domingo, agosto 18, 1996

Jorge y Hans

Jorge esta acompañado de su amigo Hans.

miércoles, agosto 14, 1996

Fiesta con incendio y animales salvajes sueltos

En una gran fiesta estamos Jesus Leal, Claudio, Jorge y yo. Entre la gente y de pura casualidad me topo con Joaquin Hurtado. Me imagino que tambien debe haber andado alli Abel.
Es algo asi como una celebracion y Jorge lleva algunas petenencias de Brooks o para ser bendecidas o para fortalecer su relacion, no estoy seguro. Yo saco un pequeño recuerdo suyo y le pido que regrese conmigo. Ya no es posible, a pesar de que la idea me gusta, Brooks no se lo merece ( ? ) me responde.
Le robo un beso y le digo cuanto los he extrañado. Se reune con mis amigos y juntos se pierden entre la gente.
Lo sigo pero no lo encuentro, en cambio veo que en esa fiesta hay un zoologico y lso animales andan sueltos. Entro y me topo con una leona juguetona que me chupa un dedo. Estaba muy pesada y me brincaba, queria jugar y que la acariciara.
Me pregunto si no sera peligroso tener animales salvajes sueltos, pero en eso encuentro a Jorge con mis amigos. Jorge trae en el cuello algo como un mapache y el animalito se hace del dos. Todos reimos y el tiene que ir a lavarse.
Entro a otra habitacion a oscuras y algo me araña los pies cuando piso algo como la cola de otro animal. Deberian encender la luz. Huele a quemado y a lo lejos se ven unas llamaradas.
Resulta que la luz se habia ido a causa del incendio. la gente empieza a correr hacia la salida. Mi mama grita: -Fue Junior! Fue Junior, solo el pudo haber sido capaz de hacerlo!
Busco a Jorge pero despierto antes de encontrarlo... ( miercoles 14. agosto. 1996 )

viernes, agosto 09, 1996

Jorge quiere pasear sin mi

Una pareja de amigos nos invitan a cierto lugar y Jorge no quiere ir. Mas tarde acepta porque iba a estar solo por todo un fin de semana, yo habia decidido no ir.

lunes, agosto 05, 1996

Besos de sandía

El ambiente es sofocante y se escucha el salpicar del agua. Estamos Jorge y yo en una de las tarjas del fregadero, la otra esta llena de platos sucios. Hay una especie de pasillo y frente a nosotros hay otro fregadero. En una de esas tarjas esta alguien que nos llama. No se de quien se trata.
Hablamos de buscar trabajo. Salgo de la tarja y me dirijo al refrigerador. Alli hay varias sandias. Una ya se esta deshaciendo y el liquido gotea y escurre hasta formar un charco aguado y pegajoso cerca de la puerta. Llevo algunas rebanadas hasta el fregadero y le doy a Jorge, quien, en cambio me besa profundamente, su beso de sandia me deja la boca humeda y pegajosa.
Entro a la tarja de nuevo
Despierto...