jueves, abril 21, 2011

Cuquita 2011

Hemos ido a vernos con Cuquita a un lugar donde podemos usar el chat internet y comer algo. A ella, a su edad, le ha empezado a interesar el asunto de la cibernética y nosotros queríamos verla. Mi mamá va conmigo y una vez en el restaurante vemos que Cuquita, que en cierta forma nos recuerda a tía Laura, no parece para nada la mujer de edad avanzada que debería ser. Trae un trajecito negro holgado de una sola pieza, manga larga, pero con una parte de encaje transparente, negro también y por más que le busco no se ve si trae o no ropa interior. Si dividimos el traje verticalmente a la mitad, la parte de encaje sería una cuarta parte. Sólo necesita un cinturón y unos zapatos de tacón para completar el look. En el camino hacia este restaurante, pasamos por algunas granjas o lugares desolados donde se aparecía un hombre disfrazado de bestia, con un traje peludo como de oso y asustaba a la gente. Dentro del restaurante pasan una película o quizás sea en vivo, una parodia de Steve Carell o algún otro personaje del Daily Show, lo que me parece muy divertido. 
Les doy un poquito de piña a mis perros y Rusty, uno de ellos, se empieza a sentir mal, espero que no sea nada grave, pero pronto empieza a defecar y el resutado es una diarrea enorme, lo suficiente para que el perrito se componga.
Después, eso que sucedió se lo contamos a Alejandra Guzmán, quien ha llegado a casa a compañada de un muchacho. Se ve muy guapa, ligeramente diferente a la Alejandra artista, como más bonita y natural. Ella no me cree cuando le describo el vestido que traía Cuquita, pero ríe y comenta con su mamá o alguien que también está ahí con nosotros.

jueves, abril 14, 2011

La casa se hunde

Anda un perro viejo enorme, blanco, rondando por el vecindario. Cuando voy a cada de la vecina, lo veo salir de ahí y después lo veo entrar en otra casa. Yo voy a ver quien vive ahí pues el perro puede abrir y cerrar picaportes con el hocico. Entro y trato de atraparlo cerrando las puertas de atrás, pero ningina tiene llave. En eso, veo a un hombre sucio y barbudo hablando con el perro y me pregunto si será David Chandler. Entonces siento que la casa no está bien nivelada, pues se ve inclinada hacia un lado. Trato de advertir a quienes están ahí, pero entonces veo que lo que se hunde es lo que está adentro de la casa, con tapetes y todo, y las personas permanecen, como cuando jalas un mantel y los platos no se caen.

viernes, abril 01, 2011

Inundación canina

Estoy en un lugar con gran patio y grandes rejas. Ramiro (no lo conozco pero después mencionan su nombre) toma la carretera para ir a la playa. En eso veo gente corriendo porque viene una inundación. Nos apresuramos a buscar protección y justo cuando al agua casi nos alcanza se detiene, pero veo que se quiere formar un hoyo o una burbuja justo frente a nuestros ojos. Por la calle encontramos unos escritos que eran de Ramiro y nos preguntamos que habrá sido de él. Nos vamos a un teatro (está a espaldas de una clínica de IMSS) y ahí vemos a María Victoria y a Verónica Castro, entre otras celebridades. En eso, vemos que al agua viene de nuevo fluyendo por pasillos e inundándolo todo. Corremos de nuevo pero no todos logramos salir.
- Mi casa tiene un área elevada y desde allá alguien me pide un cartapacio que contiene DVD y está muy pesado, como la distancia entre la persona que me lo pide y yo es algo grande, se nos cae el cartapacio y me molesto mucho. Más tarde vamos a ver a un actor vestido de superhéroe dentro de una botarga que cuando se quita la máscara veo que es Derek Jarman (?) aunque se parece físicamente a Christian Slater y empezamos a platicar de TICK y otros héroes del tipo. Con otas persona hablamos de muchas cosas y veo que no le caigo nada mal, pero aunque empiezo a coquetearle, le tiro un besito al aire a otro muchacho que está trás un biombo leyendo o revisando algo en su laptop. Soy muy curioso, les digo y eso molesta a mucha gente, no lo puedo evitar.
Cuando saco a mis perros a pasear, veo que huelen mucho y me da mala espina. A lo lejos veo un perro negro, y antes de que éste nos vea, corro de regreso a casa, que está como a dos cuadras. Al doblar la esquina veo otros perros y me arriesgo, tratando de que no nos sigan o ataquen. De todas partes salen perros y yo sigo corriendo pero ya no encuentro mi casa. Estoy aterrorizado.