domingo, noviembre 30, 2014

Detectives en apuros

Mi mamá está trabajando de detective y necesita ayuda con un caso y yo la apoyo.
Tía Laura llega después y como estoy con Rocío, nos reunimos todos a platicar.

sábado, noviembre 29, 2014

Baile en la azotea

Llego a casa de Anna Hornak para ayudarle en le limpieza. Me dice que algunas de las cosas están húmedas. Cuando ya sólo me falta sacudir y pasar la aspiradora, paso a un lugar muy espacioso donde voy a bailar. Este es un lugar donde el techo está tapizado de figuritas que se mueven y que al principio creo sean nubes, pero poco a poco voy distinguiendo que tienen extremidades como ositos de peluche o algo así rechonchito.
Llego hasta la azotea, donde bailo y después camino entre unas maquetas que abundan en este angosto techo. Por esa azotea llego a un lugar de donde no puedo regresar y al tratar de volver mis pasos empiezo a temblar y todo se estremece hasta que se derrumba, me caigo y me doy un porrazo. 
Una mujer busca entre las maquetas, a alguien a quien llama Baldo o algo así. Por esa angosta azotea, escucho la música de Born to be alive, y bailo ''two step'' dando dos pasitos a cada lado brincando y moviendo la mano como lazando algo imaginario.

viernes, noviembre 28, 2014

Dientes de abanico

Juan de Dios es el novio de otro de mis amigos y juntos se acercan a decirme o a darme algo.

Escucho por la radio que Diana ha ganado un concurso o algo así y llamo a Olga Laura, quien viene a hablar con ella y al sonreír muestra unos dientes muy raros, pequeños en las orillas y grandes al frente, como un abanico.

Por allí veo a mis dos perros escondidos debajo/detrás de una enorme roca que está detro de la casa.

miércoles, noviembre 26, 2014

Brujería

Como me tengo que bañar, me desnudo desde mucho antes de entrar al cuarto de baño y empiezo a buscar las cosas que necesitaré. El shampoo lo tomo de una botella y me lo llevo en los dedos. Entro a la regadera y es cuando veo que alguien me ha seguido y necesito que se retire porque me da pena.

Estoy limpiando algo en mi casa cuando veo que mi vecina de enfrente me ofrece algo que después me entero yo también debo pasar a alguien que no conozca. Es algo como una vela y varias toallas dobladas. Al principio lo coloco en alguna parte de mi casa, pero después me entero de que Marcos (el de Lupita) cambiará a otra parte su negocio de viajes, así que como ya se va pero no cierra el negocio, yo podría regresar y dejar aquí las cosas que me dió la vecina. Este negocio está a varias cuadras de mi casa, pero aún así puedo ver cuando anda alguien allí o no. Primero me llevo una cosa, y cuando voy a llevar otras, traigo una llave que trato de meter en algunas cerraduras. Está algo oscuro y en un pasillo me topo con un muchacho pelón que se sorprende con mi presencia y empieza a perseguirme.
Temo que me acusen de algo y corro hacia mi casa, esperando perderme en la oscuridad, pero en eso recuerdo que cuando uno huye dicen que lo mejro es hacerlo en sentido contrario, para que quien nos sigue se despiste. Como falta todavía una cuadra, me meto en un negocio que está a oscuras, pero después me salgo, pues desde dentro veo que el pelón anda en un auto y ya está aquí. 

martes, noviembre 25, 2014

Pelea de perros

No se donde andaba con mis perros pero cuando se me sueltan sólo puedo agarrar a uno y corro porque el otro está en una especie de canal (yo estoy arriba) a merced de una jauría y veo que todos se han enfrascado en una horrible pelea. Desde donde estoy no puedo hacer mucho, así que corro a ver si logro rescatarlo. Cuando voy apenas a la mitad de la distancia desde donde podría poder bajar, veo que un niño morenito sujeta una cuerda con algo colgando, desde donde me podría descolgar hasta el fondo del canal. Dejo a Snoopy y bajo por la cadena la pelea se dispersa pero no logro encontrar a mi perro. Hay varios que se le parecen pero hasta el extremo casi a la salida , el último que queda y que no quisiera fuera él porque está inmóvil, es que lo descubro. El niño me pregunta en inglés, did you like it? Y yo, todavía incierto, reviso la pancita del perro y veo que sí es él, pues está castrado y empiezo a llorar y a reclamarle a Dios diciendo, no Dios mío, porqué?

lunes, noviembre 24, 2014

Gatos y ratones

En una especie como de ático o debajo de unas escaleras, veo a unos gatos comerse a unos ratones y yo agarro un ratón grande que se estremece como que se está muriendo.

domingo, noviembre 23, 2014

Caca de perro

Mi perro snoopy hace del baño pero uno de los trozos de excremento es enorme y me asusto, pues al ir saliendo parece como cubierto por una membrana venosa...

sábado, noviembre 22, 2014

Mi prima la gorda

Resulta que mi tío Eduardo tuvo otra familia además de la que tuvo con tía Julia y de esa familia tengo tres primas nuevas. 
Una de ellas se va a casar (no se de que familia) y yo le regalo un vestido a Luz María pero se pone otro. Veo varios que se prueba, pero al final se pone uno amarillo. Todos estamos reunidos pues como la boda es lejos vamos en camiones y otros vehiculos. Se llena un camión y la fila es larga. Yo estoy tan delgado, que el pantalón gris me rebasa y tengo que usar un clip para que no se me caiga. Dentro del camión se para un chaparro enfrente para contar un chiste. Se desnuda y nos muestra unos cartuchos de dinamita afuera, conectados a su ano. Según él, si no nos reímos, explota. Yo lanzo una carcajada, el hombre explota y todos nos reímos. Hablo de política con otro invitado y le digo que conozco al candidato, pues hemos comido juntos y que Obama me cae muy bien, aunque él no es mi amigo.
El camión cuenta con circuito cerrado con el lugar del evento, y en una pantalla vemos a la anfitriona recibiendo a los invitados en la alfombra roja y haciendo un comercial de una funeraria.
Resulta que ese lugar, lo mismo organiza una boda, que unos XV años y un velorio. Hago un comentario gracioso acerca de eso y mi compañero se ríe.
Yo traía mi propia comida pero la olvidé. ¿Habrá comida, habrá vasos de unicel? Veo que alguien escribe letras en unos vasos. 
Después le digo a la gorda que hubiera ido, que bailamos tooooda la noche y que los platlllos deberían empezar por el postre, así para cuando llegamos a los frijoles, decimos, no gracia, ya estoy lleno. Creo que es ofensivo pero ella se ríe.

viernes, noviembre 21, 2014

Camioneta o tren

Una de mis vecinas maneja una camioneta que remolca 4 cajas enormes como de trailer. Las lleva arrastrando y al dar vuelta en las esquinas destruye las esquinas de las casas. Una de ellas tiene un boquete enorme y le pregunto a alguien si eso no debería reportarse, o quien lo va a reparar. Además, ¿Desde donde tiene que empezar a dar vuelta para que los cinco vehículos giren y sigan avanzando?

Desde mi camioneta, donde estoy con uno de mis perros, veo a Angélica bajarse de su auto y me escondo para que ella no me vea. Luce muy bien, delgada y con el cabello ondulado y negro. Se pasa pero de regreso llega a hablar conmigo y yo la rechazo. Ella insiste, así que yo entro a un negocio tratando de evitarla, pero me sigue. Me salgo por la puerta de atrás y busco mi vehículo. Tengo que manejar pero siento que la camioneta no cabe por donde tengo que pasar. Si tan sólo pudiera bajarme y empujarla a mano cuidadosamente, pero no. Me detengo y regreso a la tienda, pero cuando vuelvo a donde la dejé, se me pierde el perro.

Coloco algunas ramas (o árboles navideños) en bolsas transparentes de plástico. Alguien me pregunta por uno y me lo regresan con etiqueta y todo. Al parecer, la bolsa viene con la etiqueta equivocada que después reviso y es un recadito de que si no se no me meta o lo que es lo mismo, que me ocupe de mis asuntos, y al parecer está firmado por la Sra Albertha.

jueves, noviembre 20, 2014

Ida al cine

Afuera del cine platico con una mujer que está dentro de un auto. Podría ser Mallory Saxton. Traigo puesta una playera de la película que quiero ver. Tengo un boleto que no es para esta función, pero voy a ver si me lo aceptan. Hay un enorme grupo de personas en la fila, y al pasar por la taquilla, me permiten el acceso a la sala.
Una vez dentro, busco un asiento en el mero centro pues adelante no se ve bien. La película es en 3D y veo unas palmeras o algo playero en ella.

Hay un animal cosido con puntadas en forma de ''V'' en el pecho. Creo que es una cebra y debo volverlo a hacer con otro animal. 


miércoles, noviembre 19, 2014

Cambio de domicilio

Me encuentro con las cuatro (o cinco) muchachas y el muchacho que se cambian de domicilio. 

Yo queria usar esos 300 pesos para otra cosa y ellas los toman.

Los cuartos están todos seguidos y el baño de él está afuera de su cuarto y su cama obstruye la puerta del closet. Cuando quiera usarlo, no se como deberá mover la cama.
Una de las muchachas está dormida pero en la carrera, al reírse, mostraba algo en sus dientes como que los tenía muy separados o tenía algo negro entre ellos.

Caminando con los perros noto que ningún otro perro en la calle nos toma en cuenta.

martes, noviembre 18, 2014

Me cambian al perro

Ando por la calle y escucho mucho alboroto afuera de un edificio, y una voz que no se si es alguien hablando por teléfono y yo puedo escucharlo, o es alguien con un megáfono. Esa voz dice que mezclando jugo Tropicana y Coca-Cola con otro ingrediente que ya no se cual es porque se interrumpe ese mensaje, se puede producir un explosivo.
Me acerco al edificio y sale una mujer lastimada vestida de rojo, pero con los zapatos impecables y le digo a la policía que se los quiten, y al verle los pies llenos de llagas descubren que ella es parte del atentado. Adentro hay un hombre también, y en lo que se llevan a la mujer, yo rápidamente tomo su celular, que dejó en una mesa, para ver si allí está grabada la fórmula del explosivo. Tomo además una navaja de cacería y otra cosa.
El hombre herido sale después.

Tengo a Rusty amarrado afuera y saco a Snoopy a caminar. Veo sobre el pasto partes de la casa de mi vecino, como puertas, paredes, etc. Veo que se está cambiando y al ir caminando con el perro, mientras busco al otro que seguramente corrió con todo y correa, trato de cortar la hierba de las orillas con algo que no corta.

Veo a Rusty a lo lejos corriendo y cuando se acerca y lo pesco, veo que no es mi perro. Me lo cambiaron y ahora es un perro más pequeño, con una mancha blanca en la cabeza donde dice con letras azules como de máquina, Office algo.

lunes, noviembre 17, 2014

Que nos entierren juntos

Mamá y yo llevamos a José con el doctor Carlos García Rodríguez. El médico es joven, moreno y aunque está sentado, no parece muy alto.

Mamá me dice de unas revistas y le digo que no me interesan, pero después de todos modos voy por ellas y me las guardo en el estómago bajo la playera para que nadie sepa que ahí están. Entonces veo otras dos y las tomo también. En lo que ella regresa, corto madera con una segueta, pero como las tiras son angostas y ya están en el suelo cubriendo un hueco, debo tener cuidado de que no se rompan.

La pareja que entieran juntos y vivos deben haber sentido mucha angustia al no poder ni abrir la caja ni excavar hasta salir al exterior. Deben haber estado viéndose uno al otro sin poder salir y sabiendo que irremediablemente iban a morir allí.

domingo, noviembre 16, 2014

Cuidado con los ladrones

Se me ha perdido algo y por más que lo busco no lo encuentro. 
Juan de Dios me dice que vaya y lo busque en otra parte, porque seguramente él hizo algo o colocó algo allá para que yo lo encuentre.
Caminando por la calle rumbo a los contenedores de basura, veo que el trenecito programado que se utiliza para hacer recorridos, tiene una trayectoria determinada, pero cuando da la vuelta rumbo a la salida, la hace en una ruta redondeada y no cuadrada, como está originalmente trazada, pero debe ser seguramente porque se trata de evitar que choque contra las columnas que están situadas a los lados de la entrada. 
Me dicen que hay ladrones en mi colonia y que atracaron a tres vecinas. Yo más tarde se lo cuento a la Sra Bunn y a su hija y les digo que ahora vivo en otra parte, a la misma altura que antes, pero tres calles más hacia el centro.

viernes, noviembre 14, 2014

Tres piezas de pan

Estoy en un bar y llega un conocido (amigo de uno de mis amigos, quizás Claudio) con un amigo suyo que no tiene papeles. El está preocupado, pero le digo que yo tampoco, que vivo por esta calle así derecho y que si gusta puede quedarse en mi casa. Acepta, pues dice que necesita rasurarse. 

Caminando con mi tía Laura pasamos por la panadería donde trabaja la muchacha a la que dije que la quería. Me gustaría darle a mi tía tres piezas de pan, dos conchas y un bolillo, pero descubro que no traigo dinero. Mi novia me presta 7 dolares para comprarlo, pero al final le regerso el dinero y sólo me dan una pieza envuelta en periódico y me da cierta repulsión. No se como decirle que no la quiero como ella cree.

jueves, noviembre 13, 2014

Recuerdos de Linares

Leo un artículosobre la escuela Trinidad R Mireles y se lo muestro a Olga Laura. Le pregunto qué recuerda ella de la escuela, pues podemos tener distintos recuerdos. La foto muestra la catedral de Linares vista desde lejos.

En mi nueva casa se aparece un hombre (entra con su propia llave) que dice haber vivido allí antes y que conoce a mis amigos. El también se me hace conocido y creo haberlo visto en alguna fotografía que me mostró alguien. Dice que en su casa su mamá tuvo 12 hijos y le digo que en la mía nadamás somos dos. No recuerdo si cuando hablamos de esto hay alguien más de su familia con nosotros, pero en otra ocasión cuando él ya se ha ido y yo me seco porque acabo de bañarme, veo entre las sombras algo que se mueve y escucho el obturador de una cámara. Es él que me estaba tomando fotos y me dice que debo ir a su casa a conocer a su familia.
Como no lo conozco lo suficiente, le pregunto que si puedo ir acompañado y me dice que sí, y hasta caminamos un poco hacia su casa. Le pregunto que si puedo ir con Joel Garza y dice que no, que mejor con Ramiro Ramírez, pues lo conocen. Ahora que los menciona, creo que empiezo a recordarlo un poco más y no me agrada, ni su aspecto (trae el cabello un poco largo), ni su forma de ser.

Por la calle veo a alguien conocido de cuando trabajé en el Centro Cultural y se lo menciono. Después de ver otras personas y hasta a un perro por la calle, regreso y empiezo a guardar efectos personales como escritos y fotografías para que este hombre, si sigue viniendo, no tenga acceso a ello.

miércoles, noviembre 12, 2014

Fiesta de cumpleaños

Me encuentro con que Gary está borracho. Lo que me dice no lo entiendo, así que me alejo a otra parte de la casa.

Es el cumpleaños de Roberto González y sus invitados me amenazan con groserías advirtiéndome de no divulgar algo que ellos no quieren que se sepa. Salgo de allí y afuera veo que va llegando mi tía Julia, así que le digo que ni vaya, porque las cosas están muy feas allá adentro.

martes, noviembre 11, 2014

Una película vieja

Me encuentro un rollo de película y la veo a contraluz. Después la veo proyectada en una pantalla, pero como la película es vieja, tiene partes sin imágenes. De cualquier modo la disfruto.

Mr Mom tiene una sesión de fotos con el ganador de la envoltura de chocolate. Las veo en mi teléfono y discretamente se las muestro a Mónica Garza, quien me descubrió viéndolas y ahora tiene que guardarme el secreto, pues este asunto con Mr Mom es muy delicado. Nadie debe enterarse (menos Pati?)

lunes, noviembre 10, 2014

Haven't you had the weirdest dreams?

Estoy con alguien de mi familia y veo que mi perrito, que es un cachorro, vino hasta donde estoy y tengo que regresarlo a donde estaba. Acá hay un gato y se llevan bien.

Llego a un hotel cuya recepción es un área enorme con las paredes llenas de anaqueles metálicos y una escalera metálica a la izquierda que nos lleva a los cuatro o cinco pisos, pero no hay forma de caminar por los pasillos porque son metálicos, del mismo material delgado con el que están hechos los anaqueles. El alambre forma cuadrados como de 3x3 pulgadas, lo que lo hace algo inestable para subirse y caminar por él.
Regreso a la entrada y pregunto a las encargadas como llego hasta mi habitación y me dicen que utilice la puerta que está a sus espaldas, al fondo y que no había visto porque es muy angosta (entre 6-8 pulgadas). Les pregunto en español ''perdón, disculpen'' y después en inglés ''excuse me, I am sorry'' y continúo en inglés. Cuando entro, descubro que ese es el elevador, y que sus botones son difíciles de manipular, y como voy al cuarto piso, busco el número 4.
Al ir subiendo, por la ventanilla veo, en uno de los pisos a la negrita del otro hotel. Ella no me ve porque está ocupada con alguien, pero yo me pregunto si la habrán despedido.

Buscando algo debajo de una mesa, veo media hamburguesa y me pregunto quien la dejó allí. Después, junto a ella veo una hamburguesa entera aún en su envoltura y junto a ellas, unas fresas y varias manzanas. Saco las fresas pensando que ya deben estar echadas a perder y se ven como congeladas, el caso es que aún sirven y al sacarlas, las guardo.

Cuando llego a donde está Viola Davis, le pregunto en inglés ''haven't you had the weirdest dreams?'' y continúo explicándole en su idioma de este sueño que tuve y del ''chicken wire'' de este tamaño (y le hago la seña con los dedos uniendo los dos índices y los dos pulgares para que se de una idea del tamaño del espacio entre el alambre metálico). Por ahí está Alberto Jiménez o alguien que se le parece mucho.

domingo, noviembre 09, 2014

No puedo llamar al 911

Desde mi casa, veo la puerta de mi vecina BJ Chambers, sólo que entre su casa y la mía, hay una especie de paseo adoquinado con áreas para sentarse a la luz del farol.
Entonces veo a un ladrón que pasa junto a una pareja que conversa allí tranquilamente, que después se regresa a atacarlos y probablemente robarlos. 
No se si BJ se haya percatado, pero yo corro y cierro todas las puertas y trato de marcar 911, pero la primera vez marco 511 y la segunda 933, el caso es que cuando por fin logro comunicarme con quien podría prestarme auxilio, me dicen que todo mundo está ocupado y que no hay nadie que venga en mi ayuda.
Cuando voy a decirle a Vincent, la policía ya está aquí investigando.

sábado, noviembre 08, 2014

La noche de los mayas

En un lugar parecido a los puestos de Madero, llego a vender mis tacos, pero encuentro que alguien los está robando y me amenaza con una pistola. Rápidamente corro a decirle a Vincent que llame a la policía y todavía no termino de hablar con él, cuando ya estoy escuchando sirenas y balazos. Cuando regreso a donde me amenazó el ladrón, veo algunos muertos, agarro mis perros y nos vamos,
Vincent y yo somos Batman y Robin y subimos al batimoóvil con todo y perros. Me gusta sentir el disfraz cuando corro, por las botas y la capa. Saltamos al auto sin abrir las puertas.

En casa de Gerardo platicamos mientras me muestra sus muñecos y un libro con fotografías de sus amigos. Los muñecos son uno como del tamaño de Ken el de Barbie pero musculoso y los demás más pequeños, pero todos parecen luchadores. Cuando él sale a regar las plantitas que tiene afuera, aprovecho para desconectar una secadorcita y cuando veo el enchufe, no es de corriente, sino que tiene un cable que termina en algo como usb o como el cable telefónico. La dejo sobre el mostrador y veo hacia la izquierda, donde está la ventana del baño y decido esta vez no bañarme. Cuando regresa y se pone a trajinar detrás del mostrador, veo que tiene buena figura y le queda muy bien el cabello largo, pues me recuerda a Elvira Monsell.
No guardo los muñecos, uno de todos modos debe quedarse afuera. El más grande y que trae una máscara. Los demás sólo los coloco encima de las cajas de cartón.

Un grupo de personas reunidas en un lugar oscuro, están viendo el espectáculo de las estrellas en movimiento que pasan por un hueco en la pared. Yo creo que es un disco que las tiene perforadas y solamente vemos las que aparecen tras el agujero redondo, donde también hay algunos grabados en la pared. Es muy impresionante. Tiene que ver con nuestros antepasados.

viernes, noviembre 07, 2014

Cortando pasto

Trato ce cerrar una puerta que tiene algo en el cerrojo y batallo.

Ando en una camioneta con algunas personas que se dedican a algo como teatro, pues andan disfrazadas. Entre ellos anda un enanito a quien veo la espalda y tiene eso que tienen todas las personas en su condición, una mancha que es como un agujero transparente en la parte baja derecha de la espalda.

Me gusta cortar pasto que no ha crecido porque no uso la máquina completa, sino sólo una cosita como una lámpara de mano con la cuchilla arriba como una hélice. Y no es propiamente pasto, pues recuerdo cortarlo hacia arriba, como cuando se podan árboles.

Subo al camión y después bajo, pero antes tiré una chamarra que ahora pienso que necesito. También dejé en el camión mi aparatito de cortar pasto y necesito la máquina para ir a una compañía llamada TUK. Tengo que tomar el camión #8 para llegar allá y no llega. Camino en lo que lo vigilo a ver cuando viene, pero pasan otros camiones y ese no. A lo lejos veo en nombre del lugar y llego a pie. En la entrada hay muchas personas, y por una puertita hacia la izquierda veo al grupo que graba una comedia en sus instalaciones. Trato de preguntar por la persona que me llamó pero me muestran los diferentes vestuarios, una niña con un kimono y otros en color rojo y amarillo. Yo les digo que prefiero el rojo, que es el original. Entonces veo al dueño, que está sentado en un escritorio detrás de una puerta frente a mí, hacia la derecha. El me dice que pase y me señala a la persona que debo acompañar, pero me quedo afuera acomodando unas botellas que quiero llevarme cuando me vaya.
El dueño mira al reloj de pared y me hace una seña, de que si no me apuro se me va a acabar la luz del día. Entro buscando mi máquina, pues alguien la metió y veo a otras personas cortanfo también el pasto con máquinas como de juguete o las manuales que se jalan hacia atrás y adelante. Veo a la persona con mi máquina cortando el pasto que hay al centro donde también hay unas piedras. Como el pasto es alto, necesito primero la recortadora.

jueves, noviembre 06, 2014

Casa nueva

Mientras corto el pasto de mi casa y mis dos vecinos, hago planes de cambiarme al terreno de enfrente, pues tiene más sombra y es el único en ese lado de la calle.

Entonces llego y ya está la nueva casa allí y entro. No tiene acceso a la parte de atrás y es cuando descubro que no es una casa completa, sino una especie de muestra y que solamente tiene la parte del frente, que es a su vez una camioneta. Como se tiene que devolver para ordenar la verdadera, yo me quedo con el silloncito de dos plazas porque me gusta el color rojizo de la tapicería. Vincent invitó a vivir con nosotros a su hijo o a un niño que siempre anda acompañado por otro que a mí se me hace es un enano, pues tiene inicios de calvicie en la parte de arriba de la cabeza y en lugar de mandarlos a ellos a conseguirme unos tornilos de 3,3/4, lo que les anoto en un papel y todo, mejor me animo a ir con ellos en esa misma camioneta que viene siendo la casa muestra.

Salimos del terreno inmediatamente a la derecha y entramos a la autopista.

miércoles, noviembre 05, 2014

Amina y el torero

Trato de hacer una marca que sea visible desde el aire, pero me desanimo, pues como la quiero hacer desde el golfo hasta donde estamos, entre más subo menos se distingue. No se con qué tipo de cinta la hago, pero primero tengo dos líneas imaginarias y coloco un trozo de cinta en la línea de la izquierda, dejo un espacio y coloco otro, para después en el espacio vacío, en lugar de colocar un sólo pedazo, corto dos, que tiro hacia la segunda línea formando un ángulo. La cinta es amarilla.

De allí paso, junto a otra persona, por un espacio cuadrado que tiene otro al centro y que sirve como para regular el flujo de las personas. En lo que nosotros salimos apretadamente, yo sosteniéndome con ambos brazos para subir los pies y saltar fuera de esa estructura porque no hay entradas ni espacios para desplazarse, entra una familia, donde la niña deja algo de basura tirada en el suelo. La recojo y se la entrego diciéndole que mire lo que se le estaba olvidando.

Encuentro un lugar donde se puede tomar café y otras bebidas y se lo comunico a la mujer que me acompaña. Juntos vamos por el edificio cuyas paredes y puertas son todas de cristal semi ahumado muy grueso y ella pide otra cosa que no es café. La muchacha le muestra un cartel de precios para eventos masivos, pero nosotros buscamos un área donde tomar la bebida y damos con una oficina, pero es muy caliente. Salimos de ahí y llegamos a donde hay muchas personas, entre ellas un hombre sentado comiendo un esquimal relleno de chocolate y con adorno de algo que no son grageas redondas, sino como tubitos de chocolate como las que tenían los gansitos encima.

Alguien ve el video de un torero de incógnito en varios monitores y hablan de Amina, la cantante. Yo se quien es el torero pero no se lo sigo a nadie, pues conozco a la cantante y no quiero disgustarla. Regresamos al lugar donde estaba la muchacha y una de las puertas (de cristal menos grueso que todo lo demás) tiene alrededor rastros de pegamento como si en alguna ocasión tuviese cinta masking y se la quitaron ya vieja quedando algo de residuo.

martes, noviembre 04, 2014

Paseo bajo la lluvia

Estoy contando mi dinero y como dejé el que encontré en un pantalón en 8 montoncitos, terminaré cuando regrese de pasear a los perros. Espero que nadie me lo desacomode.

Amenaza con lloviznar cuando saco a rusty a pasear pero olvido la correa, por lo que tengo que agarrarlo metiendo el dedo en la ragolla del collar y así me lo llevo por las calles.

Mientras caminamos, vemos a un perro a lo lejos, dos nos salen al encuentro pero no nos prestan atención y pasan de largo y otro nos sigue un poco y después se aleja.
De regreso, pasamos por un lugar llamado ''caperucita roja''
Cuando llegamos, en algo parecido al centro cultural se prepara el viaje, allí anda mi otro perro, que no es nada parecidoa snoopy pues es liso.
Un muchacho negro sale de una habitación deslizándose sentado en el suelo y su entrepierna queda cerca de mi cara, pues estoy en cuclillas jugando con un gato y haciendo como que habla pues también quiere ir (según lo que yo digo).

lunes, noviembre 03, 2014

Pesadilla siniestra

A mi máquina de podar le falta algo como la cuchilla y la dejo cerca de una casa para después repararla. Cuando regreso, ya la máquina no está. Alguien que no sabía que estaba descompuesta debe habérsela llevado y me dejó solamente el herraje de donde se agarra y otros fierros, pero después eso se convierte en una reja de madera desarmable de color amarillo que no me sirve. Camino entre las casas y veo que todas tienen cosas para vender y me molesto. Quiero ir a reportarlo a la administración, pero me entretengo viendo como todo mundo ha colocado carpas y cosas afuera de sus casas para vender.

Le regalo a mi novia un libro de poesía. Tengo dos del mismo autor y los dos me gustan, pero elijo uno para ella, pensando que como el libro es usado, podría traerme problemas con ella. Y así fue, mi novia sicótica me arma un escándalo después de leer la dedicatoria en el libro y yo aprovecho para terminar con ella. 
Ella cree que la dedicatoria me acusa y cuando tomo el ibro y lo reviso, sale de él una hoja de papel tamaño carta con una dedicatoria en letra de molde toda en mayusculas, como que es a maquina pero con lapiz. 
Me despido de ella en la puerta de una habitación donde están otras dos personas, mi novia me amenaza y temo, pues mueve los ojos de una forma muy rara y dice que esto me va a doler más a mí que a ella. Aunque le aseguro que no es así, veo que la otra mujer dentro de la habitación amenaza a su marido por lo mismo y como que intenta ahorcarlo en la cama, a donde suben también sus perritos. La cama es minuscula y no caben todos allí.
Yo tambien amenazo con reportar el incidente y voy a la recepcion sólo para intimidar, pues no denuncio nada y regreso al cuarto por otro pasillo.
Cuando estoy esperando que llegue el elevador, hacia mi derecha hay un espacio como una cochera con una gran puerta a la calle y hacia mi izquierda está la puerta que comunica con el lobby, donde veo a una mujer en el suelo, que vise pantalón negro como de licra y una playera azul de manga larga. La recepcionista no le ha prestado atención.
Entonces veo hacia la entrada y una mujer corre hacia mí pidiendo ayuda y trato de cargarla pero aunque no es grande está muy pesada y no logro subirla mucho para entrar juntos al elevador. Hacia atrás suyo, en la puerta de la cochera y veo a un hombre sucio, con gabardina, de mirada taciturna y temo que sea el asesino.  Presiono los botones del elevador y no se abre. Ahora temo que si se abre y entramos, lo haga también él y eso no me conviene. Veo de nuevo hacia la puerta y el hombre ya no está. La puerta que da al lobby también está cerrada y no abre. La puerta del estacionamiento también está cerrada y cuando vemos a una mujer y a su hijo a punto de entrar, les pedimos ayuda pues justo en ese momento y tras la pequeña división entre el elevador y el estacionamiento, vemos parte del hombre que nos acecha. Seguimos gritando a la mujer que llame a la policía o que haga algo, pero que no se vaya!!

domingo, noviembre 02, 2014

Morralla para el camión

Alguien dejó dos botes de nieve afuera y se ha derretido. La nieve líquida ha llegado hasta el suelo y está en la unión de la pared con la alfombra y escurre hacia la izquierda. Trato de colocar los botes de nuevo en el congelador  ahora son cuadrados.

Hay una señora con una mesa llena de juguetes, donde yo busco DVDs y casets. Juan me encargó uno en especial que la mujer no quiere vender o que yo también quiero. No recuerdo cual es el dilema. Hay hacia la izquierda un pasillo que lleva a una escalera amplia que baja por detrás de la mesa y después todavía más. Por allí bajo y bajan también mis perros. Temo y subo de nuevo, guardo algo de comida en una bolsa negra de basura, vuelvo a revisar los juguetes y le digo a Olga Laura que me espera porque necesito regresar por el dinero para el camión, y lo dejé en una bolsita de plástico llena de monedas que ahora he recuperado.

sábado, noviembre 01, 2014

Videos por empacar

Trabajo en un hospital y tengo que empacar videos y casets que son de diferentes tamaños. Son cientos de ellos y en lo que coloco algunos en sobres y otros paquetes, veo a otras personas que hacen lo mismo en unas mesas muy grandes. Por ahí anda Sigourney Weaver y la invitamos a ver una película. Yo me pongo muy nervioso y casi no puedo hablar cuando em dirijo a ella. Se me atoran las palabras y digo unas cosas por otras.

En mi casa, llega mami y me agarra vestido de mujer con la mitad derecha de mi rostro maquillado. Antes de que ella llegara me había puesto un vestido verde muy amplio como de señora y en el espejo jugaba a verme maquillado, pues según yo, si nadie me viera la otra mitad del rostro, creerían que soy una mujer guapa.
Mientras platicamos mami se recarga en una puerta que no está bien cerrada y al abrirse nos pega a los dos un buen susto, pues ella se va hacia atrás.
Después llega Martha muy amistosa pretendiendo interés en quien está internado pero creo que su verdadera razón es irse acercando y no le doy mucha importancia.
Hay una enorme pintura del tamaño del techo.