayan tenido tiempo de quitarse y ponerse a salvo.
Ella se molesta y una vez caminando dentro de mercado buscando el CD le digo que porqué le gusta tanto hacer telenovela (drama) y ella molesta, trata de golpearme.

Después voy por donde pasó el camión y veo que el espacio es muy angosto y que los canastos de nopales y demás productos estorban, por lo que trato de moverlos hacia adentro para ver exactamente cual es el área segura por donde pasa el camión. Ya no hay gente en el suelo, pero de todos modos es muy reducido y el camión iba muy rápido.

domingo, septiembre 11, 2016

La lavadora portátil

Comparto mi casa con una muchacha gordita tipo Alejandra Ley y cuando recibo a alguien y empezamos a juguetear quitándonos la ropa, me preocupa que ella, o alguien más nos vaya a ver pues no hemos cerrado las puertas.

Una señora de color me pide que le ayude a organizar pequeños objetos que tiene en repisas y ya se como lo haré. Me pregunto si esta señora me está dejando las cosas de su casa al irse, pues después ayudamos a alguien a cambiarse (o ella misma) o a llevar cosas de su casa a alguien más y yo me introduzco por un espacio muy pequeño entre unas tablas y empiezo a organizar todo.

Ella llevó un lavadora que se compone de cuatro o cinco módulos que se acomodan sobre ellos mismos hasta formar un aparato grande. Yo quería eso para mí.

viernes, septiembre 09, 2016

Realidad virtual

No se que horas son durante la noche, pero estaba jugando un videojuego y cuando descubro que anda alguien en la casa mi primer instinto es atacar.

Si me escondo detrás de la puerta podría tumbar a esta persona pero después reparo en que es Vincent que ya se va.

Hace frío y cuando leo el termostato veo que tiene un botón y que aunque sólo caben dos o tres letras a través de la mirilla, pueden leerse mensajes completos al irle dando vuelta.

Reviso unos discos a ver si los surcos están bien o se han rayado. Dicen que murió Jennifer López.

miércoles, septiembre 07, 2016

Adiós televisión

Encontramos unas telas que dejaron mis tías, y creo que de la única que mi madre podría hacerme una camisa es una que es blanca con diseños dorados (que me recuerda a la ropa de Gianni Versace, o las que usa Albertano), pues el dibujo podría quedar tanto en la espalda como en el frente y en ambas mangas.

Otras telas de fondo blanco parecen más como para cortinas, pues tienen, dos de ellas, flores de diferente estilo en color rojo, con hojas verdes. Los rollos de tela son grandes.

...
Mientras escucho la televisión a lo lejos, hablo con Juaniguis por teléfono y recojo pedazos de un queso que yo mismo hice pero que por alguna razón está en el suelo, debajo de un mueble. Juan me pregunta si he escuchado lo último de Ricky Martin y le digo sí, lo del crimen? y en eso escucho que en la televisión dejo de oír lo que estaban hablando e interrumpen con otra cosa, quizás comerciales. Es la gota que derramó el vaso, pienso, y anunciaré que oficialmente dejaré de ver televisión. Si sólo lo hacía para ver a Mizada y ahora ya siempre se me pasa por el cambio de horario, ya no vale la pena ver nada.

Con trocitos de queso quito un polvo como harina de una máquina como de coser donde está incrustada, pero necesito algo como un tenedor con qué raspar más y el queso ha recuperado su humedad y su consistencia chiclosa por sí mismo dentro del recipiente

martes, septiembre 06, 2016

Mudanzas

Vengo saliendo de un lugar con otras personas y se nos acerca un muchacho que me ofrece dinero por viajar a otros lugares y recoger cosas. Yo le explico que mi desplazamiento es limitado, así que tendría que ser únicamente a los lugares a donde yo pueda ir.

Busco a Vincent y cuando lo encuentro y subo, veo que tiene la camioneta llena de cajas y después tiene que subir un desnivel en la calle y hasta creo que no lo logrará por el peso, pero sí lo logra.

lunes, septiembre 05, 2016

Mamá me busca novio

Mientras las mujeres hablan (entre ellas está Edith González) de como los hijos de artistas desde muy pequeños están expuestos al alcohol y otras cosas, yo muy molesto calculo cuanta carne necesito para hacer unas hamburguesas y me falta, seguramente para completar con los panes que hay. Tomo algo de jamón y con las manos trato de hacer una bolita pero no está molido y me resulta muy difícil.

...
Mamá me busca novio.
Tengo más hermanos y Pablo no soy yo, los dos que somos gay sospechamos que él también es aunque él lo niegue. Mi mamá lo sabe y trata de encontrarme a alguien pero yo me río de Pablo y mi otro hermano, pues lo necesitan más que yo.

Con un muchacho y una mujer, conversamos acerca del maquillaje en algunas mujeres, quienes gustan de salir a la calle convertidas en verdaderas estrellas de cine.
Yo tuve una compañera de trabajo en Tamaulipas (Transportes?) que era una muñeca. Hasta se vestía aquí en el trabajo para no estropear su ropa en el camino.

Y si después no les gustaba como quedaban, dijo mi compañera, podrían quedarse como venían y no ponerse el vestido bueno, verdad?

domingo, septiembre 04, 2016

Viaje al pasado

Estoy en un lugar muy concurrido donde veo a Julia Louis-Dreyfuss con un sweater largo de hilo delgadito en color beige con capucha y con un maquillaje muy dramático, a lo femme fatale.  Le pregunto a Gerardo a ver si él la vió, pero él está de espaldas y no voltea.
...
Estoy dentro de una nave y me asomo a algo como un desnivel, para avisarles a quienes están allí que tienen que hacer algo porque me enteré pues vengo del futuro pero no quiero robarle el crédito al doctor así que él también se los dice, aunque yo sólo quería ahorrar tiempo.

El doctor trae unos boxers rosas o rojos ya muy gastados y su bata blanca, pero al sentarse se le abre y se le ven los cortos.

sábado, septiembre 03, 2016

Perros y gatos

Camino una gran distancia para impresionar a una muchacha pintándole un cuadro. Traigo sólo una toalla anudada a la cintura y otra al hombro, doblada.
Como ella fuma, yo también, y le comento algo acerca del aliento con olor a cigarro, que es preferible al mal aliento. Ella no me cree, pues piensa que lo digo sólo por halagarla.
Yo mordiendo el cigarro, me doblo la toalla del hombro y después ya lejos de ella y quien la acompañaba, me ajusto la de la cintura y entonces descubro que sí traigo ropa interior, por si acaso.

...
LLega un hombre enorme y pelón del tipo del luchador stone cold, amigo de Vincent, a regalarle una playera negra con algún diseño en blanco que también tiene una plaquita metálica atrás en el cuello. Vincent me la presume mientras sigo limpiando.

Cuando encuentro lo que yo creo es el aceite para la madera, en una lata de aerosol, resulta que al limpiar, la madera se despinta y queda un plástico transparente. Dejo de tallar el extremo de esa mesa y después con agua, quiero quitar el aerosol que ya había echado, lo bueno fue que esto es el extremo y ojalá no se note. Creo que Vincent usaba esta mesa para planchar.

Camino con mi perro en una correa y vemos un gato pinto debajo de un arbusto pero el perro no hace escándalo. Afuera de su casa, están doña Eva Gámez y su familia y yo le comento de lo que se parecen mi perro y su gato, pues ambos son pintos con grandes manchas blancas y negras. De hecho, si no fuera por el hocico largo, juraría que es un gato angora.

Más tarde llega a mi casa otra vecina, muy parecida a aquella que vivía al lado de Loretta Young, y para cuando acuerdo, ya está casi dentro de la casa, pero se detuvo cuando vió al perro. Le digo que no tema, que acabo de ver a Doña Dominga (Eva) y entonces ella me recuerda ir a cortar el pasto de sus familiares que viven por aquí cerca. Ella trae un niño con camisa celeste y Vincent está con otros tres vestidos igual repasando unas clases. Yo creí que el grupo era de 15 pero sólo veo tres. 
Le damos al perro una galleta y empieza a jugar con la vecina, antes de irse. 

jueves, septiembre 01, 2016

Transplante de rostro

Le digo a alguien que yo podría hacerle un transplante de rostro pero una vez habiendo cortado desde una oreja a media frente, en una línea finísima casi imperceptible, pero que sí sangró levemente, me arrepiento y la dejo ahí.

Ahora debo buscar a alguien que sí sepa y termine el trabajo. Yo creí que sería más sencillo, pero veo que no.

Tengo que salir a trabajar con un grupo de personas aunque llovizne y salgo por otra parte, me cambio de ropa y pongo más gas en la máquina, que una vez encendida, no puedo apagar y veo como el gas burbujea dentro. Doy la vuelta y llego de nuevo al frente, donde me veo salir con las personas y noto que tengo el cabello mal cortado, y de otro color, pero lo más notorio son las mordidas y comento con dos personas del grupo que los dientitos de la máquina están diseñados para no hacer esto, sólo hay que colocarlos de forma que no toquen el cráneo. Hablamos de eso un rato hasta que encontramos a otro grupo de personas trabajando y vemos que una de ellas nos es conocida (es negra). Se lo decimos y ella también nos recuerda.

Y ya que estamos en eso, pregunto a mis acompañantes si recuerdan a aquella mujer de color, robusta que nos acompañó toda una noche en la casa? Sí?

Había un chino con una corneta que ya me tenía harto. Me quejo de él.

Después, limpiando una hielera o una vitrina donde se colocaban pescados o mariscos veo dos billetes de 10 dólares, uno mojado o engrasado y el otro bien, los dos doblados, y quisiera tomarlos como he hecho antes, pero después pienso que tal vez los dejaron ahí a propósito y se darán cuenta. También hay un billete saliendo un poco de una bolsa de plástico que tiene algo dentro y pienso que es el cambio para quien pase luego por el paquete y ese tampoco lo tomo.