sábado, enero 20, 2018

Teódulo

Un muchacho parecido a Teódulo, quizás solamente porque tiene piel morena y ojitos papujados (como el de la imagen), pero es más alto, platica con una muchacha y después viene hacia donde estoy.

Lo invito a un espacio pequeño que está escondido entre un baño y mi casa (tiene dos puertas, o sea que se llega a él desde esas dos partes) y allí me muestra su pene (de muy buen ver, por cierto). Yo sé que tiene un amigo y le pregunto si sería posible que yo estuviera con los dos al mismo tiempo, eso, si acaso entre ellos no hubiera ningún problema. Dice que no. Le pido que vaya y lo traiga, pero él quiere terminar y rápidamente lo hace y termina sin avisarme. Yo espero que pueda hacerlo más de una vez y que no me salga con que ya se va y no regrese.

viernes, enero 19, 2018

Hormigas

Traigo un copete muy alto, estilizado, y mientras admiro mi chongo me coloco un arete largo dorado que espero no llame mucho la atención. Noto que solamente uno de mis ojos tiene maquillaje y con saliva trato de quitármelo, pero termino con los dos ojos manchados de maquillaje.

...
Estoy ayudando a limpiar la casa de Margaux y veo un montón de hormigas en la pared. Cuando se lo digo a ella, Margaux se acerca con Emily y las hormigas ya no están. Al parecer, vienen y se van, pues después las vemos en otra pared, donde han hecho un hoyo muy grande y dejaron abandonado el anterior. La niña y yo tratamos de alimentarlas con azúcar o con fideo cortadito en piezas que ellas puedan acarrear pero ya no están y aparecen en otras partes.

...
Hay unos baños públicos o un lugar donde están los hombres bañándose.

jueves, enero 18, 2018

Organizando y tirando

Estoy acomodando mis cosas en anaqueles que van del piso al techo. Además de lo mío, acomodo las de una señora, que tengo que organizarlas en unas cajas que tiene ella como de celofán, pues yo necesito delimitar lo que sea de cada quien. La parte extrema a la izquierda tiene el fondo de otro color, lo que me facilitaría distinguir qué es lo mío, pero falta un estante y busco un trozo de madera. Alguien me dice que podemos conseguirlo en otra parte.

... 
Afuera anda un tigre y trepo al techo con una agilidad increíble y después, cuando alguien elimina ese riesgo, bajo descolgándome del techo.

...
Ayudo a mi vecina a tirar su basura. Por alguna razón yo tengo su bote y corro hasta su casa cuando veo que ya viene el camión. Afuera, comparto mi número telefónico con otras mujeres para que me llamen cuando haya algún trabajo que yo pueda hacer. Una de ellas declina y no nos da su número, yo trato de escribir lo más claro posible, despacito, para que se entienda mi letra y hasta pongo acento en la "A" de mi nombre, que separo con guiones.

miércoles, enero 17, 2018

Villano de telenovela

Necesito galletas saladas y veo dos pequeños negocios que posiblemente son uno solo, pero que tienen cada uno su propio dependiente, que es un niño de color. Entro al primero (a mi derecha) y pregunto, pero alí no hay, así que me paso al segundo y hago lo mismo. El niño me las muestra y veo que en el paquete hay tanto las que yo quiero como otras galletas dulces. Cuestan como 4 dólares y creo que son muy caras y no se las compro a ninguno de los dos niños. Entonces el primero se burla del otro.

Estoy dentro de la trama de una telenovela brasileña que ya ví y trato de conseguir un sello que certifique algo, pero cuando el muchacho que encuentra el matasellos (que no es ningún escudo sino solamente palabras) ve la foto del villano, un hombre gordo, de lentes y con unas patillas muy largas, decide no ayudarme y le digo que ya verá al final, cuando se descubra que este hombre no es quien él dice ser. 
Después veo al villano pasar por aquí y lo sigo, quizás tratando de ponerlo en evidencia o algo. Unos muchachos suben a lo alto de un edificio y la gente se arremolina para ver porqué, pues podrían lanzarse al vacío o solamente demostrar que no tienen miedo a las alturas.

Esta imagen corresponde al villano Fat Henry Hobson (Rick Davies) de la película SAM WHISKEY, y el de la novela brasileña es parecido a él, sólo que las patillas eran más largas y hacia afuera, como las de la otra imagen.

martes, enero 16, 2018

Dinosaurio al acecho!

Nuestras casas están demasiado cerca unas a otras, así que tengo problemas con los vecinos a mi izquierda y después con los de la derecha porque sus niños andan prendiendo cuetes o luces de bengala dentro de los enchufes de las extensiones eléctricas que cuelgan como tendederos de ropa y temo que hagan un corto y se queme todo el barrio.
Alguien llama a la policía y llega Gary, que quiere llevarme preso por varios años y yo no puedo dejar mi casa. El la ve con desprecio diciendo que no vale nada y me molesta, pues yo no tengo como él, casas de miles de dólares, esto es todo lo que tengo.
Le muestro a mis vecinos y le digo que los malos son ellos, que el marido nunca está y que nunca se responsabilizan de todo lo que sus hijos hacen. Cuando los vemos, el marido no tiene un brazo y creo que le falta media pierna. Yo trato de esconderme para que no me lleven.

...
Estamos en mi casa dos parejas e iremos a bailar. Yo traigo unos zapatos de lona y unos pantalones de color beige. Nos metemos a la tina de baño para teletransportarnos y temo se me mojen más los zapatos, pues ya traen una mancha de agua que espero allá, con las luces y todo, nadie note. Rachel es Verónica y estando allí todos apretados le pregunto porqué su pariente no me ha pagado por el trabajo que hice, pero dice no saber nada. Creo que me acompaña Gary otra vez.

...
Desde mi cama veo la silueta de un dinosaurio de juguete que está sobre un ropero o algo parecido y creo que se mueve, pero son las hojas de una planta que está junto a él las que se mueven.

Después escucho gemir a Rusty y volteo a verlo donde está echado en el suelo pero está dormido, aunque luego voltea a verme.

lunes, enero 15, 2018

Oso engañoso

Están los perros descansando cerca de la puerta, que quiero cerrar pero el pasador está arriba y poner otro abajo sería mucho problema. Pero la puerta, como que se abre un poco de abajo y temo que al empujarla un poco con el hocico Rusty corra hacia afuera.

---
A la casa entra un oso. Pero es amigable y tan inteligente que pronto lo adopto como mascota. Claro que al final resulta ser imitador de uno de los tres chiflados (olvidó ponerse el disfraz) que se hacía pasar por un oso y se infitró en la casa. Cuando creíamos que era un plantígrado, hasta le acomodamos un colchón que estaba en la pared pegado con tachuelas de plástico y que después ya no pudimos volver a colgar y decidimos dejarlo descansando sobre una mesita larga de patas cortas, a manera de sillón. También le mostré algunas imágenes de otros osos de caricatura. Ahora comprendo la razón por la que aprendió tan rápido a ir al baño a orinar (parado).

sábado, enero 13, 2018

Adornos navideños de estambre

Estoy en el super. Llevo el carrito por todos los pasillos y veo mucho cereal en cajas diferentes. Allí mismo hago fila para comprar boletos para una obra de teatro y me encuentro con otras personas que andan en lo mismo. Como alguien compra varios boletos, yo no sé si incluyeron el mío o no, y la muchacha de la ventanilla duda y me hace revisar la bolsa de la camisa, acercándola hacia ella e insertando sus dedos, encontrando algunas lentejuelas y chaquiras. En la obra sale Elpidia Carrillo haciendo de ella misma, o de un personaje de nombre similar (Elmidia Carrillo?) y el dibujo muestra a una mujer latina de cabello liso partido al centro como con trenzas, en una pose muy sensual.
Yo creo que se pagaron tres boletos de más y que esas personas vendrán a la función de mañana. 

Dos muchachos en mi cuarto intentan tener sexo conmigo pero no pueden. Uno sí puede pero no quiere, y el otro quiere pero no puede. Discuten y temo venga Vincent y me mate. Dicho y hecho. Después de estar solo en la oscuridad por un momento, veo una mano con una pistola asomarse por la puerta, y yo, llorando y gritando de terror, estiro una pierna tratando de retirarla. No sé cómo pudo haber conseguido el arma ni porqué lo haga, pero recuerdo que es un ex militar. 

...
Una vecina que no creo conocer me envía una carta en inglés y español, con calificación como si se tratara de un examen, donde me pide que le teja tres santocloses para decorar la entrada de su departamento. Yo no tengo tiempo, pero acepto, y salgo a ver cómo podría quedar, viendo otros adornos de los vecinos. En lo que salgo y entro y subo y bajo por las escaleras, veo un apartamento vacío y varios osos navideños sentados en sillas, como decoración. Uno de ellos hasta mueve el hocico mecánicamente.
Cuando descubro donde vive esta mujer, nos vemos, y ella me explica cómo quiere el trabajo. Yo le hago una muestra con el estambre formando las barbas blancas del anciano y le pregunto si la carita será de plástico o tejida también, con ojitos y todo, y ella me explica. Cuando por fin logro captar su idea, empiezo a trabajar en ello, pues la figura se compone de cabeza y gorrito echado hacia adelante, barcitos y está sosteniendo una lámpara de hojalata que lleva una vela encendida dentro. Pero sólo faltan como 3 días para navidad yo creo que ya ni disfrutará de sus adornos, pues no durarán mucho en su puerta.