miércoles, enero 28, 2015

Esquite

Quedamos en regalarles a las personas que trabajaban en un establecimiento elote con crema, o algo en un vasito desechable de plástico transparente, aunque ellos dijeron que no era buena idea porque no les permitían comer en horas de trabajo. De cualquier forma lleno con una cuchara unos vasitos con algo que parecen miguitas de tortilla con huevo.

lunes, enero 26, 2015

Una escalera grande

Martha pronto será ascendida en su puesto, así que lo más probable es que se vaya y me quede yo en paz. En mi cubículo se me cae el perchero y necesito algo para volver a sostenerlo de la pared, alambres o algo. La ropa cae en un charco pero no se daña.

Me preparan para un examen que presentaré junto a otra persona y lo que me extraña es que me den como 10 páginas a leer junto a las hojas del examen para que después conteste. A ver si se trata de lo que estoy leyendo.

Paso por la casa de Juan, donde me deben 20 dólares más 10 de hoy, y veo que han puesto cortinas de acero y que por ninguna parte se puede ver si están o no. En eso sale una de sus hijas corriendo, sonríe y entra a un auto. Me dice que después me llaman para pagarme. Las casas están unas sobre otras y para subir a la mía tengo que usar una escalera telescópica, y lo malo es que tengo que subir y guardar en mi balcón unos fierros muy largos, similares a los dos lados de la escalera (sin los peldaños).

domingo, enero 25, 2015

Cocinando

Estoy cocinando unos trozos grandes de carne en agua hirviendo para despues deshebrarla. Todos tienen que caber en la misma olla, pero no quiero que se empalmen unos sobre otros.

miércoles, enero 21, 2015

Por poder

Mi vecina la Sra BJ Chambers, me da unos papeles a guardar.
Otros vecinos discuten algo pero no me entero porque entro a guardar lo que me han dado.

domingo, enero 18, 2015

Que bonita familia

Entro a un pequeño cubículo con dos jóvenes y después de desnudarnos y acostarnos, veo que entran otros dos armados y con intenciones de asaltarnos y puede que hasta matarnos.
Una vez dentro y todos juntos, se abre una ventana o una división con otro cubículo junto a este y allá están un padre con sus tres hijos, todos desnudos y en diferentes etapas de desnudez, con intenciones de tener sexo. Dos de los hijos son muy jóvenes pero uno de ellos, el mayor, gordito y lampiño, viene hacia donde estoy y se me sube encima tratando de que lo fele. Sería mejor si todos estuviéramos juntos, pero no se si el padre esté de acuerdo.

jueves, enero 15, 2015

Mejorando el vecindario

Cuando salgo de mi casa, veo que alguien ha pasado una máquina que ha raspado una franja alrededor de la casa, llevándose todo el pasto, dejando tierra y en algunas partes, hasta ha dañado la estructura y la tablarroca, exponiendo el interior. Asombrado porque no se quien o porqué lo han hecho, salgo a hablar con los vecinos y se me salen los perros por las aberturas que ahora hay en algunas partes de la casa.
Nadie sabe nada, y a nadie le ha sucedido lo mismo, pero al regresar, veo un grupo de hombres haciendo cambios, adiciones y mejoras a la casa. Les pregunto quien los envió y dicen que de parte de la oficina. Me mueven las cosas, han construido un porche en la parte de atrás y han colocado un piso de madera en el jardín. Me preocupa la casa del vecino, pues no se si estoy invadiendo su espacio. Han cortado hasta el tronco de un árbol por los dos lados deando solamente una parte muy estrecha que sostiene las ramas ya sin follaje.
Entro a controlar a los perros y veo otro idéntico a Rusty pero más grande, con un collar azul y todo. Uno de lso muchachos me da un bote de líquido para limpiar metales y bruño unas manzanas que quedan muy brillosas, excepto por una parte que se ve opaca. No se si este líquido sirva para otras cosas metálicas como charolas.
Cuando salgo, veo que la casa del vecino ya no está y la mía ha crecido tanto que ahora llega hasta el mismo borde de la calle. Los muebles ahora se verán mejor, pero como todas las casas de los vecinos tienen madera y parece que están sufriendo el mismo cambio, me preocupa que ya no haya espacios entre ellas más que el que les da la calle y es de un sólo sentido. No habrá privacidad. 

Uno de los hombres me pregunta si tengo material pornográfico, seguramente para que yo lo guarde antes de que ellos lo encuentren, pero les digo que no impreso no.

Me llevan a la entrada del conjunto habitacional y ahora está todo amurallado. La entrada es pequeña, individual, y las paredes parecen de resina o plástico. Se entra y se avanza como si fuera uno en un tren, pues las puertas son pequeñas entre un espacio y otro. Me pregunto si en caso de emergencia, podré tener acceso a mi vivienda sin tener que pasar por todo este laberinto. 
Juan Reyes dice que su casa también está quedando más grande y que a ellos les gusta este asunto de la remodelación. Vincent dice que ahora los buzones son muchísimo más grandes. A mí todavía no termina de gustarme.

miércoles, enero 14, 2015

Pleasures of the sea, treasures of shells

Este sueño se me evaporó y sólo recordé el tema de un programa de televisión o un libro.

martes, enero 13, 2015

De viaje con Shirley MacLaine

Ando organizando un viaje en autobús y veo que pasan las personas dentro de un establecimiento que podría ser un hotel, donde está hospedada Shirley MacLaine con sus mascotas, un grupo de perritos french poodle en colores blanco y negro. Hay más personas preparándose, entre ellas una mujer de avanzada edad muy parecida a Alice Drummond. Veo a varias viejitas ir y venir, pero no veo a Alice, así que le digo a alguien que son tres ancianas, pero cuando las veo juntas y no veo a Alice, deduzco que en realidad son cuatro.

Subo por una escalera curva ubicada en el jardín, hacia la habitación de la Sra MacLaine, y desde la ventana de su cuarto veo su cabello negro rizado sobre la cama, pues aún no se levanta. Para llegar a ese cuarto, después de la amplia escalera, hay una cornisita muy angostita, como de 5 ó 6 pulgadas y no me imagino como podrá pasar por allí con tanto perro. La habitación que está junto a la suya, que tiene acceso a otra escalera (a la derecha) está igual. Ambas habitaciones tienen perfecta simetría bilateral.

De pronto ya andamos todos por el jardín y yo tomo mis perros (que son cachorritos peludos y regordetes) para que no se peleen con los suyos y noto que el mío tiene pulgas. No debería, pero se las empiezo a quitar con los dedos y entonces veo que además de pulgas anda un escorpioncito diminuto que también retiro y dejo caer al pasto.

--

Nos busca la policía o nos culpan de algo a otras personas y a mí, y yo finjo como que andamos haciendo otra cosa y escondo lo que buscaban en una caja de cosas viejas que mi mamá me había conseguido para que hiciera una venta de garage, o de banqueta.

De algo como las vías de un tren pasamos al pórtico de una casa de donde tomo cajas y bolsas. Una vecina de allí también tiene una venta y hay otra más adeante, antes de llegar a la que tengo yo. En uno de mis viajes veo que viene una mujer arrugando entre sus manos algo que parece ropa interior y me pregunto de donde la agarró. Llego a donde están las cosas y aunque veo algo diferente, tomo parte de la ropa interior y algunas playeras y después me doy cuenta de que estoy en la casa equivocada y pido disculpas a la dueña, que está allí en la puerta. Voy a la casa donde está mi mamá y le digo que no puedo tardarme mucho entre un viaje y otro porque el otro lugar está sólo y alguien podría llevarse las cosas de la venta de garage sin pagar. Ella se extraña de que ahora sí me importe y tomo una caja grande que tiene videos VHS y otras cosas ligeras. Dejé unas cajas vacías que parecían tener cucarachas y excremento en el fondo y mientras camino voy pensando en que tengo que limpiar todo esto muy bien con un trapo húmedo, quizás hasta con alcohol y me grita mi mamá que me mandó saludos Jorge Portillo.

lunes, enero 12, 2015

El concierto de Cyndi Lauper

Veo en casa junto a un grupo de personas, una película. Se reúne tanta gente, que decido cambiarla de la pantallita donde está a una más grande. Batallo para encontrar la entrada de los cables idóneos, pero por fin doy con un tablerito con bastantes orificios de diferentes tamaños y ahora el problema será descubrir como dar con ellos en el control. No hay problema, pues el control tiene un tablerito donde están los botoncitos para ello y presionando un que tiene en colores una banderita americana, vemos la imagen en la pantalla. Cuadrada, porque la faltan las dos orillas de los lados, pero se ve.

Después de ello y cuando ya nos vamos cada quien a su casa, Juan Reyes dice que hay una rifa de dos televisiones de pantalla gigante y nos muestra unos posters en una pared a lo lejos. Creo ver también unos controles de videojuego. En mi casa, tengo que dejar a los perros encerrados mientras salgo y cada vez que encierro a rusty, se sale, no corre, porque vuelvo a pescarlo rápidamente, pero no se queda dentro. Entonces decido encerrarlo en el cuerto donde duerme la niña de uno de los vecinos, sin saber que otro de mis vecinos anda ahí pues también dejó a uno de sus niños dormido.
Le digo que cuando entren al cuarto de la niña tengan cuidado, no se les vaya a ir el perro.

Snoopy anda por ahí pero de él no desconfío y me voy.
Paso por un lugar donde acaban de dar un concierto Cyndi Lauper y otras personas y aunque la veo y em ve, no me acerco a pedirle ningún autógrafo. No traigo en donde me lo escriba. Sigo caminando por una calle que a la derecha hay un panteón y los nombres solamente dicen, izquierda, derecha, etc.

Cuando por fin llego a donde voy, descubro que ahí está Vincent, con Juan y su esposa y me hace unas bromas. Terminado eso, nos vamos a ver a una mujer que tiene una colección de algo que coloca en unos sartenes casi planos y unas parrillas rectangulares con ayuda de un muchacho gordito que lo hace de muy mala gana, mientras ella, entusiasmada, nos cuenta de que se trata. Una de las personas que va con nosotros dice que él, cuando ya esté retirado, se dedicará a lo mismo, y yo digo, sí, como en ese tiempo aunque no tengas dinero habrá mucha gente que te preste porque no tendrás problemas de crédito... de lo que después me arrepiento y em da gusto que él no me haya oído, pues me disculpo con su esposa, una mujer negra, delgada, a quien digo que no debí hacer ese chiste a costa de los problemas de crédito con que su marido cuenta ahora. Ella acepta mis disculpas.

sábado, enero 10, 2015

Buscando un camión

Cambio mi reloj Rolex de plata por uno de oro que me encuentro entre mis cosas, y aunque ambos son piratas, temo que alguien quiera robármelo.

Salgo con Doña Eva Gámez y su mamá y después de dar un paseo y ya para irnos, yo decido regresar a no se que y es cuando me pierdo. Siento que alguien me sigue y aunque me evado entre al gente, y corro escaleras arriba y entro por diversas puertas que conducen a otros pavellones, el tipo a quien le dijo una mujer ''es él'' está pisando mis talones.

Corro por las calles y después veo mi brújula, buscando donde queda el norte, pues yo vivo rumbo al sur. Eso me confunde más y me detengo a preguntarles a un grupo de mujeres donde puedo tomar un camión que me lleve a Houston. Ellas discuten porque alguien les dió un pan sin nada dentro, cuando debía llevar algo y al final no me dicen nada concreto.

jueves, enero 08, 2015

Ventaneando

En el autobús me toca uno de los últimos asientos y allí va una señora con dos niños. Si me siento con ella quedamos apretados, además no se cual es el asiento N (norte), así que como hay lugares disponibles, decido quedarme en los de atrás, que va toda la fila sola.

Unos novios guardan sus regalos de bodas en mi casa. No se porqué motivo no fui, pero debí haber ido, y allí andaban como pareja Bertha del Olmo y Gonzalo Vega.
Inés Gómez Mont y Ricardo Casares discuten porque ella tiene que ir en su vw verde a un lugar, pero entonces, se rompe un tubo y su auto cae con todo y Ricardo al pozo, yo corro gritando 911, nine one one, hasta que encuentro a Pati, pues he tratado de cerrar el tubo para que ya no caiga más agua, creo que el intenso chorro impediría que salieran del auto y a flote.
Afortunadamente, ya con Pati conmigo, vemos que los dos salen a flote pues se ha llenado el foso de agua y el chorro está sumergido, perdiendo fuerza.

martes, enero 06, 2015

La fiesta

Hay una fiesta en mi casa y después de convivir con mi familia, uno de mis tíos me invita a ir a ver a Emilio Azcárraga Jean. Es muy lejos y al llegar veo que todo es como un gran escenario. Mi tío dice que las cámaras están listas para cuando se necesiten, pues las oficinas de Azcárraga están frente al mar y se ven unos atardeceres muy bellos. 
Cuando entro a su oficina lo saludo y enseguida le digo que yo no vengo a pedirle nada. El hace los ojos hacia arriba y molesto, me pide que me salga. 
Mi tío se preocupa y trata de hablar con él para que me acepte una disculpa, pero él, se va a otra oficina y ya no lo encontramos. Yo no sé porqué se molestó si lo que dije es cierto, quizás él pensaba que yo le pediría un autógrafo o algo. No se.

Después, mientras escribo con tiritas de plastilina los nombres de algunas cosas que veo en un video (Moda morta, modelada por unas monjas), estoy con un muchacho muy parecido a Leif Garret y se lo digo. El piensa que me cae mal, pero pasando mis dedos por los rizos de su cabello, le aseguro que no es cierto e insisto en lo de Garret, pero como él no lo conoce, le digo que es un cantante de la época de Brooke Shields. En el sueño estoy seguro que Garret es actor porno, pero eso no se lo digo, no vaya a ofenderse o a pensar otra cosa.