jueves, diciembre 31, 2015

Carrera mortal

Por tu sente, tengo pendiente y ahora hay que atender al cliente

Hay una mujer que perdió a su hijo y esperaba reencontrarlo en otra persona. Tenía un plazo y antes debía hacer algunas cosas. Toda su fe estaba en volverlo a ver. Cuando descubren quien es ahora lo siguen hasta la casa de mis vecinos, pero al niño que quería verlo lo echan de allí. El va y le dice a su madre, quien desconsolada corre a ver si aún puede hacer algo. Para eso, yo compongo unos switches pero olvido colocar la parte trasera antes del evento. Todas las partes embonan deslizándose y hasta me cercioro apachurrando la palanquita con el dedo como si fuera cámara y hace click. Después lloro desconsoladamente a los pies de una mujer diciendo que todos nos vamos a morir.

...
Salgo a correr con alguien y en el camino vemos a un hombre de color que también correrá, pues trae shorts y tennis. Una de mis chanclas se me sale y regreso por ella. El hombre la recogió y me la entrega. Será esto como el cuento de la Cenicienta?

El camino es estrecho y bardeado a ambos lados, y de pronto nos salen un grupo de mujeres y nos atacan. Yo trato de defenderme, pero toco con mis dedos el filo de la mavaja de una de ellas. Estamos en desventaja porque las demás traen cuchillos y los lanzan.  Huimos de ellas pero el camino es angosto y no hay donde esconderse. Trato de ponerles una trampa para golpearlas con lo que sea y veo algo como una puerta vieja, que lanzo contra dos de ellas cuando abren la puerta.
El hombre que planeó esta carrera no tuvo tiempo de pedir permisos para hacer algo como un pueblito y seguramente por eso le salió mal. Ahora discute con su esposa.

miércoles, diciembre 30, 2015

En familia con Chabelo

Me preparo para cortar mi pasto cuando me avisan que afuera está Dora Emelia y salgo corriendo a verla. Está muy gorda y trae su cabello rizado hasta el hombro. La acompaña parte de su familia política, por lo menos dos mujeres y uno o dos niños. Quieren que las acompañe pero yo debo terminar mi trabajo, así que una de ellas se pone a cortar la orilla mientras yo corto el césped. Dora me pide el teléfono de mi mamá y entro por unos folders. Allí está, es el que empieza con 713 le digo, y deben ser 10 números. Los teléfonos anotados aquí, están escritos de forma distinta a la usual. La mujer termina la orilla y yo termino la parte de atrás, pero olvido el frente. Ella, ha limpiado con un rastrillo y sacó mucha tierra pero ahora se le hace difícil levantarla. Le digo que no se apure, que al pasar yo con la máquina se dispersará por sí misma. Empiezo a cortar, pero la máquina se atora y creo que estoy dejando el suelo pelón en algunas partes. Veo que ya llegó tía pepa a platicar con Dora y me voy a unir a la conversación.

Cuando voy a pagar la renta, está ahí una muchachita pequeña algo nerviosa que no sabe que el mes pasado hubo una confusión y el Sr Casey anotó que yo no había pagado y después corrigió. Sí pagué la renta, insisto, y no se con qué actitud lo dije, que la muchacha corrió asustada a buscar ayuda de sus superiores. Viene un hombre de color ya maduro y le explico y él sí me entiende, pero ahora el que corre asustado soy yo.

Voy con Vincent en la camioneta y vemos a un hombre que lavaba ropa en un estacionamiento y no encontrando donde exprimir lo hace en la caja de otra camineta ahí estacionada. Le digo que lo grabe en video y lo suba a la red. Al vernos reír el hombre se molesta y saca un arma con la que empieza a disparar. Espero que no haya herido a Vincent, pero al ruido se acerca la gente y él mata a muchas personas. Incluso cuando llegan varias mujeres, las rafaguea con una ametralladora.

Rusty salta de mi balcón y cae dentro de la caja que está dentro de una camioneta y yo salto tras él pues sé que de ahí podría saltar a la calle y empezar a correr. Ya contenido, veo a otro perro pasar cerca y me da gusto que el mío no pueda intentar seguirlo. El perro trae su ano dilatado y le escurre un líquido café viscoso y pienso que está pariendo, pro lo que sale es un alien cabezón. Como temo que nos haga daño, regreso con mi perro a mi balcón, saltando hacia arriba y nos escondemos.

Veo unas armas clonadas con la impresora tridimensional y me pregunto si también podrían clonarse las municiones.

La cajeta que regalan en un programa de concursos tipo en familia con Chabelo, está desabrida. No creo que sea cajeta, más bien parece miel karo, sólo que opaca. Lamo lo que está por dentro de la tapa y no me gusta.

lunes, diciembre 28, 2015

Zombies artificiales

Desde donde estoy, veo a dos personas arrojar cosas desde lo alto de una torre de un castillo y creo sean joyas o dinero, que me imagino recogerán una vez que estén abajo. También veo correr a un perro con un trozo enorme de algo que parece cabrito en el hocico. Quizás sea toda una cuarta parte trasera del animal. Cuando subo a la torre veo que algo como zombies persiguen a otras personas y éstas les disparan. Desisto de seguir subiendo cuando veo que todo había sido orquestado para grabar videos y subirlo a YouTube. 

Entonces, una de las muchachas habla conmigo pero no me convence.

En alguno de los pasillos veo a uno de los hermanos Soler cargando un bebé y saltando de una plataforma a otra. Tengo miedo que le pase algo al bebé, que quedó en lo alto y está envueltito cmo un tamal, sonriendo ajeno al peligro. Hay que saltar pero yo lo evito, aunque después me digo a mí mismo que esto ya ha sido ensayado, pues es una escena y seguramente salte o no salte todo saldrá bien, al fin que la película ya salió. En otra de las alcobas de la torre hay dos mujeres preocupadas, con un guardaespaldas durmiendo que se despierta cuando cree que ha llegado el bebé que están esperando. Al bebé, que está en una palaforma que sube y baja no le pasó nada, afortunadamente.


domingo, diciembre 27, 2015

El ladrón

Juaniguis me invta a ayudarle a colocar algo en el techo de una señora, mientras la dueña me observa desde abajo, para indicarme si le gusta como se ve. Después todo empieza a dar vueltas y a desmoronarse.

Alguien toca a mi puerta y me pide permiso para entrar. Como creo que vende algo, lo dejo, pero una vez adntro, me doy cuenta ue posiblemente sea un ladrón que trata de asaltarme. Veo que trae pistola y quiero quitársela agarrándola por la cacha pero no se deja.

viernes, diciembre 25, 2015

Asesinado

Mientras platico con alguien escucho un ruido y al voltear hacia la ventana, ceo a contraluz la silueta de un hombre ya a escasos centímetros de mí. Todo ocurre tan rápido que no tengo tiempo de nada, hasta que veo que él con su arma me dispara.

miércoles, diciembre 23, 2015

Perro atropellado

Cuando me entero que alguien en la familia, quizás una hermana de Vincent, hizo un examen de inteligencia o algo parecido por teléfono, yo deseo hacer lo mismo.

Ella tiene una pantera negra de mascota, amarrada con una cadenadentro de su casa. Por alguna extraña razón, dejo mis dos perros a su cuidado, pero veo que los ha dejado sueltos en la calle y andan con su perra (que era la pantera) gran danés, corriendo con otros perros. Los llamo y me los llevo. Entro a su casa pensando que no está y allí la encuentro, cambiándose de ropa para salir y le pregunto por los perros. Ella, bajando la mirada para mostrar sus pestañas postizas, dice que o puede dejarlos adento y eso a mí no me conviene, pues si se los dejé fue para que los cuidara, no para que los dejara sueltos mientras ella trabajaba. 

Me voy a mi casa, pero antes recojo de su armario o alacena, algunas cosas mías, como cintas métricas de costurera, dejando allí las que son suyas, así como una cinta adhesiva y otras cosas. Camino a mi casa reacciono y decido regresar por mis perros definitivamente pero de lejos sólo veo a su perra y ya más cerca a Snoopy. Grito para ver si Rusty aparece y en eso veo un enorme camión sacándole la vuelta a lo que parece un bulto o un montón de tierra, pero que ya bien visto, es un perro, pues sólo su cabeza no está apachurrada. Me acerco sin saber que perro es pero cuando digo su nombre me ve a los ojos y lo reconozco por su pecho blanco. Le sale un chisguete de sangre de la base de una oreja y me pregunto si podrán hace ralgo por el en la clínica veterinaria. Y por supuesto que esto lo tendrá que pagar ella.

martes, diciembre 22, 2015

Trenecito

Ayudo a instalar la pequeña vía para un trenecito de juguete, pero uno de los tramos, además de ser transparente, es milímetros más angosto y dos de ellos son garrafas de plastico de un galón que pienso deberán ir hasta el final

lunes, diciembre 21, 2015

Comunicación al más allá

Veo que tengo una ropa interior percudida y pienso volver a lavarla, esta vez usando agua caliente pero la lavadora no respeta sus ciclos y no veo que el agua caliente funcione. Ni modo, era para la ropa blanca pero después hasta se me olvido echarla a la lavadora.

Una de mis compañeras de trabajo prepara un sandwich muy grade casi con toda una lechuga orejona y bastantes carnes frías y queso amarillo. Cuando lo ponen en el mostrador voy a ver cuanto cuesta y no lo puedo creer. Es de 1.64, así que rápidamente lo compro y las bebidas, me quedo con una de botella de plástico y la de lata se la doy a la muchacha que hizo el sandwich, pues llegó su novio y ya se van. Yo me comeré el mío camino a casa, pues voy montado en una bicicletita o triciclo escuchando la televisión en un radio portátil. Me acuerdo de cuando tenía que viajar muchísimo para otro trabajo, a donde también iba en un triciclo pequeñito como este.

Veo a Fernando Soto ''mantequilla'' en un escritorio y quisiera preguntarle muchas cosas, pero el no me ve ni escucha pues esta muerto. Quisiera que exitiera un método eficaz para poder hacerlo, pues además de él, veo a otras personas con quienes también quisiera platicar.

domingo, diciembre 20, 2015

Cables enredados

Estoy en una escuela donde hay muy pocas sillas y llega alguien que quizás por debilidad visual tiene que sentarse muy cerca del pizarrón y me quitan mi asiento. Pronto consigo otro. 

Estoy desenredando unos cables de audífonos y otras cosas que saco de algo parecido al guardapaquetes de un avión.

El niño de una vecina trae una playerita larga y nada abajo, se la puse para que no se exhibiera. Ella se queja de que su perro le ha ruñido una parte de la madera que estaba en la banqueta y ahora tiene hormigas o algo así.

viernes, diciembre 18, 2015

Techo derrumbado

En el segundo piso de mi casa se pudrió una pieza de madera que sostenía el techo y una parte de éste se vino abajo. La madera se ve bien, pero si la aprietas, se hunde como si fuera de hule. Hay que reemplazarla con otro madero más ancho, esta vez con un 2x8 en vez de 2x4. Otra madera de 4x4 está intacta.

Olvido este asunto y me entretengo en otras cosas, pero empieza a llover y corro, pues me imagino que el agua está entrando y ha mojado las cosas. Afortunadamente, nada está mojado y recorro un librero de todas formas para evitar que se dañe.

Desde allá arriba, veo que tía Concha me observa desde la ventana de su habitación en la planta baja de la casa y trato de bajar con cuidado por el exterior de la pared. 

Alguien cuenta historias, entre ellas la de un hombre que sobrevivió en el mar, gracias a su largo cabello que trenzado, le sirvió para atrapar peces, pero yo veo la imagen de su larga trenza flotando junto a él y no me explico como fue que la utilizaba para alimentarse. 

martes, diciembre 15, 2015

El gigante

A mi casa llega una persona acompañada por un hombre muy grande, que cuando se para en la puerta, solamente se le ve de la cntura para abajo. Alma Muriel se le queda viendo pues es un tipo gigantesco y trae un calzón amarillo.

Gracias a las imágenes en un centro recreativo logro identificar a la hermana de alguien que es culpable de algo y por tal motivo me convierto en un héroe. Yo no hice nada más que identificar un rostro que me pareció conocido, pero aún así, cuando llego a mi casa alguien me espera para entrevistarme y confieso que lo hice por ayudar, y que les agradezco haberme creído y continuado con la investigacion.

lunes, diciembre 14, 2015

La sombra negra

En la penumbra de mi habitación me acompaña una persona, pero cuando volteo hacia la puerta, se recota la silueta de alguien que se acerca y de pronto, está frente a mí. Sin pde emitir sonido, la sombra negra me ahoga y siento como caigo al piso.

domingo, diciembre 13, 2015

Aprovechando

Ayudo a Gerardo con un trabajo en una especie de cine o restaurante, pero llevo toallas para lavar allí y también quiero traerme cosas. Para eso hasta lleve una sillita vieja llena de bichos que pienso dejar allá y traerme una mejor pero me arrepiento y la dejo. Al final sólo me llevo unos cupones para repartir y dejo dos libretas, una de hojas blancas y otra celestes porque pienso que ya es un abuso y el dueño debe encontrar algo aunque sea poco. 
Al terminar el evento no puedo salir porque cargando las cosas no podría abrir una puerta y al diablito (o podadora manual de dos ruedas) se le vive cayendo una rueda y no puedo con todo. Para que la ruedita embone hace falta una esferita metélica o de plástico que no encuentro. 
Traigo una bolsa con latas de refresco apachurradas y hasta unos recipientes de plástico uno de ellos con frijoles en bola que se me caen cuando la gente entra y yo salgo corriendo. Me preocupa el tiradero y quien lo limpie, porque los frijoles ya parecían echados a perder de todos modos.
Después cierran la puerta y la vuelvo a abrir.
Afuera están quienes me ayudarán pero en lo que regreso ya la cortadora está cortando sola y busco por allí cerca a quien la está manipulando a control remoto, pues esa persona rompió la rosca de un pernito y ahora va a ser más dificil montarle las ruedas.
Uno de mis amigos regresa a ayudarme y le explico mi problema.

viernes, diciembre 11, 2015

Zapatos

Veo a Vincent llevarse sus cosas y me pregunto qué está pasando.
Cuando creo que se ha ido recibo a dos hombres, pero después Vincent regresa con Terique y me encuentran desnudo con ellos. Trato de que el niño no vea o no sepa lo que hacemos pues me da pena y Vincent se lo lleva. 

Una vez solo, voy al cuarto y cargo a Terique. Yo lo creia más grande, tendrá como 8 años. Pregunto a Vincent si se está cambiando y se ríe. Anda otra persona ahi con otro niño. Cuando Vincent habla por teléfono trato de escuchar con quien habla y es un hombre a quien dice que más vale que no pase como lo del mes pasado. En su cuarto veo muchísimas cajas de zapatos, sobre una mesa o algo, tanto en la pared de enfrente como la de mi derecha. Junto a éstos hay también muchas cajitas de dulces de los que traía de Louisiana, y hay más cajitas a mi izquierda (estoy parado en la puerta). Veo también una lavadora que en lugar de botones tiene una pluma bic para prenderla.

Cuando Vincent y Terique se van, la mujer y el niño andan por aquí y yo trato de darle mi teléfono a un hombre que conozco pero que digo mal su nombre, a lo que él me corrige diciendo que se llama Alfredo. El trae una pluma que no escibe y yo tomo un lapiz. Lo escribo en un papel, pero para cerciorarme que el número sea correcto trato de marcarme a mí mismo. No puedo apretar el botón y marcar asi que se lo doy a Alfredo y en eso la cámara de afuera muestra un auto en llamas. Corro a la puerta y veo que una de las personas en las que yo no confiaba sale diciendo que fueron los otros quienes mataron a los niños ahorcándolos con unos calcetines antes de morir ellos también. No lo puedo creer y me pongo a llorar al haber perdido a quienes amaba. 

...
Estoy sentado en mi cuarto y siento que me espían. Se trata de una mujer que vive en otro cuarto y que esperaba que yo no estuviera para recibir a dos mujeres. Con mis dos perros me dirijo a la puerta y como ni se como se llama la mujer, les pregunto, ustedes buscan a... A Silvia, dicen ellas. Y les digo que pasen. Entonces entro a otro cuarto donde hay muchas cosas en desorden, montones de zapatos, joyería en alhajeros, ropa sobre la cama.

Después pregunto a Vincent si la persona que vivía allí ya no regresará para hacer una venta de garage o algo con sus cosas. Para no mover nada, hasta puedo dejar entrar a la gente que desee comprar algo, pues todo lo que hay en ese cuarto estaría a la venta.

jueves, diciembre 10, 2015

Al cine y de compras

En esta casa, la tubería del baño sobresale de la pared de afuera, y como está en uno de los pisos de arriba, al salir a un balconcito, veo y me pregunto si el retrete no estará en peligro de caerse. Se ve todo muy frágil. 

Hay una mujer allí, de cabello corto, que le dice a Angélica que meta la mano a través de un vidrio y que no le pasará nada, pues es sólo fantasía. A mí de todos modos me da miedo.

En este cuarto que me prestaron, hay una bocina en un hueco que da hacia afuera, que está sostenida por una cortina que cuando la mueve el viento, la bocina se desliza hacia adentro de la habitación. Así de frágiles son las cosas aquí. Como hay unos juguetes en mal estado, decido arreglarlos. A un carrito VW amarillo le compongo una puerta y a una muñeca le reemplazo una manita. Cuando llega Olga se los muestro a ella y a quien me prestó el cuarto, que ahora quiere quitármelo. Este cuarto mío antes era de su hija y ahora que no está Olga ha limpiado y organizado bien su casa junto a su marido, pero dice que buscará otras piezas que hagan falta.

Corto una orilla o la limpio con una pala mientras un grupo de hombres trabajan en un jardín, cuando me llama mi mamá. Hubo dos explosiones enormes en unas industrias de las afueras y vemos el fuego y el humo. Recibo los volantes de las ofertas de una tienda y decido ir a la que queda junto al cine, pues allí el tomate está a 1.99, pero cuando entro dice el dueño que ya no necesito el papel pues los precios son especales. Allí veo cebollas y un apio enorme, pero lamentablemente, no lo necesito.

miércoles, diciembre 09, 2015

Viaje impostergable

Parte de mi casa se estaba cayendo y se cayó, pero yo tengo que hacer un viaje impostergable. Para ello, además de mi maleta, llevaré una bota de hule a manera de bolsa, sólo tengo que lavarla y desinfectarla bien para que no apeste. Un hombre de edad me dice que la pared se ha caído y volteo a ver. Es cierto. Lo que antes era un hueco pequeño ahhora es enorme. Ojalá no me pase nada durante el viaje, nipase nada en la casa a causa de ese hoyo.

martes, diciembre 08, 2015

Bisontes rasurados

Donde estamos hay un árbol que parece real pero creo es de película y me asombra lo bien hecho que está. Sueno con mis nudillos y hasta se oye como si fuera de madera. Empieza a arder, seguramente con la fricción, pues su tronco está dividido y se ve que se ha gastado con el tiempo. Tenemos que irnos y corro a un lugar cerca de allí para tomar mis documentos personales, que tengo escondidos. Fotocopias de fotos hasta de la mamá de Gerardo creo, y una foto algo maltratada donde aparezco yo de niño con mi familia.
Me preguntan y les digo que mi caja fuerte era un agujero en el suelo.

En mi trabajo hay unas imágenes mías de cuando ayudaba en abrazo. Las han colgado de un lazo frente al mostrador de entrada. Una mujer me pide que me lleve unas plumas rojas y que me maquille la cara como una fresa. Yo aprovecho para irme a comer y me dice que el maquillaje no es para hoy, que ella me avisa.

Debo pagar 20 dólares a La mujer de color que me da un aventón pero mi dinero está lleno de algo que parece elote con tierra, o vómito y ella no lo acepta, hasta su vestido está manchado. Le ofrezco disculpas y lo vuelvo a guardar aunque a mí también me da asquito meterlo de nuevo en mi bolsillo.

De todos modos me voy al hotel Marion, donde estuvieron hospedadas las mujeres de Chaplin y hasta hay fotos de ellas en las paredes. Allí es donde me maquillaré. Pido a la recepcionista un baño y me sienta a esperar. Dentro del mismo hotel hay un consulado, me imagino que para cuando los huéspedes tienen algo que arreglar. Desde ahí veo salir del elevador a unos bisontes pequeños, rasurados con el mapa político de EUA, o sea con los estados dibujados en su cuerpo, son tres y alguien los lleva a pastorear a la calle.
Cuando me pongo las plumas son blancas y largas y me coloco dos en un ojo y entonces veo a dos muchachitas jugando con un dron que las toma desde arriba y me da miedo que se caiga y las corte como le pasó a Enrique Iglesias.

lunes, diciembre 07, 2015

Lo tuyo es puro teatro

Trabajo o estoy en un lugar al que llega un cargamento de juguetes bélicos de todos tamaños, desde figuritas individuales de aproximadamente 1 pulgada, hasta tanques enormes con cientos de soldaditos dentro, todos con uniforme de camouflage. Hasta hay uno donde descansan junto a un lago en cuya orilla hay un cisne alimentando a su patito.

Tomo del mostrador unas cosas y me voy al área de comedor, donde en las apretadas mesitas largas horizontales, me acomodo a poner pulseras (rígidas, con abertura enla muñeca) y otros objetos en una cadenita, pero como las pulseras son ovaladas hacen mucho bulto y no se como acomodarlas para que embonen unas con otras. Una de las personas de adelante se queja de que lo he molestado y en eso llega Angélica y nos vamos, después de ofrecerle una disculpa pretextando la cercanía de las mesas como causante del accidente.

Más tarde estoy con mis amigos viendo un monólogo de José Carlos Ruiz, en el que hace el papel de un mexicano y hasta se orina donde todos podemos verlo. No se si sea parte del espectáculo, pero se sale del escenario como a descansar un poco y en eso criticamos su bandera, que es como pintada a mano en una manta enorme y en lo que regresa, voy al área del restaurante a platicar con los cocineros. Cuando salgo, ya Juan y el otro muchacho están cenando, y una muchacha a quien conocen les trae una torta en un bolillo de esos de cáscara dura y se me antoja. Como de algo que ya estaba allí y hasta me alcanza para llevar a casa. Quisiera llevarme también algún vaso, pero lo único que ve es un recipiente de plástico duro donde seguramente trajeron mantequilla o algo.

Afuera, mientras caminamos por la calle, accidentalmente entro a la casa de unas ancianas. Entro por una puerta y salgo por otra, aprovechando que les han llegado unas visitas de las que hablaban. Entonces regreso para encontrarme con mis amigos y veo a una chica a la que recuerdo como quien tenía un video blog y de hecho, todavía trasmite en vivo, pues va hablando y lleva una especie de bluetooth en el oído. Les pregunto a los muchachos si la recuerdan, y hasta se las señalo, pero ellos no responden.

domingo, diciembre 06, 2015

Trapeando el tiempo se pasa volando

Me busca Sharon Meyer (la mujer que vivía frente a Joyce Bayersdorfer) junto a una amiga suya para que le haga o le repare el porche. Vienen a ver el mío, que está en construcción o reparación y ven toda la madera que tengo ahí. Yo pensaba que su porche estaría en la casa que le conozco, pero no, estará en otra parte y lo quiere para mañana. Yo pienso que puedo hacerlo de manera rápida pero ella lo quiere diferente, con la madera a lo largo y me llevan hasta allá a ver la casa. Yo no pienso empezarlo, así que no veo para que tenga que ir allá dos veces, pero en fin, las acompaño a pie.

Ahora tengo que ayudarle a limpiar su casa u oficina, y no se porque motivo me quito los pantalones, pero ella llega justo cuando no los traigo y la veo por la ventana cuando llega y se despide de su amiga. Corro al baño a ponérmelos, pero traigo una bandera mexicana, que parece un parasol de jardín, y lo dejo junto a otras banderitas más pequeñas para vestirme, aunque no alcanzo a ponerme los zapatos, haré como que yo trapeo descalzo aunque me moje los pies. En eso abre la puerta y la recibo como si nada. Le digo que para evitar esto, en el futuro trapearé cuando ella salga a comer o antes de que se vaya, para no molestar y darle tiempo a que se seque el piso. 

Trapear antes de que salga no es buena idea.

sábado, diciembre 05, 2015

Viaje al espacio

Formo parte de un equipo que irá al espacio y me agarran justamente cuando ando detrás de un marranito y me llevan con todo y él. Pienso que debe ser buena idea, pues si acaso tenemos que quedarnos más tiempo, por lo menos tendremos una mascota o alimento.

jueves, diciembre 03, 2015

Quemazón

Alguien me puso un piercing en la nariz que se ve muy feo. No se quien traiga otro igual, pero a mí no me gusta pues es una mitad de anillo que sale de la punta d la nariz y más bien parece un gancho. 
Como Chumel anda en no se que líos, en los que me ha involucrado a mí y a otras personas, lo denuncio y hasta hago que le corten una mano.

Otro grupito de personas, planean cometer un robo e incendio pensando que la policía no se dará cuenta y mandan comprar malvaviscos y otras cosas para colocar en una cama y cuando se quemen las tablitas de madera que sostienen lo demás, se quema la casa y como para entonces nosotros estaremos lejos, parecerá acccidente. Sin embargo, al pasar por allí, vemos a las ancianas que salen asustadas entre las llamas. 

Espero que esto no altere nuestros planes de regresar a casa el 31 de diciembre, pues sólo tenemos una semana, le recuerdo a Gerardo y me dice que él tiene todo bajo control. Que no me preocupe.

martes, diciembre 01, 2015

Casa nueva

El Sr Michael Greszus me invita a vivir en una casa del Centro Cultural y acepto, así les ayudo y me tienen cerca. Creo que ahí vivió David Chandler y ahora empezaré a redecorar y organizar las cosas de la cocina primero, pues la alacena tiene algo de desorden. En un armario dentro del baño hay mucho papel de baño y un rollo cae en la taza pero lo saco rápidamente antes de que se estropee. La casa es enorme y me gusta mucho su diseño.
  
Camino por la calle y veo a una artista desnuda. Como es bailarina, me comenta algo de su trabajo y ambos seguimos nuestro camino. Allí, en algo que parece un parque, baño a los perros y veo que Vincent le hizo una playerita a snoopy. Es verde militar.
De nuevo pasa la muchacha con otra amiga, pero ahora sí va vestida, aunque trae un leotardo pegado al cuerpo que seguramente es lo que usa cuando baila. Su traje tiene franjas rojas gruesas y azules muy delgadas a lo largo y algunas estrellas. Me recuerda a la bandera.

En lo que Vincent termina con los perros, me voy al Centro Cultural para llevarme unas cosas que dejé allí y que son acerca del cine. Elijo posters y demás, y cuando encuentro un pedazo de madera con unas calcomanías, le digo a Juan que si se acuerda ese tiempo en los años 70s que causaron furor. En eso llega snoopy sin playerita y me doy cuenta que ya ha pasado demasiado tiempo y tengo que irme. Yo pensaba irnos caminando a casa, pero Vincent está afuera y rusty anda suelto, así que lo encadeno a la caja de la camioneta con una abrazadera con destorcedor para poder irnos.