sábado, diciembre 31, 2016

Trabajando el tiempo se pasa volando

Mi reloj de pulsera tiene de correa muchos hilos de chaquira entre amarillo y verde limón, jaspeado, y me cuesta trabajo ocultarlo de los demás. 

Una mujer me pide que le ayude a quitar algo de pasto o yerba de la orilla de su casa y pienso hacerlo después de que termine otra cosa que tengo que hacer, pero llega su marido y la ataca. No se porqué se habrá molestado.

Después creo ver a Claudio en una camioneta pick up celeste con blanco y dejo de cortar una orilla para ir a verlo pero de la camioneta, que se estaciona en una esquina, se baja una muchacha.
Finjo como que yo iba a otra cosa y quiero seguir trabajando pero dentro de un local donde hay personas esperando y no quiero molestar, así que intento preguntar si puedo regresar a otra hora, después de que hayan cerrado, aunque no se si alguien quiera esperarme a que termine para irse a su casa.

En una especie de tapanco, veo a una gata con gatitos en la mera orilla y temo que se caigan. Hay bastantes gatos, incluso uno con los ojos zarcos, uno verde y otro rosa.

viernes, diciembre 30, 2016

Mi casa podría caerse

Mi casa móvil está toda chueca y tembeleque.
Escucho que alguien entra y seguramente es con malas intenciones, así que corro tratando de escapar a pedir ayuda a los vecinos.
Cuando regreso pienso en que hay que reparar la casa o se vendrá abajo.
No hay nadie.

jueves, diciembre 29, 2016

Canario

Voy al super y después de surtirme, empiezo a devolver artículos que tenía en una lista porque se me está haciendo muy caro lo que llevo, especialmente ese canario que de 25 dólares me lo dejaron en 15.

15 es lo que cuesta un periquito, le digo a la muchacha, pero aún así, no puedo llevarlo. Alguien me apoya, diciendo que si después tendremos que viajar en el mismo auto tendremos que protegernos con un impermeable o algo, pues los pájaros son sucios.

miércoles, diciembre 28, 2016

El collage con tachuelas

Me siento frustrado porque tengo que enviar una composición tipo collage pero no logro que las diferentes piezas de papel se queden en el cartoncillo. uso tachuelas pero como después tendré que escanearlo no se si se pueda. Tengo que colocar la información de forma atractiva y mientras lo hago le cuento un chiste de un comediante Billy Kitlen o algo parecido a quien me acompaña. También le hablo de un lugar donde venden unos tomates por aquí cerca donde uno mismo los corta de la mata.

Llega Carmen Aristegui a ayudarme con el collage y antes de enviar este trabajo pide al hijito del vecino que vaya a preguntar algo y se ganará 20 pesos, de su respuesta depende si colocamos en mi trabajo una nota acusatoria o no. Espero con ansia el regreso del niño para poder terminar y deshacerme de esto de una vez por todas.

martes, diciembre 27, 2016

Casas de colores

Pintaron ocho casas y yo entro a una de ellas pensando que está vacía y hay personas viviendo allí. 
Hablo con la señora y le explico, que mi curiosidad es que los colores que eligieron están muy raron y no combinan- Hay una por ejemplo, que tiene dos tonos de verde, pero esta tiene como cinco colores diferentes-

lunes, diciembre 26, 2016

Mi tejido Dalí

Cuando dejo de trabajar, sustraigo algo que espero nadie note pero varias personas me entretienen y temo delatarme. Incluso algo se me cae y después tengo que regresar por ello. Llega Mariah Carey y aprovechando la distracción, salgo de allí.

Caminando por las calles reconozco el lugar donde estoy y se trata de Monterrey. Me acerco a la central de autobuses para dirigirme a Linares y al pensar que tengo que viajar por carretera con lo peligroso que es, pido a Dios que ojalá no me pase nada durante el viaje. 
Arriba del autobús se me acerca el Piporro y ve que traigo una manta tejida y él reconoce el diseño por su nombre, pero vista desde el revés, que es donde se ve un ojo y otras cosas. Yo la tejí esperando nadie descubriera, viéndola por el derecho, de que se trataba. Parece animal print de leopardo.

sábado, diciembre 24, 2016

Las cápsulas

Martha quiso que la acompañara a unos de sus sencillos viajecitos y en una de las vueltas se dirige a otra parte, por lo que le digo que ya no puedo acompañarla, no en estas salidas que se vuelven interminables.
Resulta que me llevaba a donde unos chinitos tienen un negocio y ella necesita un rollo de malla de gallinero que ellos venden ya con unos postecitos de madera como para enrollar a alguien.

Después llego a un viejo barco y subo hasta cubierta. En dos de sus extremos tiene sus cápsulas que saltan al agua. Yo entro a una de ellas por un tubo estrecho pero resbaladizo y una vez dentro presiono un botón, que hace girar la cápsula conmigo dentro y como tiene un lado abierto, temo caerme, pero presionando el botón nuevamente, la cápsula sale expulsada y cae en medio del lago. Yo no quería mojarme pero como puedo salgo a la orilla.
Llegan dos niños que quieren jugar y pienso permitírselos, pero cuando llega Melina con otras mujeres en un coche, les digo a los niños que digan que son mis sobrinitos, a ver si no hay problema. 
A las mujeres les explico como subir y uso la segunda cápsula, pero esta sí que no sirve  y después del tobogán hay agua podrida y algo como tripas colgando donde debería estar la cápsula. 
Como puedo me echo al agua para enjuagarme y veo un pato o algo. 
La escalera para regresar a la nave es plegadiza y entre más le jalo más escaloncitos salen y entre ellos, como son metálicos, hay enredado un collar de clips de plástico, que tienen algo como unas medallas de identificación (dogtags) en un extremo, que quiero rescatar.

viernes, diciembre 23, 2016

Entre lobos hambrientos

Desde mi ventana espío a mis vecinos porque lo que hablan se escucha hasta acá. Quiero saber cual es el problema del que hablan. 

Adentro, hablo de algo con Angélica, pero ella no me presta atención.

Voy caminando por la calle con Gerardo y de pronto veo que unos lobos nos empiezan a corretear y saltan hasta donde sea. Yo corro entre los coches y sorprendo a Gerardo trepándome a las camionetas pero los lobos saltan detrás de mí y aunque trato de atajarlos a golpes con los puños, ellos insisten. Desde lo más alto subo despué a la caja de una camioneta y al hacerlo, pienso que ha sido una mala idea. 

En una esquina de la casa siniestra, Mel Gibson y Antonio Banderas son una especie de zombies que quieren mordernos pero nadie se les acerca, hay otro actor con ellos que ahora no recuerdo. Entre ellos lo que hacen es defecar para ver si así se curan de eso? No creí que fueran a hacer esto, pero de sus traseros salen gruesos chorros achocolatados de algo espeso como el material rosa del que dicen hacen las hamburguesas y nuggets. Ellos no tienen más que comerlo.

martes, diciembre 20, 2016

Todo gira en torno a Trump

Me molesta que alguien en mi casa acepte votar por Donald Trump a cambio de 300 dólares en víveres. El llega a la casa y después de que escaneo los códigos de barras de los productos, veo que en realidad fueron 398. No los vale pero en fin, no fue mi decisión.

Después camino por las calles en construcción saltando entre las máquinas y mezclándome entre los trabajadores, cuando escucho decir que uno de los dos extremos de esta calle podría explotar. Respiro aliviado cuando veo que la explosión fue lejos de aquí, pero después veo que donde yo estoy todo se está desmoronando también. Los trabajadores empiezan a correr sin salida, todos los edificios y hasta el suelo se desintegran como si fueran de arena y cuando ya me daba por perdido, veo que alguien nos llama desde un quicio de una puerta hacia donde está el suelo más estable. 
Yo me sentía seguro aquí porque entre nosotros andaba el hijo de Trump y nada, que de todos modos tuvimos que correr asustados. Afortunadamente sólo fue el susto.

Malillany Marín aceptó hacer un comercial o algo para Trump y mientras la maquillan y visten advierte que en lugar de que le paguen, ella será quien desembolse 300 y algo más 100 y algo más y en lo que alega si lo hace o no, llega trump con su abundante cabello color naranja como si fuera una peluca de peluche bajo su gorra y Carmelita Salinas entra a hablar con Malillany seguramente para convencerla.

lunes, diciembre 19, 2016

El chiste es robar

Algo tomé de casa de Juan Reyes que espero no se haya dado cuenta, pues cuando platicamos, yo finjo demencia como si nada hubiera pasado. Tiene que ver con un burrito, que me llevo de nuevo cuando me voy.

Debe tratarse del contrato de algo que a mí no me pertenece, o quizás algo relacionado a su trabajo como electricista.

En mi trabajo me piden que enumere las cosas buenas que he hecho porque piensan despedirme y yo creo que he hecho mucho por este lugar pero no empiezo a hacer ninguna lista. No se me ocurre nada o no se por donde empezar.

Por lo pronto lo que quiero es llevarme lo más que pueda antes de irme y empezaré por las luces de navidad. Mientras reviso cuidadosamente por fuera de la casa, me topo con la hermana de Don Luis, y le pregunto por él. Ella me responde que está bien. Le comento de la pegazón que hicieron cerca de la puerta en la escalinata, fácilmente visible por ser de madera distinta (4x4) y además está sin pintar.

Llego al lugar público donde están las decoraciones navideñas y tomo la que no está encendida, que tiene las lucecitas en forma de barrilitos con un cinturoncito. La enrollo y me la llevo en la bolsa derecha del pantalón, y en la bolsa izquierda me guardo un puño de refacciones de luces y de fusibles, de una cajita con divisiones como las que contenían esferas tradicionales, donde hay mucho de todo en cada departamentito y que está colocada dentro de una especie de jardinera junto a unos arbustos.

Esperando que nadie me haya visto o que a nadie le importe lo que estoy haciendo, reflexiono acerca de lo que tomé de casa de Juan y pienso si no tendrá él cámaras de circuito cerrado, si no me habrá visto o si para cuando yo fui a verlo descaradamente, él ya sabía o ignoraba lo que hice. 
Total, con las luces en mi poder paso por un taller y veo guantes sucios de grasa colgados de un panel de esos que tienen hoyitos donde en ganchos se colocan cosas.
Saludo a alguien que va llegando y sigo mi camino.

Nota: Como no encontré imagen para las luces navideñas, esta es la idea. Son como estas cápsulas pero con un cintillo abultado al centro y van unidas por los extremos como si fuera un collar. 

domingo, diciembre 18, 2016

Incesto

Trabajo con una familia muy especial donde la mamá es muy necia y casi todo lo que hago lo tengo que esconder porque ella anda nomás husmeando. Cuando descubre algo, siempre mete su cuchara.

Desde donde estoy, después de hablar con ella de algo que vió escondido detrás de un mostrador, veo que se acerca su marido cargando a su hijo desnudo. El hombre es viejo, del tipo de John Goodman y el muchacho ya está grande, pero viene como desmayado, inerte.

Su padre lo coloca sobre una superficie y se trepa sobre él. Asegurándose de que nadie lo vea, pero mirando hacia donde estoy yo (la mujer y el resto de la familia están más lejos de ellos como hacia la salida), se levanta la bata y mientras yo pienso que no puede ser verdad lo que estoy viendo, lo penetra y el muchacho empieza a reaccionar, pero vuelve a la inconciencia. No puedo dejar de mirar.

sábado, diciembre 17, 2016

El circo de Capulina

Antes de ir al museo donde se presenta el circo de Capulina, debo ir a su escuela a ver a mi amigo Andrés, al que llaman Andy, porque me tiene que dar o devolver un dinero.
No lo encuentro. Sus compañeros no saben donde está pero después corren asustados porque hay un vampiro o un fantasma y tienen que esconderse. Yo me quedo en la entrada y de repente veo al fantasma salir de uno de los corredores de derecha a izquierda. Se parece al de la película CAZAFANTASMAS pero todo en color blanco resplandeciente.
Como Andrés nunca llega, salgo a la calle y veo a mi mamá con los perros en el camellón y como no recuerdo si íbamos a ir juntos o no, corro a alcanzar el camión antes de que se me pase. Uno se me pasó pero corro a la parada y alcanzo otro. Afortunadamente, traigo dinero y coloco un billete de 20 dólares en la ranura a la entrada del camión y subo. 
Le digo al operador que me tengo que bajar en el museo donde está el circo de Capulina y me dice que ya nos pasamos. Bajo corriendo porque no quiero llegar tarde. 

jueves, diciembre 15, 2016

Saldando deudas

Una persona viene a pagarme y me entrega varios billetes de 20 dólares. Yo se que tengo que darle cambio, pero alguien más que anda allí me distrae. No quiero quedar mal con quien me paga.

lunes, diciembre 12, 2016

Personas perdidas

Mamá no está y Junior, que tendrá a lo sumo unos 10 años, me pide permiso de salir a hablar por teléfono. 
Aprovechando, le digo que cuando abra alguna de las puertas o las ventanas, tenga cuidado, pues como vivimos en un segundo piso, no vaya a ser que uno de los perros corra y salte y le pase algo. También le digo que cuando regrese saldremos a caminar con los perros, así él se lleva uno y yo otro.
Después de que se ha ido, pasa bastante tiempo sin regresar y me preocupo. Salgo a buscarlo con todo y perros, nos encontramos a varios animales en el camino como un borrego, un caballo y aunque temo que vengan otros perros, sí los vemos, pero están muy lastimados, creo que es un perro y un gato. El perro se sienta y levanta su pata delantera derecha como saludando y me enternece. Seguimos adelante sin encontrar a mi hermano.

Desolados, regresamos a casa y descubro que ahí está, entre la ropa que descuidadamente alguien colocó en una cama asoma a cabeza. Se ve mayor, como que se acerca a los veinte y ahora nos preguntamos donde puede estar mamá, que tampoco ha regresado.

La vemos en la televisión, pues alguien le colocó encima unos cuerpos ensangrentados y la policía está tomando fotos e investigando y me imagino que ella no puede moverse de ahí hasta que todo concluya.
Como eso es aquí afuera del edificio, salimos a verla y entonces los cuerpos, que uno es de un policía, empiezan a hablar pues no están muertos sino muy malheridos. Yo le digo al muchacho que mejor no hable, que espere a que llegue la ambulancia y el otro se levanta y se va.

Cerca de allí veo a la tía Julia con Eduardo. Ella está de espaldas con un sweater de rayitas y su cabello rubio corto y rizadito. La abrazo por la espalda y le digo cuantas ganas tenía de verla y Eduardo, sin hablar, me muestra su dije, que tiene un nombre inscrito y no es el suyo. Entonces veo que ese funciona como un micrófono, pues una de las muchachas empieza a platicar conmigo y me da instrucciones para que le consiga a su papá otro dije de la sirenita, que es el que está de moda.

Salgo de allí y paso por un restaurante de donde hay que pedir permiso para salir y después de que a una muchacha la barren con unas ramas voy y trato de darle a mi perrito un poco de papel de china verde creyendo que es lechuga y no, es donde venía un taco envuelto. Mejor le doy el taco.

sábado, diciembre 10, 2016

Será melon, será sandía

Cuando vamos a visitar a Gerardo, nos dice que como no todos los apartamentos están ocupados (yo creí al principio que esto era un hotel), él ha dado alojo allí, en el número 8 y en otro, a dos de sus amigas. 
Platicando, riendo y recordando viejos tiempos se nos pasa la tarde.

Yo no se por donde entramos las dos mujeres que me acompañan y yo, el caso es que cuando a Gerardo le llega una visita a mitad de la noche (será que le vienen a "cobrar" la renta?), vemos en siluetas que la cosa se pone sexual, pues su "amiga" es hombre (y muy bien dotado) y tendrán relaciones.

Yo aprovecho para decirle a una de las muchachas que me acompañan, que aquí Gerardo paga 400 (no recuerdo si pesos o dólares) y mostrarle que los espacios son bastante amplios. Tal vez para el precio. La llevo a hacer un recorrido desde la puerta de entrada, y le muestro (bastante bien amueblado todo) el recibidor, hacia adelante, la sala en un nivel más abajo a la derecha, después el comedor más hacia el fondo a la izquierda y al mismo nivel que la entrada y en eso vamos cuando se nos aparece Gerardo con su "amiga" ya a plena luz y veo que me recuerda a alguien (Conchita Wurst), pero más barbona y al abrirse la gabardina me pregunta si la reconozco.

Le digo que no e insiste. Las muchachas ríen entre ellas y yo por más que trato de acordarme no logro recordar su nombre. No me  enseña su miembro pues lo tiene escondido entre las piernas, pero tiene un cuerpo muy velludo y musculoso.

viernes, diciembre 09, 2016

La cama extra encima de la litera

Estoy haciendo algunas mejoras en la casa y le muestro a Olga Laura la camita que adapté encima de la cama superior de la litera. Es muy angostita y no está terminada, pero me meto en ella y al ver los barrotes desacomodarse con el vaivén del colchón, que se mece, pienso que ojalá no se caiga.

Una vez abajo, le digo que es muy fácil, es como hacer una banca, y les recuerdo a ella y a Gerardo, de la banquita que tengo en el pórtico para que los perros se sienten y ninguno de los dos dice recordarla. Insisto y les digo, la banquita, la que pinté de blanco y está muy vieja y podrida, hasta que por fin hacen como que se acuerdan aunque no se si sea verdad.

Gerardo, en su casa, tiene un tiradero y además una hijita muy pequeña pero bien traviesa, quien después de que él hace como que la patea (espero no haya sido cierto porque eso pasó detrás de unas cajas y no ví si en efecto le dió o no), ella regresa haciendo como boxeador y amenazándolo con los puños.

Alguien toca a la puerta y Gerardo va a abrir.

miércoles, diciembre 07, 2016

El vendedor ambulante

Estoy vendiendo algunas cosas afuera, en la parte trasera de mi casa, pero cuando un hombre sube al techo de mis vecinos a hablar y mucha gente llega a escucharlo, prefiero guardar todo y que no crean que lo hice sólo para aprovechar esta oportunidad.

Algo le va a pasar a mi casa y yo quiero que todo siga igual.
Entro a revisar y cuando salgo quiero que ya nadie entre.

martes, diciembre 06, 2016

Caminos de Monterrey

Ya que estoy en mi casa y conociendo el camino a casa de tía Julia, decido visitarla. Se que el camino de directo y me voy caminando por entre dos casas que dejan un angosto pasadizo. El camino no está parejo, pues además de zanjas como arroyos que no tienen puente sino algunas piezas rotas de ladrillos o piedras que alguna vez pudieron haber sido rojas y se han desteñido, hay pedazos de las estatuas rotas como cabezas de atenea y cosas parecidas.

jueves, diciembre 01, 2016

La aplicación

Hay una serie de televisión que ya ví o ya me se el final, aunque le hayan cambiado cosas.

Estoy con Gerardo en un localito vendiendo cosas y llega una muchacha a tratar de dejar ahí un app, que me muestra en un aparatito que supongo es un teléfono. Le digo que el dueño no está y que tiene que regresar en otra ocasión. Dice que este servicio cuesta 140 (me imagino que serán dólares) y yo le comento que su app me recuerda mucho a otros que ya nos han ofrecido con objetivos diferentes y hasta en menos de 100, como el de niños, etc. 
Este es para personas de nuestra edad y voy y le digo a Gerardo, mira, para que le preguntes a la gente si se acuerdan de tal o cual programa de televisión o de señorita cometa y soltamos la carcajada.
Algún problema tuve con Gerardo porque había andado muy serio conmigo y ahora le pido disculpas.
La muchacha me pregunta si el dueño ha pintado los lienzos que tenemos aquí pero le digo que no, que otras personas los han dejado a consignación.

miércoles, noviembre 30, 2016

El laberinto del cine

Estoy perdido en el cine porque es como un laberinto con escalinatas que llevan hacia arriba y otras hacia abajo. Yo se lo que quiero ver pero no encuentro la sala. Mientras bajo veo que una familia trajo a su mascota con sus perritos sin temor a que se caigan, pues no hay protección entre el barandal y el piso al filo de la escalera y los perritos son muy pequeños, como ratones.

Afuera, veo que el transporte urbano no se detiene y subo a una combi con unos conocidos, pero ahí dentro veo gente sospechosa. Esa combi nos lleva a un lugar que parece abandonado u olvidado y después de conversar con algunas personas, alguien ensangrentado me pide una aguja con hilo negro. Como no veo que sea para él, sospecho que le hizo daño a alguien y ya se a quien. 

Busco aguja e hilo pero no encuentro negro, sólo rojo muy poquito y además de lo que batallo para enhebrarla, rápidamente se me desenhebra y ya no puedo usar nada como hilo. Hay un trapo que no se puede deshilar porque tiene como uñas de gato en las orillas.

Veo llegar a Carmen Aristegui y después la busco y no la encuentro. Abro una puerta sin tocar y veo a una mujer a la que llamo Carmen, pero al voltear a verme descubro que no es. Le pido hilo y ella dice que me llevará a donde hay.

martes, noviembre 29, 2016

El parque de diversiones

Mister Fred está vivo. Cuando voy a su casa veo que hay un busto suyo, o quizás algo más como una máscara mortuoria muy real que sobresale de la pared y que de repente empieza a moverse. 
¡Resulta que él lo había planeado todo como una broma!

Me acompañan una mujer y un niño a un parque de atracciones muy grande que tiene otra gran sección en las alturas, a donde se llega en unos elevadores cilíndricos como de madera y que toman bastante tiempo en llegar, por lo que me imagino la altura es mucha. Me pregunto que tan estable será esto, pues allá arriba hay muchas cosas, hasta construcciones y yo tengo que subir hasta la torre más alta y ver el paisaje desde allá.

Hay mucha diversión y hasta promociones, pues las personas pueden casarse, y para eso hay que dejar un anticipo y la huella digital. Hay balnearios, jardines, y hasta una fuente a donde se llega a través del juego de los carros chocones, aunque nos lo prohibieron. Como es muy lejos para ir a dar la vuelta, nos trepamos por donde los carros circulan y cortamos camino hasta los jardines de la fuente, donde las personas recolectan agua en sus vasos para tomar.

Por allí vemos a una muchacha colgando mientras escucha música y temo se caiga al vació, pero después veo que no hay tal, sino que es otra plataforma en un nivel más abajo y yo salto, viendo que en el centro hay un hoyo, no se si accidental o hecho a propósito.

Esto debe costar más que ir a Disneylandia, me imagino.

domingo, noviembre 27, 2016

Las pelucas

Quiero sacar a mis perros a pasear, pero alguien amarró un montón de perros afuera de mi casa, en el porchecito de atrás. Me meto rápidamente, pero uno de ellos trata de entrar, por lo que tengo que sacar su cabeza a la fuerza y cerrar la puerta.
Salgo a ver porqué mis vecinos han hecho eso, pero ellos lo niegan.

Regreso a mi casa, donde mi hermano está con un amigo suyo que me alaba por tener tantos libros. Le explico que los míos personales están en mi recámara, y él dice que esto debe valer una fortuna.
Ese muchacho trae un aparatito y busca donde conectarlo. La mujer que vive conmigo, Alma, tiene una ancheta de esas, pero no se como se usa.

Mi hermano nos muestra una peluca y me pide que busque a la Tarabilla, que es quien tiene cabezas de hielo seco donde guardarlas, así que salgo y me dirijo a su casa.

Cuando llego allá, con ese grupo de mujeres está mi mamá, viendo un video de Rodolfo vestido de mujer con una peluca de color negro y muy bien maquillado, llamando a alguien llamado Valentín. 

De regreso a mi casa veo un accidente de un auto a lo lejos.

sábado, noviembre 26, 2016

Robo

Me encuentro con un grupo de negros que me critican porque decido salir a buscar algunas cosas que cuando las traigo se molestan. Les explico que las tengo que traer y no me dejan. Hay algo en lo que ellos no están de acuerdo.

Yo salgo y recorro alrededor de un edificio guardando en un zurrón las cosas que colecto. Al verme, alguien me acusa de robo y en lo que les demuestro que estas son cosas que yo ya traía, BJ Chambers sale corriendo de su cuarto.

En un lugar con un escritorio muy grande donde estamos muchas personas, mientras alguien distrae a Horacio Villalobos yo extraigo unos papeles que quiero llevarme, papeles que están duplicados o que no serán extrañados, pero si me descubren diré que solo quiero fotocopiarlos. Quiero hacerlo discretamente pero se me caen causando un gran escándalo.

martes, noviembre 22, 2016

Viviendo de altura

Estoy viviendo en Canadá con el hermano de Angelina Jolie y el problema es que uno de mis perros se orina durante la noche y rápidamente trato de llevarlo afuera, pero no hay donde. Lo más lejos que llegamos dentro de la casa es a un lugar en un nivel alto y sin protección y temo podamos caernos. No se que estoy haciendo acá y después llegan Angelina y su marido en un auto con dos frentes y me subo. 
Ellos van en uno de los frentes y cuando veo hacia atrás, hay exactamente lo mismo, volante, pedales, tablero, etc. me pregunto si estos asientos del centro se voltean de acuerdo al frente que se esté usando.
Llego con ellos a un edificio donde viviré y donde me cobran 500 dólares al mes en lugar de 1,500. Ellos tienen aquí un negocio.
Les pregunto a que horas salen ellos a pasear a sus perros para incluirme yo, pues tampoco veo jardines o espacios donde ellos puedan defecar. 
Cuando entramos vemos a un perrito extraño y Rusty salta sobre él tirándole una mordida que resulta se amistosa, pues no le hace daño.
Salgo a la calle y veo que sobre la puerta de la entrada hay una cara en relieve de Chabelo. 
Me encuentro con un amigo y lo invito a conocer mi casa, así como a un compañero de trabajo. Adentro, en el lobby o en alguno de los negocios, vemos a dos personas conocidas más y vamos todos juntos a mi apartamento. Para llegar al de mis vecinos, hay que pasar primero por el mío.

domingo, noviembre 20, 2016

La gorda Carstens

Me trajo el cartero un catálogo o una lista con los nombres de todas las vedettes o travestis que han pasado por un centro nocturno al que soy asiduo, lo que me da mucho gusto, pues ahora por fin podré verificar algunas cosas que tenía en mente.

Por lo pronto le pregunto si aparece aquí el nombre de la gorda Carstens y me dice que no, que posiblemente me haya equivocado, ya que él no recuerda haber visto su puesto en el lugar donde se presentan muchos espectáculos de travestis.

Con el catálogo en la mano, corro a contárselo a Gerardo, mostrándole una foto de alguien llamado Octavio, seguramente al que yo estaba confundiendo con Carlos Carstens (que podría ser en realidad Agustín) y le digo mira, con este cuerpo debió haber hecho a Ana Torroja, y soltamos la carcajada. Octavio, siendo gordo, hacía puros personajes de flacas.

Empieza a llover y le digo a alguien (una mujer) que está conmigo en el pórtico, que aproveche y enjuague un recogedor de basura que está sucio y que lave la bacinica que tiene algo de orines. Es cuestión de sacarla a donde le caiga agua y ya!

sábado, noviembre 19, 2016

Mi cabello con roles

Como tengo el cabello largo y muy sedoso, me pongo roles y al quitármelos, me gusta ver como mi pelo se mueve aún sin que le de el aire.

viernes, noviembre 18, 2016

NOche de cine

Alguien tiene una maqueta circular para los hot wheels pero yo quiero una más grande con otras dos calles y que las luces de los semáforos enciendan y las de los autos también.
Para eso, pediré a un amigo que sabe de electrónica que me ayude.

Una de mis vecinas se está cambiando de casa y yo quiero ver las cosas que empaca y las que desecha. Su hijo, Juanjo Behart Ruiz, hizo una película y ella quiere que yo vaya al cine donde la exhiben porque él dará unas palabras al final. Yo no sabía que su papá era extranjero. Juanjo hizo su película y me saludó al final, es guapo. Moreno y de labios gruesos.
De regreso llego de nuevo a su casa y ya solamente está un tío, con quien platico un rato.

Me llevo unos cables y después se me pierden en la plaza.

Paso por donde vive Kay Kiels y allí está sentada en el balcón sola. Me pregunto si no habrá quien la visite.

Alguien me dice que Atala Sarmiento iba a estar en la premier pero yo no la ví.

En mi casa tengo la escalera de madera que quiero guardar pero como que se descuadró y ya no cabe en el espacio que le había asignado.

jueves, noviembre 17, 2016

Muere tía Concha

Hace como una semana murió mi tía Concha, pero y le digo a la persona que me acompaña que murió ayer. Me siento muy triste y empiezo a llorar y él me aconseja que vaya a ver a mi familia.
Le respondo que no creo por hacerlo, aunque pensándolo bien, sí hay alguien que debe estar sufriendo lo mismo o más que yo. Olga Laura.

lunes, noviembre 14, 2016

La puerta

Una de las habitaciones de mi casa no tiene puerta y eso me preocupa.

viernes, noviembre 11, 2016

Huyendo

Algo le hice a Gerardo que ahora lo escucho gritar muy molesto y tengo que escapar, trepando de espaldas por unos tiros muy angostos como de chimenea, done hay unas cajas. Trepo al primero, pero como veo que puedo subir más, trepo a otro más arriba.

martes, noviembre 08, 2016

Destrucción

Estoy durmiendo en mi habitación y de pronto me despierto sobresaltado al ver a Vincent entrar sin tocar y con algo en la mano para curar a uno de los perritos, que están aquí, en mi cuarto.
Veo por la ventana mucho alboroto y luces y me asomo pues creo que es la policía y sí, mientras Vincent le inyecta algo al perro y se lo lleva para traerlo después todo remojado, yo veo la destrucción afuera con ruinas y pedazos de piedra y blocks en montones.
No se que estará pasando. 

...
Ando caminando rumbo a mi casa y paso por donde una familia tiene una venta de garage y llego a ver que tienen. Me dicen que tome lo que quiera porque creo que no tuvieron mucho éxito y ya no quieren quedarse con las cosas y cambio algunas de las que yo traía en unas cajas para acomodarlas y que todo me quepa en la menor cantidad de mochilas posibles, así me cuelgo una a la espalda y tomo las otras dos con cada mano. 
Les pregunto si estarán aquí de nuevo dentro de una semana pero me dicen que no. Quisiera dejarles mis datos para que me llaman cuando vuelvan a vender algo, pero no creo que sea prudente.
Subo a la patineta con las tres maletas y me voy por la autopista pero me pierdo, y llego a preguntar a una casa donde tocan música mexicana vernácula con muy fuerte volumen.

De ahí tomo de nuevo el camino que me recomendaron y sigo, pero llego a otro edificio, no a mi casa.

domingo, noviembre 06, 2016

Murciélagos miniatura

A mi casa se cuelan murciélagos miniatura que trato de echar con un matamoscas pero son muchos y no logro nada, así que después tengo que buscarlos porque evolucionan rápidamente como gusanos y debo exterminarlos con un aerosol que ya casi no tiene nada dentro.

En eso estoy cuando veo a un vecino entrando a mi patio sin autorización y tengo que echarlo. No se si él trata de explicarme la razón de estar ahí, pero yo sigo gritando y no lo escucho.

Busco a Juaniguis pero no lo encuentro.

En una buhardilla hay un grupo de gente, menos él.

sábado, noviembre 05, 2016

Manicure

Mi vecina tiene unas sillas metálicas.

Alguien me alaba mi manicure y yo le contesto que me gusta más el de esa persona, pues yo ni encontré mi cortauñas favorito y no siento que me hayan quedado bien.

viernes, noviembre 04, 2016

Cosas de cine

Vemos un película o quizás ayudemos en realidad a María Elena Saldaña a demostrar su inocencia al ser acusada de la desaparición de su marido, el caso es que hay una escena, o una parte en la historia, donde ella se cae de panza a un bote, lo que fue para nada gracioso.

Para demostrar la importancia de la cocina mexicana en el cine, alguien hizo un video con escenas de películas mexicanas, una por año, que se remontan a 1907, donde aparece Katy Jurado. Empieza del presente hacia atrás y estoy tratando de ver si las conozco todas.

jueves, noviembre 03, 2016

La tienda de dólar

Tengo un privadito en un lugar donde viven muchas personas. El espacio es pequeño y acondicionado con todo lo necesario, pero carece de privacidad.

Estoy trabajando o me dejan a cargo de una tienda china de cosas muy baratas, y debo aprender cómo cobrar y dar devoluciones y todo eso. Hay momentos en que la gente se me amontona porque algunos de los precios de muñecos de peluche no pueden ser leídos por el laser, pero después veo a doña Felícitas, que vino a devolver algo y cuando la atiendo, ya no hay gente enla fila y puedo hacerlo más tranquilamente.

Después la veo irse y la reconozco sólo por el vestido que sale por debajo de su saco, porque se cambió el peinado, o mejor dicho, se despeinó y ahora trae el pelo suelto.

Cuando alguien me paga los servicios de agua atrasados, dos meses, me pagan con 90 dólares, dos billetes de 45, y el cambio eran como 18 y feria, así que tengo que buscar las moneditas de 10 centavos y no puedo abrir la caja, hasta que le cobre a alguien más cualquier cosa, pero ya no hay nadie a quien cobrarle nada.

miércoles, noviembre 02, 2016

Baja California

Estoy en un lugar que debe estar en alguna parte de la península de Baja California, porque con unos binoculares, veo desde allí, el entronque de la carretera que conecta con Sonora.

Lo demás puede verse a simple vista pues es muy angosto.

lunes, octubre 31, 2016

Nopalotes negros

Estaba trabajando en una casa y ví en la casa de enfrente que tenían un problema. Quisiera ayudar a alguien que me ha hablado de una especie de ruedo estilo plaza de toros compuesto por piezas de plástico removibles porque el chiste es que quien cae allí ya es muy difícil que salga. Desde allí les señalo donde queda la casa donde yo estaba cuando decidí ayudarles pero no la veo, hasta que alguien me la señala. Desde acá todo se ve diferente.

Hay un niño en el hospital (o a lo mejor está en esa cosa de plástico) y decido acompañar a su mamá y ver de pasada si puedo tomar algunos nopales de los que hay allá para comer. Yo ya traía unos enormes, cuyas pencas me llegan a la cintura (1 yarda, o 36 pulgadas, o 3 pies), pero que son muy difíciles de pelar. Si consigo de los nuevos, yo los iré limpiando mientras ella visita a su hijo.

A cambio, dejaré allí de los míos que ya yo no necesito. El problema es que aquí los nopales se ven negros y cuando les quitas las espinas se ve verde y no se si eso sea normal o los nopales se han puesto negros por la contaminación y el smog. Hay otra clase de nopalito pequeño como del tamaño de 1 pie (12 pulgadas), pero de formas muy irregulares, sin espinas y que hasta parecen paletas.

Cuando salgo a dejar algunos de los grandes y tomo otros de los pequeños, el señor de una camioneta me hace plática y le explico lo que estoy haciendo.

Cuando terminamos la visita y bajamos a la calle, desde donde estoy grito para que me escuche el padre de la mujer a quien acompaño, que ya me voy, para que se moleste y él, que no entiende la broma, saca su pistola y me amenaza, pero a la que dispara es a su hija, quien le dice, ay papá, no sabes reírte de una broma!

domingo, octubre 30, 2016

El gran desfile

Me encuentro perdido en lugares concurridos donde tocan música. Trato de bajar hacia la salida saltando entre las butacas, pero abajo alguien dejó unas bicicletas o instrumentos musicales que me impiden el paso y salto apoyándome en el barandal. Siento que a algunas personas eso les pareció mal.  

Afuera, veo que una mujer me sigue.

Llego a un pequeño expendio de frutas donde por ley mi amigo el anciano ya no vende fruta fresca que uno pueda escoger, sino que está empacada en charolitas con 4 piezas. El me obsequia dos charolitas con frutas que ya se ven pasaditas. Mientras, varias mujeres vienen y le compran unos paquetes preparados para el caldo de res.

Allí me alcanza la mujer que me seguía.

...
Antes de salir al trabajo o a estudiar, guardo mi dinero en una cajita pequeña de cartón. Tengo mucho dinero por toda la casa y quisiera que todo estuviera junto, incluso dinero de colección de otros países que sobresale de la cajita. Para disimular, coloco entre los sobres algunos paquetitos de baterías.

Una vez guardada la cajita pienso que tal vez no elegí el mejor lugar para esconderla, pero entonces es cuando pasan por mí y recuerdo que ahora lo que tengo que buscar son mis lápices y libretas y esos no los encuentro.

---
Escucho a un muchacho decir (nunca lo veo) que le regalaron un saco y le han regalado muchas cosas más. Mientras en la televisión pasan una canción de Beyoncé y LL Cool J, yo acomodo unas galletas en un plato y algunas tienen grageítas y otras no.

...
Juan Benavides me invita a su casa pero tiene en las escaleras muchas macetas vacías boca abajo. Podemos subir, pero se nos dificulta bajar y yo traigo a mi perro, que entra en pánico y tiene que orinar, así que para que no ensucie el piso lo tomo de las axilas para que haga hacia abajo pero es peor porque como tiene un aspersor se riega más de lo que yo quisiera. Ahora tendré que trapear toda la casa.

Tomo algunas cosas que Juan me dió, pero él me dice que un micrófono no, así que dejo todo eso y tomo lo demás, que son como tornillos oxidados y así.

Antes de salir a la calle nos organizamos para el gran final con un desfile de números musicales de ballet, y música escocesa de gaitas para el deleite de las personas que nos ven por sus ventanas.

viernes, octubre 28, 2016

Películas y caramelos

Tengo un disgusto con mi mamá porque a donde quiera que vamos ella empieza a mentir acerca de cosas mías como para mejorar mi persona, pero a mí eso me molesta y la desmiento. Ella se molesta, yo me molesto y creo que hasta mi hermanito sufre las consecuencias.
...

Estoy en un lugar como una oficina que después se convierte en una sala parecida a la de un cine. En escritorios ubicados a mis espaldas hay dos muchachas, y yo quiero acercarme a una de ellas y hacerle una pregunta. Ella se llama Matta, una de las muchachas de atención al público y mi pregunta en alemán trata acerca de "galbe werden" o werden gelbe, porque estoy seguro que se trata de algo amarillo. Le saludo y empiezo a preguntar pero en ese momento entran más personas y ella me dice que me vaya para poder seguir trabajando. Salgo a la parte de atrás de donde están ellas y veo muchas cosas que deben ser organizadas.

Cuando regreso están viendo una película mexicana donde todos cantan y a mi izquierda hay una pareja comentando. Ella tiene una voz muy melodiosa y ambos parece que saben de lo que están hablando.

Como un dulce de chicloso transparente con algo dentro que pregunto qué es y me dicen lo que es pero no viene escrito en el celofán de la envoltura. Yo creí que sería ajonjolí pero no.

Por estar viendo a la pantalla, donde hay otra canción después de los créditos, me equivoco y tomo la bolsa grande de dulces que no es mía y pido disculpas. Es de un niño que se sentó a mi lado derecho.

miércoles, octubre 26, 2016

Sueño de halloween

La habitación está tan oscura que no se ve nada. Yo estoy con Rusty y frente a nosotros, en el sofá bajo la ventana está un gato. 

Llega Vincent de la alle y sin encender la luz pasa por enmedio hacia la izquierda y entonces escucho la voz de un niño decir: "prende el foco, mama" (sin acento).
La piel se me eriza y trato de decirle a Vincent que prenda él el foco para ver quien está hablando pero no me sale la voz. Junto a mí siento temblar al perro.

Despierto temblando.

...
Estoy en un parque de diversiones y me asomo a ver que es lo que ven los niños cuando entran a esta sala. 
Una niña me pide algo para jugar y me niego a prestarle mis miniaturas y cuando por fin lo hago trato de ponerle un llavero a una planchita metálica para que no se le pierda o le pase algo. Cuando le coloco algo como una ventosa veo que la he arruinado y que no podrá jugar con ella así, entonces se la quito y le coloco otra cosa. 
Hablamos de comida mexicana y de como hay personas que utilizan frijoles de lata en lugar de naturales en sus platillos.
Antes de irnos hablamos de otras cosas que yo hago y creo que hasta tomé algo sin permiso, como una figurita.

Se nos antojó ir al cine en el auto nuevo de un amigo de mi amigo y al experiencia es increíble. Y más cuando empieza a llover porque como tiene quemacocos de cristal y vista periférica, se siente la tormenta como si fuera un huracán. La velocidad que alcanza también es algo increíble, todo afuera se ve como en cámara lenta. 
Un bulto que se veía desde lejos es un hombre borracho o muerto tirado en una esquina en una posición muy grotesca y con manchas de algo que podría ser sangre.
Al doblar una esquina hacia la izquierda, estuvo a punto de atropellar a alguien. Una mujer con un bebé en brazos tratando de protegerse de la tormenta sale de pronto de la bocacalle y el muchacho la esquiva en el último segundo mientras ella profiere toda clase de improperios. 

Al cesar la lluvia, el conductor, que es de color, recibe una videollamada de sus parientes preocupados que están allí junto, pero como él no puede salirse, conecta los teléfonos y antes de que empiecen a hablar aparecen en una pantalla grande las fotos explícitas del negro donde además, en algunas de ellas se ve teniendo relaciones sexuales con otros hombres mientras usa una especie de vestido estraples gris, que se sube o se baja a voluntad, dependiendo.
Creo que me da más pena a mí que a él... 
Llega un niño ofreciendo mariguana que al ir a investigar descubro eran hojas de una panta común pero quería engañarnos y quizás sacar algo de dinero. La planta de donde las tomó está toda trasquilada.

Problemas de documentos

Después de haber salido de un lugar regreso, ahora con un vaso de leche en la mano y corriendo, o saltando, por lo que alguien me ve con curiosidad cuando algo de la leche se derrama. Yo continúo mi camino pues quiero invitar a alguien a mi departamento

Al salir veo a otros conocidos e invito a dos de ellos a pasar a ver la televisión y me dicen que mañana trabajan, por lo que les sugiero que se queden aquí a dormir. Por esa misma razón yo no me puedo quedar, pero ellos lo único que tienen que hacer es cerrar bien antes de irse.

Para entrar nos subimos por la pared y al estar asidos a las ventanas, el camión empieza a moverse y recorre un camino demasiado largo. Yo me imaginaba que sería más corto, y a la entrada no se detiene, sino que pasa con todo y nosotros, una valla que es una cuerda entre dos postes a los lados.

Una vez dentro,y tras darse cuenta de nuestra presencia, nos piden identificaciones y yo no traigo ninguna con foto, por lo que mi prima Olga Laura se acerca al encargado y le entrega unos papeles y nos permite quedarnos. Creo que es su pasaporte y no se que otra carta. Espero que no tenga que hacer algo inapropiado con este hombre más tarde para que nos permita quedarnos, pues es casada y decente.

martes, octubre 25, 2016

Boda en video


Llego a casa y Rusty se pone muy contento pero lástima, no he venido por él. Aquí se tiene que quedar.

Varias personas y yo vemos un video que paso en una pantallita pequeña. Se trata de alguien que está aquí con nosotros, es su video de su boda y hasta lo paso a la televisión para que se vea más grande.

Mientras ellos disfrutan del video, limpio unos recipientes de plástico hasta que el último se empieza a ensuciar más con el polvo de los anteriores.


domingo, octubre 23, 2016

Recortando las orillas del pasto

En mi casa, después de cocinar, dejo el bicarbonato de sodio en un recipiente de plástico en un lugar donde temo podría caerse.

Alguien tiene un perrito en casa que el mío se come de un bocado pero que expulsa todo lleno de babas cuando le hago la maniobra de heimlich. Me molesto mucho y le digo a su dueño que sea más cuidadoso, que en un futuro quizás ya no podamos hacer eso y pierda a su mascota.

Mientras comemos, vemos un programa de caricaturas en la televisión, pero la tele es muy pequeña y cuando como no hablo con los demás.

Unos vecinos me piden que les corte el pasto y cuando regreso y estoy cortando el de sus vecinos ellos no están y han dejado bien cerrado, de forma que no puedo entrar a tomar una esfera que había visto en su patio y que me había gustado.

Afuera sólo tienen dos tiras pequeñas con pasto y empiezo cortando esas, después veo a una persona allí y le explico que necesito cortar el pasto y en el patio ya están todos los familiares ayudándoles a cambiarse.

Yo tomo la máquina y mientras la uso con una mano la levanto cuidando de no cortarme, para saltar una reja pequeña y seguir cortando adentro de su terreno, pero mejor decido cortar las orillas con una maquinita de mano que parece cucharón para nieve con un pedacito de hilo plástico que se sale a cada rato pero que funciona cuando la aprieto como esos ventiladorcitos de pilas.

Corto y corto y paso de un área a otra y no recordaba la gran cantidad de pasto que tienen aquí incluso en las paredes! Cuando la señora me ve, no la reconozco porque se rizó un poco el cabello, les cuenta a sus amigas de algo como que se están separando y a mí me dice, cuando le celebro lo del pasto y el diseño, que ella ha vivido aquí la mitad de su vida. Sigo cortando.

sábado, octubre 22, 2016

Día de reparaciones en el hogar

Una de mis vecinas me pide ayuda acomodando algunos ladrillos que tiene junto a la entrada de concreto que da a su puerta principal. Como no todos son del mismo tamaño y algunos hasta están rotos, busco la forma de que queden lo más parejos posibles, pues creo que también tratarán de unirlos con mezcla. 
Como nunca quedan bien, ella se desespera y los acomoda a su manera, lo que me molesta, pues entonces ella pudo haberlo hecho sola desde el principio.

Molesto, regreso a mi casa por el patio en común y veo algunas personas afuera de mi casa. No se quienes son ni que están haciendo allí, y entro.

Al entrar, veo a un muchacho que me dice como limpiar un teclado con un trapo. Según él, debo golpearlo para sacudirlo, pero el trapo es muy suave y aunque lo intento, no logro quitar todo el polvo.

De ahí me voy a reparar el drenaje que no funciona y no puedo colocar algo que lo arregle, pues es un círculo de plástico que necesita otras dos piezas para que embone herméticamente y todo esto debe hacerse bajo el agua, lo que lo dificulta.

Pienso en mi casa que está en tan mal estado que hasta miedo me da subir al segundo piso por temor a que se venga abajo.

jueves, octubre 20, 2016

Muerto de miedo

una mujer gorda ve con malos ojos que yo esté intentando poner algo al fuego en una especie de lámpara de gas muy alta, a la que tengo que acondicionar con el armazón de otra cosa de alambre para poder colocar sobre el fuego azul un estuche de plástico de esos que traen 100 CDs vírgenes, esperando no se queme.
La mujer está molesta y en un descuido apaga el fuego sin permitirme terminar, lo que me molesta a mí todavía más. Ahora debo colocar (aunque sea doblada) sobre la flama una tela morada y seguir con el experimento.

...
Escucho cascos de caballo afuera y se me congela el corazón de miedo pues sé que han venido a asaltarnos de nuevo. Ya ni como escondernos pues todas las luces está encendidas así que corro al teléfono a llamar al 911 de las emergencias aunque se que la policía tardará mucho en llegar y eso si mis datos aparecen en su monitor. Para entonces ya habrá pasado lo peor. Escucho ruido afuera mientras cierro bien las puertas y noto que el teléfono no da ni línea. Estamos perdidos.

Camino por la calle desnudo de la cintura para abajo buscando un negocio y aunque preocupado por no traer pantalones, busco una panadería que recuerdo y de donde me gustaba mucho el pan. Entro por un callejón y espero no haya perros que me ataquen.
Casi al final salen unos pero parecen reconocerme. También asoma el rostro una mujer a quien creo reconocer de una ocasión pasada en la que anduve por acá- Ella me invita a pasar y le explico lo de los pantalones, que en la calle ví una caja con ropa pero no tomé nada porque era ropa nueva y que después me amarré un pedazo de plástico a la cintura (ahora traigo una toalla que no me cierra). En eso estamos, cuando escuchamos que la puerta se abre y la mujer se asusta. Aunque se que ella es sola, le digo que espero que no sea su marido y que crea que lo está engañando. Por si las dudas, dice ella, quédate en el closet, donde estaba buscando unos shorts o algo. Desde ahí veo al hombre tatuado, moreno y corpulento, sin camisa, y mientras creo que ella no me delatará, veo que hace lo contrario, pues me señala hacia donde estoy y ahora el hombre me quiere matar con una navajita al creer que lo engañamos.

Juego con varias personas un videojuego que me regaló una pariente y después me entero de los sacrificios que hizo y me da mucha tristeza. Tanto que le quito el "eco", o el sonido amplificado para poder comunicarme con los demás y me dan ganas de llorar. El llanto casi me ahoga mientras camino sin rumbo, desconsolado.

...
(continúa el sueño de la infidelidad)
Seguramente corrí para salvar mi vida porque fui a dar a la casa de un hombre que tiene algo que ver con el que me persigue con el puñal. yo he conseguido varias cosas y él también, pues me lanza el cuchillo desde donde está y lo esquivo, después me lanza otra cosa y hasta un machete oxidado trae. Ya ese último le pido, le ruego que no lo use.
Este hombre de la casa resulta ser su pareja o algo así y ahora ya no tiene argumentos para tratar de matarme, y hasta creo que todo fue una broma de la mujer. Qué bromita!

martes, octubre 18, 2016

Conduciendo sin licencia

Trato de no dejar que Rusty se me escape. Después, cuando en lugar de ser perro es hombre, no se como haré para evitar que se vaya y no regrese.

Termino de cortar unos arbustos para Guidry cuando llega la mamá y me dice algo de su hija, que no se llama Connie. Yo termino y me voy a ayudar a alguien en algo más.

Platicando por la calle y mostrándoles algo (como una tarjeta o algo que tiene un escrito) a varias personas me subo al camión con ellas y después pienso que no puedo llegar hasta donde ellos van porque no podré regresarme caminando y me bajo. El camión sólo tiene los asientos y va tan despacio que otro muchacho (de color) y yo nos bajamos sin que ni siquiera se detenga.

Camino por la calle con este muchacho y pasamos por una plaza, y le explico lo del día de muertos y de como en esta plaza grande, él me corrige diciendo que aquí hay plazas más grandes, a lo que le respondo que esta es estilo mexicano y es de las grandes. Después de pasar por unos negocios nos separamos y yo  sigo caminando.

Como él deja algo olvidado, yo voy a su casa a devolverlo creyendo que no está y entro a su casa y se lo dejo a su familia, pero cuando ya voy de salida sale él a verme. Entonces advierto que uno de sus hermanos se parece mucho a él (y él a William Fitchner).
El me pide que traiga su auto que dejó en mi casa y le explico que yo no se manejar bien pero que sí él no puede ir, yo despacito se lo traigo hasta aquí aunque haya que cruzar una avenida grande. Se lo puedo dejar antes de cruzar, si el me espera aquí podría cruzarlo él mismo. El dice que esto me serviría para obtener mi licencia de conducir, pero lo que ignora es algo más grave del porqué yo no puedo manejar.

Como vivimos cerca, yo podría hacerlo, pero todavía me da temor.

lunes, octubre 17, 2016

Lentes

Unos muchachos dejaron olvidados aquí sus lentes y cuando me los pongo creo que me sientan bien y recuerdo que a ellos también se les veían bien.
Por aquí deben andar, escondidos o algo, no se porqué no traen sus lentes con ellos.

0tro grupo de muchachos que trabajan en una obra de teatro, también le están jugando a alguien una broma y yo no quiero ser partícipe de ello.

domingo, octubre 16, 2016

El niño inquieto

Mientras trabajo cortando algunas ramas o algo así, se acerca un niño de una familia que conozco y anda por aquí y por allí molestando.

Su madre llega por él y me dice que a veces se lo ha encontrado jugando en el fregadero y que se les ha ido al río, que sería un milagro si llega a adulto.

sábado, octubre 15, 2016

Día de lavandería

Estoy lavando mi ropa y veo que aun me falta mucho porque en la lavadora aún tengo ropa que no he puesto a secar.

Margaux me pide que le ayude en la lavandería también y me dice que lleve una bolsa negra, pues como no sabemos que está sucio y que no, recoja todo lo que esté en el suelo y eso lavemos. Tengo que ir a hacer eso primero al cuarto del niño y después al de la niña.

viernes, octubre 14, 2016

Piedras y ladrillos

Una mujer que me recuerda a Edith González me espera en un lugar donde hay muchas piedras y trozos de bloques y mosaicos enteros que veo y pienso llevarme en cuanto pueda porque están en muy buen estado.

Creo que puedo venir aquí los lunes para empeza a acarrear antes de que empiece el otro evento que ya tengo confirmado.

jueves, octubre 13, 2016

El agua del pozo

Un amigo viene a visitarme y cuando se va lo acompaño para despedirlo.

En este pueblo sucede algo que alguna vez ví en una obra de teatro referente al agua del pozo. ¿Quién imitó a quien?

Creí que necesitaba ayuda para lograr agarrar un recipiente de cristal que cuelga de un tubo plástico pero como Vincent no llega, lo hago solo y lo logro. Nunca nadie había podido hacerlo sin ayuda.

Voy tomando mi café y una señora me lo critica diciendo que le falta café y le falta leche pero a mí así me gusta y lo defiendo. Se lo muestro y se ve perfecto, y si también sabe bien, que importa que yo le haya puesto más agua.

lunes, octubre 10, 2016

Crimen

Creo que alguien intenta matar a Vincent y eso me angustia.

Unos amigos y yo vamos al cine pero no encontramos butacas.

domingo, octubre 09, 2016

Caída libre

Gerardo y yo estamos en un lugar donde nos encargamos de los arreglos de boda y mientras él discute algo con otra persona, yo trato de introducir trozos de carne como de pechuga de pollo en unos orificios que están en un pedazo de madera como para hacer algún adorno. 

Después me trepo a lo alto del techo con un plumón esterbrook a pintarle un ojo a Mickey Mouse (lo negro que tiene un puntito blanco dentro) y después ya no me puedo bajar. Al parecer, esto es como de yeso hueco y temo se rompa. Si pido ayuda será demasiado tarde para cuando alguien venga a ayudarme, así que recorro la orilla hacia la derecha en busca de un lugar más seguro y cuando logro asirme de algo metálico, la esquina completa se desprende y me voy de espaldas hasta el suelo. Despierto.

Estoy en una oficina y nos llaman para decirnos que hay que recuperar el audio de la última parte de un video que habíamos enviado. Buscamos y alguien me dice que el escritorio tiene un compartimiento secreto. Muy secret, porque desde arriba parece que está dividido en dos y que no hay forma de que alí haya algún cajón o algo. Logramos abrirlo y yo tomo sin que nadie vea, un disquito muy pequeño como esos de view master, que al revisar después, está en blanco, seguramente se le cayeron las imágenes dentro de la bolsa de mi camisa por andar de ladrón.

viernes, octubre 07, 2016

La imagen falsa

Cuando trapeo mi casa no exprimo el trapeador y espero que eso no afecte al mosaico. Empiezo con mucha agua y poco a poco va disminuyendo sola. Me imagino que para eso sirve el zoclo, para evitar que el exceso de agua afecte las paredes.

Ayudo a BJ a limpiar su casa y veo que tiene unos anuncios con precios pero con ilustraciones que se mueven. Ella me muestra unos adornos, uno hecho con piezas de carrizo en forma de collar pero que ella llama de otra forma y otro que parece un calcetín. Nos reímos cuando se lo menciono.

Algo pasó en alguna parte del mundo y yo trato de alterar un periódico haciendo un dibujo que quiero crean es una imagen original. Lo malo es que cuando abren el periódico, no ven esa imagen y me siento decepcionado. 

jueves, octubre 06, 2016

Cocinando con tía Julia

Quiero hacer algo o ir a comer algo acompañado por Juaniguis o por Vincent, pero no doy con el lugar y como es algo político, él se molesta y al final termino yendo a otra parte. El tampoco está muy gustoso que digamos, y aunque hago unos animales de papel doblado o recortado muy elaborados que se mueven cuando accionas partes del animal hechas del mismo papel, no se contenta. Yo acomodo otras piezas de papel aunque no embonen, a mi manera y quizás sea eso lo que incomoda a los demás.

...
Mi tía Julia recibe nuestra visita y vemos allí a mis primas y otros mis sobrinos y sobrinas coquetas que teníamos mucho de no ver. Una de mis primas es pelirroja, muy guapa, y empezamos a hacer algunos postres. Al llegar ví que había por allí dos aguacates y después de cocinar veo solamente la mitad de uno y me dicen que el otro ya está hecho postre. 
Uno de los muchachos necesitaba dinero para su platillo y le dije que hablara con su abuela. Yo voy a verla y le pido el periódico. Me dice que está en el segundo cajón del peinador y lo que encuentro allí es sólo una hoja que seguramente recibió por correo. Elle dice que el periódico completo es muy caro y no lo necesita. Hay alguien allí que se llama Debourne Osorno y cuando vemos la foto del abuelo resulta muy parecido a Rafael Baledón joven.

Camino con mis perros por la calle y de pronto creo que los tengo que cargar cuando paso por donde están otros dos echados que parece están amarrados pero uno está suelto y no me animo a hacer ningún ruido para no alterarlos.

El envío de un paquete le costó a Vincent 1,450,000 y se trata de un libro y un pedazo de madera para que el libro no se perdiera o maltratara. A mí me parece exagerado, pero creo que es se debe al cambio de moneda del país a donde va ese libro. Me aseguro que ambas partes tengan bien sus códigos y todo eso para que no haya problemas.

miércoles, octubre 05, 2016

Comida extranjera

Tengo que guardar a varios perros antes de irme, en sus respectivas jaulas, y como algunos no quieren moverse de donde están pienso en cuales de ellos podrían compartir sin llegar a pelearse durante el tiempo que estén juntos. Hay varias perras y hasta cachorritos.

Llegan a mi casa un grupo de personas a quedarse entre ellas varios adolescentes y un niño.
Uno de ellos, el que sigue del más chico, sin darse centa de que lo observo, se baja el corto y se coloca un montón de papel sanitario entre sus nalgas y me imagino que será porque durante la noche podría tener un accidente y orinar o algo, pero no, después de volverse a subir el calzón, va y se recuesta acomodándose sobre los genitales de su papá, y entonces lo entiendo.

Después viene otro y me pide comprar algo de lo que vendo y que dí mal el precio, pues él quiere varias cosas y trae muy pocas monedas. Quiere una cadenita o una placa metálica con un diseño de algo que según él es del estado de Nuevo León, pero yo no veo la relación. Hay manitas  rezando, crucifijos y otras cosas, todas en grandes frascos de cristal tipo vitroleros.

Trabajo en un restaurante y hablamos de otro lugar como VIPS donde por ser muy concurrido, las mejoras que le están haciendo nunca pueden terminarse porque no avanzan. La gente está cansada de ver llantas pintadas de verde delimitando las áreas y andamios y todo eso. Le digo al dueño que gracias a que su restaurante es pequeño, aquí no habría ese problema, el techo está muy bajito y podemos tocarlo con las manos.

Una señora me pide "muralla" y yo, creyendo que se trata de arroz le digo que voy a ver si áun hay, pero el dueño me dice que no, que son patas de puerco, y me entrega un marco con cristal a ambos lados donde hay por uno las patas y por otro una especie de milanesa. Me pregunto si esto es artificial o si es real estará tratado con algún químico para qe no se pudra, pues el vidrio está abultado.

 Alguien trae una prenda de vestir muy "orosita", algo así como una blusa muy fresca.

lunes, octubre 03, 2016

"Excerpts"

Voy en algo como una balsa viendo el atardecer y platicando con tía Laura, que aunque se está muerta, quisiera poder seguir hablando de todo lo que no hablé con ella mientras vivía. Le leo fragmentos de algo que aparece en el horizonte y ella me contesta. Excerptos, le digo, de una línea o dos, porque conozco esa palabra en inglés, aunque en español no se si exista o casi no se utilice.

domingo, octubre 02, 2016

Limpiando fresas

Cuando llego a la casa veo que Vincent está cambiando las alfombras con pedacería que nos hemos encontrado. Yo quiero que se ea bien y alcance y que no se noten las pegazones.

Ayudo a unos muchachos a hacer unos jugos y veo que uno de ellos está moliendo las fresas con todo y hojas con un moledor de frijoles. Hizo un batidero.
Saco todo del traste y le explico como se hace eso con una cuchara, pero hay fresas muy descoloridas.
Ya me han ido a  buscar dos veces y no he tenido tiempo de salir por estar con esto de las fresas y al final quienes me buscaban se van, pero me dan un jugo que me tomo y que no me gusta.

sábado, octubre 01, 2016

El tobogán

Subo a un desnivel en un balneario de donde después no puedo bajar. La escalerita es frágil y angosta y al ir bajando se tuerce y cae. Yo pensaba que sería como un tobogán que iría a dar al agua y me vuelvo a subir. Lo difícil es bajar.

viernes, septiembre 30, 2016

Enséñame tu ropero

En la casa de Linares reviso el ropero que era de mami y veo mi bicicleta que dejé de usar de niño porque le faltaba una rueda y otros juguetes.
Pienso que ahora que ando acá podré revisar las cosas de atrás de la cortina de la cocina
después vuelvo a entrar al cuarto y descubro que ese no era el ropero de mami sino el de tía Concha, y ella está dormida en su cama. Como tengo la llave, abro con mucho cuidado el otro ropero y en eso ella se despierta asustada. La tranquilizo diciéndole que sólo he venido a ver los roperos.

Visito a unos amigos de Gerardo, pero tienen visita. Está con ellos un muchacho flaco y medio feo que me recuerda a Germán Garmendia y con quien uno de ellos ya tiene planes. Me retiro, les digo, creo que iré a casa de Gerardo (que aunque estoy distanciado sé que me recibirá) y me voy caminando.
Más tarde me alcanza uno de sus amigos mientras el otro nos ve molesto desde la casa.

Caminamos y llegamos a un lugar al que le hacen reparaciones y además hay como una exhibición. Allí anda Gerardo y se lleva a su amigo, por lo que yo recibo un folleto de un muchacho que está pintando allí cerca del piso y sigo a unas enfermeras que caminan por todo el recinto. Miro hacia abajo desde algo que parece un puente y veo a unos perros. Uno de ellos es tan viejo que ya no puede ni moverse, pero llega hasta una especie de almohada y al echarse allí y ver hacia donde estoy me doy cuenta de que es una mujer.
Siento mucho dolor.

jueves, septiembre 29, 2016

Atrapados sin salida

Estoy atrapado con un grupo de personas y tenemos que hacer algunas tareas para poder ser liberados. Como en una especie de experimento.
En alguna ocasión paso por debajo de unas teclas enormes y alzando la mano hago sonar algunas como un piano gigante.

Después bailamos música disco y yo discuto con una mujer el nombre del grupo y ella no me cree, por lo que se lo tengo que demostrar. Está escrito por allí en una orilla.

De allí nos pasan a la casa de alguien desde donde se ven las calles y demás casas y me pregunto porqué a nadie se le ha ocurrido escaparse por una de las ventanas.

Más tarde platico con el matrimonio que fui a ver una película acerca de personas que eran víctimas de un experimento y lo que debían hacer para salir de ellí, riendo para mí pues seguramente estoy contando mi propia experiencia.

Salgo rumbo a mi casa y veo que el semáforo ya va a cambiar pues parpadea, así que corro para llegar al lado de enfrente y a mi izquierda veo a muchos estudiantes caminando hacia su escuela. Debe ser aún muy temprano. Sigo mi Camino esperando ver algún camión urbano o algo, mientras pienso que el matrimonio y los niños me pueden estar viendo desde su ventana y volteo hacia donde están sonriendo

martes, septiembre 27, 2016

20 años no es nada

En Linares, camino por la calle Libertad y una mujer me ve desde adentro de un negocio como de dentistas y creo reconocerla. Cruzo la calle para saludarla pues al principio creo que es Olga, la hermana del arquitecto pero no, resulta ser otra persona que no recuerdo su nombre o de donde la conozco. ¿Cómo supiste que era yo, le pregunto, han pasado 20 años!

Platicamos y echo un vistazo al interior, pero tampoco reconozco o recuerdo a nadie allí.

Ella toma un sobre que traigo con bastante dinero y empieza a escribir sus datos (el sobre tiene otras cosas escritas allí), pero le digo que no lo haga, porque ese es un dinero que tengo que llevar al banco por encargo. Mejor le doy otro donde le digo hay 20 dólares.

Le digo que yo vivo allí a la vuelta, y le señalo hacia donde está mi casa, y le digo que no es esa pared azul, pero la otra gris más alta tampoco,es la que está enmedio, y desde aquí podemos ver el patio. Sí llega hasta media cuadra le digo.

Una vez en casa, encuentro unas tarjetas, una de presentación y otra como de descuento de un lugar llamado "Central Services" y entonces como que recuerdo a Scott, alguien que trabajó con nosotros y a quien seguramente nunca le llamé.

lunes, septiembre 26, 2016

Un hombre llamado Teresa

Como tengo otras cosas que hacer, mando a otras personas a ayudarme a limpiar la casa de Gary y Roy. Después voy a cobrar o a disculparme, pues no se como habrán hecho el trabajo y encuentro que Gary ahora es toda una mujer y se hace llamar Teresa. 
No se ve mal. Tiene el cabello lacio muy largo y me dice que no hay problema. Veo que aún hay algunas manchas en la alfombra como de café que se debieron haber limpiado y que hay una especie de cráter seguramente hecho con la aspiradora. 
Yo quisiera hacerlo pero tengo que irme a la escuela de alemán y ni libros traigo porque los olvidé y no tengo tiempo de ir por ellos. 
Gary se quita el cabello y me confiesa que es él. Le digo que jamás lo hubiera creído porque no se parece. La verdad es que se ve muy bien.

Me regala algunas cosas y me dice por donde tengo que salir. Camino entre pacientes y enfermeras y ellas me indican una pequeña puerta que al entrar tiene un panel acrílico transparente en el piso y debajo de él algo que al principio creo son arañas muy grandes, pero que después veo son gatitos. Sigo gateando por lo que parece arena y al fin salgo a la calle y una vez allá, recuerdo que dejé mis cosas y tengo que regresar por ellas. Qué lío!
La entradita es angosta y hay una escalinata muy difícil antes de entrar al área de la arena, que ahora creo hasta tiene caca de gato.
Después de tomar mis cosas y salir, las enfermeras me alcanzan para darme unos zapatos y otras cosas que no están a mi nombre, pero como ellas no saben, yo las tomo.

Le comento a Vincent lo de la equivocación que no pienso corregir y sigo mi camino.

domingo, septiembre 25, 2016

Robo a mano armada

Estoy en una parada de autobús con Jorge y otro muchacho, ellos sentados en la banqueta recargados en la pared mientras muchas personas pasan y hablamos de viajes en el tiempo o de viajes a otros lugares en instantes.

Pasa un camión con trabajadores sucios como si fueran mineros y entre ellos está un gordito que jugando jugando abraza a otro y empieza a besarlo. Quizás para provocar el otro lo agarra y después el gordito le chupa todo un pie. Es asqueroso. Si lo hacen sólo para ver como reacciona la gente, lo están logrando.

Yo bromeo y hablo de desnudarnos, total, Jorge ya nos conoce a todos sin ropa.

Frente a nosotros llega una pareja y el muchacho trae unos shorts negros, así que me acerco y veo que los dejó en el suelo pero tienen una mancha como que se orinó.

Cuando empieza a llover regreso corriendo a casa y a medio camino recuerdo que no cerré la puerta, ojalá no se haya metido nadie a robar y sí, en la oscuridad abro la puerta que está sin llave, la cierro y una vez dentro escucho maullar a un gato, lo que ma cierta seguridad y después veo a mi mamá aún dormida  y se despierta. Entonces aparece un hombre que me apunta con una pistola y yo me abalanzo hacia él para que no me dispare pero cuando agarro su arma, él con la otra mano saca otra y forcejeamos. Mi mamá piensa que debe haber más personas dentro, porque llamaron un Romeo y menciona a varias personas más. Entonces veo hacia la puerta y hay más gente entrando.
Como, si tenía llave? Y me acerco a ellos a preguntarles que hacen allí.

sábado, septiembre 24, 2016

Casas en mal estado

Snoopy se está haciendo del baño dentro de la casa y lo saco a que termine. Me tardo en reaccionar y deja todo manchado ode excremento. Ahora tendré que limpiar y afuera también dejó todo empapado. Hasta parece que llovió de tanto líquido que se ve sobre el patio. A ver como hago para que no apeste.

Mi casa está deteriorada, el porche se está despegando de la casa y se tambalea, habrá que repararlo antes de que se caiga con todo y las personas que están arriba. Me pregunto si será posible arreglarlo sin tener que deshacerlo y volverlo a armar.

No hay escalera para bajar o la que hay está colgando como las de cuerda y temo bajar. Traigo a Rusty conmigo cargado y corro por vigas muy angostas que después hasta tengo que saltar y no creo poder llegar al suelo sin daños con todo y perro. Creo que ahí despierto.

Alguien se va y Olga Laura la despide, ahora yo tendré tiempo de investigar el asunto de los baños. En esta casa hay 15 piezas y me dicen que sólo tiene 12 baños, aunque una de las habitaciones tiene dos, uno es sólo el excusado y el otro es completo.
En uno de los cuartos tomo un pedacito de la pantalla de una lámpara y escribo "red room", para saber de donde lo tomé. Espero que nadie note que a la pantallita le falta un pedacito.
Olga habla de manera muy sexy con el papá de mi amigo y me da pena, pues le promete que irán o él dice algo de venir.

Sentado en la taza del baño veo que la pared de enfrente se trasluce en las uniones de los páneles y la claridad de afuera es notoria, ahí no hay que apoyarse, lo bueno es que mientras el piso no se hunda, todo está bien.