jueves, diciembre 01, 2016

La aplicación

Hay una serie de televisión que ya ví o ya me se el final, aunque le hayan cambiado cosas.

Estoy con Gerardo en un localito vendiendo cosas y llega una muchacha a tratar de dejar ahí un app, que me muestra en un aparatito que supongo es un teléfono. Le digo que el dueño no está y que tiene que regresar en otra ocasión. Dice que este servicio cuesta 140 (me imagino que serán dólares) y yo le comento que su app me recuerda mucho a otros que ya nos han ofrecido con objetivos diferentes y hasta en menos de 100, como el de niños, etc. 
Este es para personas de nuestra edad y voy y le digo a Gerardo, mira, para que le preguntes a la gente si se acuerdan de tal o cual programa de televisión o de señorita cometa y soltamos la carcajada.
Algún problema tuve con Gerardo porque había andado muy serio conmigo y ahora le pido disculpas.
La muchacha me pregunta si el dueño ha pintado los lienzos que tenemos aquí pero le digo que no, que otras personas los han dejado a consignación.

miércoles, noviembre 30, 2016

El laberinto del cine

Estoy perdido en el cine porque es como un laberinto con escalinatas que llevan hacia arriba y otras hacia abajo. Yo se lo que quiero ver pero no encuentro la sala. Mientras bajo veo que una familia trajo a su mascota con sus perritos sin temor a que se caigan, pues no hay protección entre el barandal y el piso al filo de la escalera y los perritos son muy pequeños, como ratones.

Afuera, veo que el transporte urbano no se detiene y subo a una combi con unos conocidos, pero ahí dentro veo gente sospechosa. Esa combi nos lleva a un lugar que parece abandonado u olvidado y después de conversar con algunas personas, alguien ensangrentado me pide una aguja con hilo negro. Como no veo que sea para él, sospecho que le hizo daño a alguien y ya se a quien. 

Busco aguja e hilo pero no encuentro negro, sólo rojo muy poquito y además de lo que batallo para enhebrarla, rápidamente se me desenhebra y ya no puedo usar nada como hilo. Hay un trapo que no se puede deshilar porque tiene como uñas de gato en las orillas.

Veo llegar a Carmen Aristegui y después la busco y no la encuentro. Abro una puerta sin tocar y veo a una mujer a la que llamo Carmen, pero al voltear a verme descubro que no es. Le pido hilo y ella dice que me llevará a donde hay.

martes, noviembre 29, 2016

El parque de diversiones

Mister Fred está vivo. Cuando voy a su casa veo que hay un busto suyo, o quizás algo más como una máscara mortuoria muy real que sobresale de la pared y que de repente empieza a moverse. 
¡Resulta que él lo había planeado todo como una broma!

Me acompañan una mujer y un niño a un parque de atracciones muy grande que tiene otra gran sección en las alturas, a donde se llega en unos elevadores cilíndricos como de madera y que toman bastante tiempo en llegar, por lo que me imagino la altura es mucha. Me pregunto que tan estable será esto, pues allá arriba hay muchas cosas, hasta construcciones y yo tengo que subir hasta la torre más alta y ver el paisaje desde allá.

Hay mucha diversión y hasta promociones, pues las personas pueden casarse, y para eso hay que dejar un anticipo y la huella digital. Hay balnearios, jardines, y hasta una fuente a donde se llega a través del juego de los carros chocones, aunque nos lo prohibieron. Como es muy lejos para ir a dar la vuelta, nos trepamos por donde los carros circulan y cortamos camino hasta los jardines de la fuente, donde las personas recolectan agua en sus vasos para tomar.

Por allí vemos a una muchacha colgando mientras escucha música y temo se caiga al vació, pero después veo que no hay tal, sino que es otra plataforma en un nivel más abajo y yo salto, viendo que en el centro hay un hoyo, no se si accidental o hecho a propósito.

Esto debe costar más que ir a Disneylandia, me imagino.

domingo, noviembre 27, 2016

Las pelucas

Quiero sacar a mis perros a pasear, pero alguien amarró un montón de perros afuera de mi casa, en el porchecito de atrás. Me meto rápidamente, pero uno de ellos trata de entrar, por lo que tengo que sacar su cabeza a la fuerza y cerrar la puerta.
Salgo a ver porqué mis vecinos han hecho eso, pero ellos lo niegan.

Regreso a mi casa, donde mi hermano está con un amigo suyo que me alaba por tener tantos libros. Le explico que los míos personales están en mi recámara, y él dice que esto debe valer una fortuna.
Ese muchacho trae un aparatito y busca donde conectarlo. La mujer que vive conmigo, Alma, tiene una ancheta de esas, pero no se como se usa.

Mi hermano nos muestra una peluca y me pide que busque a la Tarabilla, que es quien tiene cabezas de hielo seco donde guardarlas, así que salgo y me dirijo a su casa.

Cuando llego allá, con ese grupo de mujeres está mi mamá, viendo un video de Rodolfo vestido de mujer con una peluca de color negro y muy bien maquillado, llamando a alguien llamado Valentín. 

De regreso a mi casa veo un accidente de un auto a lo lejos.

sábado, noviembre 26, 2016

Robo

Me encuentro con un grupo de negros que me critican porque decido salir a buscar algunas cosas que cuando las traigo se molestan. Les explico que las tengo que traer y no me dejan. Hay algo en lo que ellos no están de acuerdo.

Yo salgo y recorro alrededor de un edificio guardando en un zurrón las cosas que colecto. Al verme, alguien me acusa de robo y en lo que les demuestro que estas son cosas que yo ya traía, BJ Chambers sale corriendo de su cuarto.

En un lugar con un escritorio muy grande donde estamos muchas personas, mientras alguien distrae a Horacio Villalobos yo extraigo unos papeles que quiero llevarme, papeles que están duplicados o que no serán extrañados, pero si me descubren diré que solo quiero fotocopiarlos. Quiero hacerlo discretamente pero se me caen causando un gran escándalo.

martes, noviembre 22, 2016

Viviendo de altura

Estoy viviendo en Canadá con el hermano de Angelina Jolie y el problema es que uno de mis perros se orina durante la noche y rápidamente trato de llevarlo afuera, pero no hay donde. Lo más lejos que llegamos dentro de la casa es a un lugar en un nivel alto y sin protección y temo podamos caernos. No se que estoy haciendo acá y después llegan Angelina y su marido en un auto con dos frentes y me subo. 
Ellos van en uno de los frentes y cuando veo hacia atrás, hay exactamente lo mismo, volante, pedales, tablero, etc. me pregunto si estos asientos del centro se voltean de acuerdo al frente que se esté usando.
Llego con ellos a un edificio donde viviré y donde me cobran 500 dólares al mes en lugar de 1,500. Ellos tienen aquí un negocio.
Les pregunto a que horas salen ellos a pasear a sus perros para incluirme yo, pues tampoco veo jardines o espacios donde ellos puedan defecar. 
Cuando entramos vemos a un perrito extraño y Rusty salta sobre él tirándole una mordida que resulta se amistosa, pues no le hace daño.
Salgo a la calle y veo que sobre la puerta de la entrada hay una cara en relieve de Chabelo. 
Me encuentro con un amigo y lo invito a conocer mi casa, así como a un compañero de trabajo. Adentro, en el lobby o en alguno de los negocios, vemos a dos personas conocidas más y vamos todos juntos a mi apartamento. Para llegar al de mis vecinos, hay que pasar primero por el mío.

domingo, noviembre 20, 2016

La gorda Carstens

Me trajo el cartero un catálogo o una lista con los nombres de todas las vedettes o travestis que han pasado por un centro nocturno al que soy asiduo, lo que me da mucho gusto, pues ahora por fin podré verificar algunas cosas que tenía en mente.

Por lo pronto le pregunto si aparece aquí el nombre de la gorda Carstens y me dice que no, que posiblemente me haya equivocado, ya que él no recuerda haber visto su puesto en el lugar donde se presentan muchos espectáculos de travestis.

Con el catálogo en la mano, corro a contárselo a Gerardo, mostrándole una foto de alguien llamado Octavio, seguramente al que yo estaba confundiendo con Carlos Carstens (que podría ser en realidad Agustín) y le digo mira, con este cuerpo debió haber hecho a Ana Torroja, y soltamos la carcajada. Octavio, siendo gordo, hacía puros personajes de flacas.

Empieza a llover y le digo a alguien (una mujer) que está conmigo en el pórtico, que aproveche y enjuague un recogedor de basura que está sucio y que lave la bacinica que tiene algo de orines. Es cuestión de sacarla a donde le caiga agua y ya!