jueves, diciembre 22, 2011

Los aretes

Traigo conmigo a los perros y se me escapa uno de ellos varias veces. Lo atrapo.
El vecino quiere quedarse aquí. Me pregunta si puede y le respondo que sí. Lo que pasa es que los familiares de mi vecina están por llegar y no sé que me dice de su perrito.
Ella usa el vestido o blusa en un color llamativo.
Entonces entro a la ducha y me baño, porque más tarde me toca la lavada de ropa pues todo debe estar limpio.

miércoles, diciembre 21, 2011

De película

Ando donde pronto empezarán a rodar una película y me quiero quedar a ver pero dice Hugo Stiglitz que si em dejan pronto habrá mucha spersonas más pidiendo lo mismo, así que preparo mis maletas y me voy. Las maletas con como seis de diferentes tamaños, de dos en dos, las más pequeñas las puedo cargar sin problemas, pero en las grandes puse los cartapacios de DVds  pesan mucho. Hago malabares para poder cargar con todo y aún así no puedo.
Tomo un atajo por dentro de una iglesia para llegar más rápido a mi casa y al salir, le digo a Bianca Marroquín, oye, y tú por aquí te vienes todos los días a trabajar? Porque es rapidísimo, y dice que en algunas ocasiones. Descubro que me falta una maleta y ahora tendré que regresar por ella, pero no es necesario porque alguien me hizo el favor de traerla por mí.

lunes, diciembre 19, 2011

Angélica y su corazón

Alguien tiene a su bebé muy grave por algo en su corazón. Me piden ayuda y yo sin saber, pero con al afán de ser de utilidad inyecto una sustancia blanca en el corazoncito para que tras un masaje, reaccione pero nada. Ya llevamos un montón de inyecciones. Veo las jeringas desechables que hemos usado y nada. Cuando la madre se ha dado por vencida llega Angélica y ella, quizás porque es enfermera, sabe lo que está haciendo y el bebé vuelve a la vida.
Todos respiramos aliviados, hasta Rocío.
Alguien menciona a Juan Villalobos y al escuchar ese nombre, una mujer, quizás Angelica, pregunta por él. Entonces yo pregunto también, para ver si es el mismo que yo conozco, y les hago la señal con el dedo en la oreja a ver si era uno que decían estaba loquito.
Un niño que me ha visto tomar una moneda de 5 centavos y dejar en su lugar dos monedas de 2 cvs, entra por un túnel del que yo no estaba enterado, que da a una caja o archivero y temo me descubra. Si cierro la puerta quizás se quede dentro.
Me subo al auto y éste empieza a andar hacia atrás y los frenos no responden. Piso el clutch y el freno, o quizás en mi desesperación piso el acelerador, el caso es que no se detiene y sigo hasta que golpeo a otro coche levemente. Grito y hasta abro la puerta para dejarme caer hacia la calle y en eso el coche, automáticamente, gira hacia un lado y entra a un estacionamiento. Se detiene. 
Le explico al propietario el asunto y trata de ayudarme, sale su mujer y juntos vemos las marcas en el pavimento haciendo culebrillas pero alguien dibujó una cabeza en la parte donde se ve que dió vuelta. 
Linares ha cambiado mucho. Esta plaza con tan bellos árboles frondosos no la conocía, y pensar que está tan cerca de mi casa...

domingo, diciembre 18, 2011

Gary y Roy

Me encuentro trabajando de nuevo para Gary y Roy. Veo que algunas cosas en la casa han cambiado, pero sigo adelante

sábado, diciembre 17, 2011

Manuel Cavazos

Recibo la visita de la Mellie y me da mucho gusto. Me cuenta de cosas que ni me imaginaba. Lástima que haya sido tan breve. 

jueves, diciembre 01, 2011

Lo tuyo es puro teatro

Fuí a tramitar un pasaporte haciéndome pasar por alguien que era ingeniero o arquitecto, y aunque me daba miedo porque podían preguntarme cosas que yo no sabía, me aventé. Una vez allí, durante la entrevista, se me nota nervioso y la persona me dice, siento decirle que los Estados Unidos no van a poder disfrutar de su presencia, regrese en otra ocasión.
Salgo de ahí, tratando de volver a mi pueblo antes de que caiga la noche y después de ir al Hotel por mis cosas tomo un tranvía que después es un camión, en donde va Judith Grace parada cerca del chofer. Me acerco a ella y nos ponemos a platicar, pero ella debe bajarse porque tiene que ir a trabajar, y lo hace antes de que el camión entre a una cuadra con el asfalto roto, que no sé si dañe sus llantas, pero al llegar a la siguiente esquina se regresa exactamente por donde veníamos, cosa que no entiendo. Más adelante me encuentro con Juan de Dios y me invita al teatro, que está cerca de ahí. Lo acompaño pero después tengo que irme, porque ya será demasiado noche. En la obra sale Juan Benavides y supuestamente es una obra muy vanguardista y moderna. Nos sentamos y empiezan a proyectar publicidad en el telón. Actores y actrices se preparan y Judith Grace, con otras dos mujeres idénticas a ella corren en el escenario buscando su lugar, pero tienen el cuerpo muy obeso para andar desnudas. Una de ellas trae traje de baño trasparente para simular andar sin ropa. Entonces una de las tres corre hacia el público diciendo que necesita ir a su casa porque dejó la puerta del patio abierta, donde está su alberca, y tiene qeu ir a cerrarla. Yo le digo que si quiere yo voy que qué tan lejos está, como a cuatro o cinco cuadras? Y ella dice que no, que a dos, que desde aquí se puede ver. O sea que por eso se bajó del camión por aquí cerca...
Cuando suena la música aparecen en la pantalla 3 mujeres y al ver hacia los asientos de la izquierda, vemos a las mismas 3 actrices cantando en vivo, o simulando, una de ellas me recuerda a la gorda Salomón.
Cuando la  obra da inicio, aparece una cama en la pared, y como 7 actores parados simulando que están acostados, se forman tres parejas y en el extramo derecho, donde está Benavides, besando a su pareja, empiezan a tener relaciones sexuales explícitas y todo el mundo empieza a murmurar y a decir cosas. Yo me imagino que eso era a lo que se referían como vanguardista y moderna, por los efectos de cine y el sexo. Se me desaparece Juan y me salgo a buscarlo, pero no está, cuando regreso, busco otro asiento más cerca, al lado izquierdo y después de sentarme, veo enla fila de adelante a Antonio Ovalle. Como tengo mucho de no verlo, cambio de lugar para platicar con él.