jueves, diciembre 22, 2011

Los aretes

Traigo conmigo a los perros y se me escapa uno de ellos varias veces. Lo atrapo.
El vecino quiere quedarse aquí. Me pregunta si puede y le respondo que sí. Lo que pasa es que los familiares de mi vecina están por llegar y no sé que me dice de su perrito.
Ella usa el vestido o blusa en un color llamativo.
Entonces entro a la ducha y me baño, porque más tarde me toca la lavada de ropa pues todo debe estar limpio.

miércoles, diciembre 21, 2011

De película

Ando donde pronto empezarán a rodar una película y me quiero quedar a ver pero dice Hugo Stiglitz que si em dejan pronto habrá mucha spersonas más pidiendo lo mismo, así que preparo mis maletas y me voy. Las maletas con como seis de diferentes tamaños, de dos en dos, las más pequeñas las puedo cargar sin problemas, pero en las grandes puse los cartapacios de DVds  pesan mucho. Hago malabares para poder cargar con todo y aún así no puedo.
Tomo un atajo por dentro de una iglesia para llegar más rápido a mi casa y al salir, le digo a Bianca Marroquín, oye, y tú por aquí te vienes todos los días a trabajar? Porque es rapidísimo, y dice que en algunas ocasiones. Descubro que me falta una maleta y ahora tendré que regresar por ella, pero no es necesario porque alguien me hizo el favor de traerla por mí.

lunes, diciembre 19, 2011

Angélica y su corazón

Alguien tiene a su bebé muy grave por algo en su corazón. Me piden ayuda y yo sin saber, pero con al afán de ser de utilidad inyecto una sustancia blanca en el corazoncito para que tras un masaje, reaccione pero nada. Ya llevamos un montón de inyecciones. Veo las jeringas desechables que hemos usado y nada. Cuando la madre se ha dado por vencida llega Angélica y ella, quizás porque es enfermera, sabe lo que está haciendo y el bebé vuelve a la vida.
Todos respiramos aliviados, hasta Rocío.
Alguien menciona a Juan Villalobos y al escuchar ese nombre, una mujer, quizás Angelica, pregunta por él. Entonces yo pregunto también, para ver si es el mismo que yo conozco, y les hago la señal con el dedo en la oreja a ver si era uno que decían estaba loquito.
Un niño que me ha visto tomar una moneda de 5 centavos y dejar en su lugar dos monedas de 2 cvs, entra por un túnel del que yo no estaba enterado, que da a una caja o archivero y temo me descubra. Si cierro la puerta quizás se quede dentro.
Me subo al auto y éste empieza a andar hacia atrás y los frenos no responden. Piso el clutch y el freno, o quizás en mi desesperación piso el acelerador, el caso es que no se detiene y sigo hasta que golpeo a otro coche levemente. Grito y hasta abro la puerta para dejarme caer hacia la calle y en eso el coche, automáticamente, gira hacia un lado y entra a un estacionamiento. Se detiene. 
Le explico al propietario el asunto y trata de ayudarme, sale su mujer y juntos vemos las marcas en el pavimento haciendo culebrillas pero alguien dibujó una cabeza en la parte donde se ve que dió vuelta. 
Linares ha cambiado mucho. Esta plaza con tan bellos árboles frondosos no la conocía, y pensar que está tan cerca de mi casa...

domingo, diciembre 18, 2011

Gary y Roy

Me encuentro trabajando de nuevo para Gary y Roy. Veo que algunas cosas en la casa han cambiado, pero sigo adelante

sábado, diciembre 17, 2011

Manuel Cavazos

Recibo la visita de la Mellie y me da mucho gusto. Me cuenta de cosas que ni me imaginaba. Lástima que haya sido tan breve. 

jueves, diciembre 01, 2011

Lo tuyo es puro teatro

Fuí a tramitar un pasaporte haciéndome pasar por alguien que era ingeniero o arquitecto, y aunque me daba miedo porque podían preguntarme cosas que yo no sabía, me aventé. Una vez allí, durante la entrevista, se me nota nervioso y la persona me dice, siento decirle que los Estados Unidos no van a poder disfrutar de su presencia, regrese en otra ocasión.
Salgo de ahí, tratando de volver a mi pueblo antes de que caiga la noche y después de ir al Hotel por mis cosas tomo un tranvía que después es un camión, en donde va Judith Grace parada cerca del chofer. Me acerco a ella y nos ponemos a platicar, pero ella debe bajarse porque tiene que ir a trabajar, y lo hace antes de que el camión entre a una cuadra con el asfalto roto, que no sé si dañe sus llantas, pero al llegar a la siguiente esquina se regresa exactamente por donde veníamos, cosa que no entiendo. Más adelante me encuentro con Juan de Dios y me invita al teatro, que está cerca de ahí. Lo acompaño pero después tengo que irme, porque ya será demasiado noche. En la obra sale Juan Benavides y supuestamente es una obra muy vanguardista y moderna. Nos sentamos y empiezan a proyectar publicidad en el telón. Actores y actrices se preparan y Judith Grace, con otras dos mujeres idénticas a ella corren en el escenario buscando su lugar, pero tienen el cuerpo muy obeso para andar desnudas. Una de ellas trae traje de baño trasparente para simular andar sin ropa. Entonces una de las tres corre hacia el público diciendo que necesita ir a su casa porque dejó la puerta del patio abierta, donde está su alberca, y tiene qeu ir a cerrarla. Yo le digo que si quiere yo voy que qué tan lejos está, como a cuatro o cinco cuadras? Y ella dice que no, que a dos, que desde aquí se puede ver. O sea que por eso se bajó del camión por aquí cerca...
Cuando suena la música aparecen en la pantalla 3 mujeres y al ver hacia los asientos de la izquierda, vemos a las mismas 3 actrices cantando en vivo, o simulando, una de ellas me recuerda a la gorda Salomón.
Cuando la  obra da inicio, aparece una cama en la pared, y como 7 actores parados simulando que están acostados, se forman tres parejas y en el extramo derecho, donde está Benavides, besando a su pareja, empiezan a tener relaciones sexuales explícitas y todo el mundo empieza a murmurar y a decir cosas. Yo me imagino que eso era a lo que se referían como vanguardista y moderna, por los efectos de cine y el sexo. Se me desaparece Juan y me salgo a buscarlo, pero no está, cuando regreso, busco otro asiento más cerca, al lado izquierdo y después de sentarme, veo enla fila de adelante a Antonio Ovalle. Como tengo mucho de no verlo, cambio de lugar para platicar con él.

martes, noviembre 29, 2011

Un día con Lucía

Es de madrugada cuando voy a casa de la vecina a traerme algo que es mío, pero no contaba con que tenía perro en la puerta. A pesar de que la bodeguita es únicamente un estante, no tomo nada y regreso. 
Saliendo de allí veo que alguien ha desparramado muchos libros en el suelo, no sé si es mi casa o la de la vecina, pero al salir a la calle me encuentro con Lucía Méndez, acompañada por un jovencito de 18 años, parecido a José Elías Moreno Jr. cuando tenía esa edad. Ella me pide que los acompañe y nos vamos en su auto. 
Cuando llegamos, dejamos el auto como a una cuadra de distancia y después ya no está. Lucia se molesta bastante porque no quiere, o más bien no puede caminar con esos tacones, pero al fin lo hace. En eso empieza a llover. Corremos de regreso a la casa hasta que se pase el agua y después nos vamos caminando tranquilos hasta llegar a una calle en Linares, que da a mi escuela Mireles, pero que yo no recordaba era tan bella. 
Toda, de un lado y otro tiene edficios bellísimos en art-decó, neverías, Hospitales, todo es estupendo y le digo a Lucía que necesito decirle a más gente acerca de esto, para que vengan a visitarlo. Yo mismo no recordaba haber caminado por aquí cuando era niño...

lunes, noviembre 14, 2011

Cumpleaños número 50

Mi fiesta de cumpleaños número 50 no la puedo hacer en mi casa pues no está en condiciones, pero cómo decirles a los invitados que vayan a otro lugar, sólo dejarles un mapa, pues ya deben estar en camino. Las dos popciones quedan cerca, el mapa debe ser claro para que no se pierdan. Ojalá vaya Pedro Sola.
Voya ver la otra casa y de regreso me encuentro con mi mamá y con Capulina, lo abrazo y pregunto por el estanquillo y la acequia. De entre el montón de gente que me acompañaba 
alguien me pregunta la edad y les digo que se la pregunten a mi mamá y hagan cuentas. Ella se ríe. Le digo que tengo que bañarme y preparar el pastel, no, ya está listo, dice ella.
Por la calle veo a unos muchachos acarreando rollos de DVs y se roban el alambre de una camioneta, pues el conductor llega a su domicilio y los regaña. 
Tengo que bañarme y voy a casa de Lidia, hay mucha gente y la regadera está en la sala y para acabarla, no cierra bien. Cada vez que me descuido, está abierta. La toallita es pequeñísima pero no quiero andar entre sus invitados y me empiezo a bañar. Parece que José necesita el baño también pues lo veo desnudo a lo lejos, ojalá que use el de alguna recámara. Cuando me veo al espejo me veo joven y de buen cuerpo, sin grasa. Me lavo el pelo pero no me enjuago el champú, cosa que noto cuando ya voy por la calle.
Después veo a Olga y Enrique con una venadita que tratan de meter en el auto. Es muy tímida y no quiere entrar si me ve ahí, así es que hago como que ya me voy.
No nos podemos subir los perros y yo hasta que ella ya esté dentro.

sábado, noviembre 12, 2011

Chuy Leal

Llega Jr a casa y lo recibe Vincent. Trae un dinero para mí y viste un traje de baño negro con algo encima. Cuando Vincent me da el dinero, que me envía mama, le digo que no hacía falta que se hubiera molestado, pero no son los 631 que yo necesito sino 330 dlls en dos billetes. Uno de 300 y otro de 30. Ella misma me explica que sí son reales.
Entonces Vincent y yo vemos a Jesus Leal, que de lejos es el mismo que yo conozco, pero ya de cerca es otra persona más joven y con una carita como de caricatura. Cuando se acerca le digo a Vincent, en inglés, que él es Jesús Leal (Jesus of the cove), aunque debí haber dicho ''loyal'' en lugar que ''de la cueva''

jueves, noviembre 10, 2011

Huyendo

Estoy en casa de la Sra Silvia Pinal, trasculcándole algo en su ropero, busco en unos discos LP o algo así de grande, que después ya no pudeo volver a colocar como estaban. Se dará cuenta que alguien anduvo aquí y está a punto de entrar. Huyo.
Por ahí dentro de la casa anda Mauricio Garcés y Enrique Rambal es el detective que me sigue para ver que andaba haciendo yo en esa casa sin permiso. Corro y me meto a un tubo como resbaladero que está entre la tierra, todo polvoso y sin terminar. Sé que este es el mismo camino que utilicé de venida, pero no sé como subí si esto está de bajada. Caigo en un lote baldío y la calle ahora está super empinada. Para poder subir tengo que irme agarrando de los postes y los árboles. Entonces veo a Maxine Woodside, platicando con alguien (quizás Doña Silvia?) y le dice yo lo único que he compuesto es mi máquina de escribir. No sé si hablaban de música. Llego a mi casa, pero no es la misma que cuando salí de ella.

miércoles, noviembre 09, 2011

Barbies

Cuando hablé con Rebeca por teléfono le dije que por lo común terminábamos de trabajar a las 2:30pm, pero ese día no se presentó  a trabajar. 
Al día siguiente llegó una chica que dijo llamarse Becky y sin preguntarle más se quedó y anduvo trabajando todo el día. Mi jefe me pregunta que quien es, que le pida sus datos y entonces Becky me dice que ella es Rebeca, la que debió haber empezado ayer.
Aclarado el punto, empezamos a preparar todo para cerrar. La decoración incluye pesteles y Barbies, algunas cabezas de peluquería mo, porque no se ven apropiadas, pero dos de ellas sí, una cuyo peinado es de dos partes, o dos chongos  otra. Las Barbies las quiero en ambos extramos, pues son grandes (y en realidad no son Barbies pero se parecen) y tienen un pedestal, sólo que una está algo sucia y hay que lavarla. Como hay unos pasteles q eson grandes y como no hay espacio alguien podría testerearlos y tirar uno al pasar, alguien los corta en entre rebanada que se acomoda y rebanada que se come, uno de los redondos queda incompleto.
Es hora en que todavía no nos podemos ir y ya casi son las 2:30, hora aproximada en que dije a Becky que salíamos así que no hay problema, pero ellas como vieron que nos faltaban cosas, decidieron ponerse a hacerse peinados y se quedarn ahí cuando el resto nos fuimos en un auto. Espero que ellas traigan otro.
Tomo algunos papeles y voy a ver a la Sra Daly. La muchacha que está con ella me invita a comer frijoles con plátano que ha congelado y que ahora raspa. Yo no tengo hambre. Le explico lo de la cambiada de casa y dice que ellas ya ni están agusto aquí y que tal vez se vayan. Sale la Sra. Daly con algo en las manos como una maleta. La saludo
Recorro un lugar de donde se sale solamente a través de unas alcantarillas, dos, porque la tercera, aunque yo creo que por ahí cabe una escalera, quizás sea muy pequeña. Necesito que alguien me ayude desde afuera para que cuando yo suba la escalera telescópica, esa persona la sostenga y la saque. Tal vez Vincent pueda ayudarme.
Ese laboratorio, que recorro por abajo y por arriba, empieza a tener más gente y a llegar más. Pronto debo tirarme de panza para que no me vean y en una de esas creo que me han visto. Se supone que allí no había nadie. Veo hombres traajando en algunas áreas a través del cristal.

miércoles, noviembre 02, 2011

Pierdo la vista

No sé que clase de ceguera tengo, pero cuando me veo al espejo, se me ven los ojos como iluminados por dentro. Eso me pone muy triste y cuando unas personas me encuentran en casa dando topes, lloro amargamente en sus brazos. Estoy desconsolado.

martes, noviembre 01, 2011

Mami no está

No sé que problema hay en la ciudad y cuando voy al centro, salgo con cuidado de los elevadores por temor a un francotirador, si me hieren, quiero que alguien me atienda pronto y me lleve a un hospital. Veo un montón de helicópteros luchando en el cielo, creo que han derribado a unos narcos, pero lo que corre después de que la nave cae cerca de nosotros y casi nos lastiman las piernas los fragmentos, son perros.
A mí me dan uno pequeño, muy bonito en color blanco con café y ahora no sé que hacer con él, pues en casa ya tengo dos y no sé si se llevarán bien o no.
De todos modos me lo traigo y empiezo a ofrecerlo a algunas personas que me encuentro, pero ninguna lo acepta. Al fin, otra vecina lo toma y ahora vengo preocupado porque no sé si ellas lo van a tartar bien o sólo lo tomaron para pasar el rato. Yo tampoco habría tenido corazón de dejarlo en la calle...
En casa, mami anda amarrando unos libros con trozos de cable eléctrico y otras correas porque dice queya se va, o que se va a suicidar. Además de eso, tengo problemas porque unos jovencitos negros, que viven ahí cerca, me atacan y hacen señas por las ventanas. Cuando lo cuento, alguien dice que irá a reclamar y yo voy con ella. La familia nos recibe y hace pasar, parece que celebran algo porque más tarde llega un par de muchachos muy cariñosos entre ellos con un pastel. La señora de la casa llama a quien fue conmigo afuera para decirle 'unas palabras' y yo salgo también. Le reclama andar de coqueta con su marido y empieza a golpearla, por lo que intervengo diciéndole que la verdadera razón que estamos aquí es por ss muchachos y en eso llega uno de ellos todo golpeado. Me pregunta su madre que si este es uno de los que me agrede y aunque no lo reconozco, le digo que sí.
Regresamos a casa y mami ya no está. Mamá me llama por teléfono y contrariado le digo que no, que nada está bien porque mami ya se fue, y la pregunto a la mujer que andaba conmigo en el asunto de los muchachos, ella está viendo la televisión recostada en la cama pero sentada en el suelo y dice que sí, que mami ya no está. Temo que se haya llevado uno de los perros pero veo a Rusty, de color café y después veo a Snoopy, muy pequeñito, hecho un ovillo, durmiendo. este asunto me pone muy nervioso.
Cuando acompaño a Irma a su trabajo, entramos y me voy derechito a la oficina de su jefa, estoy nromeando, pues sé que ella debe estar en las ventanillas del frente, pero su jefa me sigue y le digo, es que se parecen. Irma se rié porque su jefa es enorme e imponente.

sábado, octubre 29, 2011

Extraterrestres de fuego

Veo a alguien que debe ser el diablo con cara de Luis Felipe Tovar pues trae su ropa y todo, pero entonces a la distancia veo a unos como aliens o robots de fuego que luchan entre sí.
Pedrito Sola escribe algo y le digo que me ayude a hacer un reporte, pero en la computadora aparece una película donde sale alguien llamado meat11 y otros actores porno. Le digo que entre a fysical love.com, pero él me dice que eso del enesen es muy dificil (será MSN?)

viernes, octubre 28, 2011

Viajes y viejas

Otras dos personas y yo debemos hacer un viaje a México en avión. Preparamos las maletas porque un avión sale a las 6 y otro a las 8. Un contratiempo me obliga a regresar a casa pues no quiero dejar un cono de piloncillo en la banqueta (es enorme como una persona pero delgado como un tubo). Cerca del aeropuerto nos hospedamos y después me encuentro a alguien a quien le comento y él me lleva en su auto, y además em dice que no hay dos salidas, sólo una. Seguramente él es el piloto. Una vez allá, nos piden las maletas para revisión y yo sólo traigo una, con muy pocas cosas. La entrego y ahí veo que hay unas bolsas enormes de esas de basura, transparentes, llenas de calcetines hechos bolita con sus parejas, y otras dos con otras cosas.
En el espejo veo mi cara grasosa y pienso que debo lavármela.
Camino por la calle con los perros y entro a una frutería donde cobran 10 pesos (o quizás dólares) por entrar a ver y si decide uno llevarse algo, al final sólo deja una cooperación de lo que guste en una anforita. También venden comida ya hecha. Veo todo y regreso a casa sin comprar nada pero le digo al dueño que voy a regresar. Afuera, se me suelta el Rusty, quien rompió la cadenita, pero no se va. Amarro la cadena y sigo. Regreso a la frutería, reviso las cosas pero tampoco compro nada  me salgo. Se me suelta Rusty de nuevo y lo cargo, porque hay muchos perros, aunque en esta ocasión ninguno hace nada por acercarse a nosotros. Llego a casa y hay mucha gente. Me da gusto que les guste a todos. Tiene un pasillo y un cuarto a cada lado, el de la derecha es el mío y en el de izquierda está Rodolfo.
Vemos por televisión al nieto de chespirito y es idéntico a él. Le comento a alguien de como sus hijas, se parecen más a la Chilindrina que a él y se rié. Lo cagó, le digo, como también le pasó a Rodolfo, y apunto hacia su cuarto, que es muy parecido a su papá.
Entra un hombre atractivo y de bigote, que es un asesino y temo por la vida de Rodolfo, pero él entra a mi habitación, a donde lo sigo y lo atrpan.
Caminando por la calle veo otra frutería que nunca hab+ia visto. Es que nunca paso por esa calle que leyendo los letreros veo se llama Carolca o algo asi...

jueves, octubre 27, 2011

Metro Hospital

Voy con Vincent enla camioneta por un camino rural y le insisto en que debe dar vuelta en U en distintas ocasiones pero no lo hace. Me deja por allí y promete regresar. Yo corro para ver si veo gente porque está todo muy desolado y oscuro. 
Hay un lugar donde las personas dejan DVDs a la venta, algunos no están físicamente, sino que hay como cupones que los interesados recortan. Por allí veo títulos que acaban de estar en oferta en tiendas y los están revendiendo.
Subo al metro y cuando pasamos por ciertas parrtes el conductor tiene que mover él mismo obstáculos sin bajarse, saca la mano por la puerta entreabierta y los empuja. Yo voy agarrado de un tubo, que está suelto y es como una barra, de esas para hacer hoyos, y cuando veo que no la puedo sostener, me bajo, pues esta es la parada que me corresponde.
Cruzo las vías y del otro lado está el Hospital. Entro y pregunto a las recepcionistas, que están fuera de su escritorio jugando a algo que cómo me doy cuenta cuando la persona a quien busco está o ya salió del Hospital y me dicen que no saben. Me molesto mucho porque no veo ninguna información y quiero saber si la persona aún está internada así que me salgo mostrándoles el dedo y maldiciéndolas, diciéndoles perras. Traigo unos papeles o volantes que me impiden trepar a la cápsula que le llevará a tomar el metro de nuevo dell lugar donde me bajé, que como es terminal, quizás todavía estén allí. Tengo que trepar agarrándome como pueda de unos tubos y unas protuberancias y entonces veo a alguien nomás correr hacia el lado opuesto, y trato de imitarlos. Dicen que la terminal es de color oro y muy bruñida, parece real. 
Debo limpiar unas peceras que al principio tienen pescados y después también ranas. Creo que estan en casa de Los Sullivan, pues limpio y limpio y en eso timbra el teléfono. Parece que regresan antes de lo previsto. El vecino, se ha pasado a jugar en el patio de ellos y anda entre los árboles (por cierto, el pasto está muy grande, regresaré a cortarlo mañana). Tengo de dejar todo impecable. Las peceras, el baño, la escalera, el patio, etc.

miércoles, octubre 26, 2011

Inyección paralizadora

En una reunión, se hacen unos postres con panquecito molido sobre una galleta de canela, adornado con crema batida. Yo me ofrezco para ayudar pero desconfiando que me los coma, me dicen que no gracias. Otras mujeres llevan otros postres distintos. Después, alcanzo a apoderarme de algunos y me los llevo a esconder al baño, y le digo a algunas personas que vayana probarlos. Mientras llevo unos platitos, se me caen al suelo y para mala suerte, o hacen con la crema hacia abajo. Los recojo de todas formas y los llevo a la cocina.
Traigo unos aparatos, seguramente para ver películas, y cuando vemos al cielo, le comento a alguien de que ahora es posible transportar en segundos, mediante computadora, a alguien que desee viajar, tan lejos como ponerlo en órbita. Increíble!
Al salir a la calle, vemos un pequeño dinosaurio o animal extraño dellado de enfrente, corre. Alguien trata de huir con algo y cuando yo quiero evitar ser visto, este hombre se me abalanza y creo que me va a matar,pero lo que hace es salvarme de una inyección letal paralizadora que otro muchacho tenía preparada para mí.
Después, al dar vuelta a la casa y salir de nuevo a la banqueta, veo que ese hombre esta muerto. La jeringa que me dió para defenderme temo me la vaya a enterrar yo mismo y no sé como quitarle la aguja o protegerla, sin que se derrame el líquido.
Llega la policía y una señora de un auto se detiene a decirme que me ha estado llamando todo el tiempo y que nunca respondí. Se me perdió el teléfono, le digo, no se donde está.
Te buscamos entre la 14 y la 16 donde dijiste que ibas a estar. Sí, pero era en otro rumbo, no en ese...

martes, octubre 25, 2011

Problemas

Tengo problemas porque debo instalar un medidor de luz que sobresale demasiado y las puertas metálicas de la caja que tengo son muy chicas y no tienen la profundidad necesaria para evitar que se vea. Por fuera, se pueden ver los cables y son muchísimos, negros y de otros colores desde casi la altura del techo hasta abajo. Todo eso hay que ocultar. 
En familia, alguien se queja del tío Eduardo. Entonces Abel Quiroga, o alguien que parece autoritario sugiere que tía Julia y sus cuatro hijas busquen a donde irse a vvir juntas solas. Alguien, parece Bertha, dice que tía le preguntó si tenía relaciones con su marido y ella le contestó una vez en diez, qué intrusiva es, por lo que le dijo que no se le acercara a besarla porque la llenaba de babas. Cuando todos reían del 'chiste' como en un ''roast'', se veía en una pantalla imágenes de tía julia joven en silencio, pero como si estuviera llorando.
Alguien trae una revista de pasta gruesa de lágrimas risas y amor y cuando la tomo y la abrazo, beso portada y contraportada y le digo a alguien lo querida que es para mí. Los dibujos de Antonio Gutiérrez! Esta está en color pero yo les recuerdo que alguna vez fueron en color sepia, creo que Diana está ahí y meescucha. Hojeando veo una página en sepia y le digo mira, estas eran las que coloreábamos, al fin que esta revista llegaba cada semana y era bien barata, costaba como 10 centavos, a nadie le importaba si le arrancábamos hojas ni nada...
Desde donde vivo veo una mansión enorme que creo pertenece a una familia de argentinos, pero un día, cortando pasto, alguien me hbla y voy, y la parte deatrás de mi barrio ha sido bloquedad por esta construcción que comprende un hotel, y la mansión, pero que dicen no es de argentinos sino de otros con apellido de origen australiano. Para poder caminar por ahí hay que entrar a su propiedad, no hay problema, pero es molesto.
Quiero tener sexo con alguien que vista un leotardo, o uno de esos uniformes de los luchadores grecorromanos, y consigo uno de color verde, pero cuando llego y hago que se lo ponga, me da asco. No le queda igual que a los de la foto.
De una reunión me salgo molesto y me voy caminando todo derecho con una bolsa de naranjas que después son latas de refresco. Hasta allí me alcanza Juan para cizañear no sé que de Angélica y le digo, mira, tú no aguantarías trabajando para ella ni dos días así que mejor no digas nada. Y sigo caminando.

lunes, octubre 24, 2011

Dinero perdido

No sé donde dejé 15,000 pesos que ahora tengo que encontrar.

domingo, octubre 23, 2011

Invitaciones a cenar

Cenamos fuera. Un muchachito acepta mi invitación a volverlo a hacer, siempre y cuando nos acompañe mi prima. Veo allí a Sergio Dávila o a alguien parecido. En la nueva cita Eugenio Derbez nos invita a una audición que hará en inglés. Bromea.
En un colegio vemos a Angel Garasa, José Gálvez y otras personas, vestidos como maestras austeras y vemos quien de todas tiene mejores piernas. 

sábado, octubre 22, 2011

Inundación

Gerardo viene a casa y me dice que debo preveer mejor las cosas, mostrándome una revista con fotos de la inundación en Louisiana. Pero si esa revista la llevé yo a tu casa. Además, estas casas móviles flotan, lo malo sería si se estrella contra algo, porque ahí sí. Entonces, él y yo empezamos a poner cosas en cajas.

viernes, octubre 21, 2011

Sueños de cumpleaños

Me cambio con parientes a un lugar donde ya he vivido antes. Conozco a los dueños y sé que tienen dinero y piensan construir unos supermercados en una de las esquinas. Este departamento está en el segundo piso, tiene amplias ventanas que comunican con los vecinos. Alguien sugiere vender un restirador pero les digo que no es nuestro. Que cuando me cambié a un apartamento del primer piso dejé mis cosas, y que debemos respetar éstas. Cuando llega la hora de dormir no sé si hacerlo en una de las dos camas disponibles, con una muchacha o con un muchacho (parecido a Rockmond Dunbar) que me invita y me lleva a través de toda la casa, donde vemos a muchas personas más en sus habitaciones, hasta llegar a la segunda cama, donde él se acuesta y yo aún no me decido. 
En un restaurante nos ofrecen comida corrida y a la carta. Después de comer voy y lavo una brocha pequeña en la tarja de los platos y dejo el agua grasosa y oscura, me da pena pero no puedo destapar la coladera para que no se den cuenta.
María Medina (mi vecina, no la cantante) puso a trabajar a su hijita de 9 años en una fábrica de servilletas o toallas de papel como LYS pero que empieza con R, cuando viene a decirme, la siguen potros niños, mascotas y hasta gatos. L epregunto si aquel día en que la acompañé a ese lugar fue cuando ella llenó la solicitud.
Quiero donar sangre y voy al hospital pero la chica, parecida a Constance Zimmer, me dice que no puedo, hasta no se que fecha en Noviembre, 3 creo. Con ella se encuentra Juan Gabriel, con su cabello relamido como en la foto del disco del cerro de la silla amarillo y como insisto, les digo que ya una vez doné y que me atendió George Clooney. De todos modos no me aceptan.

jueves, octubre 20, 2011

Sexo ardiente

Estoy jugando tenis con alguien pero se me desaparece la raqueta y quieren que le pegue a la pelota con otra cosa y no puedo. Veo mi raqueta y la tomo. De ahí paso a la cama con un hombre renuente a tener nada conmigo mientras dos personas nos observan. Bajo las sábanas empiezo a desnudar al muchacho (que me recuerda a Joel Garza o a un actor porno que José Juan Saldaña había visto en una revista) y él entre queriendo y no, por fin se deja hacer.
Lo acaricio y beso empezando en la cara, el pecho (es muy velludo de espalda, trasero y piernas también) y bajo hasta el pubis. Su pene, casi inexistente al principio, cobra vida y se pone bastante decente. El sigue retorciéndose, con risitas nerviosas mientras lo volteo para morderle las nalgas. Entonces alguien dice que afuera alguien está lanzando objetos en llamas hacia adentro de la casa del vecino de enfrente. Corro a la ventana a ver y son unos niños, y dentro de la casa, ya alguien tiene el cabello el llamas. Debo llamar a los bomberos antes de que el fuego llegue hasta acá.

lunes, octubre 17, 2011

Tornados

Alguien de casa de Vincent viene por mí. Más tarde, cuando él llega allá se sorprende, pero no sé si es por sorpresa. Afuera, escuchamos la radio pues empieza a lloviznar y el cielo se pone negro. Las nubes oscuras muestran gruesos tubos a la distancia, lo que me hace pensar que son tornados, pero en la radio no dicen nada de ellos. Siento temor por mi casa y por mis perros, que dejé solos. Vincent se queja de que su familia usa todas sus tarjetas y gastan mucho sin su autorización, y me muestra cuentas por 56 dlls, 72 dlls, etc, que dicen gastaron en él, pero él dice que no. Hacia otro lado del cielo, al levantar la vista, veo un globo azul y tierra verde, distingo la forma de américa, méxico, etc. y cuando muevo una palanca, ese globo se mueve. No puede ser la tierra porque nosotros se supone que estamos en ella, y además, esta tiene los nombres de los países y demás con letras negras...

domingo, octubre 16, 2011

Trato de esconderme entre las sábanas cuando alguien me busca, quizás sea tía Concha. 
Hablo con Gerardo como nunca antes. Tenía mucho qué platicarle y alguien que me escuchara.
Hay un viaje de familia al que no puedo ir porque tengo que trabajar. Necesito avena.
A la vecina de Puerto Rico la traigo un camión de tierra para macetas y se la pongo en unas cajas. Cuando ella me pregunta y se la muestro, está toda llena de hoyos y gusanos, hormigas y hasta pequeñas serpientes de jardín. Corro para que no se me suban las hormigas y les digo a los demás que hagan lo mismo. No sé porque pasó eso, parece uno de esos hormigueros en cajas de cristal. 
Camino y veo carteles de una película donde Marlene Dietrich hace de árabe. veo los nombres y todo en árabe, creo que hasta pasan un clip en un apantalla o algo. Quizás sólo escucho la música.
Traíamos Vincent y yo unas cajas por carretera y por el tráfico, se nos van dos. Vincent dice que la de él puede llegar sola pero que la mía tengo que reportarla para que me avisen cuando aparezca. Sólo tengo que llenar una solicitud. Mientras él estaciona su camión de 18 ruedas, reviso que no golpee nada cerca de él. Del frente no parece ser tan grande. Me bajo para los trámites de mi caja. Entro a la oficina del importante industrial y reporto mi problema. ¡Qué curioso! La de él si llega y la mía no, seguramente es por el tamaño. 
En un mercado seguimos a unos vendedores de frutas. Uno de ellos se me hace conocido, joven y guapo, jalando su carretón con repollos, cebollas, peras y demás, pero no recuerdo donde lo he visto. Sigo por el mercado buscando otras cosas y él siempre se me aparece por todas partes. Necesito preparar una sopa de cebolla.
Mientras escribo veo una película donde sale alguien parecido a James Franco o a Ryan Gosling y que trae una pistolita que lanza unos rayos que desaparecen las cosas, o las envían a otro tiempo, la muchacha es como Charlize Theron y se llama Shoi Vollodes. Al final una anciana llama a una niña para entregarle un artefacto, y le dice que al menos su nombre no suena tan ridículo como Bolshoi (Voll-shoi). No recuerdo el nombre de la niña.
En el panfleto del DVD el director explica, en inglés y en español, de la filmación de esa cinta en Chile, y que tuvo que someterse al escrutinio del Gobierno, pues no permiten que nadie mencione a sus héroes ni los vitupere, como Hidalgo, Josefa, etc. Veo los nombres de Della y Giggio, pero no sé quienes son.
Me  pierdo en Alemania cuando visito un Hotel/restaurante a donde tengo acceso y me dan mi número de habitación. Después de pasar por una sala de cine, pasamos todos a distintas áreas con rumbo a las habitaciones. En la sala vemos la actuación de Lola Flores y yo recuerdo tener recortes suyos de periódico en mis diarios, así como dibujos, voy por ellos pero cuando regreso los cuadernos no están completos. No encuentro las fotos y pienso que alguien las cortó, o arrancó las hojas. Regreso a la sala de recepción y ya no me dejan entrar. Busco por otra parte y cuando me dejan ya no encuentro la habitación que tenía antes. Encuentro mis diarios en un cuarto de un Señor ya grande y los tomo. Le explico 
que tengo estos cuadernos de dibujos porque me gusta la acuarela pero más el lápiz de madera. Michael Fiedler quiere una pintura de una de sus fotos, que miro con una lupa para identificar a las demás personas que lo acompañan. Le comento al señor que quizás Michael no se interesa en las 4 personas que están ahí con él. Afuera, me pierdo y buscando de nuevo este lugar del cine y las habitaciones, veo un lugar que dice: se bolean zapatos.
Hasta acá han llegado los hispanos!

viernes, octubre 14, 2011

Corriendo de noche

Es de noche y corro por una calle hacia el sur, mientras evado algunas piedras que caen y abren la calle cerca de mí. Cuando llego a una calle grande que puede ser la de Protasio, doy vuelta a la derecha y sigo, hasta una calle que tiene un letrero verde y que entre otras cosas dice TRINIDAD R MIRELES. Por ahí también veo un cartel en contra del uso de las drogas, y que muestra un dibujo de una persona rodeado de innumerables jeringas y algunas están clavadas en su cuerpo. Bien. Esta calle me llevará hasta la escuela. Sigo corriendo y quiero pasar por la plaza Juárez, veo en alguna parte una pantalla con un comercial de una serie de televisión y dicen 'La sábana' y veo como a una animación de un superhéroe que usa una sábana como capa, en blanco y negro..

jueves, octubre 13, 2011

Reanimators

En casa busco rastrillos y no encuentro. Los que hay tienen como cinco navajas pero no son míos. Se me seca la espuma de afeitar y al final trato con algo muy rudimentario y no me veo bien.
La casa tiene un balcón grande y ahí preparo un documento para Olga laura, de dos páginas, que trato de cortar y pegar como en una computadora, y sólo consigo rayar el papel cuando recorro la punta de la pluma como si fuera el cursor... Ella me muestra lo educados que son sus tres perros, quienes obedecen perfectamente sus órdenes. Le pregunto que si sus otros perros son igual de entendidos, pues sé que tiene más. El documento que le llevé es histórico y trata sobre la Revolución, lo cual me hace útil y me dice que si quiero un reconocimiento. Le digo que no, que sólo una placa en la pared donde diga que nosotros luchamos es suficiente. Su computadora tiene en el monitor un adorno como marco de frutas y calabacitas secas que ella diseñó pero que se caen al suelo. Qué bueno que no pusiste sandías. No le gusta la broma. Me tengo que ir derecho, porque aunque sólo son 3 cuadras hay que tener cuidado y además al viajar podría pasar por Monterrey. Por la calle veo unas cosas que debo esconder como trapos o basura y las escondo debajo de un mantel o algo que las cubre.
Voy en un camión urbano y le pregunto al chofer por una calle. No es Capitán Aguilar, es otra, pero me bajo antes y debo transbordar en Constitución, tres cuadras más adelante. Corro, cruzo la calle y me detengo en la parada. Mi boleto tiene el número 1 escrito a mano.
Llego con la Sra. Sorrells y le ayudo en algo. Uno de sus empleados viene a recogerme cuando se escucha una alarma y se encienden unas luces rojas. Le explico que yo trabajo ahí y me lleva con ella. Le digo que hice 11 cosas, y que me dió 110, quedando a deber 30 dlls. Me da un cheque a nombre de Laura Valdez pero lo rechazo. Tratando de encontrarla antes de irme para que me pague caigo en un pasillo muy resbaloso con jabón, que dos personas, en lugar de trapearlo se la pasan bailando y jugando con los trapeadores. El se parece a Almodóvar cuando traía las patillas blancas y el resto oscuro y ella se parece a Nancy Walker. Muy contrariado por su indolencia, regreso y tras algunas dificultades con algo que creo es un elevador pero que en realidad es una puerta corrediza vertical (tipo cortina) encuentro a la Sra Sorrells en su auto y con su chofer, pero de nuevo no me paga.
Una sra me pide que le recomiende algo para acabar con la hiedra o yerba y le doy el nombre. Ella me entrega un atomizador y con ese trato de acabar con lo que hay en lo que ella regresa. Un niño juega cerca de mí. Hasta una cortina de plástico cubro y después enjuago con una manguera. Cuando ella regresa, trae un tanque de irrigación de esos que funcionan con aire y mi botella ya se acabó, sólo que ahora la cortina son dos piezas de cristal que hay que lavar antes de colocar en su lugar. La Sra. se reúne con sus amigas y escucho que alguien se apellida Alcántara.
Estoy en un cinito donde espío a través de una ranura a hombres masturbándose. Algo de su semen salpica hacia afuera y me cae encima. Vincent llega y cuando me descubre me da pena, pero me limpio y bajo buscando la salida.
Alguien nos secuestra y temo por nuestras vidas. Nos llevan a un laboratorio donde seguramente harán experimentos. Nos indican que debemos salir y yo tomo unos cables o mangueras negras y las jalo con nosotros. Reanimator, con escafandras y todo nos siguen de cerca. En la puerta hay un perrito y lo llevo conmigo, más adelate, cerca de una alcantarilla abierta está un gato. Ayudo al gato a cruzar con bien y después lo hago yo con dificultad. Una muchacha del grupo camina por la orilla y logra pasar sin dificultad. No sé que pasó con los hombres de las escafandras... ya no los veo...

Reanimators

En casa busco rastrillos y no encuentro. Los que hay tienen como cinco navajas pero no son míos. Se me seca la espuma de afeitar y al final trato con algo muy rudimentario y no me veo bien.
La casa tiene un balcón grande y ahí preparo un documento para Olga laura, de dos páginas, que trato de cortar y pegar como en una computadora, y sólo consigo rayar el papel cuando recorro la punta de la pluma como si fuera el cursor... Ella me muestra lo educados que son sus tres perros, quienes obedecen perfectamente sus órdenes. Le pregunto que si sus otros perros son igual de entendidos, pues sé que tiene más. El documento que le llevé es histórico y trata sobre la guerra, lo cual me hace útil y me dice que si quiero un reconocimiento. Le digo que no, que sólo una placa en la pared donde diga que nosotros participamos es suficiente. 
La Sra Sorrells llega a decirme que la sra de la hiedra, su vecina, necesita mi ayuda.
Vincent va al cinito, pero están pasando algo como Reanimator, pues es un tipo tipo Frankenstein con dos gatos que brincan por todos lados...

martes, octubre 11, 2011

Farándula

Vincent dejó la puerta del refrigerador abierta toda la noche y las galletas desperdigadas por toda la mesa, y me preocupa por las cucarachas. 
Me pasé toda la noche con Alejandra Guzmán, porque en mi casa se iba a presentar una obra de teatro y los muchachos estaban ensayando. Yo traigo un disfraz como de Robin Hood pero que se supone es de un personaje tipo Indiana Jones, pero me da pena porque tiene el protector de la entrepierna demasiado pequeño y se me ven las ingles, dentro de la malla color carne, pero me siento vedette. Debo ensayar mis canciones y mi texto. Por alguna razón critico a Silvia Pinal y esperando una reacción más agresiva, Alejandra sól dice: No hay bronca, en el ambiente todo vale, nomás te aguantas! Y sale de la habitación.
Después me reúno con ella en otra habitación y nos sentamos en el suelo a ver tele. Están cantando Miguel Bosé y Rocío Jurado. El se parece mucho a ella, pero con su cabello cortito como en los 80s y ella se parece a Miriam Hernández, la cantante chilena. Le digo a Alejandra de como algunas personas dejan de parecerse cuando se hacen viejas y ella me muestra un disco con la foto de Bosé, está igualito sólo que con arrugas.
Miguel y Rocío cantan sentados en el suelo mirándose fijamente uno al otro mientras la cámara da vueltas en torno a ellos. De pronto, él se acerca mucho a ella y se van poniendo de pié, él se baja un poco la malla y muestra parte del trasero y después se desnuda completamente y se alejan de espaldas del escenario. Ahora sí se parecen a ellos dos. 
A él siempre le ha gustado enseñar su cuerpo, comento, así son ellos, dice Alejandra, seguramente de ahí se fueron a Viña (del mar). Para mi número, voy y coloco un disco en la tornamesa pero tengo que apuntar bien con la aguja para no rayarlo. Después, no puedo decir mi parlamento. Estoy parado ahí con otros dos muchachos pero no puedo hablar...
David Osuna. 
Trato de bajar a pasear a los perros pero la única forma de hacerlo es bajando por el techo y después una escalera hacia el patio,pero los perros no pueden, temo se me resbalen y tampoco podrán bajar por la escalera de madera. hasta yo me resbalo y cuando trato de mantener el equilibrio y me sostendo en las paredes, mis manos se hunden en ellas como si estuvieran húmedas o algo. Necesito colocar una reja en el techo y dejar que los perros anden ahí sin tener que bajar por ninguna parte.
EL TAL POR CUAL es una comedia con Resortes y otra actriz muy guapa como María Antonieta Pons y que en cada escena están en diferentes épocas y edades, pero alfinal se convencen de que a pesar de todo son el uno para el otro, aunque Resortes sea un tal por cual, o un bueno para nada...
En el patio de la casa anda un cocodrilo, y cuando salgo con los perros cuido de no pisar alguno de los pequeños, que parecen lagartijas. El grande, nos sale de repende y muerde a un niño de un dedo. Mi tío Anselmo trata de matarlo y yo le doy de golpes pero el cocodrilo no suelta al niño. Al final no em enteré que pasó con el niño, ni con el cocodrilo.

domingo, octubre 09, 2011

El caldo gordo

Mi abuela y tía Concha preparan un caldo gordo muy sabroso, con unos trozos de carne gruesos y jugosos. Llega más gente de la esperada y Olga Laura corta más carne para echarle, de una tipo costilla, a lo largo, pero yo no sé si se cueza a tiempo cuando el resto del caldo está listo. Nadie podemos irnos y nos ponemos a hacer algo para pasar el tiempo. Yo dibujo a Hércules (rostro) y el ojo de una princesa de Disney colocando un papel grueso sobre el dibujo original de un libro, pero me quedan igualitos, como si los calcara. Busco el libro y ya no lo encuentro. Guardo en una maleta larga vertical, una toalla que me regaló el Sr Greszus y después voy a donde un muchacho le corta el cabello a otro. El primero, se agacha a recoger algo y se le levanta la batita, viéndosele el calzón negro y las piernas blancas muy velludas. Es bajo, blanco y rellenito. Tiene el cabello liso partido al centro y los ojos almendrados, parecido a sobrecargo del CRUCERO DEL AMOR, pero con los ojos más alargados. 
Llueve y la casa empieza a mojarse, tengo dos goteras en mi cuarto y eso me ve a echar a perder el piso. Voy al cuarto de Vincent y lo encuentro en la cama. Le digo lo de las goteras y escucho una risita entre las sábanas. Hay alguien con él. Que bueno, así le pediré que comparta también los gastos de renta y servicios. Regreso a mi cuarto y de pasada tomo unas palanganas y coloco una donde está la gotera más grande y en eso veo que Vincent ya anda en el techo reparando el hoyo. Deja de mojarse como antes.
Camino por la calle Libertad hacia la casa y veo un perro chaparrito a la vuelta de una esquina y como yo traigo el mío me da miedo. Levando algo como un trapeador y entro a la primer casa que encuentro abierta para protegerme pero ahí anda un perro igual al que ví afuera. Salgo y entro a otra casa vacía. Me encierro y veo por la ventana que ahora hay gran cantidad de perros tratando de entrar. Rápidamente busco el teléfono y marco al 911 y la voz en español me dice que ellos no pueden ayudarme. Grito por uno de pos postigos de la puerta pero no em sale la voz. Sigo insistiendo con el del 911 mientras los perros ya han empezado a colarse y veo a uno moviéndose junto al mío que está inerte. No sé si están jugando o mordiéndose, pero me siento desesperado y no puedo detener a los demás que tratan de meterse por el postigo de abajo...

sábado, octubre 08, 2011

Viendo Aparadores

Camino por la calle cuando me alcanza un muchachito todo andrajoso y que hasta parece que se droga. Me dice que ya trabaja y tiene dinero, pero que si cambia y se dan cuenta, se lo pueden robar. Entra a un negocio y yo sigo mi camino. Veo en un aparador un poster con la foto de Ruthie y más adelante unas chicas dark me dicen que les llame. Recuerdo algo y entro a una callecita como privada pero después me regreso y entonces veo, en dos espacios a mi izquierda, empotrados en la pared, uno a cada lado de lo que parece o semeja una puerta, a una chica desnuda tocándose y en el espacio de la derecha a un muchacho que, haciendo lo mismo me ve fijamente. Lo que tienen que hacer para comer!

viernes, octubre 07, 2011

Pues ráscame y cómete mis piojos!

Mi patio trasero tiene mucha basura y decido limpiarlo. Al ir quitando madera y trapos grandes sucios, como sábanas, orinadas y apestosas por el montón de animales que de ahí salen veo a: tres tortugas, gatitos recién nacidos en cajas de madera deshaciéndose, otroa más grandecitos y otros y aadultos, patos, lagartijas, etc. Mientras pongo a los animales en un lugar seguro y donde no me estorben, escucho voces a lo lejos. Las vecinas, usan este patio, del lado de ellas, para conversar sentadas en mecedoras y tomando té. Debo organizar mejor todo esto, con tablas y pedazos grande de madera. Si debo proteger a los animales, no debe haber basura y suciedad. Veo que los patos no tienen donde nadar y pienso hacerles un laguito, pero la jarra que utilizo para juntar agua está rota y se me derrama haciendo más lodo. Uno de los gatos me amenaza mostrándome los dientes y bufando y temo que el perro se le eche encima. Todos estos animales se han reproducido sin control.
Alguien, al parecer una mujer, me pide que llame a Lynn pero cuando éste nunca responde, ni se aparece, me llama Gerardo, para decirme con voz retadora, que él aún puede hacer que sus amigos hagan lo que él les dice. Trato de explicarle que no era asunto mío,pero está molesto...

jueves, octubre 06, 2011

Tribunales

La familia de tío Anselmo me juzga. Todos estamos en el Tribunal y aunque algunos me defienden, o parecen hacerlo, yo no estoy muy convencido, pues creo que es al contrario.
Trato de envenenar a Rusty haciéndolo morder una lata de insecticida que se derrama en su hocico. Después le doy algo de comer o unas galletas y al mismo tiempo que las come, hace del baño, algo revuelto como como granos de elote. Lo scao afuera y veo que la policía busca a un asesino(a) que utiliza palillos largos en sus crímenes. Deben ser como los cerillos de chimenea, sólo que sin la cabeza de fósforo. Me preguntan si el perro está bien y se los muestro alzándolo en el aire, él mete la cola entre sus patas pero creen que está bien y se van.
El nuevo apartamento tiene muchas ventanas pero algunas están rotas, estrelladas. Como tengo tres perros, temo les pase algo o se em salgan y protejo el portón y la puerta. Tengo muchos cuadros o pinturas originales en sus bastidores aún y con una de ellas deseo bloquear el acceso a los perros a cierta área, y Vincent me pregunta si estoy seguro, pues ellos pueden romper y maltratar las cosas sin proponérselo. Cambio las cosas de lugar. Mientras él retira uno de los paneles de vidrio, Janet Jackson, niña, como cuando andaba en Good Times, mete una uña en una de las resquebrajaduras del cristal y se el atora. Si las has tenido más grandes, te las cortamos, le digo. Ahora, con ese hueco ahí, y como no estamos a nivel de la calle, es más peligroso que los perros salten y se caigan.
Afuera, llega la dueña anterior y su hija Chelita, quien me pregunta porqué es tan importante para mí que los perros no se salgan a la calle y le digo, ves todo eso, esas construcciones y hoyos? Algo puede sucederles. Cierro el portón mientras los agarro a los tres del collar. Tengo que ir a trabajar con David y con Gary y Roy, pero no sé si me dé tiempo de hacerlo todo en un día. Al dejarme en la calle, recuerdo que no bloqueé el acceso a los perros y trato de llamarle a Vincent para decirle que regrese a casa inmediatamente en caso de que él tampoco lo haya hecho, pero no tengo celular y no encuentro un lugar de donde poder hablar. Caminando llego a un área muy concurrida, afuera de un Supermercado, pero donde hay casetas de cobro de cuota como las de las carreteras. Ahí veo a un hombre parecido a Salvador Sánchez, desnudo sentado en su auto con la puerta y sus piernas abiertas para que todo mundo le vea. Necesito urgentemente un teléfono.

miércoles, octubre 05, 2011

De película

Al llegar de un viaje, acompañado por otras dos personas y en la estación (de autobuses, supongo), empiezo a organizar mi mochila y a doblar y extender el arnés para colocármela a la espalda. Mientras lo hago, platico con las personas que han ido a recibir a mis cmpañeros.


Caminando por un angosto pasaje en el campo, veo que hay otras personas transitándolo, lo que me inspira confianza. Un hombre, fatigado, recibe ayuda de su asistente, mientras sus dos amigos le urgen a que continúe. El asistente, es alguien a quien ví en una película, ficticia, por supuesto titulada POR MIS PISTOLAS y donde salía Doña Silvia Pinal, Lucha Villa y un gran reparto. Este señor, grande y canoso ahora, era quien había dicho una frase muy recordada (que en el sueño recuerdo pero al escribir esto ya no) que le menciono al hombre y empezamos a platicar del rodaje de esa cinta. Anécdotas vienen a su mente y yo hasta parece que las veo, como cuando un caballo tira a su jinete y después se hace el muerto. Ahora estamos sentados en una especie de barra y conversamos con más gente. En eso veo que mi camisa está abierta y se entrevé mi tórax atlético. Con pena, me la abrocho, aunque otro señor de ahí me dice que no lo haga y con un dedo me toca el esternón. Esta película de la que hablamos fué original, porque no fué ningún refrito de otra con Evangelina Elizondo, verdad? Le digo al hombre de la frase, y que a ver cuando nos vemos, agrego, porque yo cada domingo voy al cine al ciclo de cine mexicano, que precisamente el domingo pasaron... y ahí es donde no recuerdo qué pasaron y alguien de ahí, que ahora parece un autobús o tren con personas sentadas a ambso lados de un pasillo, dice: EL CALVARIO, con Enrique Rambal! Y digo, ándele, esa, pero yo cada domingo voy, ahí nos vemos. Quisiera incluir algo suyo en mi espacio de cine.
Después platico con Doña Silvia, quien indignada, se queja del nuevo dueño de la casa donde se filmó esa película, pues la van a demoler. Ella piensa que deberían conservarla.

martes, octubre 04, 2011

Invierno 2008.

Claudio vino a casa con su colección de autos miniatura. Sobre la cama del cuarto de huéspedes los colocó y me estuvo explicando de unos y otros. De entre sus cosas sacó unos vales para rentar películas, algunos tan viejos de 1998, pero dos de ellos eran de 2002 y le digo que esos son los que deberíamos de tratar y ver si aún nos los hacen buenos, sólo han pasado seis años y además ahora somos amigos de quenes atienden ese negocio, quien quita.
Voy al correo a ver si hay cosas para mí y en los apartados (que más bien son cajas de cartón abiertas en el suelo para que cualquiera pueda revisar) están las cosas que se han ido acumulando. Como Villavilla recibo un paquete y hay otro sobre con muchísimas cosas dentro, a nombre de Pablo algo, y que también es mío. Los tomo y cuando estoy por salir, me encuentro con un sacerdote conocido, quien trae unos lentes con un puerto usb al lado derecho y me pregunta que para qué sirve ese hoyito. Ahí se puede conectar a una computadora o algo, aunque no le veo mucha razón a traerlo en los lentes. Ahora me doy cuenta de qu etambién tiene un botón, como si fuera radio y le explico que quizás sea para escuchar música. 
Regreso a casa y Claudio ya no está, así que retiro mis cosas de miniatura, una motocicletita, avioncitos y demás, para que en la ''confusión'' no se los vaya a llevar, porque sé que a él siempre le han gustado. Salgo afuera a ver si olvidó algo en el patio y entre la nieve hay una figurita suya, clavada cerca de algo como una pequeña lápida y la tomo, también trató de abrillantar unas como velas o tubos cromados, que aún tienen el polvo blanco del limpiador esperando un trapo que los frote, etc. En eso llega y me dgo que estoy recogiendo sus cosas, para que no se le vayan a olvidar...

lunes, octubre 03, 2011

En el tren elevado

Corro para alcanzar el tren pero la estación es muy complicada. Debe uno subir y bajar por pasadizos que se descuelgan hasta el suelo, pero que por alguna razón no deben usarse porque no están en servicio. Caminando por la estación veo algunas palomas comiendo del suelo y una de ellas parece estar dormida parada, o dormitando, porque un perro a los pies de su dueña pero cerca de ella, trata de atraparla y la paloma se mueve, andará borracha? Cuando por fin llego con la boletera el tren ya está muy cerca y en lo que discutimos el método de pago, se pasa. Le hacemos señas y gritamos y el tren se detiene, pero en lo que la mujer desliza la tarjeta para cobrarme el tren se aleja de nuevo. Ahora, ya habiendo pagado y todo grito y hago más señas para que se detenga y por fin lo hace. Corro hasta la puerta y abordo.
El conductor es Jamie Foxx y divertido bromea con la gente. Yo me siento del lado de la puerta y en algún punto del recorrido vemos a un hombre queriendo subir, pero trae una cerveza en la mano, y en envase de vidrio, por lo que creo que no debería hacerlo. Le dicen que tire la cerveza, el tren se detiene y sube. Yo saco una galleta grande como de chocolate, tipo mamut, y viene Foxx y me muerde mi galleta, ahora qué llevaré a mi casa?
Y viendo lo feliz que es en este trabajo me pregunto a que horas filma sus películas?


En esta casa habrá un evento y yo estoy limpiando y organizando los muebles en la salita donde tras dos sillones hay dos columnas donde irán colocadas unas figuritas. Primero consigo unas que tienen pelo, como las muñecas, pero alguien me dice que no se ven bien, porque no van de acuerdo con la altura de la situación y tienen razón, fijándome por abajo veo que han sido fabricadas en Corea. Busco entonces otras figuras menos chafas u voy a una habitación donde hay muchas en un estante, pero ninguna se ve que sea de lladró o algo similar, por lo que opto por la de un vagabundo llorando y otro perrito creo...

domingo, octubre 02, 2011

Espejos o cristales

En casa de Carl y margaux ayudo a hacer algunas cosas, pero cuando me piden limpiar los vidrios o espejos que son enormes me da miedo no poder hacerlo bien. 
Por alguna razón pienso o traigo conmigo mi joyería.

sábado, octubre 01, 2011

Navidad a la alemana

Recorro un mercadito o pulga y no sé ni lo que busco, pero me gusta mirar. Ahí hay un señor que me muestra su invento. Un aparato que hace no se que, pero lo veo muy entusiasmado.
Debo ayudar a Michael Greszus a decorar 12 árboles navideños enormes que estarán colocados en la calle, de cuatro en cuatro y de tamaño más pequeño en las dos orillas hasta culminar con los más grandes al centro. Yo no sé si sean necesarias mis joyas, pero ahí las traigo por si acaso. Más tarde, cuando tratamos de colocarlos, son tan grandes que no se detienen y no sé como vamos a terminar a tiempo con la decoración, sobre todo con la de los 4 del centro, que se están deshaciendo donde van las pegazones.

jueves, septiembre 29, 2011

Edificio oscilante

Tengo que acompañar a mi mamá a un lugar muy especial. Se trata de un edificio que oscila. Tiene 20 pisos, pero cuando uno está en él, y se mueve, el edificio se inclina hacia ese lado a donde uno vaya. Curioso, verdad?
Bueno, pues yo desde afuera lo veo moverse y ya me estoy mareando. Sólo iremos al piso 19, no hará falta llegar hasta arriba, pero una vez dentro no me siento cómodo. Siento como que todo es de gelatina...

lunes, septiembre 26, 2011

Del rancho a la televisión

Yo, que siempre me he quejado de las cosas que se hacen mal y a la carrera en televisión, aparezco en una escena en una telenovela haciendo de sacerdote, con Rafael Inclán, donde le digo: mira hijito, las cosas no son así o asá y al despedirnos le doy un beso en la frente y otroen la mejilla. El Flaco Ibáñez era quien debió haber aparecido ahí y sólo espero que los editores hagan un buen trabajo y no se note la diferencia.
De ahí me voy a un lugar en donde me topo con una mujer que quiere casarse, o quiere algo sospechoso. Cuando me envía por una de sus botas ''que dejó olvidada'' para poder hablar por teléfono sin que yo la escuche, deduzco algo turbio y huyo corriendo. Busco calles por donde ella no pueda seguirme, calles en contra, aunque también sé que yendo en auto ella puede llegar a donde vivo, si es que lo sabe, primero que yo.
Cuando llego me encuentro, en el área de los buzones con Jada, quien me da un morralito y me dice, mira lo que te dejó fulanito (pariente mío), quizás un tío, y entro a casa seguido por sus niños quienes ven cuando desparramo sobre la cama el contenido de la bolsa. Son rollos y algunas monedas sueltas, y juntas harán como unos 2,000 (no sé si dólares o pesos porque las monedas son grandes y doradas, como las de chocolate o chicle). Cuando me entero de su verdadera procedencia (la mujer anterior) las rechazo y es cuando Will Smith me dice que me conviene tomarlas, bla bla... pero entonces ya no se ven como monedas dentro de la bolsa, sino como un liston dorado con las dos orillas rojas.
las monedas de oro que son un liston

domingo, septiembre 25, 2011

El feto de perrito

Mientras disfruto de una tarde apacible en el porche, veo a lolejos venir una sombra que se me hace sea un perro. Conforme se va acercando a la casa me doy cuenta de sí, es un perro pero una vez a mis pies, es un feto y trae un cordón umbilical muy largo y temo se haga daño. Corro a decirle a Vincent y juntos vemos que el feto no esté en malas condiciones.
Tras eso, llegan los padres del perro, con otros perritos o cachorritos y pancartas pidiendo ayuda en contra de nosotros o algo y acompañados por una mujer que debe ser su abogada y se parece mucho a Patricia Reyes Spíndola. Yo qué, si el perro llegó ahí solo...

sábado, septiembre 24, 2011

Tubería averiada

Se rompió la tubería que recolecta agua y se está arruinando la alfombra. Consigo a alguien que me ayude a arreglarlo, pero el es desperfecto es grande y la escalera chica, alguien cae desde allá arriba pero afortunadamente no le pasa nada. El hombre es grande y obeso, por eso me daba miedo pero también quizás eso le ayudó a amortiguar el golpe.
El auto en que viajo tiene unas ranuritas en las puertas, por fuera, para colocar lentes, uno o dos pares. A mí se me caen los míos, cuando llegamos a un lugar como una gasolinera o algo... Bajo también para recuperarlos.
Después, en un mercado, busco unos regalos que no pasen de cierta cantidad y encuentro una muñeca llamada Daisy y que no era la que yo traía. Cro que la que yo traía era otra muñeca llamada Brown y que sólo me dejaban en 1.00 si compraba 6.00 en otra mercancía. Veo una patineta que cuesta 1.00. Todo junto serían 7.00

viernes, septiembre 23, 2011

Lucille Ball

Estoy junto a alguien que me recuerda mucho a Lucy. O quizás sea ella misma viéndome desde donde está y sonriéndome, porque yo ando agazapado buscando algo y cuando levanto la vista s rostro está ahí.

miércoles, septiembre 21, 2011

Jane Lynch de nuevo enfermera

En un Hospital lleno de mujeres y tres hombres, todos hacemos fila para algo, pero llevamos ahí tanto tiempo, que estamos hasta en el suelo sentados y ni hay asientos para todos... cuando llega otra mujer, yo le cedo mi lugar contra la pared para que ella se siente en ese espacio del suelo y yo me salgo a caminar. 
Tras un mostrador alguien ve unas fotos porno. Yo quiero quedarme a ver también pero en eso se nos acerca una enfermera enorme, por su elaborado peinado y que ya está llegando tarde, según escucho. Ella se detiene a explicar la causa y al parecer es el peinado pues se lo toca y hace ademanes alusivos. El cabello es castaño claro y el peinado termina en una especie de cola de caballo larga y abundante, todo muy bien peinado y brillante. Me recuerda mucho a Ana patricia Rojo/Jane Lynch. Su uniforme, que consiste en saquito y pantalón, no trae cofia, sólo una tableta para anotaciones, es de color azul celeste.

martes, septiembre 20, 2011

El perro diminuto

Estoy en un lugar donde ya he estado antes, como si hubiera regresado al pasado. Alberto Jiménez tiene un convertible y cuando salimos de un lugar como una escuela, yo me voy con alguien, creo que era el maestro, de pronto recuerdo algo y regreso. Alberto había olvidado sus lentes en el auto y yo trato de que nadie más los tome. En eso regresa Alerto y le digo de los 8 años que estaré de regreso, por lo que ya sé como van a suceder las cosas, como en Peggy Sue.
En casa de tía Julia trato de acomodarme. Ella o me pide dinero o yo se lo doy voluntariamente, ahora que tengo suficiente, y mientras el resto de la familia nos observa desde el sofá, ella me explica algunas cosas relacionadas con mi estancia ahí.
Al ir pasando por una calle trato de evitar que un perrito pequeño muerda al mío, que aunque es grande, no sabe defenderse. Trato de cerrar una puerta o decirle a la niña que lo haga pero ni puedo cerrar la puerta porque no sé para que lado se cierra y para cual se abre, ni la niña evita que el perrillo venga y le dé al mío dos mordiditas diminutas, pero que como quiera sangran...
Voy por tía Pepa a casa de Lidia y llevo el perro que les he estado cuidando, pero éste, después ya no quiere venirse de nuevo conmigo. Nunca veo a tía Pepa, pues está allá atrás y yo la espero acá, con Laura y demás familiares, donde Laura toma una cámara y un aparato deslizador que vuela para tomar fotos aéreas y la veo como se divierte navegando el cielo, subiendo y bajando en la cosa esa. Y el perro negro enorme acá echado siendo acariciado por los niños...
Hay muchas personas que no conozco y que son de la familia, como una muchacha semidesnuda, con un trajecito de baño diminuto parecida a Kate Hudson que anda ahí con su novio, otros chicos y chicas, etc. 
Más tarde, caminando por la calle llego al lugar donde debería ver a alguien, Laura posiblemente, pero me dicen que fue lastimada y hay personas de la policía tomando huellas y muestras. Yo me acerco para ver si ya van a terminar pero nnca avanzan...

lunes, septiembre 19, 2011

Betty Chambers

BJ Chambers me muestra una vivienda muy pequeña, como esos excusados afuera que se llaman outhouses. No sé si ella me está invitando a vivir ahí o ella misma lo habita. 

domingo, septiembre 18, 2011

Engendro del mal

Carmen Campuzano (con su cara original) actúa en una película donde tiene que estar en cama, tipo LA DAMA DE LAS CAMELIAS, pero de pronto siente algo y empieza a vomitar... Tengo miedo que se ponga más mal y que suspendan este trabajo-
Más adelante, afuera de una Iglesia, esperamos a entrar para ver si alguien nos ayuda contra un ser diabolico que nos tiene aterrados. Delroy Lindo está con nosotros, pero cuando yo atisbo hacia dentro de la Iglesia, veo que el sacerdote está haciendo algo con un bebé y tiene varios perros enormes y horrorosos que deben ser del diablo, con sus ojos brillosos y colmillos relucientes... les digo a los de afuera que tengan cuidado, porque adentro... y saz! Que nos sale el sacerdote o la persona esa haciendo el sacrificio, y cuando abre la puerta vemos a los perror comiéndose entre ellos o comiéndose a alguien, y levantan la vista cuando se dan cuenta de que los estamos viendo. Busco al bebé, o al anciano y está escondido detrás de una puerta...

sábado, septiembre 17, 2011

Regreso a Linares

He sido asignado para regresar a mi pueblo y visitar algunas casas donde corregiremos algo relacionado a los medidores del agua, creo. Debo sacar copias y nos han dado una guía, con hojas reales de tres árboles específicos para que sean esos lugares donde trabajemos. Tengo un acompañante, que no se si es mi supervisor o sólo alguien que verifique mi trabajo. El es bajito, delgado, pero musculoso y parece que sabe de esto más que yo. Quizás ya ha trabajado antes en lo mismo.
Tenemos un mapa pero no encuentro una calle, y al cruzar, veo en su bicicleta a una ex-compañera de escuela de la que no recuerdo el nombre, pero nos reconocemos y nos quedamos viendo uno al otro por varios minutos. Después de cruzar y al cambiar la luz, regreso corriendo antes de que se vaya, a decirle que me llame, ninguno de los dos traemos papel o lápiz, así que le digo me busque en el Centro Cultural Alemán. Ella asiente y creo que sabe dnde queda.
En el camino le digo a mi acompañante que me encontré un par de lentes protectores, algo sucios,pero pueden lavarse. Cuando llegamos a la casa donde nos hospedaremos, veo otras personas, quizás otros trabajadores asignados a otras áreas de la ciudad. En un cuartito donde dormiré, veo ropa y toco una especie de pantimedias negras o algo de licra que debe ser del muchacho este que hace ejercicio, pero no estoy seguro si cada cuartito será para quienes salgan a trabajar juntos o dormiremos con alguien más.
Afuera, en otra habitación, empiezo a escribir una novela enla computadora y dice:
Hoy, siendo el día 11 de (no recuerdo) y estando el día apacible, a mi vecina le han colocado su antena en la ventana (y la veo como en un pequeño monitor asomada en su ventana). Entonces, uno de mis compañeros jala un cable y en el monitor veo que la antena se cae. La vecina debe estar preguntándose porqué la elegí a ella para escribir esta novela, digo. Algunos ríen... Ahora debo corregir el escrito, pero aparece una línea morada o azul entre palabra y palabra, que no sé que significa. De hecho, la pantalla es muy oscura...

viernes, septiembre 16, 2011

En glorioso blanco y negro

Platicando con Don Fernando Soler, le comento de esto, aquello, y de la filmación que se está llevando a cabo en este momento, que no es SE ACABARON LAS MUJERES, ni QUE HOMBRE TAN SIMPATICO, porque poco tiempo después platico con Alejandro Ciangherotti y más tarde con Rubén Rojo y aparentemente todos están trabajando juntos y ninguno de los últimso dos aparece en las películas antes mencionadas (pero bueno, quién entiende la lógica del sueño?). 
Al terminar de conversar con Rojo, salimos de ahí acompañados de otras personas y seguimos en el mismo tema, que sí esta u otra actriz, que si Ligia Escalante (quise decir Delia Magaña) y ellos sólo se ríen.
-pasamos del blanco y negro al color-
Empieza a llover de tal manera, que rápidamente las calles se convierten en ríos y no quiero que se me mojen las cosas que traigo en las manos, mucho menos que me lleve la corriente, así que hago como veo que hacen otras personas, voy a donde está la alcantarilla (larga de una banqueta a otra y de forma diagonal) pues en el lado donde no está cayendo el agua la corriente es menos. Del mismo modo paso varias calles, imaginándome que mi casa estará inundada, pero no, no hay tanta agua. Llego a mi casa en LInares. Mis tías tienen trapos bajo las puertas y ambas están acostadas en sus camas, una a la izquierda del murito y la otra a la derecha. Voltean a verme y dicen algo, pero yo traigo hambre, y tomo una bolsa grande de una silla que está entre sus dos camas. Puede ser papitas o algo de botana.
Desde donde estoy sigo platicando con ellas...

martes, septiembre 13, 2011

La biblioteca

(aquí me falta una parte)
Estoy en la biblioteca y un chico me pide que le ayude a sacar de allí una bolsa ziploc con algunas piedras que parecen alumbre, o de esos cuarzos transparentes de diferentes tamaños. No me atrevo a preguntarle pero cuando lo hago dice que sí, que es coca. Voy y pregunto a una encargada, lo que me piden es una cantidad que no traigo y busco al muchacho para decirle que no se va a poder pero mientras lo hago se me ocurre que en lo que regresamos en dos semanas, que es el tiempo en que podremos conseguir el dinero, podría llevarme una de las piedras, pequeña, escondida en alguna parte. Lo sigo pensando pero hay cámaras cada 30 centímetros, por todas partes y busco un baño. Ahí me desnudo pero no me atrevo, y si suena alguna alarma al salir? Y si me descubren? No vale la pena, al muchacho yo ni lo conozco. Total que decido volver a vestirme pero me salgo del baño y camino hacia unos escritorios. Regreso al baño y busco otra salida más cerca de algun lugar aislado. Me siento junto a una muchacha y empiezo a vestirme. Primero mis calcetines eran ''blancos'' de algodón, pero ahora son cafés de una tela como de toalla, y uno es de un tono café distinto al otro, ligeramente, pero se ve la diferencia. Busco su pareja y me pongo el calcetín correcto. 
Llego a casa y veo que la familia se ha reunido. Busco al muchacho de la coca para decirle que busque otra forma pero cuando lo veo está contando dinero, lo que me hace pensar que él podrá encargarse de sus cosas solo. Salgo de ahí y el padre de familia se ha molestado y salió dando un portazo.
Hay una cantante extranjera parecida a Florinda Meza que no es ella, ni es Anamía, pero canta una canción (primero la ensaya, con música parecida a la de MUÑEQUITA, de César Costa) que dice:
Papisito (en lugar de papacito, debe ser su acento)
dame gasolina
para mi carrito (y después entra el coro de bailarines)
Ella, ya en el espectáculo, va vestida de pantimedia color carne en todo el cuerpo, cabello rubio trenzado con listones dorados y piedras de colores como tipo adorno faraón, y con listones anchos del mismo tipo en el área de senos y pubis. Es alta y delgada, si no fuera por la cara pensaría que es Brigitte Aubé o Rafaella Carrá...

lunes, septiembre 12, 2011

Michael Crichton

Frankie Roble es un asesino en serie que toma fotografías de sus víctimas (personas de bajos recursos, indigentes, indocumentados, etc) antes de deshacerse de sus cuerpos enterrándolas al ras del suelo en lugares públicos. Recibo dos llamada de alguien que habla de parte de la Sra Palomo para que le corte el pasto e ignoro ambas, Cuando paso por ahí cerca miro a un grupo de policías viendo un cuerpo y pienso en el asesino. Espero que no me consideren cómplice. Mami descubre en mi cuarto, debajo del colchón de mi catre, unas revistas y yo rápidamente, antes de que me pregunte algo, me coloco en la boca unas fotografías muy viejas, que parecen haber sido impresas en papel muy delgado, y me las como. Siento que ella ata algunos cabos pero no dice nada porque me quiere. Estoy desesperado.
Al ir paseando con los perros la cadena de Snoopy se rompe pero sigo caminando rumbo a casa. Espero aún esté Vincent allí y sí, se está terminando de arreglar. Quiero que me ayude a localizar al perrito o que se lleva el otro con él. 
Se me aparece el nombre de Michael Crichton pero no sé cual es la relación...

domingo, septiembre 11, 2011

Una rival en Europa

Una mujer está sentada en una banca sin ropa interior. Se le alcanza a ver el exterior de su aparato reproductor.
En casa, hay problemas con una chica que tenía una relación con alguien comprometido y cuando ella decide marcharse, la otra respira aliviada. Me acerco a hablar con ella y le pido su teléfono, pues como tengo conocidos en Europa, quien quita y un día que vaya le llamo y nos vemos. Porque yo voy seguido a Europa. Pero ahora no se que esté pensando la otra chica, que puede considerar enemigos a quienes hablen con su rival.
Arath de la Torre abandona el mundo del canto y mientras platicamos, alguien le hace bajar la cabeza y empieza a cortarle el pelo, de atrás hacia adelante. Yo le acaricio, o le sacudo la parte donde le han cortado y le digo que lo prefiero como actor y comediante, pero que no cantaba mal. De todas formas, si esa es su decisión, bien hecho!

sábado, septiembre 10, 2011

Casa insegura, en mal estado

Estoy solo y escucho ruidos afuera, siento algo de temor y me asomo desde el segundo piso y veo a un grupo de vecinos peleando, unos tirados en la calle y otros arrojándose piedras. Algunas mujeres traen la cabeza cubierta, me imagino que son musulmanas o de la India o algo. Llamo al 911 y me responde una voz de mujer también con acento hindú, y al parecer no me escucha, porque aunque yo hablo, ella sigue diciendo bueno? bueno?
Cuando por fin los grupos se dispersan entro a casa y reviso las puertas y ventanas, en el porche del 2° piso veo unos gatos y cuando los perros también los ven, tratan de romper el mosquitero para salirse. Los detengo y bloqueo las áreas por donde puedan salirse sin darme cuenta.
Más tarde, viendo televisión en el cuarto de Vincent, me muestra su pene y me asombra lo grueso que eso, parece un brazo y está doblado en un ángulo como en forma de ''L''. Curioso, lo tomo y acaricio, deseando poder lamerlo. Y pensar que un dia fue mio, pienso. Después me pongo a revisar de nuevo la casa y le digo que descubrí que está en muy mal estado. Por descuido dejé todas las bañeras con agua y ahora que las he desaguado veo a través de la cáscara de plástico, la madera y la esponja que tenía dentro. Ya no las hacen como antes. Todo esto está podrido. Aún sin agua, las tinas ya no pueden usarse. Vincent viene a decirme que le quite unos animalitos que le recorren el área de su axila y teme le entren a las orejas. Son tres como mosquitas pero de alas afiladas que atrapo fácilmente.
Mientras revisamos, vemos a dos hombres asomándose por la ventana de la cocina y Vincent trata de ahuyentarlos pero ellos van a la puerta y la abren, entonces vemos que esta casa comunica con un pasillo que tiene otras viviendas o tiendas, y además la puerta es muy delgada, como de triplay, y no cierra bien. 
Revisando otras cosas regreso y me topo con uno de los hombres (se parece a Ed Begley Jr) ya dentro de la casa, tomando cosas, pues trae un paquete como de dos cajetillas de cigarros que en realidad son unos videos, y esculca y toma otras cosas. Le digo donde está su amigo, es Nick Nolte? Dice nooo... y entonces lo golpeo contra la pared. El grita: Violencia no! y temo después me acuse de algo así que corro a decirle a Vincent que llame a la policía para que quede hecho el reporte de este hombre dentro de la casa sin autorización. Mientras, tengo al hombre dominado y le tapo la nariz con mis dedos para que no respire ni huya...

viernes, septiembre 09, 2011

Busco trabajo

Estor en un cine y entro a una oficina donde están solicitando personal. Tomo asiento y llega el encargado sonrindo. Me hace algunas preguntas y me extiende una hoja de papel. Heterosexual? Casado? Homosexual. Soltero. Respondo mientras lo veo sonreir, no sé si por cortesía o coquetería. Entonces se excusa para slair a atender otros asuntos y en eso llega otro muchacho que yo había visto salir cuando entré. Se presenta conmiigo y conversamos un poco. Parece que me harán una prueba, junto a todas las demás personas que están cada una en su escritorio y que se trata de moldear algo con plastilina. Corro a casa porque me da sed y cuando regreso pido disculpas (parece qu emi casa queda ahí junto) y me reincorporo al trabajo. Después pasa algo y vuelvo a salir, y cuando regreso, ya no hay nadie ahí, parece que se han cambiado de local y los busco, caminando por un pequeño, muy estrecho pasillito que a la izquierda tiene una reja y a la derecha la pared. Hay basura que seguramente la gente tira por entre las rejas y entre los papeles veo un muñeco del hombre araña o algo así qe quisiera recoger pero que decido hacer después, cuando ya me dirija a casa. Llego al trabajo y ahora la prueba es hacer unas frutas o un racimo de uvas lo más real posible. Tomo mi plastilina, que debo colorear y empiezo a amasar. Me vuelvo a salir y cuando regreso me han guardado la silla y me la da una mujer llamada Julia o Julieta, que dice conocer a Olga, mi prima, hablamos de ella y cuando ella se retira a ocuparse de otras cosas, yo sigo amasando y de repente vuelvo a salir. Llego a casa de Anna Hornak y hablamos de trabajo, no se a que horas voy a ayudarle a ella si consigo el trabajo en la casa de diseño. La invito a que me acompañe a la prueba y cuando regresamos las plastilinas ya tienen color. las uvas serán verdes en un tono pastel aperlado muy bello y casualmente, le he dado el tono exacto, pero quisiera que algunas de mis uvas tuvieran un rubor rojo como las manzanas...

jueves, septiembre 08, 2011

Lavadora

Mi lavadora y secadora están colocadas de una forma muy rara, porque aunque la lavadora se carga por arriba, está sobre la secadora, lo cual me dificulta llenarla de ropa. Son ambas muy livianas también, por lo que puedo bajarlas y subirlas a mi gusto...

miércoles, septiembre 07, 2011

Perro marrano

Esta muy oscuro, y la sangre se me congela cuando escucho tres toquidos en la puerta y no se quien es.
En el cuarto de tía Concha hay una bolsa de plástico grueso transparente llena de cosas y busco algo de comer. Tomo dos bolsitas pequeñas con totopos o chicharrones (dejo una más pesada con chicharrones que quizás sean naturales) y también tomo dos chocolates, uno de los cuales no tiene envoltura y es el que me como primero. La bolsa que me traje trae algunas cucarachas dentro y las mato aplastándolas sin dejarlas salir de la bolsa.
Por la ventana veo que José está usando el automóvil gris plata de llantas anchas de mami y me pregunto si a ella le gustará saber la forma en que José corre carreras y se trepa hasta a las banquetas en él. Cuando ella regrese, le contaré todo, pero debo hacerlo de una forma en que no me vea mal a los ojos de José y quede como un chismoso.
Tengo que matar un marrano para prepararlo y comer. Le doy algunos golpes y cuando creo que está muerto lo coloco en una palangana con especias y aceites y le empiezo a dar vuelta, pero siento que reacciona. Entonces veo que es mi perro Rusty, que está inmóvil pero cuyos reflejos detienen sus patas contra mis manos y cosas así. Me duele, porque no sé si esté muerto o no, o porqué siente o tiene esos reflejos...

martes, septiembre 06, 2011

José Ulises y Juan García

Camino por un área desolada y de pronto me encuentro en un viejo cementerio. Las tumbas al lado del caminito de tierra son discretas y veo que están muy juntitas entre sí. Algunas tiene aparatos reproductores de videos VHS como parte de la decoración, lo cual me hace preguntarme si aún sirven después de haberse mojado cuando lueve, porque me imagino que ha llovido. Será que ahí se ven videos de quienes están enterrados?
Hay otras muy arregladitas con flores y todo... en fin, sigo caminando y veo un libro sobre una mesa situada cerca del camino principal, el que divide el cementerio en dos. Lo tomo. Entre sus páginas hay anexas hojas de una libreta con escritos a mano y me da curiosidad. Empiezo a hojear. Al parecer el dueño se llama (o llamó) José Ulises y hay fotografías suyas. Joven, de bigote, cejas casi juntas, se ve bien. También hay fotos de una mujer a la que él llama ''Juan García'' y en las fotos alguien le está cortando el cabello, después esa otra persona les toma las fotos, pues esa mujer realiza sexo oral a Ulises. Esas imágenes se ven mal, como aquellas viejas revistas PIMIENTA. Sigo leyendo y veo ilustraciones (del libro) donde hay un adolescente recostado en una cama y la secuencia lo muestra en varias etapas de descubrimiento sexual con alguien, pues la mano de otra persona está en su bragueta en una imagen, dentro de la bolsa de su pantalón en otra, insertando el dedo en un hoyito en la costura del muslo, etc, como si trataran de explicar alguna forma de excitar al joven. Para leer lo escrito a mano tengo que acercame a una ventana y encender la luz. Alguien entra al cementerio pero lo ignoro para seguir leyendo. Habla de cine, cambia algunas letras en nombres quizás para evitar problemas pero menciona a Televisa y a alguien de apellido ''Fururúa''. Mientras leo, ahora de pie, veo entrar a tres mujeres hablando algo acerca de si lo shombres son iguales o si no sirven y la última es Diana Bracho, quien apunta todo en una libretita y juntas se van a un aparador (por dentro). Es como si yo estuviera siendo testigo de esa filmacion, y nadie puede verme. Me pregunto cual es el nombre de esa película...

lunes, septiembre 05, 2011

¿Estudias o trabajas?

Estoy sentado preparando un reporte y alguien me dice que está mal hecho, o hacen algo que me molesta y quiero ir a denunciarlos a la dirección, pero el director (o directora) parece saberlo y estar de parte de ellos, por lo que mejor no digo nada.

jueves, septiembre 01, 2011

El viaje y los pasteles

Vamos a hacer un viaje y yo necesito unas cajas para transportar pasteles, de esas de plástico, pero que tengan agarradera. Veré quien tiene alguna que me preste, pero tía Concha no quiere acompañarme, así que camina como una cuadra tras de mí. De vez en cuando volteo y la veo. Yo paso por un porche donde hay varias personas y sigo caminando. Después me encuentro con tres chicas vestidas de negro y con sombreritos ondulados que cantan ''Más te vale'', una que cantó Rocío Dúrcal. Una de ellas se mueve coquetamente y levanta el meñique en un gracioso además al ir cantando y meneándose. Son delgadas y morenas, una de ellas me recuerda a Pina Pellicer. Cuando mi tía por fin me alcanza y puedo platicar con ella, le digo que no he encontrado las cajas, y le pregunto si se fijó en las muchachas, qu eno llevaban nada de maquillaje pero eso sí, mucho rimel y delineador. Entonces las vemos cerca de nosotros, como tirándonos besos. Nosotros seguimos caminando. Ellas están como dentro de uno de los jardines de una plaza y desde ahí nos cantan.