viernes, septiembre 21, 2012

Ropa verde

Ayudo a Angélica en su negocio, donde está con otra muchacha, y aunque rechazo lo que me da, termino tomando el dinero, que creo eran 25 dólares. Salgo de allí y empiezo a caminar. Junto con el dinero, que ahora cuento y veo además de los 25 dólares un billete de 100 y uno de 200. Viene allí una camiseta de resaques verde pistache, unos calcetines del mismo color y otras cosas. Cuando bajo una especie de banqueta o desnivel, se me caen unos tronquitos decorativos que no sé si debo plantar o así decoran algún jarrón.
No puedo con todo lo que traigo en las manos.

jueves, septiembre 20, 2012

Vincent cae del auto

Vamos con Vincent en un automóvil y de repente, en una esquina se detiene y sale del auto. Pero no lo veo caminando por ningún lado y salgo a asomarme, lo veo tirado en la calle con medio cuerpo bajo el auto y empiezo a ver hacia adentro a quienes viajan allí y grito pidiendo ayuda!

miércoles, septiembre 19, 2012

Oscar Servín

La Sra Betty Jean Chambers ha perdido a su marido y varias personas la acompañamos al funeral. El sacerdote es Oscar Servín, quien la abraza para darle algunas palabras de consuelo.

Tengo a los perros atados pero dentro de un espacio que parece un almacén, y me temo que si jalan mucho la correa, tumben los estantes y se caigan las cosas. Nadie sabe que los tengo allí así que espero que no ladren ni hagan ruido. De vez en cuando voy a darles una vuelta.

martes, septiembre 18, 2012

Perro suelto

Voy caminando con Rusty y abro los ojos cuando siento que la correa se desprende de su arnés como si fuera velcro! Despieto asustado!

miércoles, septiembre 12, 2012

Me estoy cortando el pelo trepado a un peinador que está frente a la cama, donde está Vincent y en eso llega Olga Laura a decirme algo. Como estoy desnudo, por más que me acomodo para que no se me vea algo indebido, no sé si esa posición en cuclillas me tape bien de su vista.

Más tarde, camino por la calle Libertad, veo donde vivía Chana y voy recordando los nombres de otras personas. Todo ha cambiado. Veo un grupo de personas (entre ellas está Olga Laura) que salen de un lugar y caminan en sentido contrario. Traigo zapatos pero no calcetines y como los pantalones son rabones, siento que alguien me mira y me da pena. Me uno a la multitud para pasar desapercibido pero aún me siento raro con los pies desnudos dentro de los zapatos. 

Después, ya solo, sigo caminando y veo a una conocida revisando unos discos sencillos, el de arriba es de Vicente Fernandez, y le comento que yo también tengo muchos discos de temas de películas y que si quiere después se los muestro a ver si le interesan. Platicando, le comento de cuando un día, en mi casa, que tiene un enorme patio (a un lado de la construcción de dos pisos) estaba con Vincent y se fué la luz en toda la ciudad. la noche tenía luna pero él me dijo (o quizás yo sentí) que era por mí culpa, porque nunca quiero ir a la iglesia ni nada de eso. Reímos.

miércoles, septiembre 05, 2012

En casa de tía Laura

Estoy en casa de tía Laura con un grupo de personas. Ella también está allí.
Limpiamos u organizamos. Yo, busco la forma de que todo quede mejor debajo de unos mostradores de madera, pero no se pueden nivelar algunas piezas.
Alguien me dice, mira, ya no se ven los mostradores, y me muestra un sofá con los cojines todos chuecos porque debajo ha escondido lo que yo estaba arreglando.
Sí, le digo, pero eso hay que hacerlo de forma que cuando alguien necesite algo, los cojines puedan removerse rápidamente y dar acceso a lo que estaba ahí.
Me gusta, pero tiene que hacer más fácil las cosas...

Desde acá veo el jardín de la casa de enfrente.
(Blogspot me cambió la fecha y no recuerdo la original)