sábado, diciembre 28, 2013

Pistolas de aire

Toi et moi es algo que hicieron juntas Judith et Pauline. Lo veo en un anuncio.
El chico del restaurante me lleva a su departamento donde viven otros compañers suyos porque le pintaré un letrero. Alguien se los has estado haciendo muy caros. Lavo una pistola de aire con gasolina y me preparo. Quien se los hace lo hace por dólares o no se que cosas por los impuestos. Yo tambien puedo hacerlo.

viernes, diciembre 27, 2013

Vamos al balneario

Estoy en el balneario acompañadp de muchas personas. Veo un caballo y mi perro snoopy nada como pez en el agua. El caballo es desinflable, pues lo debo transportar a otra área o llevármelo conmigo en un elevador horizontal que también sube y baja, por supuesto, pero que en esta ocasión necesito que me lleve de un extremo a otro del lugar. Batallo mucho para entrar aún y cuando el caballo está desinflado y ese no es el problema, pues después batallo más para inflar al caballo de nuevo. Quien me da los boletos para el elevador es Reynaldo Rossano.

miércoles, diciembre 25, 2013

Como se dice naranja en España?

Un loco, jugando, casi me quema el cuarto amarillo.
Vincent pide ayuda mientras el hermano del loco se disculpa.
Llamo a los bomberos pero tardan mucho y yo apago el fuego solo.

Bayou es naranja en España. Me entero cuando veo una película de Almodóvar, donde los aviones se convierten en juegos de feria. Parecían reales y ahora son juegos.

martes, diciembre 24, 2013

Una tarde con Rafael Inclán

Vivo detrás de donde trabajo y hay ratas que estan destruyendo todo. 
Los perros les ladran pero ellas siguen comiendo papel y cartón.
Olga Laura y Angel me dicen que mire al cielo porque hay unas cosas que embonaban, pero que se ven como minas, de cierto metal.

Alguien viene con Rafael Inclán y me lo presenta. Dice que él lee mi blog todos los días. Le pregunto por su papá el kilómetro Jiménez y le digo que no hay fotos, que toda esa información es necesario recabarla. Pregunto por Lupe y por Miguel, que sí son sus parientes y bromeo con eso de que las golfas acabaron con el cine mexicano. Aprovecho para tomarme una foto con el para el blog. Esta joven y delgado, trae un gorro de estambre y se le ven los chinitos negros saliendo de él. Allí anda Carlos Cobos, el gordito que se murio (abuelo de maría de todos los angeles). Bromeamos y hago reír a Rafael, los invito a mi casa, aquí a una cuadra la segunda casa a la izquierda.

Un muchacho se me acerca y me muestra dos condones, uno grande y uno chico, no se a que se refiera.

domingo, diciembre 22, 2013

Existe Clearasil

Veo a Juaniguis con acné descuidado, con sangre, mirándose en un espejo.

Hay un desfile de la policía y se ven todos gordos.

miércoles, diciembre 18, 2013

Conchas amarillas (de piña)

La Sra Gaidry me pide que le ayude a limpiar el patio donde sus nietos dejaron muchos juguetes regados. Tiene una aspiradora con la que absorbo agua. No sé si para eso sea, pero lo hace bien. Ella sale por un rato y cuando termino de recoger los juguetes de los niños, alguien llega y abre un candado. Como me imagino que ella sabe, no hago caso y sigo limpiando. Después llega un hombre en una bicicleta.

Lavo las conchas amarillas y se llena la bolsa de agua. Le hago un agujerito para que escurra el agua sin que las conchas pierdan el dulce que las cubre.

Fernando Colunga filma algo a la distancia y me acerco a ver que personaje hace.

martes, diciembre 17, 2013

Deja vu

Guardo dinero en la cajita de los donativos de una iglesia y después lo encuentro y lo recupero.

Nos sucede un accidente y nos quedamos de repartir otro dinero pero cuando yo decido irme de allí con mi hijo, no me lo dan, solamente una parte. Molesto, trato de echarles el techo encima y me voy. La historia se repite como si antes haya sido algo que ví o como si estuviera volviendo a vivir lo mismo.

domingo, diciembre 15, 2013

Los medicamentos correctos

En mi casa está tapado el drenaje y se inunda. Veo el agua en todas las habitaciones y me preocupo. Salgo y veo que la casa está en otra dirección y vuelvo a entrar, dejando que se salga el agua.

Veo una telenovela de azteca. En ella hay un mono con el pene defuera.
Entro a una casa móvil que me marea porque es como un tubo.

Estoy friendo pollo, afuera andan los perros y me preocupa porque uno de ellos está muy cerca de un puma. Le hablo y viene, afortunadamente, el puma es inofensivo y está junto a una tortuga. Sigo en la cocina friendo un bistek y marinando otras carnes. El agua corre por una zanja.

Tía Laura necesita muchos medicamentos. Cuando llego a su cuarto me acerco a la ventanita donde llegan sus medicamentos automáticamente y veo que son muchos. Entra la enfermera y dice que unos no son los correctos y que irá a devolverlos.
Me acerco a la cama y la abrazo. Me dice que me vaya con ella, no, mejor ud se viene conmigo, le contesto.

sábado, diciembre 14, 2013

Película de bomberos

Los bomberos harán una película.
Jessica Alba llora porque ella entiende de lo que están hablando

jueves, diciembre 12, 2013

El mundo árabe

Estoy en mi casa con varios amigos, todos somos jóvenes y la casa es grande, de varios pisos y amplios salones. Cuando les digo que me voy a bañar, todos nos desnudamos y ellos me siguen. Corremos a buscar un cuarto de baño que sea lo suficientemente grande para todos y nos dirigimos a la recámara principal. Para eso, hay que ir a la planta baja y la escalerita (que más bien parece tobogán) es muy angosta. Bajando de prisa y aprovechando la confusión, yo me le pego al de adelante y a mí se me pega el de atrás.

Dos de mis amigos y yo estamos en una casa ajena aprovechando que el dueño no se encuentra. A mí me preocupa pero ahí ando. Después de recorrer la casa casi por completo, en una de las recámaras vemos un perro salchicha que no nos ladra. Cuando el perro se sale del cuarto me doy cuenta de que una mujer, seguramente conocida del dueño, ha entrado y para que no me vea, me escondo. Me ve. Corro y por la amplia escalera hacia arriba veo un cenicero cuya tapa se ha roto. Uno de los fragmentos cayó hacia donde está la ceniza y la saco. Embona pero no del todo porque parece faltar un pedacito. Se siente como el material poroso de las estrellas de mar fosilizadas o de los llamados ''sand dollars''.
Desde la mitad de esa escalera veo que han llegado bastantes personas, en su mayoría hombres y que aquello parece más bien una plaza comercial.

Caminamos y en una banca, sentado con dos personas vemos a José Juan (el pájaro loco, amigo de Manuel) y él al vernos les comenta algo. 
Por allí vemos a un montón de mujeres que parecen lesbianas en algo llamado ''el club de la planchita'' y al fijarme, mi mamá está dentro. No se si ella también me vió, pero no hizo ninguna señal.
Entramos a un cine pero como no sé que pasan, salgo a la escalinata de entrada (que tiene alfombra verde que parece musgo) pero los anuncios están muy arriba y para poder verlos me cuelgo de un tubo como los de desague de los techos, pero un policía o alguien me regaña alegando que se puede desprender. De todos modos, alcanzo a ver que una película se llama ''Seiji'' o ''Seidy'' y caracteres extraños, pues ahí pasan puras películas asiáticas porque toda esta gente es arabe. Los vemos salir de una casa de novias y a una de ellas que parece hombre, pero muy bonita de la cara con su cabello corto y sus ojos color miel adornados por bellas pestañas, dice algo como de quedar bien con su familia.
Aprovechando que andamos en este lugar y que la casa donde andábamos al principio está aquí mismo, se me ocurre que si nos llegaran a descubrir podríamos decir que habiamos entrado por accidente.

miércoles, diciembre 11, 2013

Pintamos un camión

En mi casa, veo una mano entrar por un hoyo en la pared, cerca del fregadero de la cocina, por donde está un bote de basura. Salgo a ver y es Claudio, quien llegó de visita. Gerardo está aquí también. Abrazo a Claudio y le digo cuanto lo extraño. Platicamos.

Afuera, alguien me ha mandado a que le ayude a pintar la caja de un camión en color azul, blanco, negro y guindo, con adaptaciones de madera y peluche o alfombra en algunas partes. Cuando casi terminamos dos de mis amigos y yo (uno de ellos pelón parecido a Vin Diesel), busco al dueño para que vea y nos diga si necesita otras modificaciones y él dice que algunos de esos colores no le gusta. Habrá que volver a repintar. También en la parte de arriba hay que reforzar una parte donde irá gente, pues podrían caerse. Retiro la alfombra negra que tenía velcro y pienso pintar mejor, con pintura negra.
Abajo, hay un montón de gente viéndonos como si fueramos héroes y cuando bajo alguien me pide que le repare un mueble de su hogar. Entro y veo que su salita o comedorcito es muy pequeño, como para jugar, y una de las sillas acojinadas con tapiz de brocado verde olivo y oro tiene una pata rota. Habrá que ir a Home Depot a buscar esa pieza y así aprovecho de buscar otras cosas más que necesito. De repente el camión arranca y le pregunto a mi amigo que a donde vamos, pues veo cerca la carretera, y desde allí veo a un perro jalando a otro perro que parece herido, pero cuando llega la policía, el ''perro herido'' era un joven jugando una broma a la gente. Se levanta, se sacude la ropa y se aleja.

martes, diciembre 10, 2013

Mi pequeño carrito celeste

En casa de Angelica hay una television gigante que ocupa toda una pared. Me gusta y le pregunto cuanto le costó y me dice que 1,700 o 2,700 y algo. Bueno, no la podré comprar nunca. 
Salgo a buscar mi auto, que es uno pequeñito y de color celeste que tiene letras o números como los taxis o los autos de carreras, pero no está.
Está en medio de la calle y debo esperar a que el tráfico me permita acercarme y traerlo hasta mí. Varias veces lo traigo y varias veces se me pierde. Siempre lo encuentro.

lunes, diciembre 09, 2013

Eso lo serás tú!

Unos muchachos me limpian el agua de un foso por 160 dólares. Yo trato de hacerlo pero el agua sale más sucia, amarillenta y no logro limpiar nada porque además ni puedo meterme a la cisterna, me da miedo. Ellos, salían disparados por un tubito bien pequeño como los hombres bala de los circos y yo no podría. Cuando regresan a ver porqué no los dejé limpiar les digo que por su precio tan alto. 

Una muchacha me acompaña mientras vemos unas antiguedades o unas jarritas metálicas como de cobre. Entonces llega Martha y me insulta llamándome ''puto'' varias veces. La puta eres tú, le contesto y seguimos gritándonos. Y si no eres lo pareces por esto y esto y a mí nadie me viene a inslutar a mi casa y me la cacheteo varias veces con mucha furia y le agarro del chongo y la arrastro y trato de meterla en la cajuela del auto de nuestra amiga pero ella como en las caricaturas forcejea y con manos y patas se atora y no se deja. La jalo de nuevo y la meto por una de las ventanillas traseras y le digo a la mujer que se la lleve, que a mí nadie me viene a insultar a mi casa y que la puta es ella. 

domingo, diciembre 08, 2013

Ayudando a Gary

Gary Bohnert me pide que le ayude con algo pero creo que sólo lo hace por ayudarme él a mí. Vamos a su casa y trato de empezar a trabajar, pero no encuentro mis cosas.

sábado, diciembre 07, 2013

Carmelita nunquita me deja tomarle una fotito

Me acerco a Carmen Salinas porque la veo en la calle parada frente a un puesto de verduras muy pintoresco y deseo una fotografía para subirla a internet y burlarme de ella.
Ella, cariñosamente, me niega la foto y no me deja que se la tome con el celular, sino que me da una de las que ella ya tiene preparadas, pero donde no se ve como yo quería.

Me abraza y me dice que me vaya. Camino y llego a la que creo debe ser la calle de Arramberri. Aunque al principio creí que estaba en otro lugar que no era Monterrey.

Martha está espiando a una muchacha que soplan y que desde lejos o dependiendo de la perspectiva, parece que le están haciendo algo malo, solpándole entre las piernas.
Compro mandado y varias cajeras me atienden pero no pueden hacerlo rápido, Parece que cada una de ellas tiene una especialidad pero eso hace que se tarden más. Me desespero y me voy, tomando de ahí dos bolsas y cosas que ni son mías. Las uvas son enormes como ciruelas pero no saben a nada y yo no compre calabacitas redondas como naranjas. Llevo una bolsa y dos más. La de lechugas y otra. Llego a una casa pero por ahí anda la policía y huyo, no vaya a ser que las del mercado me hayan denunciado. Desde ahí veo que a un auto le quitaron todo lo cromado y lo dejaron sencillo. Ya no hace ruido.

viernes, diciembre 06, 2013

Cabecita de algodón

Me lavo el cabello con algo que me lo deja blanco o espumoso y Vincent se ríe de mí.
Salgo del baño y me pongo a hacer algo, pero después me voy.

martes, diciembre 03, 2013

Vecinas desconocidas

Gerardo me da una gelatina de mariguana para beber. Es clara como pulpa de sábila y no sabe a nada pero yo sé que no deberíamos estar bebiéndola, pues es droga. El sólo se ríe.

Anda por aquí un muchacho con el pantalón sucio y busca algo. Yo no lo dejo que lo haga porque podría dar con la pornografia. En lo que discutimos y forcejeamos, encuentro muchas llaves bajo los cojines del sofá. Desde aquí veo a unas mujeres planchando pero no las reconozco. Parecen ser vecinas o personas que me rentaban un cuarto, pero ellas no son a quienes se los renté.

domingo, diciembre 01, 2013

De paseo por la calle

Después de mi Clase de alemán me salen con que solamente es un preparativo para el curso. Me desilusiono porque yo ya estaba pensando que me quedaría allí.
Voy al baño a orinar y veo pollo frito en el suelo grasoso y casi resbalo. Al voltear, veo que alguien vigila la entrada.
De la escuela a la casa me sigue un perrito que sale de una de las mansiones que hay en esa calle, la dueña viene por él.
Llego a casa de Lidia y están tía Julia (que al principio rechaza mi abrazo), Bertha, Olga Laura, Gloria Trevi, todas conversando en un jardín adoquinado grande y fresco. Me gusta la ubicación de la casa y además, hay un cuarto para mí.
Les comento lo de la clase de alemán y me cambio de ropa por algo de brocado blanco con hilos metálicos.
Salimos a la calle y mientras caminamos yo veo un letrero que dice que este es el teatro de Ricardo de Pascual y escucho una voz declamando algo. 
Como la banqueta tiene un tramo techado como túnel (algo que se me antoja muy parisino), y no recuerdo si hay gente ahí abajo vendiendo algo, al salir veo que es Don Ernesto Alonso quien declama y le digo que me salude a De Pascual. Antes de entrar era como si la banqueta entrada dentro del edificio, pero después de salir, veo como una terraza desde donde recita don Ernesto y como que a la derecha hay un río o un lago.
Seguimos caminando y pasamos por donde hay prostitutas que ofrecen cable y lotería en sus pequeños cubículos. Sólo por ver como se acomodarán en tan minúsculo espacio, entro a uno de ellos para reírme y se enojan. De regreso en casa (otra, no la de Lidia) abrazo a tío Poncho y después veo a José (desnudo), le contamos lo de Gloria Trevi y lo de los muchachos que se peleaban afuera, antes de que entráramos aquí.