jueves, diciembre 31, 2015

Carrera mortal

Por tu sente, tengo pendiente y ahora hay que atender al cliente

Hay una mujer que perdió a su hijo y esperaba reencontrarlo en otra persona. Tenía un plazo y antes debía hacer algunas cosas. Toda su fe estaba en volverlo a ver. Cuando descubren quien es ahora lo siguen hasta la casa de mis vecinos, pero al niño que quería verlo lo echan de allí. El va y le dice a su madre, quien desconsolada corre a ver si aún puede hacer algo. Para eso, yo compongo unos switches pero olvido colocar la parte trasera antes del evento. Todas las partes embonan deslizándose y hasta me cercioro apachurrando la palanquita con el dedo como si fuera cámara y hace click. Después lloro desconsoladamente a los pies de una mujer diciendo que todos nos vamos a morir.

...
Salgo a correr con alguien y en el camino vemos a un hombre de color que también correrá, pues trae shorts y tennis. Una de mis chanclas se me sale y regreso por ella. El hombre la recogió y me la entrega. Será esto como el cuento de la Cenicienta?

El camino es estrecho y bardeado a ambos lados, y de pronto nos salen un grupo de mujeres y nos atacan. Yo trato de defenderme, pero toco con mis dedos el filo de la mavaja de una de ellas. Estamos en desventaja porque las demás traen cuchillos y los lanzan.  Huimos de ellas pero el camino es angosto y no hay donde esconderse. Trato de ponerles una trampa para golpearlas con lo que sea y veo algo como una puerta vieja, que lanzo contra dos de ellas cuando abren la puerta.
El hombre que planeó esta carrera no tuvo tiempo de pedir permisos para hacer algo como un pueblito y seguramente por eso le salió mal. Ahora discute con su esposa.

miércoles, diciembre 30, 2015

En familia con Chabelo

Me preparo para cortar mi pasto cuando me avisan que afuera está Dora Emelia y salgo corriendo a verla. Está muy gorda y trae su cabello rizado hasta el hombro. La acompaña parte de su familia política, por lo menos dos mujeres y uno o dos niños. Quieren que las acompañe pero yo debo terminar mi trabajo, así que una de ellas se pone a cortar la orilla mientras yo corto el césped. Dora me pide el teléfono de mi mamá y entro por unos folders. Allí está, es el que empieza con 713 le digo, y deben ser 10 números. Los teléfonos anotados aquí, están escritos de forma distinta a la usual. La mujer termina la orilla y yo termino la parte de atrás, pero olvido el frente. Ella, ha limpiado con un rastrillo y sacó mucha tierra pero ahora se le hace difícil levantarla. Le digo que no se apure, que al pasar yo con la máquina se dispersará por sí misma. Empiezo a cortar, pero la máquina se atora y creo que estoy dejando el suelo pelón en algunas partes. Veo que ya llegó tía pepa a platicar con Dora y me voy a unir a la conversación.

Cuando voy a pagar la renta, está ahí una muchachita pequeña algo nerviosa que no sabe que el mes pasado hubo una confusión y el Sr Casey anotó que yo no había pagado y después corrigió. Sí pagué la renta, insisto, y no se con qué actitud lo dije, que la muchacha corrió asustada a buscar ayuda de sus superiores. Viene un hombre de color ya maduro y le explico y él sí me entiende, pero ahora el que corre asustado soy yo.

Voy con Vincent en la camioneta y vemos a un hombre que lavaba ropa en un estacionamiento y no encontrando donde exprimir lo hace en la caja de otra camineta ahí estacionada. Le digo que lo grabe en video y lo suba a la red. Al vernos reír el hombre se molesta y saca un arma con la que empieza a disparar. Espero que no haya herido a Vincent, pero al ruido se acerca la gente y él mata a muchas personas. Incluso cuando llegan varias mujeres, las rafaguea con una ametralladora.

Rusty salta de mi balcón y cae dentro de la caja que está dentro de una camioneta y yo salto tras él pues sé que de ahí podría saltar a la calle y empezar a correr. Ya contenido, veo a otro perro pasar cerca y me da gusto que el mío no pueda intentar seguirlo. El perro trae su ano dilatado y le escurre un líquido café viscoso y pienso que está pariendo, pro lo que sale es un alien cabezón. Como temo que nos haga daño, regreso con mi perro a mi balcón, saltando hacia arriba y nos escondemos.

Veo unas armas clonadas con la impresora tridimensional y me pregunto si también podrían clonarse las municiones.

La cajeta que regalan en un programa de concursos tipo en familia con Chabelo, está desabrida. No creo que sea cajeta, más bien parece miel karo, sólo que opaca. Lamo lo que está por dentro de la tapa y no me gusta.

lunes, diciembre 28, 2015

Zombies artificiales

Desde donde estoy, veo a dos personas arrojar cosas desde lo alto de una torre de un castillo y creo sean joyas o dinero, que me imagino recogerán una vez que estén abajo. También veo correr a un perro con un trozo enorme de algo que parece cabrito en el hocico. Quizás sea toda una cuarta parte trasera del animal. Cuando subo a la torre veo que algo como zombies persiguen a otras personas y éstas les disparan. Desisto de seguir subiendo cuando veo que todo había sido orquestado para grabar videos y subirlo a YouTube. 

Entonces, una de las muchachas habla conmigo pero no me convence.

En alguno de los pasillos veo a uno de los hermanos Soler cargando un bebé y saltando de una plataforma a otra. Tengo miedo que le pase algo al bebé, que quedó en lo alto y está envueltito cmo un tamal, sonriendo ajeno al peligro. Hay que saltar pero yo lo evito, aunque después me digo a mí mismo que esto ya ha sido ensayado, pues es una escena y seguramente salte o no salte todo saldrá bien, al fin que la película ya salió. En otra de las alcobas de la torre hay dos mujeres preocupadas, con un guardaespaldas durmiendo que se despierta cuando cree que ha llegado el bebé que están esperando. Al bebé, que está en una palaforma que sube y baja no le pasó nada, afortunadamente.


domingo, diciembre 27, 2015

El ladrón

Juaniguis me invta a ayudarle a colocar algo en el techo de una señora, mientras la dueña me observa desde abajo, para indicarme si le gusta como se ve. Después todo empieza a dar vueltas y a desmoronarse.

Alguien toca a mi puerta y me pide permiso para entrar. Como creo que vende algo, lo dejo, pero una vez adntro, me doy cuenta ue posiblemente sea un ladrón que trata de asaltarme. Veo que trae pistola y quiero quitársela agarrándola por la cacha pero no se deja.

viernes, diciembre 25, 2015

Asesinado

Mientras platico con alguien escucho un ruido y al voltear hacia la ventana, ceo a contraluz la silueta de un hombre ya a escasos centímetros de mí. Todo ocurre tan rápido que no tengo tiempo de nada, hasta que veo que él con su arma me dispara.

miércoles, diciembre 23, 2015

Perro atropellado

Cuando me entero que alguien en la familia, quizás una hermana de Vincent, hizo un examen de inteligencia o algo parecido por teléfono, yo deseo hacer lo mismo.

Ella tiene una pantera negra de mascota, amarrada con una cadenadentro de su casa. Por alguna extraña razón, dejo mis dos perros a su cuidado, pero veo que los ha dejado sueltos en la calle y andan con su perra (que era la pantera) gran danés, corriendo con otros perros. Los llamo y me los llevo. Entro a su casa pensando que no está y allí la encuentro, cambiándose de ropa para salir y le pregunto por los perros. Ella, bajando la mirada para mostrar sus pestañas postizas, dice que o puede dejarlos adento y eso a mí no me conviene, pues si se los dejé fue para que los cuidara, no para que los dejara sueltos mientras ella trabajaba. 

Me voy a mi casa, pero antes recojo de su armario o alacena, algunas cosas mías, como cintas métricas de costurera, dejando allí las que son suyas, así como una cinta adhesiva y otras cosas. Camino a mi casa reacciono y decido regresar por mis perros definitivamente pero de lejos sólo veo a su perra y ya más cerca a Snoopy. Grito para ver si Rusty aparece y en eso veo un enorme camión sacándole la vuelta a lo que parece un bulto o un montón de tierra, pero que ya bien visto, es un perro, pues sólo su cabeza no está apachurrada. Me acerco sin saber que perro es pero cuando digo su nombre me ve a los ojos y lo reconozco por su pecho blanco. Le sale un chisguete de sangre de la base de una oreja y me pregunto si podrán hace ralgo por el en la clínica veterinaria. Y por supuesto que esto lo tendrá que pagar ella.

martes, diciembre 22, 2015

Trenecito

Ayudo a instalar la pequeña vía para un trenecito de juguete, pero uno de los tramos, además de ser transparente, es milímetros más angosto y dos de ellos son garrafas de plastico de un galón que pienso deberán ir hasta el final

lunes, diciembre 21, 2015

Comunicación al más allá

Veo que tengo una ropa interior percudida y pienso volver a lavarla, esta vez usando agua caliente pero la lavadora no respeta sus ciclos y no veo que el agua caliente funcione. Ni modo, era para la ropa blanca pero después hasta se me olvido echarla a la lavadora.

Una de mis compañeras de trabajo prepara un sandwich muy grade casi con toda una lechuga orejona y bastantes carnes frías y queso amarillo. Cuando lo ponen en el mostrador voy a ver cuanto cuesta y no lo puedo creer. Es de 1.64, así que rápidamente lo compro y las bebidas, me quedo con una de botella de plástico y la de lata se la doy a la muchacha que hizo el sandwich, pues llegó su novio y ya se van. Yo me comeré el mío camino a casa, pues voy montado en una bicicletita o triciclo escuchando la televisión en un radio portátil. Me acuerdo de cuando tenía que viajar muchísimo para otro trabajo, a donde también iba en un triciclo pequeñito como este.

Veo a Fernando Soto ''mantequilla'' en un escritorio y quisiera preguntarle muchas cosas, pero el no me ve ni escucha pues esta muerto. Quisiera que exitiera un método eficaz para poder hacerlo, pues además de él, veo a otras personas con quienes también quisiera platicar.

domingo, diciembre 20, 2015

Cables enredados

Estoy en una escuela donde hay muy pocas sillas y llega alguien que quizás por debilidad visual tiene que sentarse muy cerca del pizarrón y me quitan mi asiento. Pronto consigo otro. 

Estoy desenredando unos cables de audífonos y otras cosas que saco de algo parecido al guardapaquetes de un avión.

El niño de una vecina trae una playerita larga y nada abajo, se la puse para que no se exhibiera. Ella se queja de que su perro le ha ruñido una parte de la madera que estaba en la banqueta y ahora tiene hormigas o algo así.

viernes, diciembre 18, 2015

Techo derrumbado

En el segundo piso de mi casa se pudrió una pieza de madera que sostenía el techo y una parte de éste se vino abajo. La madera se ve bien, pero si la aprietas, se hunde como si fuera de hule. Hay que reemplazarla con otro madero más ancho, esta vez con un 2x8 en vez de 2x4. Otra madera de 4x4 está intacta.

Olvido este asunto y me entretengo en otras cosas, pero empieza a llover y corro, pues me imagino que el agua está entrando y ha mojado las cosas. Afortunadamente, nada está mojado y recorro un librero de todas formas para evitar que se dañe.

Desde allá arriba, veo que tía Concha me observa desde la ventana de su habitación en la planta baja de la casa y trato de bajar con cuidado por el exterior de la pared. 

Alguien cuenta historias, entre ellas la de un hombre que sobrevivió en el mar, gracias a su largo cabello que trenzado, le sirvió para atrapar peces, pero yo veo la imagen de su larga trenza flotando junto a él y no me explico como fue que la utilizaba para alimentarse. 

martes, diciembre 15, 2015

El gigante

A mi casa llega una persona acompañada por un hombre muy grande, que cuando se para en la puerta, solamente se le ve de la cntura para abajo. Alma Muriel se le queda viendo pues es un tipo gigantesco y trae un calzón amarillo.

Gracias a las imágenes en un centro recreativo logro identificar a la hermana de alguien que es culpable de algo y por tal motivo me convierto en un héroe. Yo no hice nada más que identificar un rostro que me pareció conocido, pero aún así, cuando llego a mi casa alguien me espera para entrevistarme y confieso que lo hice por ayudar, y que les agradezco haberme creído y continuado con la investigacion.

lunes, diciembre 14, 2015

La sombra negra

En la penumbra de mi habitación me acompaña una persona, pero cuando volteo hacia la puerta, se recota la silueta de alguien que se acerca y de pronto, está frente a mí. Sin pde emitir sonido, la sombra negra me ahoga y siento como caigo al piso.

domingo, diciembre 13, 2015

Aprovechando

Ayudo a Gerardo con un trabajo en una especie de cine o restaurante, pero llevo toallas para lavar allí y también quiero traerme cosas. Para eso hasta lleve una sillita vieja llena de bichos que pienso dejar allá y traerme una mejor pero me arrepiento y la dejo. Al final sólo me llevo unos cupones para repartir y dejo dos libretas, una de hojas blancas y otra celestes porque pienso que ya es un abuso y el dueño debe encontrar algo aunque sea poco. 
Al terminar el evento no puedo salir porque cargando las cosas no podría abrir una puerta y al diablito (o podadora manual de dos ruedas) se le vive cayendo una rueda y no puedo con todo. Para que la ruedita embone hace falta una esferita metélica o de plástico que no encuentro. 
Traigo una bolsa con latas de refresco apachurradas y hasta unos recipientes de plástico uno de ellos con frijoles en bola que se me caen cuando la gente entra y yo salgo corriendo. Me preocupa el tiradero y quien lo limpie, porque los frijoles ya parecían echados a perder de todos modos.
Después cierran la puerta y la vuelvo a abrir.
Afuera están quienes me ayudarán pero en lo que regreso ya la cortadora está cortando sola y busco por allí cerca a quien la está manipulando a control remoto, pues esa persona rompió la rosca de un pernito y ahora va a ser más dificil montarle las ruedas.
Uno de mis amigos regresa a ayudarme y le explico mi problema.

viernes, diciembre 11, 2015

Zapatos

Veo a Vincent llevarse sus cosas y me pregunto qué está pasando.
Cuando creo que se ha ido recibo a dos hombres, pero después Vincent regresa con Terique y me encuentran desnudo con ellos. Trato de que el niño no vea o no sepa lo que hacemos pues me da pena y Vincent se lo lleva. 

Una vez solo, voy al cuarto y cargo a Terique. Yo lo creia más grande, tendrá como 8 años. Pregunto a Vincent si se está cambiando y se ríe. Anda otra persona ahi con otro niño. Cuando Vincent habla por teléfono trato de escuchar con quien habla y es un hombre a quien dice que más vale que no pase como lo del mes pasado. En su cuarto veo muchísimas cajas de zapatos, sobre una mesa o algo, tanto en la pared de enfrente como la de mi derecha. Junto a éstos hay también muchas cajitas de dulces de los que traía de Louisiana, y hay más cajitas a mi izquierda (estoy parado en la puerta). Veo también una lavadora que en lugar de botones tiene una pluma bic para prenderla.

Cuando Vincent y Terique se van, la mujer y el niño andan por aquí y yo trato de darle mi teléfono a un hombre que conozco pero que digo mal su nombre, a lo que él me corrige diciendo que se llama Alfredo. El trae una pluma que no escibe y yo tomo un lapiz. Lo escribo en un papel, pero para cerciorarme que el número sea correcto trato de marcarme a mí mismo. No puedo apretar el botón y marcar asi que se lo doy a Alfredo y en eso la cámara de afuera muestra un auto en llamas. Corro a la puerta y veo que una de las personas en las que yo no confiaba sale diciendo que fueron los otros quienes mataron a los niños ahorcándolos con unos calcetines antes de morir ellos también. No lo puedo creer y me pongo a llorar al haber perdido a quienes amaba. 

...
Estoy sentado en mi cuarto y siento que me espían. Se trata de una mujer que vive en otro cuarto y que esperaba que yo no estuviera para recibir a dos mujeres. Con mis dos perros me dirijo a la puerta y como ni se como se llama la mujer, les pregunto, ustedes buscan a... A Silvia, dicen ellas. Y les digo que pasen. Entonces entro a otro cuarto donde hay muchas cosas en desorden, montones de zapatos, joyería en alhajeros, ropa sobre la cama.

Después pregunto a Vincent si la persona que vivía allí ya no regresará para hacer una venta de garage o algo con sus cosas. Para no mover nada, hasta puedo dejar entrar a la gente que desee comprar algo, pues todo lo que hay en ese cuarto estaría a la venta.

jueves, diciembre 10, 2015

Al cine y de compras

En esta casa, la tubería del baño sobresale de la pared de afuera, y como está en uno de los pisos de arriba, al salir a un balconcito, veo y me pregunto si el retrete no estará en peligro de caerse. Se ve todo muy frágil. 

Hay una mujer allí, de cabello corto, que le dice a Angélica que meta la mano a través de un vidrio y que no le pasará nada, pues es sólo fantasía. A mí de todos modos me da miedo.

En este cuarto que me prestaron, hay una bocina en un hueco que da hacia afuera, que está sostenida por una cortina que cuando la mueve el viento, la bocina se desliza hacia adentro de la habitación. Así de frágiles son las cosas aquí. Como hay unos juguetes en mal estado, decido arreglarlos. A un carrito VW amarillo le compongo una puerta y a una muñeca le reemplazo una manita. Cuando llega Olga se los muestro a ella y a quien me prestó el cuarto, que ahora quiere quitármelo. Este cuarto mío antes era de su hija y ahora que no está Olga ha limpiado y organizado bien su casa junto a su marido, pero dice que buscará otras piezas que hagan falta.

Corto una orilla o la limpio con una pala mientras un grupo de hombres trabajan en un jardín, cuando me llama mi mamá. Hubo dos explosiones enormes en unas industrias de las afueras y vemos el fuego y el humo. Recibo los volantes de las ofertas de una tienda y decido ir a la que queda junto al cine, pues allí el tomate está a 1.99, pero cuando entro dice el dueño que ya no necesito el papel pues los precios son especales. Allí veo cebollas y un apio enorme, pero lamentablemente, no lo necesito.

miércoles, diciembre 09, 2015

Viaje impostergable

Parte de mi casa se estaba cayendo y se cayó, pero yo tengo que hacer un viaje impostergable. Para ello, además de mi maleta, llevaré una bota de hule a manera de bolsa, sólo tengo que lavarla y desinfectarla bien para que no apeste. Un hombre de edad me dice que la pared se ha caído y volteo a ver. Es cierto. Lo que antes era un hueco pequeño ahhora es enorme. Ojalá no me pase nada durante el viaje, nipase nada en la casa a causa de ese hoyo.

martes, diciembre 08, 2015

Bisontes rasurados

Donde estamos hay un árbol que parece real pero creo es de película y me asombra lo bien hecho que está. Sueno con mis nudillos y hasta se oye como si fuera de madera. Empieza a arder, seguramente con la fricción, pues su tronco está dividido y se ve que se ha gastado con el tiempo. Tenemos que irnos y corro a un lugar cerca de allí para tomar mis documentos personales, que tengo escondidos. Fotocopias de fotos hasta de la mamá de Gerardo creo, y una foto algo maltratada donde aparezco yo de niño con mi familia.
Me preguntan y les digo que mi caja fuerte era un agujero en el suelo.

En mi trabajo hay unas imágenes mías de cuando ayudaba en abrazo. Las han colgado de un lazo frente al mostrador de entrada. Una mujer me pide que me lleve unas plumas rojas y que me maquille la cara como una fresa. Yo aprovecho para irme a comer y me dice que el maquillaje no es para hoy, que ella me avisa.

Debo pagar 20 dólares a La mujer de color que me da un aventón pero mi dinero está lleno de algo que parece elote con tierra, o vómito y ella no lo acepta, hasta su vestido está manchado. Le ofrezco disculpas y lo vuelvo a guardar aunque a mí también me da asquito meterlo de nuevo en mi bolsillo.

De todos modos me voy al hotel Marion, donde estuvieron hospedadas las mujeres de Chaplin y hasta hay fotos de ellas en las paredes. Allí es donde me maquillaré. Pido a la recepcionista un baño y me sienta a esperar. Dentro del mismo hotel hay un consulado, me imagino que para cuando los huéspedes tienen algo que arreglar. Desde ahí veo salir del elevador a unos bisontes pequeños, rasurados con el mapa político de EUA, o sea con los estados dibujados en su cuerpo, son tres y alguien los lleva a pastorear a la calle.
Cuando me pongo las plumas son blancas y largas y me coloco dos en un ojo y entonces veo a dos muchachitas jugando con un dron que las toma desde arriba y me da miedo que se caiga y las corte como le pasó a Enrique Iglesias.

lunes, diciembre 07, 2015

Lo tuyo es puro teatro

Trabajo o estoy en un lugar al que llega un cargamento de juguetes bélicos de todos tamaños, desde figuritas individuales de aproximadamente 1 pulgada, hasta tanques enormes con cientos de soldaditos dentro, todos con uniforme de camouflage. Hasta hay uno donde descansan junto a un lago en cuya orilla hay un cisne alimentando a su patito.

Tomo del mostrador unas cosas y me voy al área de comedor, donde en las apretadas mesitas largas horizontales, me acomodo a poner pulseras (rígidas, con abertura enla muñeca) y otros objetos en una cadenita, pero como las pulseras son ovaladas hacen mucho bulto y no se como acomodarlas para que embonen unas con otras. Una de las personas de adelante se queja de que lo he molestado y en eso llega Angélica y nos vamos, después de ofrecerle una disculpa pretextando la cercanía de las mesas como causante del accidente.

Más tarde estoy con mis amigos viendo un monólogo de José Carlos Ruiz, en el que hace el papel de un mexicano y hasta se orina donde todos podemos verlo. No se si sea parte del espectáculo, pero se sale del escenario como a descansar un poco y en eso criticamos su bandera, que es como pintada a mano en una manta enorme y en lo que regresa, voy al área del restaurante a platicar con los cocineros. Cuando salgo, ya Juan y el otro muchacho están cenando, y una muchacha a quien conocen les trae una torta en un bolillo de esos de cáscara dura y se me antoja. Como de algo que ya estaba allí y hasta me alcanza para llevar a casa. Quisiera llevarme también algún vaso, pero lo único que ve es un recipiente de plástico duro donde seguramente trajeron mantequilla o algo.

Afuera, mientras caminamos por la calle, accidentalmente entro a la casa de unas ancianas. Entro por una puerta y salgo por otra, aprovechando que les han llegado unas visitas de las que hablaban. Entonces regreso para encontrarme con mis amigos y veo a una chica a la que recuerdo como quien tenía un video blog y de hecho, todavía trasmite en vivo, pues va hablando y lleva una especie de bluetooth en el oído. Les pregunto a los muchachos si la recuerdan, y hasta se las señalo, pero ellos no responden.

domingo, diciembre 06, 2015

Trapeando el tiempo se pasa volando

Me busca Sharon Meyer (la mujer que vivía frente a Joyce Bayersdorfer) junto a una amiga suya para que le haga o le repare el porche. Vienen a ver el mío, que está en construcción o reparación y ven toda la madera que tengo ahí. Yo pensaba que su porche estaría en la casa que le conozco, pero no, estará en otra parte y lo quiere para mañana. Yo pienso que puedo hacerlo de manera rápida pero ella lo quiere diferente, con la madera a lo largo y me llevan hasta allá a ver la casa. Yo no pienso empezarlo, así que no veo para que tenga que ir allá dos veces, pero en fin, las acompaño a pie.

Ahora tengo que ayudarle a limpiar su casa u oficina, y no se porque motivo me quito los pantalones, pero ella llega justo cuando no los traigo y la veo por la ventana cuando llega y se despide de su amiga. Corro al baño a ponérmelos, pero traigo una bandera mexicana, que parece un parasol de jardín, y lo dejo junto a otras banderitas más pequeñas para vestirme, aunque no alcanzo a ponerme los zapatos, haré como que yo trapeo descalzo aunque me moje los pies. En eso abre la puerta y la recibo como si nada. Le digo que para evitar esto, en el futuro trapearé cuando ella salga a comer o antes de que se vaya, para no molestar y darle tiempo a que se seque el piso. 

Trapear antes de que salga no es buena idea.

sábado, diciembre 05, 2015

Viaje al espacio

Formo parte de un equipo que irá al espacio y me agarran justamente cuando ando detrás de un marranito y me llevan con todo y él. Pienso que debe ser buena idea, pues si acaso tenemos que quedarnos más tiempo, por lo menos tendremos una mascota o alimento.

jueves, diciembre 03, 2015

Quemazón

Alguien me puso un piercing en la nariz que se ve muy feo. No se quien traiga otro igual, pero a mí no me gusta pues es una mitad de anillo que sale de la punta d la nariz y más bien parece un gancho. 
Como Chumel anda en no se que líos, en los que me ha involucrado a mí y a otras personas, lo denuncio y hasta hago que le corten una mano.

Otro grupito de personas, planean cometer un robo e incendio pensando que la policía no se dará cuenta y mandan comprar malvaviscos y otras cosas para colocar en una cama y cuando se quemen las tablitas de madera que sostienen lo demás, se quema la casa y como para entonces nosotros estaremos lejos, parecerá acccidente. Sin embargo, al pasar por allí, vemos a las ancianas que salen asustadas entre las llamas. 

Espero que esto no altere nuestros planes de regresar a casa el 31 de diciembre, pues sólo tenemos una semana, le recuerdo a Gerardo y me dice que él tiene todo bajo control. Que no me preocupe.

martes, diciembre 01, 2015

Casa nueva

El Sr Michael Greszus me invita a vivir en una casa del Centro Cultural y acepto, así les ayudo y me tienen cerca. Creo que ahí vivió David Chandler y ahora empezaré a redecorar y organizar las cosas de la cocina primero, pues la alacena tiene algo de desorden. En un armario dentro del baño hay mucho papel de baño y un rollo cae en la taza pero lo saco rápidamente antes de que se estropee. La casa es enorme y me gusta mucho su diseño.
  
Camino por la calle y veo a una artista desnuda. Como es bailarina, me comenta algo de su trabajo y ambos seguimos nuestro camino. Allí, en algo que parece un parque, baño a los perros y veo que Vincent le hizo una playerita a snoopy. Es verde militar.
De nuevo pasa la muchacha con otra amiga, pero ahora sí va vestida, aunque trae un leotardo pegado al cuerpo que seguramente es lo que usa cuando baila. Su traje tiene franjas rojas gruesas y azules muy delgadas a lo largo y algunas estrellas. Me recuerda a la bandera.

En lo que Vincent termina con los perros, me voy al Centro Cultural para llevarme unas cosas que dejé allí y que son acerca del cine. Elijo posters y demás, y cuando encuentro un pedazo de madera con unas calcomanías, le digo a Juan que si se acuerda ese tiempo en los años 70s que causaron furor. En eso llega snoopy sin playerita y me doy cuenta que ya ha pasado demasiado tiempo y tengo que irme. Yo pensaba irnos caminando a casa, pero Vincent está afuera y rusty anda suelto, así que lo encadeno a la caja de la camioneta con una abrazadera con destorcedor para poder irnos.

lunes, noviembre 30, 2015

Perro no come perro

Mientras platico con Stephen Colbert de algunas cosas que hemos visto recientemente y que nos causan risa, vemos por la ventana a dos perros delgados como galgos y después llega otro más grande y terminan mordiéndose en la calle. Uno de los galgos huye.

Cuando llega Martha a reclamarme por susy juguetes, le digo de forma regañona que fue ella misma la causante de todo y que ahora no debería estarse quejando.

domingo, noviembre 29, 2015

Bazar

Me encuentro con un grupo de personas y no se si fui invitado allí con engaños o si acepté voluntariamente, el caso es que me siento secuestrado. En mi chamarra traigo un videocaset o algo así grande y otras cosas que no quiero dejar aquí para después no tener que regresar con Mustafá. El sugiere que nos metamos a una piscina y cuando estamos dentro, empiezo a pensar que a lo que él se refería era que nos fueramos a lo más profundo a ver cuanto durábamos abajo.

Yo me tomo una bebida y elegantemente coloco el vaso de vidrio en el dintel de una ventana que casualmente está a mi lado derecho, mientras platico con otras personas del grupo.

Cuando voy al baño, me cercioro que no sea el de mujeres y descubro que ahí hay una peluca con todo y cabeza de látex como si fuera máscara y otras figuras o máscaras parciales de rostros con un pene en la boca y cosas así. Orino en una caja llena de cosas porque no veo el inodoro y no quiero hacer dentro del fregadero.

Al salir, doy con un bazar o tienda de artesanías donde la muchacha me ofrece algo, pero llega otra y le dice que se tienen que ir a otra parte y las sigo, y allá, caminando con cuidado entre estantes muy juntos para no romper nada, veo coronas de adviento con pino natural, muchas esculturas y otras muchas versiones de una de un caballito alado que está en piezas, como si fuera rompecabezas. La muchacha me ofrece elaborar cualquier cosa que yo desee en caso de que no esté en existencia. Se lo agradezco, pero no necesito nada por el momento.

sábado, noviembre 28, 2015

Carreras de autos

Tengo una pista de carritos de carreras que corren de forma circular y van muy rápido. De pronto, la extensión falla y hace corto, por lo que los perros corren de allí. Temo haber herido a uno de ellos en una pata pero él sigue de pie como si nada.

viernes, noviembre 27, 2015

Changos y cocodrilos

Veo a Rodolfo a lo lejos pero no entiendo lo que me está diciendo.

En casa de Lidia, se suelta su perro y me persigue. No se si yo traiga a los míos, el caso es que el perro de Lidia se enreda y cae al suelo como muerto. Yo voy lo suelto para reanimarlo, pero Lidia se molesta y me manda pagar con sus hijos, quienes me tiran el dinero a la cara, seguramente molestos también. Tomo el dinero y me alejo para contarlo, pero no son billetes, sino páginas de revistas viejas que yo ya conocia y no tienen ningun valor. Corro y siento que alguien me persigue, camino por las mismas calles en la oscuridad. Voy a dar a una casa de donde me salgo por una puerta corrediza muy angosta sin escalones hacia afuera. Desde la banqueta parece ventana y brinco. Sigo tratando de correr porque una vez afuera siento que me vienen siguiendo. Trato de correr pero no puedo. No avanzo. Por fin me escabullo entre un grupo de gente y escucho a alguien preguntar por un lugar 100% celta. Las fraes las repiten varias veces y así es como me pierdo entre la gente.

...
Estoy en una sala de espera, pero se me ocurre salirme después de prestarle mi teléfono a una niña. Afuera ayudo a acomodar cajas de frutas y verduras y hasta unas películas en VHS nuevas con su celofán y todo y entonces recuerdo que la niña era de las siguientes en salir y tengo que regresar, así que ya no podré ir a mi casa. Cuando regreso la niña ya no está pero sí dejó mi teléfono, que veo entre otros y lo tomo. En mi casa se fue la luz y me dice mi tía que está inundado y hay un chango en el ultimo cuarto. Cuando voy a revisar sí está inundado pero hay dos changos, que rápidamente se aproximan a mí. Seguramente llovio y se rompió el cable de la extensió que alimentaba de electricidad la casa, pero en lugar de repararlo, sólo concecto las dos extensiones y salgo sin pisar el agua, no porque esté electrificada, sino porque también hay cocodrilos. Para evitar que se salgan, cierro la puerta de la cocina y tapo el hueco que queda abajo que es como de 1 o 2 pulgadas y regreso a decirle a mi tía Concha que hay que llamar a alguien pues andan ahí varios ocodrilos pequeños, y le hago la seña del tamaño (lo ancho de una cama gemela).

jueves, noviembre 26, 2015

Leones

Paso por un lugar donde veo muchas películas en CD y me dicen de unos DVDs gratis pero cuando los tomo aparece alguien que me los quiere cobrar. Ya no se si los quiero.

Estoy con tres mujeres y ellas ríen y conversan entre sí. Las veo en fotografías de cuando eran jóvenes y no las reconozco. Una de ellas podría ser Pierrot, pero otra parece Patti Labelle. Una aparece en un recorte de periódico o revista y detrás hay cosas sexuales. Intrigado, se la muestro a Vincent y me río. Seguramente tengo que trabajar para ellas y ya tengo las citas, 7 de la mañana, 1 de la tarde, etc. Pero ahora debo incluir a Carmelita Zaleta y no se donde intercalarla porque ya son cuatro citas.

Hace mucho que no venía por estos pantanos. No se como voy a cortar el pasto si todo está anegado en agua, y ahora tenemos que esperar a que se seque. Antes, cuando el pasto estaba largo, lo cortaba regularmente. Hoy hasta alguien ha dejado en libertad a un león de lo abandonado que está todo esto.

He venido hasta este lugar a recuperar lo últmo que me quedaba de cajas y me topo con que hay gente ahí y hasta tienen un león (entre otros animales) con el que juegan en el patio de atrás. 
Les pregunto si ellos vieron como tení aantes yo de cosas y todo lo que he avanzado en la limpieza. Se me dificulta bajar porque tengo que saltar y tomar una cubeta y otras cosas para ayudarles a limpiar el piso. Reviso las botellas de líquido limpiador pero no hay. Todo son otras sustancias. Alguien mira dentro de una gaveta metálica en la pared y me dicen que explotará. Corremos todos afuera y vemos como explota. Me duele haber perdido mis dibujos irremplazables pues creo haberlos perdido todos y eran originales a lápiz.

Al volver a entrar vemos que siempre no explotó.

miércoles, noviembre 25, 2015

Weil ich heute kaine lust habe

Llega de visita una mujer morena muy guapa que dice tener nietos y no lo puedo creer, pues se ve muy joven.  Ella tampoco dice creer mi edad, cuando le digo que yo tengo 50 años. Como ella habla alemán, le digo que hace muchísimo timpo, en 1992, yo estuve en Alemania un mes e intercambiamos frases. Hablando en alemán con ella recuerdo la estructura gramatical y comentamos de la forma en que se construyen las frases y el lugar donde va el artículo y el verbo, etc.

Se me derrama el café con leche en el escritorio y corro a buscar una toalla con que limpiar pero no encuentro ninguna ni nada parecido. Parte de la casa está inundada y todo seguramente se ha echado a perder, los muebles en esta área están bien. Voy a tener que hacer limpieza y algunos cambios. 

Tengo una pecera pequeña, esférica, con un pescadito y después agrego otro aunque temo se hagan daño. Otras mujeres regresan y las confronto por algo que hicieron antes de irse.

martes, noviembre 24, 2015

Coyolxauhqui

Acompaño a alguien y nos roban la camioneta. Corremos tras los ladrones pero yo soy quien los alcanza y logro subirme a la caja. Empiezo a gritar y a pedir ayuda hasta que se detienen. Ellos me disparan pero no me dan y después les quito la pistola y disparo, pero ya no tiene balas. 
Me rescatan y recuperamos la camioneta pero al parecer los ladrones han regresado a buscarme pero al no recordar donde vivo, entran a otros departamentos del edificio, Yo advierto a quienes viven allí que los bandidos andan afuera y traen armas. Mi amigo saca su rifle y está dispuesto a disparar pero le digo que mejor deje eso a la policía y que llamemos refuerzos.
Hay en la calle gran alboroto por un camión de bomberos pues una mujer cayó al pavimento y está destrozada ahí, desnuda. Es como si le hubiera caído una caja fuerte encime pero la caja ya no está. Se ve su cabeza, sus brazos, piernas y su sexo depilado. Lo demás está hundido en la calle. Arriba se ven las ventanas quemadas como si algo hubiera explotado varios pisos arriba.

Regresamos y conecto de nuevo la alarma con un cable S de video e invito a una señora a pasar y ver que todo esté en orden. Una vez dentro del apartamento, me entero de que ella no vive aquí. Al parecer no falta nada pero tendremos que tener cuidado, pues yo miro desde adentro y reconozco a una de las bandidas, pero como nuestro vidrio es ahumado ella no me ve.

lunes, noviembre 23, 2015

Inundación

Durante una inundación, antes de que el agua llena las calles, la huída de la gente ante el peligro de los animales que los persiguen es aterradora y después los peces o tiburones tratando de derribar las puertas para entrar, hace que yo corra y lo intente, pero es tanta su fuerza que no me lo permiten. De todos modos la cierro, pero el marco de metal queda entreabierto dejando pasar algo de agua. Aunque la puerta no cierra del todo, la abro y rescato a varias personas y dos niños y me quedo allí para para que no se abra sola. Previendo una oleada de animales, la apuntalo con madera pero en eso la puerta se rompe y entran más personas y ya no hay peligro.

Me llaman por teléfono y mi cargador no funciona. Lo llevo a un auto y no es compatible, pero tampoco lo pude enchufar en la pared. No se que le pasa. Me dicen que tengo que ir a recorger algo y pregunto si allá no está inudado, dicen que no.

Voy a ayudar a Gary y Roy a limpiar algo y cuando llego no están, pero hay varios trapeadores nuevos y otras cosas, seguramente quiren que empiece sin ellos.

domingo, noviembre 22, 2015

Venta de garage

Llego a una venta de garage y mientras elijo algunas cosas para comprar, veo a una vecina o conocida que me ve y sigue comprando. Tomo unas lucecitas que se clavan y unos billetes antiguos o raros, así como unos talones de cheques y otras curiosidades.

La vecina me pregunta si la recuerdo, pues ella estuvo comprando también en una venta que hice yo. Empiezo a recordar. Creo que ella compró de estas mismas lucecitas. 

Tomo una charola o una bandeja de hornear, rectangular con asa, y llevo todo con el señor que está cobrando. Allí me entero que estas cosas eran de Stephanie Salas, y que en relidad se llama Bernarda Lucas. Le devuelvo unas frutas que ya están pasadas y él me dice que los talones de cheque no están a la venta. Bromeamos pues los billetes de juguete parecen verdaderos. 

sábado, noviembre 21, 2015

Fiesta en el jardín

Lo que empezó como una sugerencia a Gary y Roy para decorar el jardín con unas jardineritas pequeñas cerca de la banqueta, se convirtió en todo un proyecto lleno de albañiles, ayudantes y hasta el tío José.

Hay tanta gente, que hasta cuelgan del techo adornos como faroles chinos y algo que parece papel picado pero no es, porque yo pienso hacer esos adornos mexicanos y traerlos para decorar también.

Pronto se empezó a horadar la tierra para colocar ladrillos y cercas, Gary me pidió que le ayudara lijar unas piezas de madera que quitamos de otra decoración y a sostener unos herrajes de latón que parecían lámparas pero de donde salía agua y que irían en la pared, etc. De un tubo roto que se veía en el sótano o cierta área a un nivel más bajo que donde estábamos, empezaron a salir cientos de ratones, que pronto inundaron un rincón y depués otras ratas más grandes que se peleaban en dos patas. Hasta un mono enorme como un Atlas o Hércules apareció porque vió la figura de una sirena de papel maché o de madera decorada, que quitamos de la pared. Ese hombre enorme hasta el fondo del sótano fue a dar y lo vimos por el agujero que hizo al caer.

viernes, noviembre 20, 2015

La herencia

Estoy en casa de un director de cine que vende películas de Elsa Aguirre y Erik del Castillo en formatos que parecen de rebanadas de queso amarillo, del mismo tamaño y grosor. Las hay envueltas indivualmente y otras en paquetes dobles, una arriba y otra abajo y otras en paquetes de más de 10. El está conversando con sus clientes pero un día que tenga tiempo, me gustaría platicar con él de cine. Debe tener muchas anécdotas que contar.

Tío Chemo me dejó una casa y una camioneta roja que está estacionada en la calle, cerca de la casa. Quiero usarla, pero primero tengo que entrar en la casa y buscar un llavero, pues en el mío, la llave está rota. Una vez dentro de la casa, veo un ventilador encendido a toda velocidad en la cabecera de la cama, que está a la derecha de la puerta al entrar. Trato de apagarlo, pero ahí anda la negrita que duerme ahí y me disculpo, pues quería bajarle la velocidad creyendo que lo habían dejado prendido y desatendido.

Veo un espacio muerto donde hay varios boilers a la izquierda y anaqueles con platos y demás, que se mueven con el aire de un enorme ventilador que seguramente es del aire acondicionado.

Al final de la casa, veo a una mujer hablando por teléfono y entrego un crayón verde que me encontré a su niña, quien lo muerde. 

No encuentro la llave pero hay un llavero horizontal con varias llaves, incluyendo la llave rota, pero para cuando salgo ya la camioneta no está, seguramente Angélica la anda usando. Alguien me grita y me asusto, pero sólo es un muchacho que me invita a entrar a un lugar donde boxean dos mujeres. Rechazo su invitación y sigo buscando la camioneta. Camino derecho y doy vuelta a la izquierda, donde en lo oscuro de la calle me sale un señor con un carretón. Tampoco ahí está la camioneta. Doy vuelta a la cuadra a la izquierda y veo que hay un cine a mediación de cuadra que tiene cartulinas digitales que son pantallas, y en una de ellas muestran cortos de una película donde sale un hombre vestido de revolucionario, bigotón y con carrilleras, que no trae pantalones, pues abajo, casi imperceptible se ve la parte superior de su pene y su vello púbico. Como él habla y grita mucho, poco a poco entra más s pene a cuadro, hasta quedar completamente a la vista, y es enorme y está erecto.

jueves, noviembre 19, 2015

Diálisis

Camino por las calles de mi colonia, cuando de pronto una mujer me ataca con plantas que saca del suelo mientras otra se asombra pues pasea a su perro y trata de defenderme.

Los hijos de un vecino se matan y se hacen pedacitos. Primero el muchacho mata a la muchacha y su padre la reconstruye, pero después la muchacha mata al al muchacho y los pedacitos son tan pequeños que parecen estar casi molidos, para que su padre ya no lo pueda reconstruir.

Hay en el vecindario una niña que rompe las cosas en su casa y grita mucho. Dentro de la camioneta, hablamos de cuando alguien es destructivo y eso se lo pasa a sus hijos mientras Vincent nos lleva al lugar donde compra sus medicamentos. Lo acompañamos Tonya y yo y veo que su camioneta tiene una alcancía con llave para echarle monedas. Al llegar, hay que abrir unas puertas de seguridad metálicas y Vincent se baja, entonces la camioneta avanza sola y temo se raspe pues el pasaje es estrecho. Tonya se estira un poco de su lugar para mover el volante. Después de dos rejas de fierro (tubo cuadrado negro), y dentro de la clínica, hay revistas con toda la gente que usa diálisis y en una portada veo a Brenda Antonio, una reportera de televisión o la que da las noticias, me pregunto que fue de ella?

Colocan las cosas en una mesa y trato de llevarme unas madejas de hijo como para tejer, una grande y una chica y una esponja aunque eso no es de nosotros, junto con las cosas que pagará Vincent.

miércoles, noviembre 18, 2015

Queria para un general, no alcanzó ni pa carrreta

Caminando por mi barrio veo a mi vecina Verónica que no sabía se había cambiado o que ahora vivía por acá y me acerqué a preguntarle lo que se había hecho porque se veía muy bien con su cabello rizado como Amanda Miguel. También traía una ropa muy sexy y al alejarse para ir por su marido ví parte de su ropa interior de encaje negro. 
Ella me pidió ayuda para remolcar su camioneta y otro remolque que ya traía atrás, y Vincent los ayudó. No se si podría con todo, pero se fue con ellos.

Una vez en mi casa descubro que afuera hay cientos de jovencitos de ambos sexos platicando y ya es la una de la mañana. Unos están sentados en la banqueta y otros de pié y entre ellos creo ver al negrito de ojos grandes de ''Harlem hookups''. Me da miedo que quieran entrar a mi casa.

...
Creyendo que estoy en mi casa me desnudo para meterme a bañar y entonces veo por la ventana que da a la calle desde el segundo piso, que mi vecina Jarmaine, de al lado, coloca una máquina podadora y otras cosas cerca de la pared. Seguramente por accidente estoy en su casa y no en la mía porque todas se comunican entre sí y no se donde termina una y empieza otra. No se como regresar a la mía.

Salgo y lo que eran casas enfrente, ahora son una cerca de alambre donde cuelgo cosas a que se sequen. Trato de entrar a mi casa desde afuera, busco darle la vuelta a la manzana a ver si vivo por la otra calle, pero caminando por una barda pequeña de blocks se me cae una bandeja hacia abajo, un lugar donde hay varios botes de basura y ahora tendré que ir a recogerla pero me pierdo y al legar allí y abrir el portón que está amarrado con un alambre eléctrico con los extremos pelados, levanto una tapa y un contenedor plasticos y un hombre que viene dando uvas a un caballo se molesta y me agrede. El y su mujer llaman ''sue'' a la mula y me tiran uvas. Qué desperdicio.

Escucho a alguien decir un dicho cubano que dice ''queria para un general, no alcanzó ni pa carrreta'', por lo que deduzco que un general debe ser un auto.

La pareja de la mula sigue su camino y en el cruce de calles escucho como que los ataca un perro cuando ya se fueron. Seguiré buscando mi casa.
yo sigo buscando mi casa sin exito

martes, noviembre 17, 2015

Cachorrito

Aunque hay personas en mi casa, la estoy limpiando y moviendo cosas de un lugar a otro. Tengo que quitar las telarañas y hacer más espacio, pues acaba de llegar una huésped y necesito que tenga su privacidad. Veo una foto antigua de Linares y platico con José. Veo como era en ese tiempo la casa y el patio.

El papá de la muchacha que vive aquí se escandaliza cuando ella pide un suéter que cuesta 80 (me imagino que dólares), pero yo le hago señas para que én no se entere, de que no hay problema.

Mis perros corren a morder un gatito blanco que les bufa asustado y ellos también se mantienen a raya, en lo que Vincent agarra al gato de la piel del cogote y lo saca. Después veo que tengo un perrito pequeño que se está orinando dentro de la casa y tomándolo, corro hacia afuera para irlo adiestrando, pero queda muy lejos la puerta. Corro y corro por muchos cuartos hasta que por fin llegamos y hace. En el concreto del patio porque no hay pasto, y temo que al regresar los perros me lo lastimen queriendo jugar con él, pero no le prestan atención. Tengo otro perrito de cuerda que al darle, corre y salta sobre otro juguete, y a él tampoco le prestan atención mis perros.

lunes, noviembre 16, 2015

Taco o burrito

Veo como un perro persigue a un niño, y para evitar que me suceda lo mismo, trepo a varios muebles y así, de mueble en mueble, entro en una propiedad  delimitada por una malla ciclónica. Otros niños andan allá abajo, pero lo que me preocupa es el perro.

Trabajo en un lugar a donde llega el Sr Fred acompañado por alguien que yo conozco pero que se ve muy diferente, hinchado y colorado de la cara. Con ellos debo hablar en inglés y buscan un tornillo o algo que no encuentro o no se donde está y tengo que preguntar a mis compañeros. Les ofrezco unos collares para perro que ví por allí en oferta pero cuando los encuentro parecen calcetines de lo delgado y en tan mal estado que están y me da pena.

Después trabajo en un restaurante (a menos que sea el mismo lugar y que vendan comida además de herramientas), donde acomodo las sillas y mesas, pero la alfombra es muy delgada y está toda arrugada. No puedo alisarla. Cambio las mesas individuales y las de dos personas para que haya más espacio y cuando llega una pareja se quejan de que la comida tiene un sabor diferente. Lo reporto a la cocina y otro cliente me pregunta si loq ue tenemos es taco o es burrito, y le digo que taco es algo que está abierto y burrito cerrado. Le hago la seña con la mano.

domingo, noviembre 15, 2015

Muchachas que trabajan

No se si es un trabajo o una escuela, pero estoy entre muchas personas sentadas individualmente. Cuando alguien se acerca, bromeo con una muchacha acerca del juego del ojo y el juego del higado, que trata de algo que es tan caro que te cuesta ya sea un ojo o el hígado, o un riñón. 
Me siento a horcajadas en un columpio de madera que tiene sólo una cadena en uno de sus lados (a mi espalda), por lo que se que se mece de lado, para mí, de atrás hacia adelante.

Una muchacha se gancha con un alambre que sale de un tanque y batalla, pero se libera.
Hablamos de pedirle algo a alguien pero desde donde estamos no se puede ver pues hay una verja de hierro y nos impide ver todo derecho, o sea, hacia adelante.

sábado, noviembre 14, 2015

Romeo y Julieta

La persona que personificaría a Romeo en una obra canceló y me llaman a mí el mismo día, y sin tener el guión a la mano para estudiarlo, ahora hasta debo encontrar mi propio vestuario.
Todo el día me lo paso preocupado pues será hasta que llegue al teatro que podré ver el guión y con ayuda de Juaniguis apenas ando en lo del vestuario. Conseguí abordo de un tren, un sombrero de vaquero que me coloco encima de otro sombrero y nada de lo que me pongo se me ve bien. Sí parezco otra persona, pero no creo poder hacer el trabajo. Para que nadie me reconozca y se me quite la pena nadie debe saber que soy yo, y se me ocurre que quizás sea mejor que yo haga el papel de Julieta, por lo menos como algo chusco puede ser divertido y hasta habrá lugar para disimular cualquier error.  

viernes, noviembre 13, 2015

Esferas de azúcar

Algo está haciendo Juan de Dios en mi casa y quiero que se vaya pero no se va. 
Alguien hace unos dulces de azúcar redondos, casi del tamaño de una bola de boliche, y que al morderlos se despedazan, pues son muy delgados. Yo muerdo el mío sin cuidado, pero hay quienes los abren exactamente a la mitad, como si ya vinieran marcados del centro. ¿Se imaginan la cantidad de azúcar que ingerimos con estos dulces?

miércoles, noviembre 11, 2015

Oficina

Rodolfo está conmigo en una tienda y sale el asunto de una oficina y las cosas que se empalman o sustituyen. El jefe dice una cosa pero yo no estoy totalmente convencido.

martes, noviembre 10, 2015

Tía zombie

Una mujer que se es mi tía, al ayudarla porque se ha caído, trata de morderme una mano, por lo que creo es zombie y no me dejo. Creo que sus hijos también son.

lunes, noviembre 09, 2015

Pintando casas

Estaba pintando la casa de Rosemary pero dejé de hacerlo para cortarle el pasto y en eso veo que va llegando con una amiga y se trajo hasta el perico. Le explico que ya falta muy poquito y que llevo apenas cinco horas de trabajo pero no terminé. Veo que su casa tiene paredes muy altas y hay en ellas manchas de pintura acrílica brillante. Como yo estoy usando mate, no se si se note la diferencia.

En mi casa hay un hoyo en la pared, y veo como una nariz prieta asomarse. Resulta que hay perritos en las paredes y el que saco habla y me dice que faltan su papá y otros hermanos. No entiendo como puede pasar eso, pero ahora veo una mancha de asfalto alrededor de la puerta y no se si la pintura blanca mate sea suficiente para taparla.

Unas muchachas que tienen algo en rostro que las hace verse feas, como acné, corren y abrazan a su pariente que vive a pocas cuadras. Deben ser de Centroamérica.

sábado, noviembre 07, 2015

Inquilinos

Estoy en casa de Gary y Roy, pues debo ayudar a limpiar su casa porque tienen inquilinos. Subo y bajo y traigo la ropa que hay que lavar, en un bote de basura, colocándola después en la lavadora. A la orilla de la barda que da a la calle, hay un canal de desague a donde tiramos algunos trozos de carne que después hay que cerciorarnos han salido, con una manguera y agua a presión. Mi único temor son unos gatitos que andaban en el patio y que van a dar al canal buscando la carne. Los trozos más pequeños lograron salir a la calle, pero los grandes todavía están aquí.

...
Tengo en mi casa muchas cosas que debo organizar y tirar, entre ellos los arreglos de una quinceañera y otras copas de plástico que se han roto y que no quiero tirar. Daré algunas de esas cosas a mi mamá, pero ella llega diciendo que no tiene para pagar la luz y creo que darle algo sería perjudicarla o causarle más problemas en vez de ayudarla. Tengo un inquilino moreno muy guapo que usa barba y a él pienso darle dos mochilas muy corrientes, de plástico, que alguien me dió a mí y otras cosas que él puede darle a alguien más. Sale Purcel en la televisión, y hablan de los nanches.

viernes, noviembre 06, 2015

La familia extraña

Estoy en una reunión y tratando de recordar pregunto a varias personas de una obra de teatro, o mejor dicho de un actor que salía en ella, pero nadie se acuerda. Ese actor hablaba muy bajito y era tímido, pero una vez sobre el escenario, cambiaba, y además de adoptar una postura intimidante, subía el tono de voz. Creo recordar que tenía el cabello castaño liso y ojos grandes.

Una mujer prepara tortillas de harina y pido permiso de ir al baño. Allí accidentalmente orino en el piso y no se con que limpiar o disimular el charco amarillo. Afuera, por pasillos y mesas, busco un libro porque estoy seguro que allí había sido una embajada o algo, donde se refugió alguien a quien quería atrapar la policía. Regreso a la cocina y llega alguien parecido a Kurt Russell.

...
Acompaño a un niño que quiere le corte el pasto. No sabía que saliendo por estas calles se llegaba a esta carretera, y eso que tengo ya mucho tiempo viviendo aquí. Paso por casa de una familia donde todos son muy extraños, especialmente las mujeres, que son grandes, robustas y con un rostro muy peculiar, como aplastado. Las conozco desde que eran niñas y una de ellas me saluda. Su padre está reparando algo que puede ser un auto, es otra casa, pero tienen el mismo mural afuera en la pared del frente. Le digo a una de ellas que la recuerdo y ella también a mí. Por allí veo a Isaac, el muchacho de FRYS que me ayudó con la lavadora.

...
Voy a cortarle el pasto a una familia y de ahí un niño me pregunta cuanto cobro y le digo que entre 10 y 15 dólares, dependiendo. Me pide que lo acompañe a cortar el pasto de una iglesia ahí cerca. Si es en el mismo barrio sí, y me lleva por unos atajos hasta que ya no puedo entrar con la máquina podadora y la dejo afuera. Después de un pasaje estrecho veo a ambos lados flores moradas formando una alfombra y a Vincent haciendo algo en la pared. El se sorprende y yo también pues no sabía que esta era la iglesia a la que acude.
Pasa por la calle y se acerca un hombre como tibetano y se lleva al niño, para bañarlo cubriéndolo con un biombo y un paraguas para que nadie lo vea. Semienterrados en el suelo veo unos dientes y al jalarlos es toda la nariz y me la coloco como máscara, el niño trae otra y se ríe, aunque sus ojos están cubiertos, pues su máscara no tiene hoyos sino membranas de otro plástico más transparente.

jueves, noviembre 05, 2015

Asalto

Veo que aquí parte de los ejercicios incluyen hacer que una mujer obesa jale con su cuerpo a un hombre que está amarrado a su torso (no quiero decir cintura) por una cuerda muy larga. De hecho, hay un hombre que me recuerda a alguien.

Desde la ventana de nuestra casa, o desde la puerta de cristal, vemos a una persona saltar del techo de la casa de enfrente hacia la calle, y lleva algo en la mano como una pala. De pronto, nos rompen la puerta y es la jovencita negra que habíamos visto saltar. Como nosotros somos más, evitamos su asalto atrapándola e inmovilizándola. Ella parece estar sufriendo y me da pena lastimarla, pero no quiero que nos haga nada a nosotros.

miércoles, noviembre 04, 2015

Huyendo

Por donde debemos huir viene gente armada y la llave que abre la puerta se me confunde entre las otras. La busco en el llavero porque sé que la conozco, pero con cada una que lo intento, fracaso. Cuando por fin logro abrir la puerta salimos en una camioneta sin importar por donde va (mitad dentro de la carretera y mitad fuera y del mismo modo a través de un puente), pero se me queda un perro afuera que espero me siga porque me sería imposible detenerme a rescatarlo.
Llegamos a un lugar donde hay unos techos con estructura metálica como de 1 pie cuadrado pero con tela encima como bastidores, que siento algo floja y cuando me alejo de donde estaba parece que pueden caer y me da miedo que se suelten por completo y me caiga. Trato de regresar al lugar por donde vine hasta este extremo de ese techo.

domingo, noviembre 01, 2015

El cuerpo de Bette Davis

Mi casa es de dos pisos y yo la hice con madera de segunda clase. En lo que subo y bajo advierto que algunas piezas ya están flojas y debo apretarlas con tornillos, pues usé clavos y eran demasiado largos, se ve mal lo que salia por abajo.
Me sorprende ver un montón de gatos y a varios de mis vecinos en el segundo piso y quiero que se vayan, pero dicen que afuera anda una envenenadora de gatos y los quieren proteger. En mi cámara de circuito cerrado los ví y no lo podía creer. Las vecinas se enojan pero no se van. Desde arriba trato de ayudarlas en algo pero mis shorts son muy amplios y se me salen los testículos y me cubro para que no me los vean. Tampoco quiero caerme.
Hay allí una tortuga que no se si esté viva o disecada porque no se mueve.
Todo esto me molesta y mi marido, que es un hombre tipo Héctor Soberón es llevado al mar para ahogarlo. No se como salvarlo de la turba.

Yo conseguí una lavadora que tengo afuera a la puerta, cuando veo llegar a dos muchachos que traen otra lavadora y una secadora que Vincent vió en oferta pro donde andaba y las envió.  

En un evento hay una enorme pared de roca al frente y arriba, en un agujero, se ve Bette Davis, con un cuerpo escultural tipo Jessica Rabbit haciendo piruetas como si fuera a caerse, pero desdpués de despedir su acto de circo, nos enteramos de que había un cristal que la protegía y no podía pasarle nada. 

Yo traigo una maleta llena de CDs o DVDs y alguien arroja bolitas de papel de baño a su madre dormida a ver si despierta para que no se pierda la función pero nunca la atina.

De un lugar donde no deberíamos estar, alguien saca una mariposa de triplay grande pero descomponemos todo y después tengo que volver a dejar todo como estaba o se molesta Willie. Llega un comandante o algo y no podemos atenderlo porque no tenemos cambio de mil pesos y el problema se agrandará cuando él diga que aqui estábamos. Una muchacha necesita algo para abrir su locker y le doy un aparatito especial para ello, del tamaño de un lápiz de labios. Entonces paso atrás y acomodo las cosas, cremas, todo y sobra espacio. Ahora ya tengo una excusa por si me encuentran aquí, pues diré que estuve limpiando.

sábado, octubre 31, 2015

Esclavo

Hoy tiene lugar un festejo de celebración a Kinte, que vivió 103 días como esclavo. Aquí en esta casa vivió y ahora es un museo. Para el evento se han preparado números musicales y el cuerpo de baile usa unas playeras verde pistache. Salimos de casa por techos inundados y a punto de colapsar. Yo salgo primero aunque con temor y en una de las esquinas subo las tejas simulando que nado, para empujarme hacia arriba con los pies y manos. Otra persona sube tras de mi, pero corriendo a grandes zancadas.

En el lugar donde fuimos a promover el evento, veo a un muchachito rubio con su madre, y le digo, gracias por venir, aunque cuando veo su playera verde, pienso que puede ser parte del equipo y no un asistente. Veo a otro miembro ya mayor vestido de terciopelo como Stephen Colbert en Halloween y trato de salir a contactarlo, pero no encuentro la salida aunque salto unas vallas hechas con tubería plástica.

viernes, octubre 30, 2015

Televisiones

Mamá me trajo a guardar en mi casa una televisión vieja que alguien le dió y aunque al principio le dije que la guardaría en mi habitación, al final me arrepiento y le digo que la deje en el corredor. Preparo el lugar y veo que viene ella ayudada por otra mujer agarrando el aparato de unas manivelas que le sobresalen arriba a cada lado de la pantalla. Yo me ofrezco a ayuarlas pero me rechazan. Veo que no es tan grande como pensé. Debe andar por las 39 pulgadas.
Cuando ponemos la tele en el piso les digo que ha de estar llena de cucarachas que se van a salir como del caballo de Troya y hasta creo ver algunas minúsculas corriendo po allí y me molesto. José, sin ayudar y desde donde está, ve la telenovela brasileña que tengo sintonizada en mi televisión, espero que no se pique y quiera seguir viéndola.

...
Tenemos visita. 
Echo los perros al patio y empiezo a limpiar un área cerca de donde duermen. Muchas chácharas pequeñas y frasquitos de perfume y cosas así me llevo a otra parte donde después organizaré detenidamente. Primero coloco todo eso en un lugar pero después las pongo en mi recámara, que es el cuarto amarillo del fondo del patio. Anda allí un bote de un jugo de manzana reconstituyente que la Sra Rubí dió a Vincent pero que era de su marido. No tiene etiqueta pero tiene algo escrito con un plumón negro. Creo que ya hay que tirarlo. Anda allí un libro o revista con fotos eróticas gay que no quiero que vea nadie y se lo quito a alguien de las manos. Primero pienso que no deberían entrar a mi pieza pero después, cuando apago la televisión de esta recámara y Bertha se despierta, le ofrezco algo de comer para ella y los demás que aún duermen mientras siguen viendo la tele en mi habitación, pues es más grande. Algo se descompone y le digo a tía Concha que después lo arreglaré.
Creo que tengo un poco de arroz pero debo cocinar algo más-

Bertha se ve muy guapa con su cabello ondulado y oscuro a un lado del rostro cuando se incorpora de la almohada. Hasta parece artista. Así como hoy existen los ''yaístas'' (ya me cansé, ya basta), aquí están los 'wisos', que tienen otra frase que no recuerdo.

jueves, octubre 29, 2015

Podando ramas

El Sr Johnson necesita que le ayude cortando unas ramas muy largas y molestas de un rosal y otras plantas, pero cuando voy a buscar las tijeras y otras herramientas y regreso, ya están cortadas. No se si lo hizo él mismo o alguien le ayudó, pues yo estaba pensando también en donde echar eso para tirarlo, pues no cabría en los botes de basura. 

miércoles, octubre 28, 2015

Ida al cine

No se si antes hayamos ido a otra parte, pero Angélica nos acompaña, caminando, a mi novia y a mí al cine. Nosotros, como pareja, vamos vestidos igual, con pantalón de mezclilla negro y una playera de resaques blanca. Después de elegir la película, tropiezo con una mujer y se cae, le pido disculpas pero después ella accidentalmente tropieza con mi pie y vuelve a caer y así varias veces más, por lo que ya me siento muy apenado. Por alguna razón yo tengo que quedarme en la planta baja y cuando subo a la sala traigo una toalla anudada a la cintura. 
Las sillas están sueltas y son de madera con el asiento acojinado en piel negra y como mi novia y Angélica se han sentado a la derecha viendo hacia el centro, yo, después de tener otro accidente con la misma mujer, que ya trae hasta las rodillas raspadas, me siento a un asiento de ella, que está a mi izquierda, y sólo nos separa una mujer robusta, que ha ido con el niño que ahora está en una sillita infantil a mi derecha y que no deja de asomarse a ver si ve algo a través de mi toalla entreabierta. 
Empieza la película, y cuando en ella aparece un perro, entre nosotros sueltan otro, grande, de color beige, que amistosamente empieza a lamernos las manos juguetón, pero que al acercarse a la mujer de los accidentes, la tumba hacia atrás.
Escucho a otras mujeres decir que es ''wica'' y temo que esté pensando en tomar represalias.
Cansado de que el niño preste más atención a mi pene, que se me ve en descuidos, bajo a ponerme los pantalones, pero para ello tengo que ir al baño. Allí hay tres cubículos y el primero está ocupado, así que tomo el segundo y después me paso al tercero, pues alguien olvidó una bolsa de bimbollos (pan para hamburguesa) abierta y me la quiero llevar cuando salga. 
Ahora el curioso soy yo, pues trato de fisgar a los dos muchachos negros que están en los dos cubículos a mi izquierda y al tomar la bolsa de pan, se sale uno rodando y hace mucho ruido. Creo que esté pan está duro, pero cuando toco la bolsa, veo que no y la guardo.
Hay también unas revistas de playboy y las tomo, pero como mi bolsa se transluce y no quiero que nadie, el niño especialmente, vea lo que traigo coloco ahí otras dos revistas de esas tipo Cosmo y salgo. Afuera hay otras revistas playboy y las tomo también.

Cuando regreso a la sala ya todas las sillas están por todos lados y no hay película. No sé si se haya acabado o sea un intermedio, pues mis acompañantes aún están allí.

martes, octubre 27, 2015

Reykjavik

Tengo un gatito en una maceta y creo que se está muriendo, pues se mueve y se retuerce despacio y hace ruidos extraños. Lo coloco en otra parte a ver si reaccona.

Estoy en Reykjavik y quisiera encontrar a alguien para tener sexo, pues alguien ha abierto un libro erótico donde hablan de este joven y yo tengo una imagen suya. Ojalá lo localice y él acceda. Mientras, preparo un pastel de centro suave que gusta mucho a quienes lo prueban. Mujeres y niños piden más.

Escucho decir que Borders cerró y eso es bueno, porque así aquí tendrán más ventas (o rentas de películas). Vamos al cine de medianoche.

lunes, octubre 26, 2015

Caja fuerte

Una mujer que viste una sudadera con capucha, se la quita de la cabeza y me dispara o me muestra una pistola de cañón muy delgadito a través de la bolsa de su ropa y amenaza con dispararme. Despierto con la sangre helada del miedo.

...
Camino por la calle y veo una gran multitud de personas. Entonces veo que AMLO sonríe desde un auto que viene junto a otros en sentido contrario y en lugar de detenerme a pedirle un autógrafo o algo, sigo caminando.

Rosita Quintana me pide que la ayude escondiendo un dinero que tiene en su caja fuerte porque saldrá de viaje. Voy a su casa y escondo tres fajos muy gruesos de billetes grandes que parecen antiguos dentro de la misma caja fuerte, pero debajo de ropa o cobertores que están en un compartimento más abajo. Seguramente quien desee robar, al ver la caja vacía, no buscará allí mismo por otras cosas de valor. 
Ella se ve muy bien. Vieja, pero bien. No se si se haya casado tres veces, pero tiene tres velos de novia como adorno en la sala y cuando dice que hay que tirar todo, le digo que mejor haga su propio museo, pues debe haber personas que como yo, la admiran y les gustaría tener acceso a ello.

Mientras caminamos hacia afuera me confieso su admirador y hablamos de sus películas. Le digo que yo las he visto casi todas y que me gustan porque son de esas que se ven cuando uno tiene ganas, como cuando vemos las de Lucha Villa, donde siempre canta o habla con su voz fuerte.

Regreso con otra persona y con Snoopy a la casa a cerciorarme de que el dinero aún está allí, pero el perrito anda jugueteando con la perrita de la vecina y temo que le haga daño o la preñe y lo pongo tras una cerca, pero además de tener huecos muy grandes en la parte de atrás, se abre la puertecita y él corre de nuevo.

No puedo volver a abrir la caja porque los dos botones con los números tienen también letras como los discos de los teléfonos y no distingo qué letras son qué números, así que cuando por fin veo lo que corresponde, la lucecita roja se apaga y es que se ha acabado el tiempo que dan para marcar. Eso me pasa muchas veces y aunque la persona que me acompaña intenta ayudarme, no conseguimos nada. Tampoco puedo comunicarme con Vincent porque creo que necesito su número de teléfono como contraseña, y quiero decirle que la caja fuerte tiene los tableros muy confusos, con los números y las letras y para cuando veo que corresponde a qué ya se ha acabado el tiempo y hay que volver a empezar de nuevo. Cansado y frustrado estoy a punto de irme, pero en eso llegan dos parientes de la Sra Quintana por la puerta de atrás y temo quieran obligarnos a darles el dinero. Uno es grande y robusto y el otro más delgado.

domingo, octubre 25, 2015

Sexo licántropo

En la casa donde estoy hay tres hombres. A uno de ellos, de apariencia madura y como de tipo asiático, le pido que me penetre y me acomodo en cuatro. Entonces veo a otro y quiero también, pero a él lo penetrará alguien más, así que me acerco gateando para hacerle sexo oral, pero entonces se desanima el que está conmigo y ya no quiere nada. 

Empiezo a guardar mis cosas en una maleta y entre ellas coloco cosas ajenas también, porque me recuerdan a Julio Carr y a otras personas.

---Veo donde Angélica guarda su arma y cuando se que viene un hombre lobo la busco para usarla contra él. En el reflejo de un espejo o algo como una ventana veo su silueta a lo lejos con sus pequeñas orejas y todo. Abro la lata de metal y extraigo el arma que dejó Angélica, pero dudo que funcione pues es muy ligera y parece de plástico. Sólo hay tres balas muy pequeñas pero gruesas y otras largas que no creo sean de esta pistolita. Me paro en la puerta y trato de disparar cuando esté cerca, pues no quiero fallar, así que le doy en la cabeza. Cae pero no se muere y ataca a una mujer parecida a la vecina de Merry maids. Cuando ella me ataca le disparo, pero una y otra vez regresa con vestuarios y peinados diferentes, quizás para distraerme y que crea que no es ella. La empujo y la pateo para echarla a la calle pero sigue regresando. Alguien me dice que las mujeres lobas siempre regresan a donde nacieron o a donde están sus hijos, algo así.

sábado, octubre 24, 2015

Holocausto

Vincent me da 70 dólares para pagar la luz, pero yo creo que se ha equivocado, pues veo dos billetes morados de 50 y uno de 20. Pienso corregirlo pero desisto, cuando veo que uno de los billetes de 50 está todo carcomido de las orillas y a lo mejor ni me lo valen.

...
Estoy prisionero en un lugar que apenas tiene dos meses de estar funcionando. Mismo tiempo que yo llevo aquí. Las áreas personales no están delimitadas y me molesta que otras personas tomen o usen mis cosas. Al frente están pasando una obra donde sale o Juliette Binoche o Mireille Mathieu, pero yo eso ya lo vi en una película, así que cuando Rosenda Monteros se acerca a mí, le digo que yo la recuerdo a ella en ese papel. La película se llamó FRENCH REVOLUTION, pero en francés se llamó FRENCH y algo que no recuerdo. Era una palabra corta como de cinco letras que terminaba en Y.
Entonces veo unos aviones enormes volando muy bajo, y después nos llevan a todos masivamente al aeropuerto. Yo voy en el grupo de adelante, y comento con quienes van cerca de mí que esto se me hace muy sospechoso. Al ir caminando leo los carteles de las paredes. Le digo a Irma Aguilar, que esta es la oportunidad perfecta para tomarles una foto juntas a Kathy Bates y a Olga Laura, pues me han dicho que se parecen. Yo las visualizo, pero no las ubico. Mientras camino veo en el suelo pedregoso y polvoriento un billete de 1 dólar pero me da pena recogerlo porque me están viendo. Después de varias vueltas en ese laberinto, veo otro que tampoco levanto y a la tercer oportunidad, tomo uno que es muy grande, cuadrado. Alguien menciona a Himmler y les digo que él diseñó muchos hornos y otras cosas para torturar y exterminar judíos. También menciono a alguien que se apellida von algo. Entrego mi boleto en la puerta y les digo que quisiera esperar allí pues no quiero separarme de mis familiares.

...
Como ya corté la orilla del pasto, le digo al Sr Lucas que he venido a terminar el trabajo. El dice que no me preocupe y me da un billete de 20. Después de guardarlo, él se me queda viendo porque espera su cambio, así que meto la mano al bolsillo y saco varias monedas. Hay dos de 5 dólares cada una, plateadas, brillantes y una de ellas tiene un astronauta dibujado. No quiero que tome esa pero es la que él se lleva. Le pregunto si el pasto lo recortaré de 1 o de 2 pulgadas y me dice que yo elija. Unas mujeres me preguntan por una obra o un libro y les digo que Elías Elizondo lo había publicado, pero que yo no sabía que era tan famoso. Nunca le escribípara darle las gracias.

jueves, octubre 22, 2015

Trasplante de córnea

Me pregunto como hicieron para conseguir construir una casa de blocks en medio del terreno donde están las casas móviles. Será que como está en el centro las demás la ocultan o será porque en esta área de los terrenos casi no hay supervisión? 
El caso es que en esta casa de blocks hay una fiesta y yo les presto unas cubetas de plástico para que usen en su agua, pero como una está sucia les digo que la enjuaguen.
El piso aquí es de madera, y abarca todo el terreno, que es tan disparejo, que las piezas  de 4 por 8 pies carecen de soporte en algunas partes y se desclavan y están todas flojas. De hecho, alguien afianza o aprieta los pasamanos de alambre o hierro de la escalinata de la puerta del frente de la casa, porque también están flojos y puede haber un accidente.

Escucho hablar a alguien que se parece mucho a Keegan-Michael Key de unos trasplantes de córnea para Enrique Peña Nieto, pues el padre de uno de ellos murió así y es muy triste. Al término del evento me despido y les doy las buenas noches.

miércoles, octubre 21, 2015

Zapatos limpiapisos

''Herida'' es la canción que canta Valeria Lynch con música de ''La loca''

Inventé una forma de limpiar los pisos mientras hago ejercicio con unos zapatos tejidos de suela cuadrada, pero no los encuentro y hasta temo que alguien me robe la idea.

Corto es césped de lugares grandes y complicados, donde en unos espacios muy pequeños tengo que terminar con una maquinita de mano.

martes, octubre 20, 2015

Programa de concursos

Hay un programa nuevo de concursos en la televisión.

Pero cuando me vine, ya había uno igual en TV azteca y allí salió una vez Marilyn Monroe.
En el actual mostraron una carta, para enlazar ambos programas, y en un video del programa viejo, al ver pasar a la guapa actriz, decía el comediante que él y su hijo estaban a escasos metros el hoyo, lo que supongo era una frase en doble sentido.

Se llamaba ''lo que pasó'' y ahora se llama ''Que fue lo que pasó'' o algo así.