sábado, octubre 29, 2011

Extraterrestres de fuego

Veo a alguien que debe ser el diablo con cara de Luis Felipe Tovar pues trae su ropa y todo, pero entonces a la distancia veo a unos como aliens o robots de fuego que luchan entre sí.
Pedrito Sola escribe algo y le digo que me ayude a hacer un reporte, pero en la computadora aparece una película donde sale alguien llamado meat11 y otros actores porno. Le digo que entre a fysical love.com, pero él me dice que eso del enesen es muy dificil (será MSN?)

viernes, octubre 28, 2011

Viajes y viejas

Otras dos personas y yo debemos hacer un viaje a México en avión. Preparamos las maletas porque un avión sale a las 6 y otro a las 8. Un contratiempo me obliga a regresar a casa pues no quiero dejar un cono de piloncillo en la banqueta (es enorme como una persona pero delgado como un tubo). Cerca del aeropuerto nos hospedamos y después me encuentro a alguien a quien le comento y él me lleva en su auto, y además em dice que no hay dos salidas, sólo una. Seguramente él es el piloto. Una vez allá, nos piden las maletas para revisión y yo sólo traigo una, con muy pocas cosas. La entrego y ahí veo que hay unas bolsas enormes de esas de basura, transparentes, llenas de calcetines hechos bolita con sus parejas, y otras dos con otras cosas.
En el espejo veo mi cara grasosa y pienso que debo lavármela.
Camino por la calle con los perros y entro a una frutería donde cobran 10 pesos (o quizás dólares) por entrar a ver y si decide uno llevarse algo, al final sólo deja una cooperación de lo que guste en una anforita. También venden comida ya hecha. Veo todo y regreso a casa sin comprar nada pero le digo al dueño que voy a regresar. Afuera, se me suelta el Rusty, quien rompió la cadenita, pero no se va. Amarro la cadena y sigo. Regreso a la frutería, reviso las cosas pero tampoco compro nada  me salgo. Se me suelta Rusty de nuevo y lo cargo, porque hay muchos perros, aunque en esta ocasión ninguno hace nada por acercarse a nosotros. Llego a casa y hay mucha gente. Me da gusto que les guste a todos. Tiene un pasillo y un cuarto a cada lado, el de la derecha es el mío y en el de izquierda está Rodolfo.
Vemos por televisión al nieto de chespirito y es idéntico a él. Le comento a alguien de como sus hijas, se parecen más a la Chilindrina que a él y se rié. Lo cagó, le digo, como también le pasó a Rodolfo, y apunto hacia su cuarto, que es muy parecido a su papá.
Entra un hombre atractivo y de bigote, que es un asesino y temo por la vida de Rodolfo, pero él entra a mi habitación, a donde lo sigo y lo atrpan.
Caminando por la calle veo otra frutería que nunca hab+ia visto. Es que nunca paso por esa calle que leyendo los letreros veo se llama Carolca o algo asi...

jueves, octubre 27, 2011

Metro Hospital

Voy con Vincent enla camioneta por un camino rural y le insisto en que debe dar vuelta en U en distintas ocasiones pero no lo hace. Me deja por allí y promete regresar. Yo corro para ver si veo gente porque está todo muy desolado y oscuro. 
Hay un lugar donde las personas dejan DVDs a la venta, algunos no están físicamente, sino que hay como cupones que los interesados recortan. Por allí veo títulos que acaban de estar en oferta en tiendas y los están revendiendo.
Subo al metro y cuando pasamos por ciertas parrtes el conductor tiene que mover él mismo obstáculos sin bajarse, saca la mano por la puerta entreabierta y los empuja. Yo voy agarrado de un tubo, que está suelto y es como una barra, de esas para hacer hoyos, y cuando veo que no la puedo sostener, me bajo, pues esta es la parada que me corresponde.
Cruzo las vías y del otro lado está el Hospital. Entro y pregunto a las recepcionistas, que están fuera de su escritorio jugando a algo que cómo me doy cuenta cuando la persona a quien busco está o ya salió del Hospital y me dicen que no saben. Me molesto mucho porque no veo ninguna información y quiero saber si la persona aún está internada así que me salgo mostrándoles el dedo y maldiciéndolas, diciéndoles perras. Traigo unos papeles o volantes que me impiden trepar a la cápsula que le llevará a tomar el metro de nuevo dell lugar donde me bajé, que como es terminal, quizás todavía estén allí. Tengo que trepar agarrándome como pueda de unos tubos y unas protuberancias y entonces veo a alguien nomás correr hacia el lado opuesto, y trato de imitarlos. Dicen que la terminal es de color oro y muy bruñida, parece real. 
Debo limpiar unas peceras que al principio tienen pescados y después también ranas. Creo que estan en casa de Los Sullivan, pues limpio y limpio y en eso timbra el teléfono. Parece que regresan antes de lo previsto. El vecino, se ha pasado a jugar en el patio de ellos y anda entre los árboles (por cierto, el pasto está muy grande, regresaré a cortarlo mañana). Tengo de dejar todo impecable. Las peceras, el baño, la escalera, el patio, etc.

miércoles, octubre 26, 2011

Inyección paralizadora

En una reunión, se hacen unos postres con panquecito molido sobre una galleta de canela, adornado con crema batida. Yo me ofrezco para ayudar pero desconfiando que me los coma, me dicen que no gracias. Otras mujeres llevan otros postres distintos. Después, alcanzo a apoderarme de algunos y me los llevo a esconder al baño, y le digo a algunas personas que vayana probarlos. Mientras llevo unos platitos, se me caen al suelo y para mala suerte, o hacen con la crema hacia abajo. Los recojo de todas formas y los llevo a la cocina.
Traigo unos aparatos, seguramente para ver películas, y cuando vemos al cielo, le comento a alguien de que ahora es posible transportar en segundos, mediante computadora, a alguien que desee viajar, tan lejos como ponerlo en órbita. Increíble!
Al salir a la calle, vemos un pequeño dinosaurio o animal extraño dellado de enfrente, corre. Alguien trata de huir con algo y cuando yo quiero evitar ser visto, este hombre se me abalanza y creo que me va a matar,pero lo que hace es salvarme de una inyección letal paralizadora que otro muchacho tenía preparada para mí.
Después, al dar vuelta a la casa y salir de nuevo a la banqueta, veo que ese hombre esta muerto. La jeringa que me dió para defenderme temo me la vaya a enterrar yo mismo y no sé como quitarle la aguja o protegerla, sin que se derrame el líquido.
Llega la policía y una señora de un auto se detiene a decirme que me ha estado llamando todo el tiempo y que nunca respondí. Se me perdió el teléfono, le digo, no se donde está.
Te buscamos entre la 14 y la 16 donde dijiste que ibas a estar. Sí, pero era en otro rumbo, no en ese...

martes, octubre 25, 2011

Problemas

Tengo problemas porque debo instalar un medidor de luz que sobresale demasiado y las puertas metálicas de la caja que tengo son muy chicas y no tienen la profundidad necesaria para evitar que se vea. Por fuera, se pueden ver los cables y son muchísimos, negros y de otros colores desde casi la altura del techo hasta abajo. Todo eso hay que ocultar. 
En familia, alguien se queja del tío Eduardo. Entonces Abel Quiroga, o alguien que parece autoritario sugiere que tía Julia y sus cuatro hijas busquen a donde irse a vvir juntas solas. Alguien, parece Bertha, dice que tía le preguntó si tenía relaciones con su marido y ella le contestó una vez en diez, qué intrusiva es, por lo que le dijo que no se le acercara a besarla porque la llenaba de babas. Cuando todos reían del 'chiste' como en un ''roast'', se veía en una pantalla imágenes de tía julia joven en silencio, pero como si estuviera llorando.
Alguien trae una revista de pasta gruesa de lágrimas risas y amor y cuando la tomo y la abrazo, beso portada y contraportada y le digo a alguien lo querida que es para mí. Los dibujos de Antonio Gutiérrez! Esta está en color pero yo les recuerdo que alguna vez fueron en color sepia, creo que Diana está ahí y meescucha. Hojeando veo una página en sepia y le digo mira, estas eran las que coloreábamos, al fin que esta revista llegaba cada semana y era bien barata, costaba como 10 centavos, a nadie le importaba si le arrancábamos hojas ni nada...
Desde donde vivo veo una mansión enorme que creo pertenece a una familia de argentinos, pero un día, cortando pasto, alguien me hbla y voy, y la parte deatrás de mi barrio ha sido bloquedad por esta construcción que comprende un hotel, y la mansión, pero que dicen no es de argentinos sino de otros con apellido de origen australiano. Para poder caminar por ahí hay que entrar a su propiedad, no hay problema, pero es molesto.
Quiero tener sexo con alguien que vista un leotardo, o uno de esos uniformes de los luchadores grecorromanos, y consigo uno de color verde, pero cuando llego y hago que se lo ponga, me da asco. No le queda igual que a los de la foto.
De una reunión me salgo molesto y me voy caminando todo derecho con una bolsa de naranjas que después son latas de refresco. Hasta allí me alcanza Juan para cizañear no sé que de Angélica y le digo, mira, tú no aguantarías trabajando para ella ni dos días así que mejor no digas nada. Y sigo caminando.

lunes, octubre 24, 2011

Dinero perdido

No sé donde dejé 15,000 pesos que ahora tengo que encontrar.

domingo, octubre 23, 2011

Invitaciones a cenar

Cenamos fuera. Un muchachito acepta mi invitación a volverlo a hacer, siempre y cuando nos acompañe mi prima. Veo allí a Sergio Dávila o a alguien parecido. En la nueva cita Eugenio Derbez nos invita a una audición que hará en inglés. Bromea.
En un colegio vemos a Angel Garasa, José Gálvez y otras personas, vestidos como maestras austeras y vemos quien de todas tiene mejores piernas. 

sábado, octubre 22, 2011

Inundación

Gerardo viene a casa y me dice que debo preveer mejor las cosas, mostrándome una revista con fotos de la inundación en Louisiana. Pero si esa revista la llevé yo a tu casa. Además, estas casas móviles flotan, lo malo sería si se estrella contra algo, porque ahí sí. Entonces, él y yo empezamos a poner cosas en cajas.

viernes, octubre 21, 2011

Sueños de cumpleaños

Me cambio con parientes a un lugar donde ya he vivido antes. Conozco a los dueños y sé que tienen dinero y piensan construir unos supermercados en una de las esquinas. Este departamento está en el segundo piso, tiene amplias ventanas que comunican con los vecinos. Alguien sugiere vender un restirador pero les digo que no es nuestro. Que cuando me cambié a un apartamento del primer piso dejé mis cosas, y que debemos respetar éstas. Cuando llega la hora de dormir no sé si hacerlo en una de las dos camas disponibles, con una muchacha o con un muchacho (parecido a Rockmond Dunbar) que me invita y me lleva a través de toda la casa, donde vemos a muchas personas más en sus habitaciones, hasta llegar a la segunda cama, donde él se acuesta y yo aún no me decido. 
En un restaurante nos ofrecen comida corrida y a la carta. Después de comer voy y lavo una brocha pequeña en la tarja de los platos y dejo el agua grasosa y oscura, me da pena pero no puedo destapar la coladera para que no se den cuenta.
María Medina (mi vecina, no la cantante) puso a trabajar a su hijita de 9 años en una fábrica de servilletas o toallas de papel como LYS pero que empieza con R, cuando viene a decirme, la siguen potros niños, mascotas y hasta gatos. L epregunto si aquel día en que la acompañé a ese lugar fue cuando ella llenó la solicitud.
Quiero donar sangre y voy al hospital pero la chica, parecida a Constance Zimmer, me dice que no puedo, hasta no se que fecha en Noviembre, 3 creo. Con ella se encuentra Juan Gabriel, con su cabello relamido como en la foto del disco del cerro de la silla amarillo y como insisto, les digo que ya una vez doné y que me atendió George Clooney. De todos modos no me aceptan.

jueves, octubre 20, 2011

Sexo ardiente

Estoy jugando tenis con alguien pero se me desaparece la raqueta y quieren que le pegue a la pelota con otra cosa y no puedo. Veo mi raqueta y la tomo. De ahí paso a la cama con un hombre renuente a tener nada conmigo mientras dos personas nos observan. Bajo las sábanas empiezo a desnudar al muchacho (que me recuerda a Joel Garza o a un actor porno que José Juan Saldaña había visto en una revista) y él entre queriendo y no, por fin se deja hacer.
Lo acaricio y beso empezando en la cara, el pecho (es muy velludo de espalda, trasero y piernas también) y bajo hasta el pubis. Su pene, casi inexistente al principio, cobra vida y se pone bastante decente. El sigue retorciéndose, con risitas nerviosas mientras lo volteo para morderle las nalgas. Entonces alguien dice que afuera alguien está lanzando objetos en llamas hacia adentro de la casa del vecino de enfrente. Corro a la ventana a ver y son unos niños, y dentro de la casa, ya alguien tiene el cabello el llamas. Debo llamar a los bomberos antes de que el fuego llegue hasta acá.

lunes, octubre 17, 2011

Tornados

Alguien de casa de Vincent viene por mí. Más tarde, cuando él llega allá se sorprende, pero no sé si es por sorpresa. Afuera, escuchamos la radio pues empieza a lloviznar y el cielo se pone negro. Las nubes oscuras muestran gruesos tubos a la distancia, lo que me hace pensar que son tornados, pero en la radio no dicen nada de ellos. Siento temor por mi casa y por mis perros, que dejé solos. Vincent se queja de que su familia usa todas sus tarjetas y gastan mucho sin su autorización, y me muestra cuentas por 56 dlls, 72 dlls, etc, que dicen gastaron en él, pero él dice que no. Hacia otro lado del cielo, al levantar la vista, veo un globo azul y tierra verde, distingo la forma de américa, méxico, etc. y cuando muevo una palanca, ese globo se mueve. No puede ser la tierra porque nosotros se supone que estamos en ella, y además, esta tiene los nombres de los países y demás con letras negras...

domingo, octubre 16, 2011

Trato de esconderme entre las sábanas cuando alguien me busca, quizás sea tía Concha. 
Hablo con Gerardo como nunca antes. Tenía mucho qué platicarle y alguien que me escuchara.
Hay un viaje de familia al que no puedo ir porque tengo que trabajar. Necesito avena.
A la vecina de Puerto Rico la traigo un camión de tierra para macetas y se la pongo en unas cajas. Cuando ella me pregunta y se la muestro, está toda llena de hoyos y gusanos, hormigas y hasta pequeñas serpientes de jardín. Corro para que no se me suban las hormigas y les digo a los demás que hagan lo mismo. No sé porque pasó eso, parece uno de esos hormigueros en cajas de cristal. 
Camino y veo carteles de una película donde Marlene Dietrich hace de árabe. veo los nombres y todo en árabe, creo que hasta pasan un clip en un apantalla o algo. Quizás sólo escucho la música.
Traíamos Vincent y yo unas cajas por carretera y por el tráfico, se nos van dos. Vincent dice que la de él puede llegar sola pero que la mía tengo que reportarla para que me avisen cuando aparezca. Sólo tengo que llenar una solicitud. Mientras él estaciona su camión de 18 ruedas, reviso que no golpee nada cerca de él. Del frente no parece ser tan grande. Me bajo para los trámites de mi caja. Entro a la oficina del importante industrial y reporto mi problema. ¡Qué curioso! La de él si llega y la mía no, seguramente es por el tamaño. 
En un mercado seguimos a unos vendedores de frutas. Uno de ellos se me hace conocido, joven y guapo, jalando su carretón con repollos, cebollas, peras y demás, pero no recuerdo donde lo he visto. Sigo por el mercado buscando otras cosas y él siempre se me aparece por todas partes. Necesito preparar una sopa de cebolla.
Mientras escribo veo una película donde sale alguien parecido a James Franco o a Ryan Gosling y que trae una pistolita que lanza unos rayos que desaparecen las cosas, o las envían a otro tiempo, la muchacha es como Charlize Theron y se llama Shoi Vollodes. Al final una anciana llama a una niña para entregarle un artefacto, y le dice que al menos su nombre no suena tan ridículo como Bolshoi (Voll-shoi). No recuerdo el nombre de la niña.
En el panfleto del DVD el director explica, en inglés y en español, de la filmación de esa cinta en Chile, y que tuvo que someterse al escrutinio del Gobierno, pues no permiten que nadie mencione a sus héroes ni los vitupere, como Hidalgo, Josefa, etc. Veo los nombres de Della y Giggio, pero no sé quienes son.
Me  pierdo en Alemania cuando visito un Hotel/restaurante a donde tengo acceso y me dan mi número de habitación. Después de pasar por una sala de cine, pasamos todos a distintas áreas con rumbo a las habitaciones. En la sala vemos la actuación de Lola Flores y yo recuerdo tener recortes suyos de periódico en mis diarios, así como dibujos, voy por ellos pero cuando regreso los cuadernos no están completos. No encuentro las fotos y pienso que alguien las cortó, o arrancó las hojas. Regreso a la sala de recepción y ya no me dejan entrar. Busco por otra parte y cuando me dejan ya no encuentro la habitación que tenía antes. Encuentro mis diarios en un cuarto de un Señor ya grande y los tomo. Le explico 
que tengo estos cuadernos de dibujos porque me gusta la acuarela pero más el lápiz de madera. Michael Fiedler quiere una pintura de una de sus fotos, que miro con una lupa para identificar a las demás personas que lo acompañan. Le comento al señor que quizás Michael no se interesa en las 4 personas que están ahí con él. Afuera, me pierdo y buscando de nuevo este lugar del cine y las habitaciones, veo un lugar que dice: se bolean zapatos.
Hasta acá han llegado los hispanos!

viernes, octubre 14, 2011

Corriendo de noche

Es de noche y corro por una calle hacia el sur, mientras evado algunas piedras que caen y abren la calle cerca de mí. Cuando llego a una calle grande que puede ser la de Protasio, doy vuelta a la derecha y sigo, hasta una calle que tiene un letrero verde y que entre otras cosas dice TRINIDAD R MIRELES. Por ahí también veo un cartel en contra del uso de las drogas, y que muestra un dibujo de una persona rodeado de innumerables jeringas y algunas están clavadas en su cuerpo. Bien. Esta calle me llevará hasta la escuela. Sigo corriendo y quiero pasar por la plaza Juárez, veo en alguna parte una pantalla con un comercial de una serie de televisión y dicen 'La sábana' y veo como a una animación de un superhéroe que usa una sábana como capa, en blanco y negro..

jueves, octubre 13, 2011

Reanimators

En casa busco rastrillos y no encuentro. Los que hay tienen como cinco navajas pero no son míos. Se me seca la espuma de afeitar y al final trato con algo muy rudimentario y no me veo bien.
La casa tiene un balcón grande y ahí preparo un documento para Olga laura, de dos páginas, que trato de cortar y pegar como en una computadora, y sólo consigo rayar el papel cuando recorro la punta de la pluma como si fuera el cursor... Ella me muestra lo educados que son sus tres perros, quienes obedecen perfectamente sus órdenes. Le pregunto que si sus otros perros son igual de entendidos, pues sé que tiene más. El documento que le llevé es histórico y trata sobre la Revolución, lo cual me hace útil y me dice que si quiero un reconocimiento. Le digo que no, que sólo una placa en la pared donde diga que nosotros luchamos es suficiente. Su computadora tiene en el monitor un adorno como marco de frutas y calabacitas secas que ella diseñó pero que se caen al suelo. Qué bueno que no pusiste sandías. No le gusta la broma. Me tengo que ir derecho, porque aunque sólo son 3 cuadras hay que tener cuidado y además al viajar podría pasar por Monterrey. Por la calle veo unas cosas que debo esconder como trapos o basura y las escondo debajo de un mantel o algo que las cubre.
Voy en un camión urbano y le pregunto al chofer por una calle. No es Capitán Aguilar, es otra, pero me bajo antes y debo transbordar en Constitución, tres cuadras más adelante. Corro, cruzo la calle y me detengo en la parada. Mi boleto tiene el número 1 escrito a mano.
Llego con la Sra. Sorrells y le ayudo en algo. Uno de sus empleados viene a recogerme cuando se escucha una alarma y se encienden unas luces rojas. Le explico que yo trabajo ahí y me lleva con ella. Le digo que hice 11 cosas, y que me dió 110, quedando a deber 30 dlls. Me da un cheque a nombre de Laura Valdez pero lo rechazo. Tratando de encontrarla antes de irme para que me pague caigo en un pasillo muy resbaloso con jabón, que dos personas, en lugar de trapearlo se la pasan bailando y jugando con los trapeadores. El se parece a Almodóvar cuando traía las patillas blancas y el resto oscuro y ella se parece a Nancy Walker. Muy contrariado por su indolencia, regreso y tras algunas dificultades con algo que creo es un elevador pero que en realidad es una puerta corrediza vertical (tipo cortina) encuentro a la Sra Sorrells en su auto y con su chofer, pero de nuevo no me paga.
Una sra me pide que le recomiende algo para acabar con la hiedra o yerba y le doy el nombre. Ella me entrega un atomizador y con ese trato de acabar con lo que hay en lo que ella regresa. Un niño juega cerca de mí. Hasta una cortina de plástico cubro y después enjuago con una manguera. Cuando ella regresa, trae un tanque de irrigación de esos que funcionan con aire y mi botella ya se acabó, sólo que ahora la cortina son dos piezas de cristal que hay que lavar antes de colocar en su lugar. La Sra. se reúne con sus amigas y escucho que alguien se apellida Alcántara.
Estoy en un cinito donde espío a través de una ranura a hombres masturbándose. Algo de su semen salpica hacia afuera y me cae encima. Vincent llega y cuando me descubre me da pena, pero me limpio y bajo buscando la salida.
Alguien nos secuestra y temo por nuestras vidas. Nos llevan a un laboratorio donde seguramente harán experimentos. Nos indican que debemos salir y yo tomo unos cables o mangueras negras y las jalo con nosotros. Reanimator, con escafandras y todo nos siguen de cerca. En la puerta hay un perrito y lo llevo conmigo, más adelate, cerca de una alcantarilla abierta está un gato. Ayudo al gato a cruzar con bien y después lo hago yo con dificultad. Una muchacha del grupo camina por la orilla y logra pasar sin dificultad. No sé que pasó con los hombres de las escafandras... ya no los veo...

Reanimators

En casa busco rastrillos y no encuentro. Los que hay tienen como cinco navajas pero no son míos. Se me seca la espuma de afeitar y al final trato con algo muy rudimentario y no me veo bien.
La casa tiene un balcón grande y ahí preparo un documento para Olga laura, de dos páginas, que trato de cortar y pegar como en una computadora, y sólo consigo rayar el papel cuando recorro la punta de la pluma como si fuera el cursor... Ella me muestra lo educados que son sus tres perros, quienes obedecen perfectamente sus órdenes. Le pregunto que si sus otros perros son igual de entendidos, pues sé que tiene más. El documento que le llevé es histórico y trata sobre la guerra, lo cual me hace útil y me dice que si quiero un reconocimiento. Le digo que no, que sólo una placa en la pared donde diga que nosotros participamos es suficiente. 
La Sra Sorrells llega a decirme que la sra de la hiedra, su vecina, necesita mi ayuda.
Vincent va al cinito, pero están pasando algo como Reanimator, pues es un tipo tipo Frankenstein con dos gatos que brincan por todos lados...

martes, octubre 11, 2011

Farándula

Vincent dejó la puerta del refrigerador abierta toda la noche y las galletas desperdigadas por toda la mesa, y me preocupa por las cucarachas. 
Me pasé toda la noche con Alejandra Guzmán, porque en mi casa se iba a presentar una obra de teatro y los muchachos estaban ensayando. Yo traigo un disfraz como de Robin Hood pero que se supone es de un personaje tipo Indiana Jones, pero me da pena porque tiene el protector de la entrepierna demasiado pequeño y se me ven las ingles, dentro de la malla color carne, pero me siento vedette. Debo ensayar mis canciones y mi texto. Por alguna razón critico a Silvia Pinal y esperando una reacción más agresiva, Alejandra sól dice: No hay bronca, en el ambiente todo vale, nomás te aguantas! Y sale de la habitación.
Después me reúno con ella en otra habitación y nos sentamos en el suelo a ver tele. Están cantando Miguel Bosé y Rocío Jurado. El se parece mucho a ella, pero con su cabello cortito como en los 80s y ella se parece a Miriam Hernández, la cantante chilena. Le digo a Alejandra de como algunas personas dejan de parecerse cuando se hacen viejas y ella me muestra un disco con la foto de Bosé, está igualito sólo que con arrugas.
Miguel y Rocío cantan sentados en el suelo mirándose fijamente uno al otro mientras la cámara da vueltas en torno a ellos. De pronto, él se acerca mucho a ella y se van poniendo de pié, él se baja un poco la malla y muestra parte del trasero y después se desnuda completamente y se alejan de espaldas del escenario. Ahora sí se parecen a ellos dos. 
A él siempre le ha gustado enseñar su cuerpo, comento, así son ellos, dice Alejandra, seguramente de ahí se fueron a Viña (del mar). Para mi número, voy y coloco un disco en la tornamesa pero tengo que apuntar bien con la aguja para no rayarlo. Después, no puedo decir mi parlamento. Estoy parado ahí con otros dos muchachos pero no puedo hablar...
David Osuna. 
Trato de bajar a pasear a los perros pero la única forma de hacerlo es bajando por el techo y después una escalera hacia el patio,pero los perros no pueden, temo se me resbalen y tampoco podrán bajar por la escalera de madera. hasta yo me resbalo y cuando trato de mantener el equilibrio y me sostendo en las paredes, mis manos se hunden en ellas como si estuvieran húmedas o algo. Necesito colocar una reja en el techo y dejar que los perros anden ahí sin tener que bajar por ninguna parte.
EL TAL POR CUAL es una comedia con Resortes y otra actriz muy guapa como María Antonieta Pons y que en cada escena están en diferentes épocas y edades, pero alfinal se convencen de que a pesar de todo son el uno para el otro, aunque Resortes sea un tal por cual, o un bueno para nada...
En el patio de la casa anda un cocodrilo, y cuando salgo con los perros cuido de no pisar alguno de los pequeños, que parecen lagartijas. El grande, nos sale de repende y muerde a un niño de un dedo. Mi tío Anselmo trata de matarlo y yo le doy de golpes pero el cocodrilo no suelta al niño. Al final no em enteré que pasó con el niño, ni con el cocodrilo.

domingo, octubre 09, 2011

El caldo gordo

Mi abuela y tía Concha preparan un caldo gordo muy sabroso, con unos trozos de carne gruesos y jugosos. Llega más gente de la esperada y Olga Laura corta más carne para echarle, de una tipo costilla, a lo largo, pero yo no sé si se cueza a tiempo cuando el resto del caldo está listo. Nadie podemos irnos y nos ponemos a hacer algo para pasar el tiempo. Yo dibujo a Hércules (rostro) y el ojo de una princesa de Disney colocando un papel grueso sobre el dibujo original de un libro, pero me quedan igualitos, como si los calcara. Busco el libro y ya no lo encuentro. Guardo en una maleta larga vertical, una toalla que me regaló el Sr Greszus y después voy a donde un muchacho le corta el cabello a otro. El primero, se agacha a recoger algo y se le levanta la batita, viéndosele el calzón negro y las piernas blancas muy velludas. Es bajo, blanco y rellenito. Tiene el cabello liso partido al centro y los ojos almendrados, parecido a sobrecargo del CRUCERO DEL AMOR, pero con los ojos más alargados. 
Llueve y la casa empieza a mojarse, tengo dos goteras en mi cuarto y eso me ve a echar a perder el piso. Voy al cuarto de Vincent y lo encuentro en la cama. Le digo lo de las goteras y escucho una risita entre las sábanas. Hay alguien con él. Que bueno, así le pediré que comparta también los gastos de renta y servicios. Regreso a mi cuarto y de pasada tomo unas palanganas y coloco una donde está la gotera más grande y en eso veo que Vincent ya anda en el techo reparando el hoyo. Deja de mojarse como antes.
Camino por la calle Libertad hacia la casa y veo un perro chaparrito a la vuelta de una esquina y como yo traigo el mío me da miedo. Levando algo como un trapeador y entro a la primer casa que encuentro abierta para protegerme pero ahí anda un perro igual al que ví afuera. Salgo y entro a otra casa vacía. Me encierro y veo por la ventana que ahora hay gran cantidad de perros tratando de entrar. Rápidamente busco el teléfono y marco al 911 y la voz en español me dice que ellos no pueden ayudarme. Grito por uno de pos postigos de la puerta pero no em sale la voz. Sigo insistiendo con el del 911 mientras los perros ya han empezado a colarse y veo a uno moviéndose junto al mío que está inerte. No sé si están jugando o mordiéndose, pero me siento desesperado y no puedo detener a los demás que tratan de meterse por el postigo de abajo...

sábado, octubre 08, 2011

Viendo Aparadores

Camino por la calle cuando me alcanza un muchachito todo andrajoso y que hasta parece que se droga. Me dice que ya trabaja y tiene dinero, pero que si cambia y se dan cuenta, se lo pueden robar. Entra a un negocio y yo sigo mi camino. Veo en un aparador un poster con la foto de Ruthie y más adelante unas chicas dark me dicen que les llame. Recuerdo algo y entro a una callecita como privada pero después me regreso y entonces veo, en dos espacios a mi izquierda, empotrados en la pared, uno a cada lado de lo que parece o semeja una puerta, a una chica desnuda tocándose y en el espacio de la derecha a un muchacho que, haciendo lo mismo me ve fijamente. Lo que tienen que hacer para comer!

viernes, octubre 07, 2011

Pues ráscame y cómete mis piojos!

Mi patio trasero tiene mucha basura y decido limpiarlo. Al ir quitando madera y trapos grandes sucios, como sábanas, orinadas y apestosas por el montón de animales que de ahí salen veo a: tres tortugas, gatitos recién nacidos en cajas de madera deshaciéndose, otroa más grandecitos y otros y aadultos, patos, lagartijas, etc. Mientras pongo a los animales en un lugar seguro y donde no me estorben, escucho voces a lo lejos. Las vecinas, usan este patio, del lado de ellas, para conversar sentadas en mecedoras y tomando té. Debo organizar mejor todo esto, con tablas y pedazos grande de madera. Si debo proteger a los animales, no debe haber basura y suciedad. Veo que los patos no tienen donde nadar y pienso hacerles un laguito, pero la jarra que utilizo para juntar agua está rota y se me derrama haciendo más lodo. Uno de los gatos me amenaza mostrándome los dientes y bufando y temo que el perro se le eche encima. Todos estos animales se han reproducido sin control.
Alguien, al parecer una mujer, me pide que llame a Lynn pero cuando éste nunca responde, ni se aparece, me llama Gerardo, para decirme con voz retadora, que él aún puede hacer que sus amigos hagan lo que él les dice. Trato de explicarle que no era asunto mío,pero está molesto...

jueves, octubre 06, 2011

Tribunales

La familia de tío Anselmo me juzga. Todos estamos en el Tribunal y aunque algunos me defienden, o parecen hacerlo, yo no estoy muy convencido, pues creo que es al contrario.
Trato de envenenar a Rusty haciéndolo morder una lata de insecticida que se derrama en su hocico. Después le doy algo de comer o unas galletas y al mismo tiempo que las come, hace del baño, algo revuelto como como granos de elote. Lo scao afuera y veo que la policía busca a un asesino(a) que utiliza palillos largos en sus crímenes. Deben ser como los cerillos de chimenea, sólo que sin la cabeza de fósforo. Me preguntan si el perro está bien y se los muestro alzándolo en el aire, él mete la cola entre sus patas pero creen que está bien y se van.
El nuevo apartamento tiene muchas ventanas pero algunas están rotas, estrelladas. Como tengo tres perros, temo les pase algo o se em salgan y protejo el portón y la puerta. Tengo muchos cuadros o pinturas originales en sus bastidores aún y con una de ellas deseo bloquear el acceso a los perros a cierta área, y Vincent me pregunta si estoy seguro, pues ellos pueden romper y maltratar las cosas sin proponérselo. Cambio las cosas de lugar. Mientras él retira uno de los paneles de vidrio, Janet Jackson, niña, como cuando andaba en Good Times, mete una uña en una de las resquebrajaduras del cristal y se el atora. Si las has tenido más grandes, te las cortamos, le digo. Ahora, con ese hueco ahí, y como no estamos a nivel de la calle, es más peligroso que los perros salten y se caigan.
Afuera, llega la dueña anterior y su hija Chelita, quien me pregunta porqué es tan importante para mí que los perros no se salgan a la calle y le digo, ves todo eso, esas construcciones y hoyos? Algo puede sucederles. Cierro el portón mientras los agarro a los tres del collar. Tengo que ir a trabajar con David y con Gary y Roy, pero no sé si me dé tiempo de hacerlo todo en un día. Al dejarme en la calle, recuerdo que no bloqueé el acceso a los perros y trato de llamarle a Vincent para decirle que regrese a casa inmediatamente en caso de que él tampoco lo haya hecho, pero no tengo celular y no encuentro un lugar de donde poder hablar. Caminando llego a un área muy concurrida, afuera de un Supermercado, pero donde hay casetas de cobro de cuota como las de las carreteras. Ahí veo a un hombre parecido a Salvador Sánchez, desnudo sentado en su auto con la puerta y sus piernas abiertas para que todo mundo le vea. Necesito urgentemente un teléfono.

miércoles, octubre 05, 2011

De película

Al llegar de un viaje, acompañado por otras dos personas y en la estación (de autobuses, supongo), empiezo a organizar mi mochila y a doblar y extender el arnés para colocármela a la espalda. Mientras lo hago, platico con las personas que han ido a recibir a mis cmpañeros.


Caminando por un angosto pasaje en el campo, veo que hay otras personas transitándolo, lo que me inspira confianza. Un hombre, fatigado, recibe ayuda de su asistente, mientras sus dos amigos le urgen a que continúe. El asistente, es alguien a quien ví en una película, ficticia, por supuesto titulada POR MIS PISTOLAS y donde salía Doña Silvia Pinal, Lucha Villa y un gran reparto. Este señor, grande y canoso ahora, era quien había dicho una frase muy recordada (que en el sueño recuerdo pero al escribir esto ya no) que le menciono al hombre y empezamos a platicar del rodaje de esa cinta. Anécdotas vienen a su mente y yo hasta parece que las veo, como cuando un caballo tira a su jinete y después se hace el muerto. Ahora estamos sentados en una especie de barra y conversamos con más gente. En eso veo que mi camisa está abierta y se entrevé mi tórax atlético. Con pena, me la abrocho, aunque otro señor de ahí me dice que no lo haga y con un dedo me toca el esternón. Esta película de la que hablamos fué original, porque no fué ningún refrito de otra con Evangelina Elizondo, verdad? Le digo al hombre de la frase, y que a ver cuando nos vemos, agrego, porque yo cada domingo voy al cine al ciclo de cine mexicano, que precisamente el domingo pasaron... y ahí es donde no recuerdo qué pasaron y alguien de ahí, que ahora parece un autobús o tren con personas sentadas a ambso lados de un pasillo, dice: EL CALVARIO, con Enrique Rambal! Y digo, ándele, esa, pero yo cada domingo voy, ahí nos vemos. Quisiera incluir algo suyo en mi espacio de cine.
Después platico con Doña Silvia, quien indignada, se queja del nuevo dueño de la casa donde se filmó esa película, pues la van a demoler. Ella piensa que deberían conservarla.

martes, octubre 04, 2011

Invierno 2008.

Claudio vino a casa con su colección de autos miniatura. Sobre la cama del cuarto de huéspedes los colocó y me estuvo explicando de unos y otros. De entre sus cosas sacó unos vales para rentar películas, algunos tan viejos de 1998, pero dos de ellos eran de 2002 y le digo que esos son los que deberíamos de tratar y ver si aún nos los hacen buenos, sólo han pasado seis años y además ahora somos amigos de quenes atienden ese negocio, quien quita.
Voy al correo a ver si hay cosas para mí y en los apartados (que más bien son cajas de cartón abiertas en el suelo para que cualquiera pueda revisar) están las cosas que se han ido acumulando. Como Villavilla recibo un paquete y hay otro sobre con muchísimas cosas dentro, a nombre de Pablo algo, y que también es mío. Los tomo y cuando estoy por salir, me encuentro con un sacerdote conocido, quien trae unos lentes con un puerto usb al lado derecho y me pregunta que para qué sirve ese hoyito. Ahí se puede conectar a una computadora o algo, aunque no le veo mucha razón a traerlo en los lentes. Ahora me doy cuenta de qu etambién tiene un botón, como si fuera radio y le explico que quizás sea para escuchar música. 
Regreso a casa y Claudio ya no está, así que retiro mis cosas de miniatura, una motocicletita, avioncitos y demás, para que en la ''confusión'' no se los vaya a llevar, porque sé que a él siempre le han gustado. Salgo afuera a ver si olvidó algo en el patio y entre la nieve hay una figurita suya, clavada cerca de algo como una pequeña lápida y la tomo, también trató de abrillantar unas como velas o tubos cromados, que aún tienen el polvo blanco del limpiador esperando un trapo que los frote, etc. En eso llega y me dgo que estoy recogiendo sus cosas, para que no se le vayan a olvidar...

lunes, octubre 03, 2011

En el tren elevado

Corro para alcanzar el tren pero la estación es muy complicada. Debe uno subir y bajar por pasadizos que se descuelgan hasta el suelo, pero que por alguna razón no deben usarse porque no están en servicio. Caminando por la estación veo algunas palomas comiendo del suelo y una de ellas parece estar dormida parada, o dormitando, porque un perro a los pies de su dueña pero cerca de ella, trata de atraparla y la paloma se mueve, andará borracha? Cuando por fin llego con la boletera el tren ya está muy cerca y en lo que discutimos el método de pago, se pasa. Le hacemos señas y gritamos y el tren se detiene, pero en lo que la mujer desliza la tarjeta para cobrarme el tren se aleja de nuevo. Ahora, ya habiendo pagado y todo grito y hago más señas para que se detenga y por fin lo hace. Corro hasta la puerta y abordo.
El conductor es Jamie Foxx y divertido bromea con la gente. Yo me siento del lado de la puerta y en algún punto del recorrido vemos a un hombre queriendo subir, pero trae una cerveza en la mano, y en envase de vidrio, por lo que creo que no debería hacerlo. Le dicen que tire la cerveza, el tren se detiene y sube. Yo saco una galleta grande como de chocolate, tipo mamut, y viene Foxx y me muerde mi galleta, ahora qué llevaré a mi casa?
Y viendo lo feliz que es en este trabajo me pregunto a que horas filma sus películas?


En esta casa habrá un evento y yo estoy limpiando y organizando los muebles en la salita donde tras dos sillones hay dos columnas donde irán colocadas unas figuritas. Primero consigo unas que tienen pelo, como las muñecas, pero alguien me dice que no se ven bien, porque no van de acuerdo con la altura de la situación y tienen razón, fijándome por abajo veo que han sido fabricadas en Corea. Busco entonces otras figuras menos chafas u voy a una habitación donde hay muchas en un estante, pero ninguna se ve que sea de lladró o algo similar, por lo que opto por la de un vagabundo llorando y otro perrito creo...

domingo, octubre 02, 2011

Espejos o cristales

En casa de Carl y margaux ayudo a hacer algunas cosas, pero cuando me piden limpiar los vidrios o espejos que son enormes me da miedo no poder hacerlo bien. 
Por alguna razón pienso o traigo conmigo mi joyería.

sábado, octubre 01, 2011

Navidad a la alemana

Recorro un mercadito o pulga y no sé ni lo que busco, pero me gusta mirar. Ahí hay un señor que me muestra su invento. Un aparato que hace no se que, pero lo veo muy entusiasmado.
Debo ayudar a Michael Greszus a decorar 12 árboles navideños enormes que estarán colocados en la calle, de cuatro en cuatro y de tamaño más pequeño en las dos orillas hasta culminar con los más grandes al centro. Yo no sé si sean necesarias mis joyas, pero ahí las traigo por si acaso. Más tarde, cuando tratamos de colocarlos, son tan grandes que no se detienen y no sé como vamos a terminar a tiempo con la decoración, sobre todo con la de los 4 del centro, que se están deshaciendo donde van las pegazones.